Portada / Ecología / Las nanopartículas encontradas en los artículos de uso doméstico común causan daños genéticos en ratones
Esta investigacion refuerza dos riesgos potenciales de la naotecnologia: la ruptura de las barreras de los organismos y la transformacion de las propiedades de las sustancias en virtud de la magnitud. Esta investigacion demuestra que estamos ante un nuevo tipo de toxicidad fisico-quimica que en el caso de las nanopartícula de dióxido de titanio supone un gravisismo riesgo para la salud humana

Las nanopartículas encontradas en los artículos de uso doméstico común causan daños genéticos en ratones

pro_photo1257233000

 

Fecha de publicación: 11/17/2009

Robert H. Schiestl, Ph.D.

Las nanopartículas de dióxido de titanio (TiO2),  que se encuentra en todo, desde la cosmética a los protectores solares para  colorar  a las vitaminas, ha causado daños  en el ADN de ratones, según un amplio estudio realizado por investigadores de la UCLA Jonsson Comprehensive Cancer Center.

Las nanopartículas de TiO2 inducen roturas en la doble hebra de ADN y  daño cromosómico, así como inflamación, lo que aumenta el riesgo de cáncer. El estudio de UCLA es el primero en mostrar que las nanopartículas pueden provocar este tipo de efectos , dijo Robert Schiestl, profesor de patología, oncología y las ciencias de  salud ambiental, cdel Centro de Cáncer Jonsson y autor principal del estudio.

Una vez en el sistema, las nanopartículas de TiO2 se acumulan en órganos diferentes, porque el cuerpo no tiene manera de eliminarlos. Y porque son tan pequeñas, que pueden ir a todas partes en el cuerpo, incluso a través de las células, y pueden interferir con la submecanismos celulares.El estudio aparece publicado esta semana en la revista Cancer Research.

Anteriormente , estas nanopartículas de TiO2 se habían  considerado no tóxicas puesto que no incitan ninguna  reacción química. En cambio,  las interacciones  de superficie  que las nanopartículas  producen en su entorno dentro  del organismo  , en este caso dentro de un ratón ,  si causan  daño genético,  Schiestl dijo: “Las nanopartículas   vagan por todo el cuerpo lo cual  causa el estrés oxidativo que puede conducir a la muerte celular”.

Se trata de un nuevo mecanismo de toxicidad, una reacción físico-químicas, distinto a la toxicidad que  causan las toxinas químicas periódicas, que son los  temas habituales  en los que se concentra  la  investigación toxicológica convencional ,  dijo Schiest.

“LA novedad  reside  en que el titanio por sí mismo es químicamente inerte. Pero  el estrés oxidativo  se genera , cuando las partículas se vuelven progresivamente más pequeñas y su superficie, a su vez, se hace cada vez más grande y en la interacción de esta superficie con el medio ambiente  inducen la toxicidad”, dijo. “Este es el primer estudio exhaustivo de las nanopartículas de dióxido de titanio  que   producen genotoxicidad, posiblemente causada por un mecanismo secundario asociado con la inflamación y / o el estrés oxidativo. Dada la creciente utilización de estas nanopartículas, estos hallazgos plantean la preocupación acerca de los peligros potenciales para la salud asociados con la exposición a a las mismas”.

La fabricación de nanopartículas de TiO2 es una industria enorme, Schiestl dijo:”Hay una producción de cerca de dos millones de toneladas por año. Además de pinturas, cosméticos, protectores solares y las vitaminas, las nanopartículas pueden ser encontradas en la pasta dental, colorantes alimentarios, suplementos nutricionales y cientos de otros productos de cuidado personal.

Schiestl dijo. “Podría ser que una cierta parte de los cánceres espontáneos son debidos a esta exposición.·”Algunas personas podrían ser más sensibles a las nanopartículas que otras. Creo que la toxicidad de estas nanopartículas no se ha estudiado lo suficiente.”

Los ratones fueron expuestos a las nanopartículas de TiO2 por  medio dela  agua potable y empezaron  a mostrar alteraciones genéticas al quinto día. El equivalente en humanos es de  sería aproximadamente de  1,6 años de exposición a las nanopartículas en un entorno de fabricación. Sin embargo, Schiestl dijo, no está claro si es regular, la exposición diaria en humanos aumenta exponencialmente a medida que se está en contacto

“Estos datos sugieren que deberíamos estar preocupados por un posible riesgo de cáncer o trastornos genéticos especialmente para las personas  laboralmente  expuestos a altas concentraciones de nanopartículas de dióxido de titanio, y que sería prudente limitar su ingestión a través de aditivos , colorantes para  los alimentos , etc “, dice el estudio.

A continuación, Schiestl y su equipo estudiarán la reacción  a la exposición a las nanopartículas en los ratones que son deficientes en la reparación del ADN, lo que tal vez ayude a encontrar una forma de predecir qué personas podrían ser particularmente sensibles a ellas. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud.

Jonsson de la UCLA Comprehensive Cancer Center cuenta con más de 240 investigadores y médicos dedicados a la investigación de enfermedades, prevención, detección, control, tratamiento y educación. Es uno de los centros de investigación  del cáncer más importante de los Estados Unidos. El centro de Jonsson se dedica a promover la investigación y la traducción de la ciencia básica de vanguardia en los estudios clínicos. En julio de 2009, el Centro de Cáncer Jonsson fue nombrada entre las 12 mejores centros de cáncer  de  EE.UU. por la  News & World Report. Esta  clasificación se ha mantenido durante 10 años consecutivos. Para obtener más información sobre el Centro de Cáncer Jonsson, visite  el sitio web en http://www.cancer.ucla.edu.

Publicado en www.cancer.ucla.edu.

Traducción Paralelo36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *