Portada / Democracia / Comunicado de entidades cristianas en defensa de lugares de culto dignos para la comunidad musulmana
"A raíz de la polémica generada en Suiza a partir de un referendum que prohíbe la construcción de minaretes en todo el país, la Fundació Migra Studium y el Centro de Estudios “Cristianisme i Justícia” promueven, entre otras entidades cristianas, un comunicado conjunto manifestando su apoyo a que la comunidad musulmana pueda orar en Europa en lugares dignos. En el año en que recordamos con vergüenza la expulsión de los moriscos, no pensemos que nunca puede volver a ocurrir.

Comunicado de entidades cristianas en defensa de lugares de culto dignos para la comunidad musulmana

defenestration of the straw man

En el año en que recordamos con vergüenza la expulsión de los moriscos, no pensemos que nunca puede volver a ocurrir
Comunicados – 10/01/2010 10:13 – Autor: Migra Studium | Cristianisme i Justícia – Fuente: Webislam
En el año en que recordamos con vergüenza la expulsión de los moriscos, no pensemos que nunca puede volver a ocurrir.
A raíz de la polémica generada en Suiza a partir de un referendum que prohíbe la construcción de minaretes en todo el país, la Fundació Migra Studium y el Centro de Estudios “Cristianisme i Justícia” promueven, entre otras entidades cristianas, un comunicado conjunto manifestando su apoyo a que la comunidad musulmana pueda orar en Europa en lugares dignos.

A partir de ese principio ético universal que dice “no quieras para tu hermano lo que no quieres para ti”, declaramos que la misma libertad religiosa que deseamos que los cristianos tengan en países de mayoría musulmana debemos ofrecerla aquí, en una tierra de raíces principalmente cristianas y humanistas que se ha abierto progresivamente primero a la tradición secular y más recientemente a la pluralidad religiosa. A partir de esta apertura hemos redescubierto que muchas de las tradiciones que hoy están implantadas en nuestro país, no han sido ajenas a la configuración de nuestra historia y son por ello reconocidas oficialmente como comunidades de “notorio arraigo”.

La comunidad musulmana es una de esas comunidades y firmó con el Estado Español unos acuerdos de cooperación en 1992 por el que se le reconocían muchos derechos que aún quedan por ponerse en práctica. El derecho a abrir lugares de oración era uno de esos derechos reconocidos. Pues bien, el hecho de que existan mezquitas que no estén simplemente en los bajos de los edificios forma parte de la dignidad de los individuos que forman la comunidad musulmana. El minarete, hermano del campanario, simboliza en Europa la normalización de la presencia de esta confesión y forma parte intrínseca de la dignificación de los lugares de culto musulmanes. Por eso, por caridad cristiana y por justicia, porque no queremos volver a épocas pasadas en las que otras confesiones o religiones eran toleradas si no se “veían”, no podemos más que mostrarnos a favor de su existencia.

Reconocemos que como todo lo bueno, también ha existido a veces una corrupción del sentido de los minaretes que han hecho de ellos más un símbolo de ostentación que de una humilde llamada a la postración ante Dios. Pero sabemos que son sólo corrupciones del Islam verdadero, pues el Islam cree firmemente que el lugar de mayor cercanía a Dios es precisamente el de mayor abajamiento, el de la postración o suyûd. Sabemos que el verdadero Islam enseña moderación en todo, incluso en la altura de los minaretes, según los hadices del Profeta Muhammad. Por eso afirmamos que no debe haber ninguna contradicción entre el hecho en sí de la construcción de minaretes y las normativas paisajísticas vigentes.

El referéndum sobre los minaretes en Suiza nos ha impulsado a redactar esta declaración. Su resultado nos parece altamente preocupante, y por las encuestas que han hecho los diversos diarios españoles sabemos que nuestra sociedad es capaz también de dejarse llevar por estas pulsiones anti-islámicas. Todo ello es signo de una realidad de convivencia que no siempre es fácil.

Es innegable que toda nueva manifestación religiosa y cultural, requiere de un largo tiempo de asentamiento hasta que la sociedad de acogida la incorpora como propia. Somos conscientes de las dificultades.

Pero ni se puede hacer pagar al Islam moderado por los excesos de los violentos, ni el rechazo a los minaretes es el medio adecuado para luchar contra el extremismo. Más bien, si para evitar las dificultades de convivencia y los extremismos nos dedicamos a prohibir elementos que nada tienen que ver con él, estaremos abocados a una desafección de la comunidad musulmana y a una potenciación del extremismo de consecuencias impredecibles. En el año en que recordamos con vergüenza la expulsión de los moriscos, no pensemos que nunca puede volver a ocurrir.

Por eso, movidos por la esperanza cristiana queremos trabajar por una sociedad cohesionada donde todos tengamos cabida. No hablamos desde unos buenos deseos utópicos e idealistas sino desde la experiencia de una infinidad de situaciones y de realidades donde la convivencia fraternal es la norma habitual.

Para adherirse, enviar correo, lo antes posible, a info@migrastudium.org o llamar al tel. 93 412 09 34

Publicado en  www.webislam.com

Un comentario

  1. Un simple musulmán

    Pues gracias a esta comunidad Cristiana.Ellos se están dando cuenta de lo que realmente fue esa consulta.Difiero sin embargo en la altura de los minaretes,personalmente amo la mezquitas horizontales pero no me molesta la verticalidad.La verticalidad me produce vértigo y emoción,y si esas torres en la actualidad , que son un tributo al dinero, fueran un tributo a Allâh ¿por qué no?Porque el islam tiene que ser humilde si siempre ha estado rodeado de esplendor?Que esperpento es ese de asociar el islam a pobreza constructiva?
    Anlizamos esta parte del manifiesto:”Pero ni se puede hacer pagar al Islam moderado por los excesos de los violentos, ni el rechazo a los minaretes es el medio adecuado para luchar contra el extremismo”
    El islam moderado no existe,sino que el islam es el islam actual,en todas su vertientes.Separar el islam radical del islam moderado no puede ser.El islam es radical en origen ,como manifestación de sumisión.Las formas radicales de expresiones islámicas son una aberración para el islam porque para el musulmán lo más importante es la adoración a Dios.Para eso hemos sido creados ,cada acto es una sumisión pacífica a Dios o Allah.El rechazo de los minaretes no es una forma errónea de luchar contra el extremismo sino una forma consustancial del extremismo racista europeo.Y este bienintencionado manifiesto es la manifestación pudorosa de que algo se está haciendo mal con respecto a la totalidad de los musulmanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *