Portada / Andalucismo / Funcionarios 2 – Griñán 0

Funcionarios 2 – Griñán 0

Alameda_Sevilla_02

 

Entiendo poco de fútbol, pero he tenido la suerte de estar en el más memorable de los partidos de nuestra historia reciente (hasta la final del Campeonato del Mundo de este año): ese España-Malta del 81 en el Villamarín. Ese partido que presagiaba una derrota y se convirtió en epopeya. Me cuesta distinguir un fuera de juego, pero si tuviera que hacer una crónica deportiva y la situación de la Administración Pública andaluza fuera sólo un deporte, no tendría ninguna duda de quien va ganando este partido, pese a que, de tan desigual, presagiaba una derrota. Como tampoco tengo ninguna duda de que, ante tan poca cabeza de quien tiene el poder y no tiene ideas, la situación puede acabar en goleada.

 

Al grano. El anuncio de la Junta de que tramitará como proyecto de Ley en el Parlamento de Andalucía el actual Decreto 5/2010, aprobado por su Consejo de Gobierno el pasado mes de julio, y modificado mediante un pacto con UGT y CCOO meses después, hay que interpretarlo como la segunda victoria que han obtenido los empleados públicos gracias a sus movilizaciones. La primera fue la destitución del Secretario General de la Función Pública.

 

Ahora se suma el abandono de la vía del Decreto Ley y el consiguiente reconocimiento implícito de la inconstitucionalidad que suponía optar por la vía excepcional en la que el ejecutivo sustituye al Parlamento y que sólo se justifica en casos de extraordinaria y urgente necesidad (lo que obviamente no sucede con la materia del Decreto Ley 5/2010). Al contrario, pocas cosas requieren una reflexión más profunda y sosegada que la modificación de una organización administrativa que no sólo afecta a miles de trabajadores públicos sino al conjunto de la ciudadanía andaluza y al propio buque insignia de nuestra autonomía, por lo que resulta necesario, por lo menos, su debate en la cámara que representa a la voluntad popular de Andalucía.

 

El Parlamento es, sin duda, el ámbito para ese debate. Y me parece imprescindible que el PSOE-A, realice una reflexión responsable y compruebe cómo el modelo elegido de hacer pivotar la Administración autonómica sobre la hegemonía de estos entes híbridos que son las Agencias supone consolidar la huida del derecho administrativo, como aclara el profesor Clavero. Supone, además, hundirse en un galimatías jurídico de situaciones públicas y privadas y desnaturalizar en definitiva la construcción administrativa que cimienta sus estructuras en el Estado de Derecho.

 

El funcionario es un servidor del Estado (en sentido de Estado Comunidad), por eso sirve con imparcialidad a los intereses generales (en este caso, los intereses generales de Andalucía) y, por lo tanto, encuentra en su situación inamovible, las garantías mínimas para hacer frente a las presiones partidistas. Pero esta situación funcionarial no es un status personal sino que sólo tiene sentido en un contexto jurídico público, regido por el derecho administrativo. Destruir esta construcción es abrir las puertas a los intereses de aquellos que quieren destruir tanto lo público como el propio Estado de las Autonomías, justo en unos momentos en los que existe una fuerte presión para ambas cosas. Nosostros somos partidarios de lo público, sin duda, sin desconfianza.

El Parlamento puede cambiar radicalmente la orientación de la reforma y acentuar las líneas de separación entre la gestión pública-administrativa (de todas las competencias que afecten a los intereses generales) y la gestión pública-privada (de las competencias que impliquen una gestión mercantil, es decir, de producción de bienes privados).

 La reorganización de nuestra Administración y la necesidad de racionalizarla pasa, además, por que los Directores Generales sean elegidos entre los funcionarios, tal como se viene pronunciando la sala tercera del Tribunal Supremo (ver la reciente sentencia de 28 de septiembre de 2010. BOE 16 noviembre de 2010), pasa por disminuir el número de Consejerías y Altos Cargos, pasa por suprimir las Diputaciones Provinciales y pasa por aumentar las garantías de imparcialidad en las actuaciones públicas.

 El Decreto Ley 5/2010 debe ser objeto en el Parlamento de una profunda y responsable reflexión. Y se reflexiona mucho mejor escuchando democráticamente,  por lo que resulta imprescindible escuchar (no sólo oír) a las plataformas y asociaciones de funcionarios y a los especialistas en la materia, a los profesores de derecho administrativo de nuestras Universidades y demás disciplinas relacionadas con la organización de la Administración y la Función Pública. Entonces tal vez comprendan que este Decreto Ley no es reformable sino que sólo es derogable, porque el problema no radica en sus detalles técnicos sino en su propia filosofía . Una filosofía encallada en los prejuicios sobre la “maldad” de lo público,  justo ahora, cuando más necesitamos de su garantía frente a la depredación de los poderes fácticos privados, tanto internos como externos.

Por eso, en estas circunstancias, entendemos las movilizaciones de los empleados públicos siempre que mantengan su carácter reivindicativo, cívico y pacífico. Porque sólo así entre todos, ellos y los ciudadanos y ciudadanas andaluces que les acompañamos, evitaremos que la tramitación del Decreto Ley como Proyecto de Ley se convierta en un subterfugio. Porque sólo así impediremos el absurdo de que se aprueben los decretos que crean las Agencias, añadiendo aún más inseguridad, confusión y tensión.

 

Y a mí como política sólo me queda reconocer lo evidente: el modelo de reorganización del Decreto Ley está acabado, lo han conseguido las y los empleados públicos andaluces defendiendo la función pública y defendiendo a Andalucía.  Y es que quien siente los colores no se da nunca por vencido y esa fuerza convierte a veces los malos presagios en odisea.

 

Pilar González Modino

4 Comentarios

  1. Gracias Pilar por tu apoyo, pero me temo que la tramitación parlamentaria no deja de ser un mero trámite que maquilla las formas. El fondo del nuevo Decreto es el mismo, de hecho ya lo han publicado en el BOJA y ha entrado en vigor.

  2. Este articulo da en el clavo de porque el Decreto es un ataque frontal a la Funcion Publica como vertebracion de la fortaleza del Estado como garante del interes publico:

    Este parrafo en concreto para enmarcar:

    “…Pero esta situación funcionarial no es un status personal sino que sólo tiene sentido en un contexto jurídico público, regido por el derecho administrativo. Destruir esta construcción es abrir las puertas a los intereses de aquellos que quieren destruir tanto lo público como el propio Estado de las Autonomías, justo en unos momentos en los que existe una fuerte presión para ambas cosas…)

  3. manuel salvador barrero

    ¿esto se a echo sin decreto con este decreto ya me contareis?

    Denuncia de un ciudadano: ¿Fraude en Diputación?.
    Posted by http://www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 24 Mayo 2010

    Manuel Salvador, ciudadano de Huelva, nos ha enviado un correo con lo que según él es un fraude ocurrido en Diputación y cometido contra su persona. Manuel aprobó una oposición para una plaza que no existía. Cuando recibe su primera nómina descubre que la plaza que ocupa se denomina de forma diferente a la que se presentó en oposición. Tras su correspondiente reclamación y consulta, decide continuar en la plaza “fantasma” realizando trabajos de superior categoría sin la remuneración correspondiente. Cuando se cansa de su situación e intenta aclararla se producen una serie de papeleos (o chanchulleos) burocráticos que terminan en la pérdida de su puesto de trabajo.

    Toda la información que aporta Manuel sobre este caso puede consultarse en la siguiente dirección:

    http://iugibraleon.wordpress.com/participa/3-denuncia-de-un-ciudadano-fraude-en-la-diputacion

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo,lucho por mi imagen como funcionario,por la dignidad y objetividad de la administración pública y sobre todo porque los andaluces puedan optar si lo desean a un puesto de trabajo en la Administración Pública sin tener que agradecerselo a nadie.
    No se si ganaremos el partido pero lo que creo a pies juntillas es que juntos ANDALUCIA ES IMPARABLE.
    Un saludo y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *