Portada / Andalucismo / La estrategia del gobierno andaluz

La estrategia del gobierno andaluz

El_grito_andaluzs

 

La estrategia del gobierno andaluz, o lo que es igual de Susana Díaz, tiene dos objetivos:  ( a) Conseguir para el PSOE en un plazo corto de tiempo la mayoría absoluta; y  (b) mantener los servicios básicos  públicos de salud, educación y prestaciones sociales más perentorias como eje esencial  del pacto de hierro con la mayoría social. Todo lo demás está subordinado a esto dos objetivos cuyo orden de prioridad es el mismo que el de  enumeración. Para conseguirlos el gobierno se ha lanzado a una carrera enloquecida de  desregulación y de competencia para atraer inversiones. El mensaje a los “mercados“ es claro: nadie ofrece más  pidiendo menos. Construcción, minería, turismo, impuestos a la baja, subvenciones directas a las empresas, todo a precio de saldo.

Susana Díaz, deja caer un día sí y otro también que nadie puede llegar tan lejos. Los restantes  gobiernos conservadores  autonómicos están limitados  por la oposición social y política de  la izquierda.  Ese riesgo en Andalucía no existe pues es la izquierda quién gobierna. Por eso, y aunque parezca exactamente lo contrario, la presencia de IU en el gobierno es fundamental para el giro derechista del PSOE. Hoy por hoy el PSOE necesita más a IU en el gobierno que IU necesita gobernar. Pero esto parce que los dirigentes de IU no lo saben. La presencia de IU,  de esta forma tan poco crítica y creativa,  garantiza que no habrá límites por la izquierda. Esto convierte a Andalucia en una de las  comunidades donde se puede hacer política neoliberal con más comodidad. Esto no era así  con  el gobierno Griñan pero sí lo es con el gobierno de  Susana,  este cambio da la sensación que IU tampoco lo ha anotado en su agenda-

Susana Díaz quiere, honestamente,  construir un corta fuego entre los servicios básicos y el resto de la política económica  y social. Pero para eso no ha hecho otra cosa que incendiar aún más a todo lo que rodea al bosque. Socialdemócrata moderada en educación y sanidad y “neoliberal  sin freno”  en el resto. Es  la vieja ilusión del socialismo liberal del felipismo, como darles dinero a los pobres sin quitárselo  a los ricos. Gracias  a la trampa mortal del  crédito y  las  burbujas especulativas  en parte  se consiguió. Pero duró poco, sentó las bases (la deuda) para el secuestro del futuro y   hoy ya no  es posible.

¿Realmente son tan ilusos de creer que van a volver los alegres días del ladrillo y la especulación? No lo pienso, sus metas son más modestas. Conseguir  algunos pequeños avance en la creación de empleo y en la captación de inversión privada para así poderse presentar  ante un PP andaluz descabezado y sin rumbo fijo. El PP  por el contrario, no puede oponerse a las políticas de Susana Díaz, porqué es en gran medida su  propia política.  Se imaginan a Zoido enfrentándose  a la apertura de las minas o a la desregulación urbanística.  Sería cuanto menos grotesco. La estrategia del gobierno andaluz le ha roto la cintura al PP en Andalucía. La policía también podría acabar con los atracadores de banco, atracando ellos los bancos. Por eso todos los  gesto van en esa doble dirección; por un lado atraer a  los inversores y por otro a gran parte del electorado que antes voto  al PP. Juró y no prometió en su toma de posesión (cuando fue consejera, diputada y concejal siempre prometió), ha besado la rojigualda en el asunto  de Cataluña, en temas  como el aborto la oposición ha sido de baja intensidad y  es asidua a desfiles y recepciones  reales. Desde que está en SanTelmo ha sufrido una cierta hemiplejia política, el lado izquierdo no se mueve.

Pero el gobierno andaluz desea tanto la mayoría absoluta  aquí como poco confía en la victoria  de la izquierda en Madrid.  Un escenario futuro con un PP en minoría mayoritaria en el gobierno central y un PSOE con mayoría absoluta en Andalucía, catapultaría a Susana Díaz hacia la Moncloa. Estoy convencido, aunque no tengo pruebas sólidas,  que esa hoja de ruta existe. Si miran bien  la estrategia es de largo alcance en cuanto a los objetivos partidarios y personales  y de muy corto alcance en los objetivos políticos. Cálculo  en la estrategia personal  e  improvisación y cortoplacismo  en la estrategia política.

Si esto es así `¿qué pinta  entonces IU en este gobierno?  Tal como está ahora muy poco.  Como recordaba Concha Caballero en un reciente artículo en El País ¿cómo es posible que frente a la voracidad legislativa de  la derecha, el parlamento andaluz no tenga ninguna ley en registro? Susana Díaz le ha cogido la matrícula a IU y está convencida que su capacidad de aguante está muy lejos todavía de estar saturada. ¿Debe pues IU romper el acuerdo de gobierno?  Creo que no. IU tiene fuerzas para imponer cambios y abrir  alternativas de lo contrario no haría sino acelerar un poco la hoja del ruta del PSOE.  Pero IU debe  convertir el gobierno no sólo en un espacio de gestión  sino también de innovación y de confrontación.  Lo poco, que no es  baladí, que ha hecho IU en la acción de gobierno con sello propio  (desahucios, movilidad sostenible, comercio local)  ha demostrado ser lo único que este gobierno puede presentar en su cuenta de resultados  La acción de gobierno de la izquierda  no consiste sólo, ni fundamentalmente,  en distribuir los dineros de otra manera  sino en hacer que la política (la democracia)  se imponga al dinero y lo devuelva a su lugar de origen que es el cuarto de las herramientas y nunca  el cuadro de mandos en que  se encuentra ahora.

Todo esto es complicado, ya lo sé, pero IU  lleva demasiado tiempo instalada en la comodidad de lo simple.   Cuesta creer que una fuerza que se reivindica marxista sea tan poco dialéctica. El cortafuego de Susana no funcionará, aunque a ella sí que puede que le funcione su estrategia personal. Los mercados, a los que se les pone ahora desde San Telmo  la alfombra roja, no se detendrán en las puertas de las escuelas o de los hospitales. Los que vienen a  por las minas. vienen también  a por las pensiones, los ambulatorios o las universidades; son los últimos nichos de plusvalía nueva  que quedan en occidente. Y entonces IU, y todas las izquierdas sociales y políticas,  deberán estar bien situadas para lo que  ha de venir.¡Ofu¡

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con el analisis.
    Lo de la sra Diaz es una estrategia de ambicion personal, va a poner al Psoe (y socios) en una situacion de desconfianza popular (luego se preguntaran por la desafeccion politica de los ciudadanos).

    En otro orden de cosas, por favor corregir esta errata
    “a besado la rojigualda en el asunto de Cataluña” por “ha besado la rojigualda en el asunto de Cataluña”

    Gracias

  2. Me ha parecido interesante su lectura. Hay un error ortográfico “ha besado” y algunos tipográficos. Gracias en cualquier caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *