Portada / Andalucismo / Andalucía es la octava comunidad en asistencia a corridas de toros

Andalucía es la octava comunidad en asistencia a corridas de toros

bombero torero 1

 

Francisco Garrido.

Sólo el 5% de los andaluces ha  asistido, en mas de una ocasión al año, a corridas de toros. Un 8% dice  haber ido una sola  vez. En total  poco mas de un 13% han ido alguna  vez un a un espectáculo taurino en Andalucía  en  el año 2007. Estos datos  provienen de la Encuesta  de  Hábitos Culturales del Ministerio de Cultura español  La asistencia a los toros es inferior a cualquier otro tipo de espectáculo a excepción de la ópera. .¿Donde está la gran demanda?

Un mito  que  esta encuesta derriba  es la consideración  de Andalucía como la comunidad taurina por excelencia. Hasta siete comunidades autónomas tienen un porcentaje más alto de asistencia a las corridas que nuestra comunidad. Andalucía  ocupa el puesto octavo, en este ranking el norte le gana al sur.

Solo el circo  y loa ópera  tienen menos asistencia  que las corridas de toros en  nuestra tierra.  Incluso actividades como  las conferencias,  las mesas redondas (16%) o visitar   botánicos (15%)  gozan más del favor de los andaluces y andaluzas que  la supuesta “fiesta nacional”.

La idea de que las corridas de toros son parte esencial de nuestras fiestas tampoco sale muy bien parada: el 67%  de los andaluces asiste a las ferias y sólo el 13%  va alguna vez a los toros.

El perfil  del asistente andaluz medio  a las corridas de toros es más masculino que femenino, tiene entre 44 y 55 años y vive en municipios menores de 10000 habitantes.

Los datos que revelan la encuesta del Ministerio de Cultura  no hacen sino confirmar lo que cualquiera que tenga ojos en la cara sabe mirado sólo en los círculos de amigas, compañeros y compañeras de trabajo o familiares: la afición a la tauromaquia es  muy minoritaria en España y en Andalucía.

Este bajísimo porcentaje de asistencia hay que contemplarlo dentro de un mercado, como es el taurino,  fuertemente intervenido por las ayudas y subvenciones  públicas que permiten que el coste de las entradas  sea muy inferior (en algunos casos gratis) al coste real del espectáculo. ¿Que porcentaje de andaluces  iría a los toros si las entradas costaran el precio real? ¿Cuanto ganadero y torero se empeñaría en el oficio si tuvieran que rebajar  los beneficios  al precio que esta dispuesto a asumir la escasa y desmotivada demanda?

8 Comentarios

  1. Si usted cree que lo que se le hace al toro en una corrida no es crueldad , ni maltrato ni tortura es que tiene usted mucho mas dañado de lo que creia su sensibilidad empática. No ve, esta es una de las consecuencias . estrictamente humana, de este tipo de fiesta y actividades crueles con los animales: la atrofia de la empatía. Le recomiendo leer algo más que el Cossio y las cronicas taurinas, por ejemplo
    http://www.revneurol.com/sec/resumen.php?id=2009111. Si la lectura no hace efecto hay especialista para este tipo de problemas.Se acabó,no soy un profesional de la psicología y no puedo hacer nada por usted.Lo siento.

  2. Son ustedes, señor Garrido quienes se van por las ramas. La inmensa mayoría del tiempo lo dedican a anunciar la muerte del toreo por falta de afición, a hablar de subvenciones (asunto demagógico, pues no restan lo que reinvierte en la Administración, y además, confunden términos), y por último, a menospreciar a millones de ciudadadanos acunsándoles de todo.

    La pregunta que usted hace tiene trampas. El aficionado NO va a divertirse a una corrida de toros. Tampoco es un espectáculo CRUEL, sí cruento. Y por supuesto, no es TORTURA. Usted no está de acuerdo. Ya lo sé. ¿Qué hacemos?.

    De todas formas. Tienen ustedes muy poca confianza en el ciudadano de a pie y en el pueblo. Estamos en democracia. Hay partidos políticos en contra de los toros. Otros a favor. Y otros que nadan en dos aguas. Y después la libertad o no de acudir a una corrida de toros.

    Posdata: La relación Gallup-Realidad es inversamente proporcional. En teoría conforme ha bajado el interés en los toros, han subido los festejos taurinos. Si cogemos la evolución de festejos por décadas. La 1ª década del siglo xxi, es la más profusa. Curioso. De todas formas, si el 30% (Gallup) o el 37% (Demoscopia) le parece poco. Podriamos comparar con el interes en otros aspectos de la sociedad. Un saludo.

  3. ¿Qué es eso de que la encuesta de Gallup no es desfavorable para la tauromaquia? El 72% no de los españoles quiere saber nada de las corridas. El porcentaje alcanza el 78% si son mujeres las encuestadas. Entre los menores de 35 el 81% no le interesa nada. Entre las mujeres menores de 35 años la cifra se eleva al 90%. Del 37 % que dice que le interesa, solo el 7% le interesa mucho, Este dato concuerda con el 9% de la encuesta de hábitos culturales que dicen haber ido alguna vez en el año a una corrida. La evolución histórica es aún más negativa para los taurinos. Desde 1971 a l 2006 se ha pasado de un 43 % de personas que no tenían ningún interés a un 73%. El nivel más alto de afición se expresa en los mayores de 65 años (43%) pero aún en esa franja de edad son minoritarios Lo he dicho en otras ocasiones, los aficionados a los toros tienen las dos notas características de las “especies en extinción”: son cada vez menos y más viejos .¡ Bendita extinción en este caso¡.
    Lo de la interpretación de la expresión “tener interés” permite interpretaciones sorprendentes. De lo que no cabe duda es de que aquellos que dicen no tener ningún interés no son ni aficionados, ni partidarios de las corridas de toros. ¿Pero cómo interpretar a aquellos que dicen “tener interés” en la tauromaquia?.¿Es ese “interés” indicador de una actitud positiva hacia la fiesta cruel?.Porque veamos si a alguno de nosotros o de nosotras nos preguntan en una encuesta si nos interesa el hambre en el mundo o la violencia; casi todos, por no decir todos, diríamos que si. ¿Se podría en este caso interpretar que por ello apoyamos o estamos de acuerdo con el hambre o la violencia? No, ciertamente, no, Que es lo que diferencia el sentido de la expresión “tener interés”• en una encuesta o en otra. Pues el contexto pragmático donde se produce. El juego de lenguaje donde se inserta un término o expresión determina su uso pragmático y el uso determina, a su vez, el significado. En fin que la semántica se resuelve en la pragmática. Como han podido ver la expresión “ tener interés” no es unívoca sino que necesita ser interpretada
    El asunto de los datos proveniente del número de asistentes a los espectáculos de la fiesta cruel como el indicador más fidedigno del nivel de asistencia es realmente patético y muestra una indigencia argumentativa alarmante. Mire si yo voy a veinte corridas al año, según su sistema de conteo hay veinte espectadores más cuando en realidad es uno y el mismo, La contabilidad de asistencia miden el número de entradas que se han vendido ( o regalado) no el porcentaje de personas que han asistido.
    Pero bueno, veo que siguen ustedes sin responder a la madre de todas las preguntas:¿Es éticamente aceptable divertirse mediante un espectáculo público que implica la muerre cruel y la tortura de un mamífero superior?. No contestan nunca a esa pregunta por que, seguramente, a ustedes mismos les avergüenza la respuesta.

  4. La encuesta de Gallup, no es que no sirva, sino que no se puede reinterpretar a nuestro antojo. Y querer “vender” que el término “no interesar” es lo mismo que “rechazar” u “estar en contra”. La encuesta Gallup no es mala para el mundo taurino. Que el 30% que dice Gallup, o el 37% que dice Demoscopia no son pocas personas. Son millones de ciudadanos, más que cualquier partido político que consiga el poder, aquí en España.
    La inmensa mayoría de la población, puede que no tenga afición, pero convive con normalidad el rito taurino. Si no fuese así, no se podrían celebrar festejos taurinos en más de 5.000 pueblos en España.
    Yo creo, que el dato más fiable es el del nº de festejos realizados, y el nº de espectadores que acuden a ésos festejos. Si lo hiciésemos, nos encontraríamos con la sorpresa de que en el siglo XXI,y en términos absolutos, los festejos taurinos tienen más seguimiento que nunca.

    De todas formas, el argumento de “pocos” o “muchos” aficionados o seguidores es un término relativo. Y además, no es un motivo para abolir los toros.

    En cuánto al lector “Flipante” decirle, que tiene razón, la importancia para la Administración en Adalucía de los toros, no viene, solamente por la cantidad de ciudadanos que acuden a los toros. Sino la importancia que tienen en muchos aspectos de la vida de Andalucía (economía, ecología, cultura, a nivel social…etc,etc). Si los grandes partidos políticos tuviesen datos, de que posicionarse en contra de los toros, le daba votos, pues lo harían. Así de penoso, pero así de real.

    Hablar desde un despacho, y desde una posición cómoda, de abolición, es muy facil. Hacerlo realidad, es mucho más complicado. Un saludo.

  5. La encuesta del Ministerio de Cultura no sirve, las encuesta de ISA Gallup, realizadas durante más de treinta años, tampoco: ¿cómo se mide entonces cual es la demanda real de corridas de toros? Si el grado de asistencia a un espectáculo no es un indicador del grado de afición al mismo que alguien me diga cuál es el indicador válido. Navarra, por ejemplo, tiene un 22% de asistencia, casi diez puntos más que Andalucía. ¡Ya está bien de mitos y de cuentos¡

  6. jaja…Me parece a mi, que el numero de asistentes a una corrida en Andalucía no es el dato definitivo que demuestre que el apoyo a los toros no es tan incondicional…Que yo sepa, la mayoría de las ganaderías, negocios basados en el toreo,toreros y demás se concentran en Andalucía y Extremadura, en el norte de España en general las vacas son más peligrosas que los toros, al menos en el noroeste de la península y el volumen de negocio con este tema pondría la mano en el fuego a que es absurdo en comparación al sur, por un tema de concentración de profesionales u otros …Si nos centramos en otros aspectos más subjetivos pero tangibles como el negocio que genera todo el Merchandising asociado a la fiesta en Andalucía, es evidente que la presencia, la fama y el uso que se hace de la imagen y la cultura del toro es mucho mayor que en el resto de España por mayoría. Lógicamente me faltan esos datos reales de ventas y negocio generado por este motivo, pero a nivel de presencia y a partir de mi propia experiencia, es más que evidente para mi que el mundo del toro esta mucho más aclamado y soportado en el sur que en el norte, independientemente del dato de interés real o la asistencia a las plazas…Con lo cual, a mi parecer, estas cifras cambiarían la perspectiva si se le añadieran otras más relativas. Saludos!

  7. Dios mío, Dios mío, ¿no os dais cuenta que sin disfrutar la tortura del toro o con su sangre derramada sobre el albero, sin deleitarnos con las tocinetas y encandilarnos con la cruz, el flagelo y el cilicio, peligra nuestra identidad racial española?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *