Portada / Democracia / Algunas notas sobre el comportamiento del electorado catalán
Las elecciones catalanas sugieren algunas consideraciones, más allá de los resultados de cada una de las fuerzas políticas, sobre uno de los problemas estructurales del sistema político español, cual es la baja calidad de la democracia. Una baja calidad que tiene en el bipartidismo una de sus déficit. El nuevo parlamento catalán tendrá siete grupos políticos. Veamos algunos razgos distintivos del comportamineto del electorado catalán que mejora la calidad democrática y el pluralismo

Algunas notas sobre el comportamiento del electorado catalán

cataluña 3

Francisco Garrido.

“Si me quisieras por siempre

infiel te sería;

 no da dos veces

 un mismo perfume la vida”

(Juan Ramón Jiménez) 

Las elecciones  catalanas sugieren algunas consideraciones,  más allá de los resultados de cada una  de las fuerzas políticas, sobre uno de los problemas estructurales del sistema político español, cual es  la baja calidad de la democracia. Una baja calidad que tiene en el bipartidismo una de sus déficit. El nuevo parlamento catalán tendrá siete grupos  políticos. Veamos algunos razgos distintivos  del comportamineto del electorado catalán que mejora la calidad democrática y el pluralismo

  1. Hay  una mayor conexión entre  voto y  gestión de gobernó (o de oposición).No se vota siempre al mismo partido,  haga lo que haga. Esta conexión entre la acción de los partidos y sus resultados electorales  es un mecanismo fundamental de control  ciudadano del gobernó por medio del voto. Lo contrario, “te votare siempre”, envicia al más honesto y diligente de los gobiernos.
  2. Esta valoración discrecional de la  acción de los gobiernos y los partidos  en virtud de lo que hacen  (política) y no   sólo de lo que  supuestamente son (identidad simbólica);  permite cambios de gobierno y de partido y cambios en los gobiernos y en los partidos. Las formaciones políticas muestran  de esta manera una mayor  capacidad de cambio y  de adaptación a los nuevos problemas y  a las nuevas demandas  ciudadanas. Por ejemplo, en Cataluña es el único lugar del Estado español donde  a partir de una antigua fuerza comunista (PSUC) se ha consolidado una opción  rojiverde (ICV)
  3. El electorado distingue, a la hora de votar,  la diversidad  de  los planos  institucionales (Europa, España, Cataluña, ayuntamientos)  demostrando así   que tiene una  imagen  clara de   l a funcionalidad del voto  y de la utilidad social de la pluralidad política. Esto da lugar a parlamentos  y ayuntamientos mucho más dinámicos, con mayor diversidad de  grupos y  a la aparición de nuevas fuerzas políticas   (Ciudadans, SI).
  4. El voto  es más utilitarista que expresionista. Se vota más para obtener determinados resultados que para expresar ideas o sentimientos políticos de adhesión. Tomemos un  ejemplo, aunque  no sea muy agradable,  el número de votos  que ha conseguido los racistas de la  PxC  son un exponente de esta actitud racional. Si existe un porcentaje de ciudadanos que creen que hay que expulsar emigrantes lo racional  es votar a un partido racista  no seguir votando al PSC “porque  uno es socialista de toda la vida”
  5. El electorado catalán  cambia los gobierno y es el capaz de  apoyar fórmulas diversas y condicionadas de gobernabilidad, como lo hizo con el  tripartito en dos legislaturas. Si el actual gobierno ha perdido las elecciones es por su política, no por que  tuviera una composición plural, como ha interpretado Montilla a lo largo de toda la campaña. Este mismo electorado no está anclado en la idea autoritaria de que  los buenos gobiernos son siempres  gobiernos fuertes y monolíticos.  La cultura política  hegemónica de este  electorado no  participa del  totalitarismo cañi, tan español,  del  “o  todos moros o todos cristianos”. Ni comparte esa  moral política falangista, tan poco saludable  como nauseabundamente machista , de ” no cambiar nunca  de chaqueta, ni bajarse jamas  los pantalones” ( se imaginan cual sería el estado sanitario de un partido donde  la gente nunc a se cambia de chaqueta, ni se baja jamas los pantalones). 

Estas cualidades nada nos dicen de las elecciones y decisiones  que se toman en cada momento ,  como darle la mayoría a CIU o aumentar el voto del PP. Ese es  otro asunto que no tiene que ver con las elecciones sino con algo mucho más complejo como es la  producción  de la  “hegemonía social”. Pero no es posible  construir ninguna hegemonía social alternativa si no hay un electorado abierto, dinámico, racional que atienda más razones y consecuencias que a banderas y logotipos.

¿Por qué se da esta desafeccióna al bipartidismo  en Cataluña? Existen factores  que tiene que ver con la cultura política catalana  y que seria aquí muy  largo de resumir y  analizar. Es cierto también que  la ley electoral catalana posibilita mucho más  la pluralidad  que la española o la andaluza, pero esta es l a causa técnica no la política. La pregunta políticamente pertiente es : ¿por qué en Cataluña  hay  una ley electoral de esas carctesticas?. Creo que  el  factor  qmás decisivo es   el peso  de la  “cuestión  nacional catalana”. No tanto por lo que aporta la “identidad nacional catalana” en si , como por lo que excluye. ¿Y qué excluye? La cultura política española heredera  del franquismo y  siempre cargada de autoritarismo uniformizadores. La cuestión nacional abre una brecha en el bipartidismo que daña las consecuencias disciplinizadoras del actual sistema electoral español (igual ocurre en este sentido en el País Vasco). Un sistema  electoral que está diseñado para el estímulo constante del bipartidismo y el castigo de laqctura la cúpula social en Cataluñaa pluralidad. La cuestión nacional  genera una fractura política que  llega incluso a dividir a las clases dirigentes catalanas (CIU, SI y PP,Cd)  pero también a la izquierda (PSC,ICV,ERC).  El juguete de la ley D´Hont  no funciona, o funciona mucho peor,   en estas condiciones con  el marco nacional descompuesto y fracturado. Decía Luhmann que  un sistema  es democrático si  tiene fracturada la cúpula. Pues la  “cuestión nacional” fractura la cúpula social en cataluña. ¿Significa todo esto que la alternativa   al bipartidismo  reside  en  la construcción de marcos nacionales autónomos? No  exactamente, solo  son notas  apresuradas para pensar el presente, seguiremos debatiendo.

4 Comentarios

  1. a1ojala sea cierto pquore nos movemos en un escepticismo politico,ya que soy de las que cree que dejar las riendas de muchisimas cosas en manos de los hombres es todo un riesgo,riesgo que se paga caro, claro,carisimo,en mi casa predominamos mujeres y estamos todas de acuerdo contigo,menos el varon,de la casa, a1que casualidad!,debe de ver a GABINO o a RAJOY como un DIOS TODOPODEROSO,claro el esta bien jubilado y nosotras dando el callo no se sabe hasta cuando,el viviendo como un MAHARAJA y nosotras a aguantar lo que nos echen, igual por TV,radio, prensa,a1MENOS MAL QUE ESTA INTERNET!,UNA GRAN AYUDA E INSTRUMENTO PARA CONECTARSE.

  2. El franquismo veía con muy buenos ojos que inmigrantes andaluces y extremeños fueran a colonizar para el imperio español Catalunya y Euskadi, en una Marcha Verde que duró décadas. Eran gente de bajo nivel cultural y muy manipulables por el nacionalismo español que, teniendo en cuenta que tenían el català perseguido, consiguió en relativamente poco tiempo un cuerpo social reacio a Catalunya en el propio país català. Que obstinadamente se negaba a aprender el català porque hablaban la lengua del imperio, el appañó. Iban formando sus guettos hasta colonizar comarcas catalanas enteras. Estos colonos y buena parte de sus hijos y nietos (esos cientos de miles de holgazanes que llevan décadas sin haber aprendido una palabra en català y siguen siendo hostiles a la cultura catalana, porque otros se dejaron de monsergas y se integraron, y otros se volvieron)son la cantera de voto de los partidos españoles. Son los que en las elecciones estatales sobre todo votan al PSOE (porque afortunadamente en las elecciones nacionales catalanas muchos se quedan en el bar hablando de furbo y no votan a un PSC que según ellos es muy nacionalista)y también al PP. Y hay veces que dan un puñetazo en la mesa porque esto nosepueaguantá y no hay derecho de que se prohiba lespañó en appaña y se atreven a votar a Ciudadanos, a la Rosa Díe o al Anglada. El Partido Andalucista de España (el PAE) quiso usar esa cantera de votos y consiguió creo que 5 diputats catalano-andalusos en un desafío que como nacionalista andaluz no me provoca más que una profunda vergüenza. Qué pretendían los Rojas-Marcos, Uruñuelas, José Acosta y demás individuos? Defender a España, no nos engañemos. Defendían el español en Catalunya, no fuera a ser que a esos catalanes, conquistados por Felipe V y Franco, por la gracia de dios, les diera por defender demasiado su idioma y a “obligar” a los colonos a hablar otro idioma que no fuera el del imperio. Y de ahí, amigos, viene la situación actual. Y por eso, amigo roig i verd, las elecciones estatales ponen a los sobiranistes en el seu lloc. Pero no es el “veritable”. Es el que se ha producido después de décadas de colonización franco (de Francisco)- españolista. Como nacionalistas andaluces nuestro mensaje debe ser claro: una apuesta sin fisuras hacia la integración en els Països Catalans de los inmigrantes andaluces que quieran vivir en ese país. Que no sean precisamente ellos la fuerza de choque del nacionalismo español contra un pueblo que lleva siglos buscando la recuperación de su dignidad y su libertad. Que no sean como aquellos colonos franceses que vivían en Argelia. Que luchen por la libertad de “Argelia”: porque esa libertad será también la nuestra.

  3. Menys ICV-EUIA que es d,esquerres, ecosocialista i federalista i per tant no els has contat ni com a espanyolistes ni com a nacionalistes o sobiranistes. Malgrat lo que tu dius a les eleccions generals els vots tenen altre sentit i pot ser l,esquerra augmente el nombre dels vots i pose a CIU i als sobiranistes en el seu veritable lloc.

  4. andalusí libertario

    Creo que será mejor, mi querido Curro, que lo tratuzcamos al catalán para entenderlo (con datos precisos):

    LA REALITAT EN NÚMEROS:

    Nacionalisme Espanyol:

    Any 2006 : PSC + PP + C’S = 1.112.395 vots 54 Escons
    Any 2010 : PSC + PP + C’S = 1.059.208 vots 49 Escons

    En Resum l’Espanyolisme a perdut 53.187 mil vots i 5 Escons

    Nacionalisme Català:

    Any 2006 : Ciu + ERC = 1.352.111 vots 69 Escons
    Any 2010 : Ciu + ERC + SI + R.Cat = 1.517.240 vots 76 Escons

    En Resum el sobiranisme a guanyat 205.035 mil vots i 7 Escons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *