Portada / Democracia / El día que Savater cruzo el Rubicón de la cordura

El día que Savater cruzo el Rubicón de la cordura

SavaterFrancisco Garrido.

Fue un “joven filósofo”  agudo, iconoclasta, ingenioso co mucho más talento que obra, y más ocurrencias  que ideas pero   era  tan mano  y  corrosivo,  una especie  de  Ortega de llavero,  que siempre daba  gusto leerlo. Bien es cierto que ya entonces  nos arriesgaba demasiado  y disparaba siempre contra los mismos ídolos caídos (la izquierda) porque él, entonces, era estaba a la izquierda  de la izquierda. Debe su primera notoriedad al diario El País y al editor de Taurus , a la sazón el cura Jesús Aguirre que terminaría sus días siendo Duque de Alba consorte. Ejerció de “agente comercial” del insufrible y  fraudulento  Cioran, al que le debe mas  la farmacia que la literatura.  Puede que  ya  entonces fuera un “anarquista moderado” de los que confunden Bakunin con Bancounión  (ambas expresiones de su propia cosecha ).

Pero entonces llego ETA y su infinita capacidad de hacer daño. ETA  no solo mata sino que arruina vida y  produce  enemigos monstruosos.  Savater  planto cara a ETA y dio un jemplo de coraje civil y de valor democrático que todavía nos admira. Dejo de ser un “anarquista moderado” para pasa a ser un “demócrata radical”. Cuando muchos intelectuales del País Vasco  callaban o ejercían un tipo de oposición filosófica al terrorismo cuyo más ilustre antecesor es Mario Moreno Cantinflas ( “si pero, no per si..”); Savater ni calló, ni jugo a la ambigüedad  (como sigue haciendo otros ilustre “pensador de las dehesas” como es  Gómez—Pin).La valerosa posición  de Savater   le atrajo el odio  y la persecución os´lo de ETA sino de su entorno  y de gran parte del nacionalismo vasco. Él  no se paró a distinguir “ las voces de los ecos”  y disparo hasta a todo lo que se movía, incluido   el pianista. Desde ese momento la marca de esta persecución redefinió al  “anarquista moderado” y al “demócrata radical” como un españolistas tan  furibundo como reaccionario.      Desde entonces Savater no ha parado de avanzar hacia la derecha  más  desabrida  y  rancia.  Cofundador  del partido más derechista que hay en el panorama  parlamentario  español,  UPYD,  cualquier día lo vemos  desfilando,  con todo la marcialidad que sus pies planos le permiten,  en esas “juras de bandera para antiguos alumnos” que organiza el ejercito  español.  

Acostumbrado a  ”meterse hasta en los charcos”, ¿cómo iba  a dejar, el  ingeniosos filósofo español , de defender a la  atacada  “Fiesta Nacional”?. Entró en escena en el debate sobre la abolición de la tauromaquia  con cuatro chistas y múltiples descalificaciones; ninguna idea, ninguna argumentación, tan poca ciencia como conciencia, solo aspavientos para los  señoritos. Mosterin , Wagenber,  Singer, Riechmann entre otros han hablado y razonado mientras Savater   gritaba  aquello tan infantil de “cartucho , cartucho que no te escucho”.  Al ingenioso filósofo español no se le ha ocurrido otra cosa que afirmar que prohibir las corridas de toros era la vuelta de la inquisición…Tal desmesura en el  absurdo y la  mentira  es ya  demasiado para seguir riéndole las gracitas  a esta nueva derecha  española. La Inquisición  fue una institución especializada   durante  siglos en el   I+D de la tortura. Y es la   tortura  y la muerte  de un animal  en lo que consiste  precisamente la  fiesta de toros. Nada más lejos del espíritu  inquisitorial  que prohibir la tortura  de los toros. Savater parece que no sólo carece de sensibilidad ética  sino  que también tiene serios problema con la lógica pues denomina tortura (inquisición) a la  prohibición de la inquisición (tortura). Si no reconocer el principio de no contradicción es un asunto grave  para cualquiera  en el caso de un filósofo (aunque sea español) el asunto es altamente incapacitante. 

Aunque sigue escribiendo en su diario de toda la vida ( El País) hace ya tiempo que está en mano a Gustavo Bueno de ir camino de convertirse en el “Paco Martínez Soria “ de la filosofía española. Mire el autor donostierra  sino está él ahora  cada vez mñas cerca de convertirse en la “Lina Morgan” de la intelectualidad  nacional.

6 Comentarios

  1. No me parece muy acertado el articulo de Francisco Garrido, mas que nada porque en lugar de hacer una critica de los comentarios hechos por Savater se limita a hacer una desvalorización del Autor y de su entorno, y eso llana y simplemente dice muy poco o nada en favor de la prohibición de la llamada “fiesta de los toros”.

  2. No merece Savater los comentarios que le dedica Francisco Garrido (No sé si se trata de Paco Garrido, profesor de ies y militante de los verdes o de IU – o de ambos-) Me parece un artículo propio de los hermanos Alvarez Quintero, siguiendo con las parodias argumentativas. Savater ha podido cambiar algunos de sus planteamientos ideológicos (¿Alguien puede decir que mantiene sus ideas desde siempre?, pero se trata de un filósofo brillante y una persona extraordinaria que mantiene una sencillez impropia en estos tiempos de egos subidos. Ese es el principal detalle de su grandeza. Lo he tratado por asuntos que escapan al tema y -según me ha dicho- tras soportar la presión de la amenaza de muerte por parte de ETA pocas cosas le pueden ya quitar el sueño, menos una crítica vacía de contenido y llena de descalificaciones ajenas por completo al discurso intelectual. Además, ser de UPyD no significa carecer de criterio ni ser la “Lina Morgan” de la Filosofía.

  3. Estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que dice en el artículo a excepción de esta frase:

    “Cuando muchos intelectuales del País Vasco callaban o ejercían un tipo de oposición filosófica al terrorismo cuyo más ilustre antecesor es Mario Moreno Cantinflas ( “si pero, no per si..”)”

    Aunque entiendo que se refiere al personaje que interpretaba, creo que es injusto citar a Mario Moreno Cantinflas en estos términos, pues se trató de un hombré especialmente comprometido con los pobres de su país a través de su participación en diversas organizaciones humanitarias.

    Nunca miró a otro lado, como se dice en el artículo, sino que luchó por causas nobles y justas hasta el fin de sus días..

  4. Mucho me temo que Savater ha perdido el rumbo, ahogado con un programa electoral que trata de abrirse camino bajo el lema: “¿de que se trata que me opongo?”

    El autobús de la cordura tiene demasiadas plazas libres…

  5. Estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que dice en el artículo a excepción de esta frase:

    “Cuando muchos intelectuales del País Vasco callaban o ejercían un tipo de oposición filosófica al terrorismo cuyo más ilustre antecesor es Mario Moreno Cantinflas ( “si pero, no per si..”)”

    Aunque entiendo que se refiere al personaje que interpretaba, creo que es injusto citar a Mario Moreno Cantinflas en estos términos, pues se trató de un hombre especialmente comprometido con los pobres de su país a través de su participación en diversas organizaciones humanitarias.

    Nunca miró a otro lado, como se dice en el artículo, sino que luchó por causas nobles y justas hasta el fin de sus días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *