Portada / Acción y Cooperación política / La situación social en Jerez es muy grave

La situación social en Jerez es muy grave

320143_161725410584995_100002426117014_309003_1183775910_n

 

 

Cristobal Orellana.Todos conocemos los datos: 31.000 parados y paradas en la ciudad (20% de la población activa), centenares de familias sin ningún tipo de cobertura social, el Ayuntamiento en quiebra asfixiado por los bancos (y por la mala gestión de unos cuantos políticos megalómanos), empleo precario, ausencia de perspectivas para los jóvenes, colapso del pequeño y mediano comercio, ausencia de tejido industrial e incapacidad de la débil industria turística en la ciudad, etc., etc. Vivimos en una ciudad convulsa, empobrecida y muy tensa. La violencia organizada por los poderosos contra las clases sociales más desfavorecidas es aterradora. La distancia entre las necesidades de la gente y la verborrea mentirosa de los políticos es total. La preocupación, la desesperanza y la tensión se expanden e intensifican día a día. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que este ritmo de grave desesperanza es insostenible.

 

Los mensajes del PSOE y del PP, es decir, contundencia policial (léase Caulina) y “planes de ajuste” (léase una alcaldesa obsesionada por pagar a los bancos y no a los trabajadores) son clarísimos. La desalmada respuesta del PP y del PSOE a la crisis no puede ser más clara (y más peligrosamente injusta): reforma de la Constitución (a espaldas del pueblo) y trasvase de grandes cantidades de dinero público a los bancos. Pero los trabajadores y las trabajadoras se están moviendo. En Jerez, las masivas manifestaciones del viernes 14 y del 15 de octubre, convocadas por sindicatos y 15M, lo demuestran holgadamente. La  clase política y la depredadora actitud de los bancos han cruzado una antisocial linea roja. La ciudadanía, esta ciudadanía consciente, está adquiriendo capacidad para cambiar las cosas.

 

Desde Noviolencia Ahora -Jerez- vemos el asunto muy claro: todos y todas debemos levantar nuestra voz, sin violencia, solo a favor de la Dignidad. Los políticos no quieren enterarse. Están decididos -porque han recibido esas órdenes de quienes manejan los dineros- a hacernos pasar hambre, a aporrearnos y a amenazarnos por activa y por pasiva. Por eso debemos cambiar el sistema. Nuestras exigencias de empleo, salud, vivienda, educación, son imparables. Ellos se han atrevido a robarnos sin piedad. Ahora nosotras nos atreveremos a provocar un gran cambio social.

 

Fdo.: Noviolencia Ahora -Jerez-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *