Portada / Democracia / ¿Por qué en la crisis se compra más coches de lujo?

¿Por qué en la crisis se compra más coches de lujo?

coche de lujo

 

Francisco Garrido.03/01/2012.

La venta de coches en España, según las asociaciones automovilísticas de fabricantes (ANFAC) y de vendedores (GANVAM), cayó un 17,7%  en el año 2011 con respecto al 2010. Esta tendencia es continua  a lo largo de la crisis.Por el contrario la venta de vehículos de lujo ha crecido un 83% en relación al año anterior. Estra tendencia tambine es continua pero mucho más al alza.

¿Por qué?¿La crisis no es igual para todos? Bueno no es igual para todos ¿pero tan distinta?.No se trata solo que los artículos de lujo mantengan su nivel de venta  durante la crisis, es que suben espectacularmente con respeto a periodos de crecimiento económico. La primera explicación es que durante los periodos de crisis crecen las desigualdades y las rentas más altas tienen más capacidad  adquisitiva que en periodos de bonanza económica. Y esto ha ocurrido en la crisis española donde el índice de Gini ha subido más de tres puntos desde  el año 2007.  Las grades fortunas españolas han incrementado en un 6% sus beneficios con relación al año 2010.Esta explicación es fácilmente comprobable por medio de series estadísticas. En P36 hemos aportado, en diversos artículos, datos significativos sobre este fenómeno, por otro lado muy cocido en la literatura económica.Pero del hecho de que las desigualdades crezcan no se deduce que los que más renta tienen estén obligados a aumentar sus gastos suntuarios. La teoría de Veblen sobre la clase ociosa y los gastos suntuarios ya anotaba una función de  diferenciación social   y objetivación de la excelencia  y el  éxito económico.

¿Pero por qué aumentar  el gasto suntuario durante la crisis? Apunto una explicación complementaria. En un mercado  en crisis  cargado de incertidumbre y desconfianza; la compra de artículos  de lujo, especialmente  de automóviles,  aporta  una información a los potenciales clientes o inversores  sobre el éxito y la solidez de la empresa o marca del consumidor de productos de lujo. El gasto suntuario en la crisis funciona asi  como  una  inversión en confianza .Se trata de una forma de ipublicidad encubierta.

Este tipo de inversiones  dejan claro la vacuidad  e irracionalidad del mercado capitalista. La volatilidad de este sistema de información , que como dijo Tomas de Mercado se basa en “la estima”; contradice la supuesta formación objetiva de los precios  en el mercado tal como  establece  la macroeconomía neoclásica. Las consecuencias de la aplicación de este sistema , tan banal y volátil,  en la “equidad social” o en las  “cuentas de la tierra” son pavorosamente ilusorias. Nada tiene de extraño que a los estudios de  economía se le pueda cantar  lo que decía el fandango de los estudios eclesiásticos: ”Doce años los curas están estudiando/ seis para que no les engañen / y seis para seguir engañando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *