Portada / Andalucismo / ¿Es posible una fuerza política verde relevante que defienda Andalucía?

¿Es posible una fuerza política verde relevante que defienda Andalucía?

gonzalo_torne_los_mejores_momentos_a14El acontecimiento más relevante desde el punto de vista de la ecología política en España, durante el año político, es la aparición de EQUO.

Aproximadamente a comienzos de julio pasado, el que fuera directo ejecutivo de Greenpace, dio un paso adelante, y afirmó que pretendía contribuir a la construcción de una fuerza política verde relevante en el España.

Los valores medioambientales defendidos durante años por el líder ecologista se han revelado como el verdadero parapeto contra la crisis civilizatoria que vivimos. Ecología y Equidad están en el centro de EQUO. El deterioro medioambiental, el incremento del desempleo y la desigualdad, la crisis política y de la democracia, la ruptura de los vínculos cívicos, son efectos del modelo económico especulativo y depredador que vivimos. Conocíamos a los culpables.salió adelante. También defendimos que la voz de la ecología política en el marco del Estado debía ser EQUO. Respetamos esas posiciones, no solo por coherencia política, si no porque sabemos que es una necesidad imperiosa de la sociedad la creación de una tercera vía política, que represente a la izquierda desde los presupuestos de la ecología política.

Menciono la palabra izquierda con absoluta intención. Hoy la socialdemocracia ha abrazado las posiciones económicas de la derecha, se ha entregado a los mercados y ha olvidado a las personas. El espacio que deja, debe ser ocupado por la izquierda que representa la ecología política; una opción sensata que plantea, de entrada, cuidados paliativos contra el dolor colectivo, pero que crece sobre un fondo de transformación revolucionario del modelo económico.

Esto está ocurriendo ya de forma trascendente en Francia y Alemania, con fuerzas políticas verdes que recogen más del 10% y del 20% de voto respectivamente. Pero también en Colombia o Brasil, donde los partidos verdes se han situado como segunda y tercera fuerza política respectivamente.

Los grandes valores de la izquierda hoy son los de siempre, libertad, igualdad y fraternidad (solidaridad). En Europa se encarnan en la ecología política sobre tres horizontes. El europeísta y cosmopolita; necesitamos más Europa política, más Europa ciudadana y más fuerza en las instituciones con control democrático. El horizonte cooperativo; toda la ciudadanía debe tener los mismos derechos, más federalismo, menos foralismo, menos bilateralismo. Y, por último, la economía verde frente a la economía especulativa; el Nuevo Acuerdo Verde o Green New Deal.

¿Es posible en Andalucía una fuerza política relevante verde?

¿Es posible un andalucismo ecopolítico? Sí.

——————————————————————————–

Las organizaciones políticas con más trayectoria, personas del mundo de la ecología política y algunas organizaciones ecologistas, han percibido desde el principio que apoyar el proyecto EQUO podía ser determinante para la creación de una herramienta de la ecología política con posibilidades de triunfo.

En septiembre de 2010 defendí en Madrid la posición de LVA, y una declaración de apoyo a Equo, con el resto de partidos verdes del Estado

Previamente hay que entender que no nos movemos entre los debates de la primera transición. No está ahora casi todo por construir, no está por construir la arquitectura institucional de Andalucía, lo que está es por reformar a base de bien. Tenemos un modelo en estado degenerativo.

He ahí el asunto de las diputaciones (ya se que es administración de herencia centralista, pero nadie las puso en cuestión con fuerza para desactivarlas cuando pudieron, lease la sucesiva participación del PA en gobiernos andaluces sin cuestionar el modelo. De las posiciones de IU, mejor ni hablar, les va la vida en ellas) que han utilizado todos los partidos de siempre como sustento de sus aparatos y clientelismos políticos.

He ahí la RTVA dependiente del poder político que alimentó lo más rancio. He ahí la trama de empresas públicas en todas sus fórmulas legales, que han desactivado los mecanismos garantistas de una administración pública autonómica de fondo democrático.

He ahí la pérdida de territorialidad de nuestras cajas de ahorro, con la connivencia y al debilidad de Griñanes y ganapanes políticos sin escrúpulos, andaluces, eso sí.

He ahí los ERES. He ahí la corrupción municipal generalizada, ¿cual de los partidos que han tenido representación parlamentaria y peso político en Andalucía se escapa?

He ahí el deterioro de la formación intelectual y política de las voces de los partido tradicionales.

Andalucía luchó en la transición por la igualdad institucional y competencial. Ahí estuvimos.

Ahora no es una cuestión de plantear un fuerza política andalucista en Madrid para contraponer negociaciones bilaterales Euskadi-España y Cataluña-España con el eslogan “para Andalucía además dos huevos duros.” No podemos pedir añadir más bilateralidad a la bilateralidad que tanto daño hace a los vículos pácificos entre los pueblos.

Andalucía debe pedir multilateralidad, esto es, federalismo. Lo otro es caer en la trampa de la derecha (las derechas PP-PNV-CiU a las que también les va). Banderas contra banderas. ¿Quien gana?, el capital, la banca siempre gana. la derecha siempre gana cuando el voto se decide sobre este eje.

En el centro del conflicto político actual debemos poner la lucha contra la desigualdad entre personas, la lucha por la equidad en derechos, la lucha por un modelo fiscal justo con las personas y el medio ambiente. Si se gana ahí la posición, las andaluzas y los andaluces verán como podemos salir de lo que hemos vuelto a ser, un pueblo vilipendiado por el poder central y las identidades nacionalistas vasco-catalanas y españolistas (lease Rajoy, Aguirre, Arenas, ¿alguien cree que las declaraciones de Artur Mas sobre nuestra forma de hablar no han estado calculadas? Están medidas con presición, a CiU le ineteresa que gane el PP y que ellos ganen en Cataluña a costa del eterno chivo expiatorio que es Andalucía).

Otro día hablaremos del senado. ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *