Portada / Andalucismo / Mis felicitaciones a EQUO Andalucía

Mis felicitaciones a EQUO Andalucía

Mario Ortega | Tras conocer el contenido de la carta que las coportavocías de EQUO Andalucía han dirigido al presidente Griñán con motivo de la propuesta de Pacto por Andalucía, como miembro de la corriente de opinión Andalucía Ecológica no tengo por más que alegrarme por algunos aspectos esenciales de la misiva, y felicitar especialmente a la recientemente elegida Comisión Ejecutiva de EQUO Andalucía por asumir la definición ideológica en el campo de la izquierda que veníamos proponiendo y la necesaria cooperación política en el mismo ámbito.

La carta, en la que se demanda la participación en el proceso de construcción del Pacto por Andalucía, define a EQUO Andalucía como fuerza política ecosocialista, y expresa que en su estrategia está la colaboración con otras organizaciones políticas y sociales presentes en Andalucía. Estas eran los dos líneas fundamentales que hemos venido defendiendo en los documentos de Andalucía ecológica y por los que se nos ha atacado poco en lo político y mucho en lo personal.

Estas afirmaciones, izquierda, ecosocialismo y cooperación, pronunciadas recurrentemente por las personas que componen la corriente de opinión Andalucía Ecológica en el último año, tras nuestro análisis de los resultados electorales en las últimas generales, dieron lugar a un proceso de desprecio interno hacia esas ideas y las personas que las defendíamos. Me es grato comprobar que las portavocías actuales de EQUO, independientemente de su fidelidad a los resultados de las votaciones en el pasado congreso de EQUO Andalucía, las pronuncien abiertamente y sin tapujos. Es evidente que, al menos a nivel de dirección ejecutiva política, la estrategia y la definición ideológica que proponía Andalucía Ecológica está triunfando.

Andalucía Ecológica, las personas que la componen, han trabajado internamente para cultivar y promover que el proyecto de EQUO se situase con claridad en la izquierda, más concretamente en las posiciones ecosocialistas, evitando la deriva anti-ideológica y ciertamente populista del “no somos ni de izquierdas ni de derechas,” máxime en los tiempos de abierto conflicto de clase que vivimos. Por este motivo me siento particularmente contento. El trabajo intenso que hemos realizado está dando sus frutos.

Pero hay más, las limitaciones estructurales a nivel social y de espacio electoral que tras años de trabajo en la ecología política se habían vuelto a manifestar en la decepción electoral del 20N de 2012 y en los irrelevantes resultados electorales obtenidos por EQUO en Andalucía el 25M, nos llevaban a insistir en que, dada la velocidad de retroceso democrático imprimida por el neoliberalismo y la derecha, y la incapacidad de la ecología política para influir en las decisiones del poder democrático, era imprescindible trabajar desde ya por un proyecto unitario de la izquierda tanto en Andalucía como fuera de ella. Un proyecto unitario que pasaba por reconocer los éxitos de proyectos políticos integradores de la izquierda verde federalistas y nacionalista de izquierdas. Compromís era el ejemplo más paradigmático. Curiosamente fue la alianza con Compromís la que dio el único diputado compartido a EQUO por Valencia, y curiosamente fuimos personas posteriormente integradas en Andalucía Ecológica las que tuvimos que defender, en un momento crítico, con más fuerza (concretamente en la primera asamblea que EQUO celebra en Rivas) la necesidad de una alianza estratégica con ICV, con Compromís y con Iniciativa Verds de Baleares. La aceptación abierta y transparente de los líderazgos de EQUO de estas premisas nos hubiese llevado a una mejor posición en la coalición AGE en Galicia.

El tiempo, los acontecimientos y la realidad social nos está dando la razón, tal es así que quienes lideran EQUO en Andalucía ya asumen abiertamente algunos de nuestros planteamientos fundamentales. Se sitúan en la izquierda (ecosocialistas), reconocen de facto a Andalucía como comunidad política y afirman querer cooperar con otras organizaciones políticas y sociales.

El trabajo de construcción estratégica e ideológica de Andalucía Ecológica está dando frutos hasta hace un mes inesperados. Esperemos que esta línea se consolide y que no responda a una mera pose puntual e interesada de los liderazgos andaluces.

Es necesario que todo el movimiento verde andaluz, esté en EQUO o no, contribuya y trabaje por un espacio unitario de confluencia de la izquierda andaluza y federal. Al pueblo andaluz le va mucho en ello.

Lo dicho mis felicitaciones a EQUO Andalucía.

@marioortega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *