Portada / Democracia / Y Alaya y Rus, pareja de hecho

Y Alaya y Rus, pareja de hecho

alaya

 

El juez Rus solicita, mediante auto y requerimiento y con varias semanas de antelación,  a un presunto grupo de delincuentes (PP) que entreguen voluntariamente las pruebas (los discos duros) que les condenarían. ¿Y qué han hecho los presuntos delincuentes? Pues borrar  toda prueba. Aunque a simple vista la noticia es indignante  a mi  particularmente me tranquiliza. Se imaginan al juez pidiendo por favor las pruebas del delito y a los delincuentes entregándolas voluntariamente. Una cosa así confirmaría que no estamos ante un brote aislado sino  frente a una auténtica  epidemia de estupidez. Al menos los supuestos delincuentes  han actuado con racionalidad y han borrado los discos duros, menos mal, queda alguien sensato. Rus en esto  le pasa como Gila que avisaba antes del bombardeo al enemigo, no fuera a haber desgracias.

El juez Rus no hace nada sin pedirle permiso al fiscal, que depende jerárquicamente del gobierno. Ha llegado a preguntarle a  la fiscalía si debe llamar a declarar al presidente del gobierno que ha nombrado a su jefe  (Fiscal General del Estado).El fiscal ha dicho que no lógicamente, otro alivio. El problema de  todo este asunto es que sólo los presuntos delincuentes se  comportan con coherencia y sentido común mientras que los  garantes de la ley actúan como bajo los efectos de drogas muy potentes.

Mientras que Rus con su flequillo romanticón cada día refina más  las cortesías procesales con los presuntos delincuentes en el sur de los ERE, la jueza Alaya hace tiempo que  ha decidido abolir la ley de enjuiciamiento criminal, la constitución y los principios generales del derecho. Los  autos  de  Alaya deberán ser estudiados  en el futuro no sólo en las facultades de derecho sino también en las  de medicina. Ha creado la categoría del imputado sin delito (se imputa a  alguien sin advertir que delitos  ha supuestamente cometido), o el del autoimputado voluntario. Quiere Alaya que Chávez y Griñan se autoimputen en los juzgados para que así puedan saber sin realmente son dignos de ser imputados. De locos y de locas. En lo único que Ayala ha actuado con total coherencia es el sesgo político de su calendario procesal.

El presidente del TC ocultó ante el senado su afiliación política al PP, con el tiempo nos enteramos. Ojala  con el tiempo no descubramos que Rus y Alayao han ocultado ningún carnet  sólo que el sistema de selección de los jueces y las juezas en España deja mucho que desear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *