Portada / Andalucismo / Andalucía, ¿por qué el federalismo?

Andalucía, ¿por qué el federalismo?

Mario Ortega / Venimos insistiendo en paralelo 36 en ciertas claves andaluzas de la crisis del capitalismo global, lo cual no nos impide ver que la salida a la crisis ha de ser también europea y global. La cuestión es cómo llegar hasta ahí, cómo imponer por la vía democrática (ganando elecciones) un reparto justo e igualitario (equitativo) de la productividad, de los output del sistema económico (nótese que no mencionaré la palabra crecimiento si no es para denostarla), un modelo que garantice la igualdad de oportunidades y los derechos esenciales socioeconómicos que están siendo destruidos por el neoliberalismo rampante. Pensemos en lo global actuemos en lo local.

No nos cansamos de recordar que el shock financiero global se ceba especialmente en el sur y muy especialmente en Andalucía. El capitalismo especulativo consigue, además de romper el vínculo entre economía real y economía financiera, romper el vínculo entre política y territorio. La izquierda lamentablemente no acaba de verlo.

En Andalucía la tasa de desempleo va camino del 40% de la población activa, las familias sin ingresos camino del millón, la tasa de desempleo juvenil camino del 65%, la tasa diaria de desahucios camino de los 100, 200 personas andaluzas emigran diariamente a la búsqueda de trabajo.

Para frenar esta sangría social, nuestro autogobierno andaluz “de izquierdas” tiene escasos instrumentos legales y financieros de intervención sobre la economía andaluza. Acostumbrado a ser un gobierno de gestión, la gestión ahora choca con las escasez presupuestaria. Inmediatamente antes, en la legislatura anterior, el gobierno socioliberal andaluz permitió laxamente que las cajas de ahorros pasaran a ser controladas desde fuera de Andalucía, Unicaja se ha salvado por los pelos. Pero nos queda la Política.

El gobierno central de Partido Popular ha bloqueado en el Tribunal Constitucional las oposiciones para obtener empleo en la educación pública y la regulación andaluza de la adquisición de medicamentos, y amenaza con obligar a llevar al Constitucional la aplicación de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto andaluz, con el fin de no aprobar unos presupuestos que tengan en cuenta la inversión y las transferencias en función del porcentaje de población (algo que ya de hecho se queda corto). Tal y como está hoy la justicia esto es de alto riesgo, ya nos pasó con la gestión del Guadalquivir. Lo que ha pedido Andalucía (4.800 millones de euros aproximadamente) al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) no es un rescate, ni puede ser tratado así, la deuda legal del Estado con Andalucía supera los 4.000 millones de euros, a la que hay que sumar el déficit en inversiones. Si una vez nos pagaron la deuda histórica en solares (ZP lo hizo) ahora niegan lo que es nuestro por ley de rango constitucional y laminan las inversiones en políticas activas de empleo, servicios sociales, igualdad, infraestructuras, etc.

Pero hay más, el gobierno central plantea una modificación de la ley de costas que afecta especial y negativamente a Andalucía, el gobierno central autoriza concesiones para la exploración destructiva de hidrocarburos en nuestro interior y nuestro litoral poniendo en riesgo nuestras principales fuentes de ingresos (turismo y agricultura), el gobierno central sube el IVA de la cultura (y eso en Andalucía importa mucho), el gobierno central negocia en Europa la Política Agraria Comunitaria entregando Andalucía (la comunidad más afectada) a los depredadores, el gobierno central prepara una ley de unidad de mercado que bloqueará cualquier perspectiva de cambio de modelo productivo en Andalucía y forzará la política económica, fiscal y de empleo del gobierno andaluz. Suma y sigue.

Mientras los narcóticos del “España va bien” y “Andalucía imparable” se sustentaban sobre el modelo de la construcción, la obra pública megalómana, el turismo insostenible, la agricultura intensiva bajo plástico, el crédito fácil vendido en packs basura externos a los especuladores y las migajas del modelo se repartían para sustentar el poder clientelar de alcaldes variopintos y gobierno andaluz socialdemócrata liberal, los límites competenciales, las leyes marco y las competencias constitucionalmente compartidas no eran ningún problema. Pero ahora hemos chocado con todos los límites, los ecológicos, los financieros y los políticos.

En la etapa anterior al ladrillismo y el empacho crediticio del sector privado se había avanzado en profundidad en la construcción de sistemas, manifiestamente mejorables, pero comparativamente muy buenos, de sanidad y educación pública. Todas las noticias que inundan los mass media (incardinados ya sin excepción en posiciones de derechas) que atacan la calidad de ambos servicios esenciales con titulares de dudosa factura, pretenden el deterioro y desprestigio de su imagen pública para darles un golpe definitivo y continuar hacia modelos de caridad y de pago (según quien seas). Con esto quiero decir que no todo en el pasado, tras la transición y el logro de nuestra autonomía política, ha sido malo, más al contrario la autonomía andaluza ganada en la calle por la población comprometida con la igualdad, consiguió sacar a Andalucía del atraso endémico en la que la sitúo el franquismo en alianza fáctica con la iglesia católica y la oligarquía terrateniente andaluza.

Estamos en un momento histórico donde la incertidumbre económica arrecia, no percibimos la llegada del momento el que el sistema se desmorone y cambie de estado. El símil sería el de esas reacciones químicas que cambian la acidez de un estado en un instante tras un proceso de adición progresiva de un producto reactivo (recortes y ataques a la democracia), si disponemos de un indicador cromático, observamos que el cambio de color se produce en un tris, sin previo aviso. Desconocemos la circunstancia, el hecho, que provoque el cambio radical y desconocemos el sentido del cambio. La primavera árabe es un ejemplo de un acontecimiento imprevisto, el 15M también.

Por eso, precisamente por eso, la izquierda, la izquierda andaluza en particular, tiene que preparar las condiciones (el programa y el horizonte político) que permita actuar en el momento preciso.

Una de esas condiciones es, como ya he dicho en otra ocasión, la recuperación y rearme ideológico de la izquierda. Solo desde el terreno de las ideas puede proponerse un nuevo modelo emancipador e igualitario. Tras las elecciones del 25N hemos vuelto a comprobar que el sustrato de la izquierda sigue vivo en Andalucía. El riesgo del gobierno de coalición es envenenar ese sustrato si sólo se plantea como objetivo la gestión de la escasez y los recortes impuestos. El riesgo es alto porque la confianza otorgada por el pueblo andaluz puede revertirse hacia el populismo en un efecto péndulo muy peligroso.

Si lo que está en juego es la democracia, la demanda de más democracia en Andalucía pasa por la demanda de que quienes nos representan y han sido elegidos electoralmente para ello, tengan capacidad real de ejecutar políticas diferentes a las impuestas por el gobierno central. Necesitamos más autogobierno, necesitamos un estado federal que, en el marco europeo y global, nos permita ofrecer al pueblo andaluz una salida distinta a la del productivismo y el consumismo.

Necesitamos un instrumento financiero propio que permita al poder político andaluz intervenir sobre el territorio y la comunidad política que lo habita. Necesitamos una fiscalidad propia que permita actuar sobre las grandes empresas, los oligopolios, las rentas altas, el IVA, y la creación, sin riesgo de recurso constitucional, de una nueva fiscalidad ecológica y social.

Necesitamos más autogobierno para no depender de leyes estatales que bloqueen nuestra capacidad como pueblo de salir de la crisis sin expolios, sin recortes antosociales, sin pérdida de derechos, por nuestros propios medios y basándonos en la explotación sostenible de nuestros recursos y el avance hacia un modelo industrial verde que cierre los ciclos de producción y consumo.

Lo necesitamos para gestionar con más fuerza nuestra voz en España, en Europa y en el mundo. Y para demandar una Europa federal y constitucional donde el poder sea democrático, electivo y político, y no financiero.

Esto sólo se puede conseguir plantando en Andalucía un frente federalista de izquierdas, que apague el griterío de las derechas que son adláteres del capital, residan donde residan. Este frente federalista debe oponerse con total contundencia a las asimetrías en derechos esenciales y a un tiempo exigir que se aplique el principio se subsidiariedad por el que las competencias se ejercen sin duplicidades y la solidaridad se aplica en función de los indicadores objetivos de desigualdad.

Lo dicho, la única salida política para Andalucía desde la perspectiva de un proyecto de izquierda es una salida federal, sin ella estaremos atados, como pueblo, de pies y manos, tal y como se encuentra el actual gobierno andaluz.

En twitter @marioortega

10 Comentarios

  1. Si los ahorros de los andaluces no se quedan en andalucía en vez de invertirse en Cataluña o en Euscadi, por ejemplo, Andalucía no tiene la más mínima posibilidad de sobrevivir como estado federal ni como nada. así que menos discursos y empezar a pedir cuentas a los bancos y cajas de andalucía sobre donde invierten el dinero de los andaluces.

  2. Lo aplico al Pueblo andaluz claro está :)

  3. No te entendemos Mario, si estas completamente de acuerdo con tu camarada Santana y su “España federal”, el concepto Pueblo ¿lo aplicas al Andaluz de Pilar Rodríguez o es un “vivo sin vivir en mí” de los caballeretes rampantes de la Junta?

  4. Completamente de acuerdo contigo Pepe Santana, no me canso de repetir que, particularmente en Andalucía, la conciencia de clase está vinculada a la conciencia de pueblo.

  5. Culminar de manera coherente el Estado de las Autonomias en un nuevo Estado Federal necesita de varias cosas. Una, abrir un nuevo proceso que tenga como culminación la reforma de la Constitución al menos en dos aspectos: 1º Convertir el Senado en la Cámara de los estados federados.Por tanto recocer constitucionalmente que España es un estado de naciones.. 2º Por tanto reconocer el derecho a la autodeterminación de las naciones o nacionalidades del Estado Federal español. Otra, o varias a la vez, que la izquierda sea potente y consiga aglutinar tras si y del proyecto federalista, no solo a las élites politicas, si no a la mayoria ciudadana. Una alianza estrategica que comporte sumar nuevas mayorias sociales detras de los necesarios cambios constitucionales, sin dramatismos y sin miedos. De esa manera se podra abordar cambios sociales y económicos no solo en la dirección de una nueva estructura territorial del estado español, si no tambien en la necesaria y urgente tarea de ampliar la participación democratica de los ciudadanos en los cambios y en la lucha por un contenido distinto de los proyectos y soluciones a la crisis económica y sistemica del actual capitalismo financiero, globalizador y depredador.
    Abordar cambios profundos necesita de un fuerte impulso de la izquierda para todo esto, de la izquierda de caracter estatal y de la izquierda más volcada en proyectos nacionales, dispuestos a arrebatar el discurso de los cambios territoriales, de las propuestas independentistas a los nacioanlismos burgueses de derechas, llamanese CIU o PNV. Una España Federal, con un discurso fuerte de una Izquierda capaz de unir la lucha contra el capitalismo, depredador de hombres y naturaleza, por el cambio y redistribución de poderes y de autogobiernos, dentro de una Europa de los Pueblos, federal, respetuosa con los proyectos igualitaristas y ecologistas y capaz de abordar alternativas globales a la lucha contra el capitalismo Financiero y los especuladores de los mercados financieros. Pero solo podra abordarse construyendo amplias mayorias sociales y con la implementación de medidas encaminadas a una mayor y real participacion democrática que involucren a las nuevas generaciones de desencantados e indignados.
    Llevamos demasiado tiempo con el tran tran de denunciar lo epidermico, lo que más se ve a simple vista como resultado de la violencia estructural del capital, dispuesto a dejar atras los Estados del Bienestar conquistados en decadas atras, sin ver que su proyecto, el del Capital, es una nueva restructuración de sistema de obtención de beneficios, no solo por la plusvalia obtenida del sistema productivo capitalista, sino y sobre todo, por la limitación del reparto de la riqueza creada a traves de los sistemas de atención pública, del llamado estado de Bienestar. La desigualda social es cada vez mayor y la Democracia más pobre tambien. Unamos el proyecto de redistribución de los poderes publicos en la formación y gestión de la administracion territorial a los mas que necesarios, urgentes proyectos de recuperación de hegemonias y mayorias sociales dispuestas a contener la depredación de la Naturaleza y de los Hombres y Mujeres por este capitalismo Financieroy Especulador.

  6. Un andaluz cualquiera

    Si les pongo tus palabras para traducir a mis padres, ahorcados por el yugo del soberanista e independista del norte, no entenderían ni papa y ni siquiera tú has entendido la diferencia entre sometimiento y la explotación de los andaluces.
    Jamás he doblado el espinazo para recoger la resignación de la que hablas, porque por encima de istas, tarios, etc está la conciencia que me dieron mis padres y corre por mis venas como una única razón para mí existencia. La libertad sin condiciones de mi propia nación natural.ANDALUCÍA.
    Me da rabia que se pierdan tantas palabras arrugás sin llegar a ninguna parte y los andaluces sufriendo una condena ya hace siglos.
    Bájate del púlpito y coge la mancera con las manos apretás para sembrar algo más que la cordura, la acción sin cobardía para la liberación de nuestra tierra, ya la llames del sur o del norte del mediterráneo.Estoy esperando con ansias inmensas hermanos de al menos de pensamiento, para empezar a caminar hacia la libertad y soberanía de Andalucía.

  7. ANDALUSI LIBERTARIO

    Claro, claro, “cualquiera”, sería como tú cómplice si creyese en la faraónica eternidad de ese “sistema” al que pareces resignarte, no sabemos si a sueldo como algunos funcionarios que comulgan, en frase de Maiakovski, con “la mierda petrificada del presente”. Podría parecer incluso sicario del imperialismo centralista opresor si a lo único que me dedicase consistiera en laminar o meter cuñillas en todo espíritu de lucha que se plantee, acusando inquisitorialmente al adversario de lo que vaya vomitando el caletre, mientras se vegeta en alguna mediocre gabelita.

    Por suerte no todos comulgamos con tus mismas ruedas de molino y cargamos el impuesto “sur” como una infamante cruz, porque nos sabemos con orgullo del NORTE del mediterráneo, vertebración histórica axial de afroeuropa, de euroamerica y de euroasia, por exilios, emigraciones y por tantas rutas comerciales de tenaces viajeros andalusíes, aún admiración del mundo entero. Esas “dos Andalucías” esquizoides que te sacas de la manga con la arrogancia encizañadora del “divide et impera” de siempre, no nos dicen nada en absoluto. Porque Al-Andalusía abarca tantos mundos plurales que, en su Unidad primordial e invicta, posee la volcánica potencia de aquilatar en su seno a toda la humanidad. Por ello nuestro padre Blas Infante explicaba que sentirse andaluz es saberse universal. Como verás nada tiene esto que ver con la fracasada ambigüedad pseudonacionalista y antisoberanista del prepotente marqués Rojas-Marcos, el cual no tiene vergüenza en proclamar en público que “la independencia nunca estuvo en la hoja de ruta”, traicionando a tantos pardillos que confiaron en su verborrea mesiánica de pacotilla.

    Nos da igual que nos compares a nuestros históricos verdugos que mientras masacraban, saqueaban, otros les bendecían con la cruz. No les guardamos rencor aunque en su ignorancia sigan comulgando con las ruedas de molino del tirano monárquico-papismo. ¿Y sabes por qué? Entendemos ahora a la luz de la investigación histórica que su racismo, su clasismo soberbio, fueron alimentados por esas altas burguesías como la de la casa de Alba, a la que gentuza intitulándose andaluza, rinde pleitesía desde lugares oficiales -pagados con los impuestos de todos- e, incluso, les colocan medallas a esos hijos de la gran… de “hijos predilectos de Andalucía”. Esa “sociedad andaluza” encorbatada, prepotente, la vuestra, la genuflexa ante el caciquismo, la que justifica el crimen de la emigración, de la miseria, cual si se tratase de idiosincrasia local, de cosmopolitismo aventurero.

    Déjate de arrogarte presuntuosamente el sentir de todo un pueblo milenario, al estilo de canal sur, de milongas atravesadas que ni tú mismo crees y de acomplejarte como un “cualquiera”, si de verdad eres andaluz y no solapado españolista estómago agradecido a las migajas de tu amo. Y vayamos directamente al grano:

    ¡¡¡VIVA AL-ANDALUSIA LIBRE Y SOBERANA!!!

    http://www.youtube.com/watch?v=a-kkhnfw0E8

    http://www.youtube.com/watch?v=UUeEKeLVM8o&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=yWwsnZqDarE

    http://www.youtube.com/watch?v=31WiHrOmiCU&feature=related

  8. Un andaluz cualquiera

    Pero como siempre, también tú eres parte de sistema (andalusí libertario) que se traga el genocidio al cual estamos sometidos los andaluces. Por lo cual eres parte, por omisión expresa en tu propia conciencia, de no saber apreciar en su justa medida, el exilio de los andaluces a los “países” del norte ibérico para llenar las panzas de sus burguesías y expoliar a Andalucía de su bien más preciado, LOS ANDALUCES, machos y hembras, hembras y machos.
    La historia demuestra con toda claridad cual es la nación y el estado más definido, del sur de ésta pegajosa europa, por su cultura, por su lengua, por su historia, por sus plantas, por sus límites geográficos, etc .Otra cosa es lo que que sintamos los andaluces o los que nos han dejado sentir gentes como vosotros, de un lado , de otro o de varios lados a la vez.
    En un cuarto del presidio la discusión era simple, entre el carcelero y el preso, ¡te doy la libertad y te marchas por donde has llegado; el preso contestó, ¡si eres justo, como quieres aparentar, me voy pero me entregas a cambio la plusvalía de los años de trabajo en vuestro territorio, un millón de pesetas por cada año. El justo independentista burgués, se le salieron los ojos de las órbitas y le salió su ponzoñosa conciencia por la boca y dejó al preso en su cárcel. Con su nueva “democracia” hizo del andaluz un voto, una mano de obra barata y en muchísimos casos, vergonzosos actos de expropiación de identidad.
    Así se han creado dos Andalucías, la física sometida al poder de españa y la otra sometida al poder del capital y la burguesía de los “nortes”. Los dos sumadas hacen la verdadera Andalucía y los federalismos, los cantonalismos, los independentistas, etc son siempre los mismos, los que se llenan la panza con el beneficio del trabajo de los andaluces. Por eso lo único que queda claro, es que Andalucía necesita un proceso encaminado a liberar a los andaluces de los muchos yugos y flechas que le aprietan es pescuezo.
    Por suerte ese camino todavía está en nuestras propias manos, lejos de los “paraísos idílicos” que nos pintáis en la red, en los medios, en las iglesias, en los parlamentos, en los partidos, etc y somos los andaluces los propios dueños de nuestras miserias y de nuestra liberación, por eso no necesitamos más santones con la cruz y el evangelio dándonos hostias por todos lados.
    Nuestros antepasados son parte de nuestra propia vida, somos parte de ellos y son parte de nuestra tierra y muchos están enterrados en los nortes y olvidados por todos vosotros y fueron ellos los que con manos enganchados a la mancera hicieron de nuestra tierra un lugar habitable y sostenible. Los imbéciles llegaron, con perros atados a longanizas, e hicieron de ellos esclavos, les arrancaron el idioma, la tierra, los recursos, etc y ahora queréis entre todos volver a hacer lo mismo. Más esclavitud a cambio de vuestra propia sociedad, cuando ya tenemos la nuestra, LA ANDALUZA.
    Dejaros de guiños, de sandeces, de palabras huecas y directos al grano, Andalucía por sí, por los pueblos y la humanidad. Posiblemente esa es la única verdad y en ese orden.

  9. Ahí tienes Mario como los Pueblos se solidarizan en sus luchas y van alcanzando conciencia, soberanía y dignidad (pásalo!):

    http://www.youtube.com/watch?v=K5Sv8DUGyaI&feature=youtu.be

  10. ANDALUSI LIBERTARIO

    Gracias, querido Mario, por no hacernos partícipes unicamente del trágala, con ese estilo de la “izquierda” españolista que ha hecho a la ciudadanía darle la espalda a la política, porque ha percibido que se trataba de LOS MISMOS, con una tonalidad cosmética quizá matizada.

    En primer lugar, compañero, con ese entusiasmo “federalista” no reflexivo ni contextualizado -comprensible en el decimonónico tiempo de sable y altar descarados que vivió nuestro admirado Nicolás Salmerón- se corre el peligro de vernos fagocitados por la desacreditada maquinaria de Ferraz, en la cual no seríamos ni siquiera testimonial “corriente de opinión” que se tiene en el trastero y se saca para aparentar “democratismo” en fecha preelectoral.

    En segundo término, Mario, cuando te refieres a que necesitamos “más democracia y autogobierno” en Andalucía, notamos que debes creerte que una especie de Democracia o Autogobierno ya se dan en nuestra tierra, condiciones ‘sine quanon’ para federarse. ¿Y dónde está está esa supuesta “democracia” en Andalucía o expaña cuando centenares de miles de personas gritan que no hay tal cosa? ¿Y en qué sitio está el “autogobierno” si los tres únicos partidos representados están subordinados a sus respectivos partidos centralistas en Madrid? Cuando ni aún promesas como reducir el número legal de votos para verse representadas las minorías o una descentralización administrativa que vertebrase nuestra milenaria Nación, hemos constatado que al alcanzar el poder sucursal la autodenominada “izquierda” redescubriéndose ahora “federal”, ha arrojado todas esas promesas preelectorales, entre otras, en saco roto y olvido.

    Volvemos a insistir, por si no ha quedado claro, antes que la defensa del federalismo, el confederalismo, el cantonalismo o el “cantaorismo” de Rita debe darse una CONCIENCIA DE SI, una VOLUNTAD SOBERANA de querer ser, sentir, vivir andaluces, con dignidad, justicia y libertad en el concierto de las naciones del mundo.

    Al no plantearnos esto último como la cuestión capital y luchar por ello con todas nuestras fuerzas solo provocamos hilaridad, cuando no perplejidad, y no solo en Catalunya. Se preguntan los que conocen de nuestras alienaciones, expolios y genocidios de siglos:: ¿cómo plantean una federación de naciones quiénes se ven subsumidos por otra nación-estado y siguen tan frescos, hasta que les tocan las habichuelas y entonces parece que surge el parto de los montes?

    Será justo y todo lo que quieras. El problema es que estamos tocando fondo, hermano, y muchos andaluces estamos comenzando a percibir que otras naciones al norte peninsular se esfuerzan en su SOBERANIA, progresan administrándose cada vez de modo más eficaz y aquí, por la vampirización de ciertos sueldofijos de la Junta y un sentido de la política clientelista y patrimonial, esos fondos de cohesión como tantos millones que llegaron de Europa, no han servido para mucho más que para crear privilegios partidistas y, lo que es peor, cual sarna con gusto, el sentirse señoritos en la colonia notamos que por mucho que disimulen, les gusta.

    Sin explorar otras consideraciones evidentes, se detecta perfectamente que el “federalismo” griñanesco clonado de Ferraz es una falacia para perpetuar la colonización de nuestra tierra: no hay más que comprobar su desprecio por favorecer el comercio o las relaciones internacionales, ya que eso generaría prósperos núcleos de población que un aparatito piramidal no puede controlar en su totalidad. ¿Alguien podría imaginar a los conversos al “federalismo” con otras naciones Griñán o Valderas no ya hablando catalán o galego en la intimidad sino inglés o francés con mínima fluidez.

    Pues eso, ¡quiénes nos ha visto y, ay, quién nos ve…!

    http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_de_Constituci%C3%B3n_Federal_de_Antequera

    http://es.wikipedia.org/wiki/Nicol%C3%A1s_Salmer%C3%B3n

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ferm%C3%ADn_Salvochea

    http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,373,m,1915&r=ReP-25356-DETALLE_REPORTAJES

    http://www.youtube.com/watch?v=3V_dgLN91jw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *