Portada / Feminismo / El posmachismo y la mentira
Por Blanca Parrilla : "Es una frivolidad afirmar que existe el maltrato masculino, dada la desproporción de casos existente con el fenómeno de maltrato femenino, a menos que queramos en un ejercicio de cinismo, equiparar lo excepcional con lo general."

El posmachismo y la mentira

r_viewswim2

 

 

 Blanca Parrilla

“ El posmachismo no parte de una teoría alternativa para la nueva situación de igualdad, sino que simplemente cuestiona todo lo que ataca la posición tradicional del hombre. Y el desgaste que esta estrategia genera es suficiente como para perpetuar la situación de control sobre las mujeres.” ‘Los nuevos hombres nuevos. Los miedos de siempre en tiempos de igualdad’. Miguel Lorente (Destino)

 En esta interesada polémica que este juez de familia de Sevilla , lleva intentando airear desde Febrero, cuando empezó a hacer propaganda de su libro “Un divorcio sin traumas” y que no tuvo apenas eco hasta que en este diciembre EL MUNDO aireó sus planteamientos, hay que resaltar aspectos ciertos, que están más allá del detalle de lo que plantea y de los “seguidores” que lo aplauden, extendiendo su discurso mas allá lo que el Juez Serrano ha dicho:

 1. Era necesaria una reforma estructural e integral para dar respuesta a la protección a las mujeres que han sufrido, sufren y siguen sufriendo situaciones de violencia machista en nuestro país.

2. Es necesaria una norma de discriminación positiva  para elevar el grado de reproche contra el hombre maltratador y proteger eficazmente a las mujeres maltratadas.

3. Es una frivolidad afirmar que existe el maltrato masculino, dada la desproporción de casos existente con el fenómeno de maltrato femenino, a menos que queramos en un ejercicio de cinismo, equiparar lo excepcional con lo general.

4. El hecho de que haya una cifra “importante” de sentencias absolutorias o casos archivados, no significa que la denuncia sea falsa. El acusado puede ser absuelto por falta de pruebas o porque los malos tratos no tengan la entidad suficiente. Además deben ser pocas las denuncias falsas del maltrato porque como explica  el profesor de Derecho Penal de la UNED Carlos Vázquez   “No creo que haya muchas denuncias falsas porque está tan bajo el límite de los malos tratos que, según el artículo 153 del Código Penal, se contemplan como tal, desde insultos a empujones y menosprecios. Es muy difícil que la denuncia sea falsa. Ahora bien, pueden no tener la suficiente entidad para considerar ciertos conflictos como violencia de género”. Para terminar de aclarar las cifras “infladas” de denuncias falsas del Juez Serrano,  Miguel Lorente delegado del Gobierno contra la Violencia de Género señala “son datos manipulados desde muchos ángulos. Ha calculado asuntos incoados, no sentencias. En incoados, un caso de maltrato puede registrarse por la denuncia policial de la mujer, la judicial, la del centro médico o incluso la de un testigo. Así, un caso son cuatro. Si, después, ese caso se sobresee, Serrano lo considera denuncia falsa y lo contabiliza como cuatro. Por tanto, se le dispara la cifra”.

5. En la memoria anual de la Fiscalía General del Estado, según la cual de los más de 127.000 procedimientos iniciados en 2007 por violencia de género, sólo en 18 casos se abrieron diligencias para investigar la posibilidad de una denuncia falsa.

6. No hay diferencias significativas con el número de denuncias falsas que se presentan por otros delitos.

Todos estos datos y toda esta polémica muestran que queda  mucho trabajo que hacer en el camino hacia la igualdad de género.

9 Comentarios

  1. Si según el artículo 153 del Código Penal se contemplan como malos tratos “desde insultos a empujones y menosprecios”, ¿como puede afirmar Blanca Parrilla que “es una frivolidad afirmar que existe el maltrato masculino”? La inmensa mayoría de los hombres andaluces han sufrido alguna vez insultos, empujones o menosprecio de sus parejas.

  2. Los Verdes piden al Gobierno la retirada de los anuncios sobre violencia de género.

    Los Verdes-Grupo Verde ha pedido al Instituto Canario de la Mujer, vinculado a la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, la retirada de “cualquier campaña publicitaria que se base en la difusión social de una cultura de la sospecha”. “pretender convertir en policías a simples vecinos, culpabilizándolos por no denunciar, linda con el fascismo, es una llamada a la invasión de la intimidad, provoca denuncias falsas y crea un estado de sospecha”, en referencia a los anuncios sobre la violencia machista que se emiten por televisión.
    …parece que quieren crear un estado parapolicial mediante campañas que nos invitan constantemente a ser chivatos unos de otros, porque ellos están fracasando y no son capaces de gestionar la complejidad de la violencia social, ni están dispuestos a ir a sus raíces económicas, culturales o patológicas”.

    La promoción gubernamental de esta “cultura de la sospecha”, señalan Los Verdes, “es nociva y envenena a nuestra sociedad sustituyendo el compromiso contra la violencia por la culpabilización si no te conviertes en denunciante y fomenta la denuncia basada en indicios externos, que puede crear más problemas que soluciones”.

    “El aumento de un nuevo tipo de denuncia falsa de malos tratos, utilizada en conflictos de pareja como medio de venganza, que debería movernos a cuestionar el método y el objetivo de este tipo de campañas publicitarias y del tratamiento informativo que a menudo se le da en los medios de comunicación con una finalidad supuestamente preventiva”, señala el portavoz de la organización ecologista.

    Los Verdes-Grupo Verde pide la retirada de las campañas dirigidas a convencer a los ciudadanos de que denuncien los casos de maltrato de que tengan indicios “porque es una pedagogía social inadecuada y ajena a la cultura democrática, que puede conducir a resultados tan perversos como los que pretende evitar”.

    El portavoz de la formación relaciona la acusación falsa de maltrato infantil en el caso de la niña fallecida en el sur de Tenerife y la reacción mediática y social condenatoria sin pruebas con “mecanismos de opinión pública que están cultivando un clima de sospecha que también puede afectar al buen criterio de los profesionales que trabajan en la atención sociosanitaria o de seguridad”.

    http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=149846

    Blanca y Garrido sois de Los Verdes?

  3. Veo que los que escriben aquí ademas de crueles son muy ignorantes: La simulación de delito o las denuncias falsas son DELITOS PÚBLiCOS (¿saben alguno de ustedes que significa esto?) y como tales todos son, segun la legislacion, persegibles de oficio.

  4. NO SE PERSIGUEN DE OFICIO LAS DENUNCIAS FALSAS EN TEMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO!

    LEY DE VIOLENCIA DE GENERO: DEROGACIÓN

  5. “…Todos estos datos y toda esta polémica muestran que queda mucho trabajo que hacer en el camino hacia la igualdad de género…”
    Así acaba el artículo, pero creo que quiere decir que falta mucho para que se logre imponer el pensamiento único y sin disidentes…
    Ahora resulta que todas las opiniones del Juez de Sevilla son para vender su libro y claro, tiene que estar el diario satánico El Mundo por medio… Mézclese en la coctelera: los hombres, ya por ser hombres, pobrecitos, ya somos presuntos culpables. Igualito igualito que los vascos en tiempos del General.
    Demagogia y fanatismo se suele unir bien.

  6. Mi compañera y yo no nos pegamos, pero cuando éramos más jóvenes nos dábamos tortas medio jugando y os aseguro que si tuviéramos una pelea en serio ella me gana.
    Posdata: No es una tía fuerte. A lo mejor soy yo débil…

  7. Lo creo, Javier.Dada la evolución del papel de la mujer en la sociedad es muy posible que estemos igualados. Lo que ocurre que la mujer ejerce un maltrato de otro tipo; es más bien psicológico, difícil de demostrar y que el hombre tiene muchos complejos a la hora de manifestar sus sentimientos. Soy mujer.

  8. Hace algunos años leí un artículo de Félix de Azúa en el pais.Me sorprendió porque alegaba que el número de hombres maltratados en EEUU era prácticamente igual al de mujeres.Intentaré buscarlo en las hemerotecas.Lo que escribió me produjo conmoción.Según él los hombres no denunciaban por pudor.Personalmente no estoy seguro de si esto es así pero habría que conocer en que fuentes se fundamentaba el autor.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *