Portada / Andalucismo / La desigualdad en Andalucía

La desigualdad en Andalucía

291953_10150435950343755_225176068754_10496748_1471064106_n

 

Francisco Garrido.01/11/2011.

Muchos  estudios  económicos regionales ( andaluces, gallegos, canarios, extremeños) han  denunciado, y con razón, las diferencias y desigualdades de rentas  entre las distintas  comunidades autónomas del Estado español. Dichas diferencias son la expresión de profundas desigualdades  entre los territorios políticos de España.  Pero también se ha  dicho, que estas desigualdades interterritoriales son   causa de otras asimetrías que erosionan y obstaculizan el desarrollo  económico y social de una u otra región o nación (adscríbase estos términos a gusto del consumidor).

En Andalucía las diferencias de renta con el  País Vasco, Navarra o Madrid  son fuertes  y significativas y dibujan un mapa de reparto de la renta bastante desigual. Curiosamente estas comunidades con más  renta son  o bien las que tienen un régimen propio de financiación: “concierto económico “(País Vasco y Navarra).  O bien gozan de los privilegios, de facto y de iure,  de  ser  el centro del Estado: “el efecto capitalidad” (Madrid). Este fuerte correlato entre decisiones  políticas  (“concierto económico “ y “capitalidad”) y rentas más altas hace sospechar  que la “pujanza económica” de esta comunidades no se debe sólo a factores de productividad  autóctonos, sino a decisiones políticas. Navarra y El  País Vasco   no tienen el “concierto  económico” por  qué son ricas sino más bien   al contrario; es el “cocnertro económico” el que favorece  de manera decisiva esa riqueza. Al igual que Madrid no es capital de España por qué sea rica sino que es rica por  qué es capital de España.

Hasta aquí  adivinamos la tremenda importancia que tienen las decisiones políticas y los marcos  normativos e institucionales  a la hora de reducir o aumentar la desigualdad de rentas tanto entre ciudadanos y ciudadanas, como entre comunidades autónomas. Pero si miramos el índice de Gini internos en las distintas CCAA, el cual mide la desigualdad  de renta e ingresos entre los ciudadanos y ciudadanas de la misma comunidad encontraremos que País Vasco y Navarra, que  son como ya hemos dicho las dos comunidades con más renta, tienen los mejores  índices de Gini (menos desigualdad)  de España .Madrid  a su vez tiene el quinto mejor índice de Gini de  todo el Estado.  Establecer  una relación causal  unilineal entre estos factores  sería una grosería metodológica pero no de lo que no cabe duda es que existe una relación significativa  entre las posiciones  institucionales ventajosas , el nivel de renta y el índice  de desigualdad  que hay que observar si se quier diseñar políticas que estimulen  la igualdad de renta entre los individuos , el  desarrollo de las comunidades y el equilibrio interterritorial. En todo caso sería un error tato desvincular la desigualdad entre los individuos de desequilibrio  entre comunidades; como considerar la desigualdad interna como mero producto de la desigualdades de rentas entre los territorios.

  Si miramos  el caso andaluz veremos  que el coeficiente de Gini  en Andalucía era en 1973, mucho antes del proceso autonómico, de 35,45.  En  el año 201o , 37 años después y treinta años de Estatuto de Autonomía,  es de 34,2 ( al menos de un  punto de diferencia). Todo el proceso autonómico ha servido para disminuir  en  sólo 1, 25  el coeficiente de Gini en Andalucía.   ¿ Y la desigualdad entre territorios ha disminuido o no?. Globalmente, en todo el Estado Español  ha disminuido pues ha pasado  del 66% del PIB en 1994 la 55% del PIB en el 2010.  Medido por el diferencial de PIB por persona entre las cinco comunidades con más renta por persona y las cinco con menos en cada año. El diferencial se expresa como la proporción en que la renta media por persona  de las primeras sobrepasa la renta media de las segundas, en € constantes con base en el año 2000. Por tanto no se puede establecer una  relación mecánica  y unilineal entre la desigualdad  interterritorial (que ha disminuido casi diez puntos en esto años) y la desigualdad individual que en Andalucía ha disminuido solo un 1, 2 en treinta y siete años. La forma en que ha disminuido las diferencias entre territorios,  sí que puede haber  condicionado la  escuálida rebaja del coeficiente  de Gini  andaluz interno. Pues  el mecanismo  de redistribución de la renta mas fuerte han sido  los fondos estructurales  europeos  que venía a las regiones tipo 1 (las de menor  renta) y el Fondo de Compensación Interterritorial es pañol. En ambos  fondos  se trataba de  fondos  que han estado condicionados  por  decisiones políticas  y orientados más como subvenciones clientelares o compensatorias que como recursos económicos propios. Esto explica que haya disminuido las diferencias de renta entre territorios pero no  en igual medida las diferencias de renta entre los ciudadanos y las ciudadanas de Andalucía.

La crisis económica y el final previsible de los fondos europeos van a poner en cuestión el futurde  estos ingresos en Andalucía y en toda España . Alemania y Cataluña han dado ya el disparo de salida: los unos, Merkel,  quieren acabar con los fondos europeos   y los otros, CIU, con el FCI tal como hoy esta dibujado por medio de un “concierto económico catalán”  ad hoc.

A nosotros   y nosotras, a los andaluces y andaluzas no nos vale  frente a esta situación de cambio gritar  como aquel del chiste: “virgencita que me quede como estoy”. Pues  quedarse como estoy ni es posible, ni es deseable (mirar la evolución histórica de los coeficientes de Gini). Es necesario dar un paso adelante  tanto en España como en Europa hacia un modelo federal democrático  radical en lo político . Y   hacia otro sistema , en lo económico,  que este  orientado hacia la  sostenibilidad , el desarrollo  autocentrado y endógeno y hacia una  organizacion  cooperativa de la produccion y el consumo: sin este paso  adelante  y estaremos condenados a seguir  cayendo mucho  más rápido que a la velocidad en que , como aquel del chiste, subíamos cargados de deseos para pedírselo a la virgen.

Desiguladada CCAA

 

GINI andalucia

3 Comentarios

  1. Gracias, Paco. Nos gustaría que se escribiese un Editorial haciendo balance de lo que han supuesto estos más de treinta años de cortijerismo sociata en Andalucía.
    Así la hecatombe del PSOE no beneficiaría tan sólo al PP, también a los partidos pequeños que ven menoscabada y muy dificultada (por una fraudulenta “ley electoral” a su arbitrio) la posible representación futura en el Parlamento tanto andaluz como español.
    Gracias.

  2. ANDALUSÍ LIBERTARIO

    Por desgracia, abundando en lo que indica el certero análisis de Curro, tanto los “fondos de cohesión” como los presupuestos para “políticas sociales” en Andalucía, que debieran haber paliado esta desigualdad creciente, se han expoliado en gran medida por los aparatos de poder del cortijo clerical$ociata, ya sea en “dietas” de ríanse las que se gasta un depredador del Serengueti, fastos o proyectos a lo “isla mágica”, vía EREs o utilizando mil picarescas de pútridos naZionali$ta$ expañole$, poniendo jeta de beaturrón.

    No hay que ser un experto economista para anticipar que a causa de este filibusterismo neoliberal-utilizando a los políticos y sus media sicarios de mamporreros-, desde la “estanflación” galopante nos dirigimos al abismo, de consecuencias impredecibles, de una II GRAN DEPRESION… Y yendo Andalucía por la cola de Europa, según todos los índices socioconómicos, adivinad donde va a situarse el epicentro de ese cataclismo anunciado. No por mí, en mi atrevida ignorancia, o por el bueno de Paco, sino por especialista en ciencias económicas que no son rehenes del gran capital y sus criminales triperos a sueldo. Vedlo vosotros mismos:

    http://www.kaosenlared.net/noticia/como-politicas-neoliberales-seran-responsables-ii-gran-depresion-como-

  3. Totalmente de acuerdo con el enfoque y las consecuencias. Solo una cuestión, si miras en el INE el último dato (2010 no 2009) sobre PIB per cápita entre CCAA, la diferencia entre Andalucía, la última (75%) y País Vasco (134%), verás que la diferencia (entre la primera y la última) es de 69 puntos porcentuales. Y es que la crisis está modificando la perspectiva con la que tan solo hace un par de años se veían las distintas evoluciones económicas. La entrada de capitales y la venta de nuestro patrimonio territorial provocaba una “ilusión de rentas monetarias” que ahora se ha desvanecido y queda una economía muy desequlibrada (infradesarrollo del sector industrial, por ejemplo. Ver el interesante artículo de Antonio Parejo Barranco “la industrializacón una asignatura pendiente” en Andalucía, 30 años de historia editada pr el Centro de estudios andaluces), muy dependiente energéticamente y estructuralmente deficitaria en sus intercambios con el exterior, al contrario de los que han tenido poder propio (desde el punto de vista no solo formal sino también material) y lo ha utilizado para poner una bases mas solida de su oferta económica. Pero la idea central del artículo de las relaciones entre igualdad y capacidad de poder político me parece imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *