Portada / Está Pasando / Cuando lo urgente se opone a lo importante (notas a propósito de cosas que escriben los economistas en El País)

Cuando lo urgente se opone a lo importante (notas a propósito de cosas que escriben los economistas en El País)

En el suplemento económico del diario El País (Negocios) del domingo seis de septiembre aparece un artículo titulado “La política económica: lo urgente y lo importante” y firmado por Óscar Fanjul, que merece una lectura detallada que recomiendo. En este artículo esta resumido toda la ceguera del paradigma económico dominante sobre el origen y la salida de la crisis.
Nota 1: “Mientras no se recupere el consumo privado será difícil volver al crecimiento sostenido” . Confunde crecimiento sostenido con sostenibildad. El crecimiento sostenido es precisamente lo insostenible. Y el origen de esta crisis está en la “ilusión del crecimiento sostenido” . Según el articulista el problema del crecimiento sostenido es solo un asunto de “demanda agregada” o consumo privada. Esto es como decir que el problema de la muerte se resuelve con la demanda agreda de inmortalidad.
Nota 2. “lo urgente hoy, desde el punto de vista macroeconómico es cortar la espiral de caída de la demanda agregada y propiciar su reflotamiento”. Pero esto no es cierto para esta crisis. La ciada de la demanda es un síntoma no una causa. En medicina cuando no sabe, o no se puede, hacer nada contra una enfermedad se habla de “tratamiento sintomático”. ¿Por qué subió el `precio del petróleo, de las materias primas, de los alimentos? ¿No será que la crisis , como buena crisis maltusiana, ha ocurrido por un exceso de “demanda agregada”?¿ Y si es así como se puede entonces plantear que la salida vendrá por recuperar el crecimiento sostenido y la demanda agregada? . Sería como sostener que la alternativa a una crisis hepática cosiste en recuperar la tasa de consumo de whisky anterior a la misma. Y no vale explicar esta subida de precios con la socorrida “ leyenda urbana de izquierdas” “ de la especulación. Por qué incluso si esta fuera cierta habría que explicar por qué se produce tal especulación, la especulación no sería sino a un síntoma más. Al final, el “incómodo huésped” (la escasez) acaba siempre apareciendo.
Nota 3. “Pero la única vía realista de reducción de los actuales niveles de déficit pasa necesariamente por recuperar las tasas de crecimiento”. ¡Acabemos¡ Ahora resulta que es verdad eso de que es insostenible sacar sin meter…. Pero si eso es válido para un objeto simbólico e inmaterial como es el dinero ¿Por qué no lo es para el cobre, el cinc, el agua, los árboles, la energía? ¿Por qué están esta tan preocupados con el déficit fiscal y no con el energético? . Total que lo que el Estado debe hacer estimular al sector privado y a los consumidores para volver a las condiciones que han provocado que el Estado tenga que intervenir a saco para estimular al… ¿Quién lo entiende? ¿Y si este relato no es exactamente así? ¿Y si el Estado no ha dejado nunca de sostener lo insostenible y forma parte no de la solución sino del problema?.
Nota 4.” ¿Hacia un nuevo modelo de crecimiento?”. No se sale de la crisis con un “nuevo modelo de crecimiento” al igual que no se sale del tabaquismo con una nueva forma de fumar.
Nota 5. “No es lo mismo convertirnos en suministradores y agentes de las políticas energéticas de otros que simplemente aumentar el peso de las energías renovables en nuestro sistema”. Este es lo que se llama invertir el orden de las prioridades. El totalitarismo de mercado: ser es ser una variable mercantil.
Nota 6. “Conviene no olvidar que a corto y medio plazo el aumento de generación con renovables supone un encarecimiento del coste energético -si no fuera así, su desarrollo no necesitaría el apoyo que recibe y ha recibido- y, por ello, esto no constituye por sí un elemento de recuperación de la competitividad o lo hace un motor especialmente generador de empleo” ¡Siguen sin saber echar las cuentas¡ Las subvenciones a las renovables son mucho menores que las que tiene las fuentes fósiles o nuclear. Solo lo que se ha pagado (7000 millones de euros) en los famosos e inútiles CTC (costes de transición a la competencia) ya nos da una idea del nivel de subvención que tienen las fuentes energéticas convencionales. Muchas veces he escuchado a empresarios de las renovables, al igual que a agricultores ecológicos, decir que ellos no piden que le den subvenciones sino que se la retiren a los otros.
Les propongo un pequeño listado, nada exhaustivo, de externalidades que cuestan dinero, casi siempre público o social, y que son invisibles para la economía convencional:
– Gastos en investigación. Incluyamos las subvenciones a la investigación petrolífera y nuclear, al ITER, a las exenciones de impuestos de los terrenos ocupados por centrales térmicas, nucleares o de gas, durante los años que llevan recibiéndolas.
– Gastos en limpiezas de vertidos de derivados del petróleo.
– Gastos en pleitos nacionales o internacionales derivados de responsabilidades que, finalmente, hemos pagado los contribuyentes con nuestros impuestos.
– Gastos por derechos de emisión de CO2 que se asignan gratuitamente a las empresas, pero que hemos de pagar entre todos si excedemos las cuotas (que es lo habitual).
– Gastos en descontaminar residuos radioactivos (por ejemplo desmantelar Lemóniz, que no pagó Iberdrola, aunque se benefició de las exenciones y rebajas de impuestos en su construcción).
– Gastos de neutralizar minas abandonadas o sus consecuencias, que no afrontaron las empresas explotadoras, aunque sí que se llevaron los beneficios, exenciones de impuestos y rebajas fiscales por “crear empleo”, pero si hemos pagado los contribuyentes.
– Gastos en la “transición a la competencia” de las rentables eléctricas, que hemos de pagar por adelantado los contribuyentes, y que ningún político tiene el arrojo de renegociar, a cambio de otras obligaciones que sí han de afrontar, pero hemos de pagar entre todos, como cerrar el déficit tarifario.
– Gastos médicos derivados de contaminaciones en humanos y animales de los múltiples episodios de contaminación por humos y hollines en las proximidades de muchas centrales térmicas.
– Gastos por neutralizar y reforestar terrenos próximos a centrales térmicas, que no han pagado ellas, pero que han producido beneficios para los dueños de las mismas empresas. Esa parte de la neutralización de la lluvia ácida ha desaparecido misteriosamente de los recuerdos de algunos economistas.
– Gastos por ocupaciones de terrenos que albergan productos tóxicos que hay que vigilar por muchos años, o que no van a ser productivos durante décadas.
– Gastos inferidos en aguas contaminadas que han provocado intoxicaciones médicas en pescados, aves y humanos.
– Gastos en construir tendidos eléctricos que serían innecesarios si esa potencia se instalase allí donde se consume: solar térmica en edificios, por ejemplo.
– Gastos de los residuos nucleares. ¿Cuánto debería costar el Kw nuclear si hay que guardar los residuos que genera durante 5000 años?.
¿No quedamos que había que monetarizarlo todo? ¿No era el sistema de precios el más eficiente sistema de información? ¿Por qué no le ponen también precio a toso estos costes?.
Nota 7. “ no constituye por sí un elemento de recuperación de la competitividad o lo hace un motor especialmente generador de empleo”. ¿ La eficiencia y los costes energéticos no son elementos que conforman la productividad o todo es la mano de obra?¿Y no es la productividad un elemento básico en la competitividad según su propia jerga? Sobre el empleo les remito a un magnifico estudio de investigadoras de la la universidad de Alcala de Henares :“ Direct employ mentinthe wind energy sector: An EU study” María Isabel Blanco, Gloria Rodríguez.. Energy Policy 37 (2009) 284 .7–2857.
Nota 8.” Por otra parte, es importante no caer en la tentación de que sean las políticas públicas las que decidan qué sectores desarrollar, cuáles proteger, subsidiar, etc.” ¿Entonces quién lo va a decidir la organización nacional de loterías? ¿Quién va a decidir las subvenciones, los apoyos estratégicos sino el sector público? ¿Pero no ha sido así siempre y en todos sitios incluido USA? ¿Cómo se puede venir con estas con lo que estas ahora que todo el sector privado occidental está vivo gracias a los apoyos públicos?
E
INCOMPRENSIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *