Portada / Democracia / No sirve, es señora (en defensa de la filosofia)

No sirve, es señora (en defensa de la filosofia)

Francisco Garrido.

Las culturas que  han alcanzado la más altas cuotas de abstracción  metafísica, han alcanzado también los instrumentos tecnológicos más concretos y precisos. Nada hay más práctico que una buena  teoría, ni nada más útil que un buen concepto. ¿Sin  la idea de átomo de Demócrito  sería posible la ingeniería genética o la síntesis química? ¿Los  lenguajes informáticos  de nuestros PC serian impensables sin  la teogonía leibniziana? Sin teoría no hay ciencia, sin ciencia no hay  alta tecnología, sin tecnología no hay ingeniería. Sin teoría revolucionaria no hay revolución, sin la idea  filosófica de libertad no hay libertad política. Así somos estos fascinantes y peligrosos animales, la especie humana. Animales  que piensan para bien y para mal. Sin pensar no somos humanos, somos seres sensibles, animales pero no somos animales humanos.

Si la escuela nos ha de enseñar a ser humanos nos ha de enseñar a pensar. Bien es cierto que el pensar no es  una propiedad exclusiva de ninguna disciplina académica y a pensar se debe aprender hasta nadando, pero hay una disciplina cuyo método es  la reflexividad sobre el pensamiento, es decir que enseña a pensar sobre el pensar mismo. Esa  disciplina  ha recibido desde hace siglos  el nombre de filosofía. El gobierno del PP y el ministro Wert quieren acabar con su impartición en la enseñanza secundaria.  Hubo un ministro franquista, de suyo dicharachero y embustero hasta  el esperpento, que grito aquello de “menos latín y más deporte”. Como si pensamiento y acción estuvieran contrapuestos. Ahora el ministro botarate de  educación   quiere prácticamente  suprimir la filosofía de los centros educativos.  Dice que quiere más lengua y más matemáticas como si leer o calcular fueran posibles y útiles sin pensar. Hay máquinas que leen y hay máquinas que calculan pero no hay maquinas que piensan. Y son las “máquinas humanas” que piensan   las que han diseñado a las máquinas que leen y calculan. la contraposición es especialmente  dolosa cuando se trata de las matemáticas, disciplina hermana de la filosofía y que contiene en gran parte de sus campos formas más puras de reflexividad que ninguna metafísica.  El objetivo pues no es la filosofía como asignatura sino la reflexividad crítica misma. De ahí  que veremos que la Lengua o las Matemáticas encontraran reducidas sus dimensiones  reflexivas a favor de las más inmediatas y aparentemente útiles.  Quién quiere  alumnos y alumnas que lean y calculen sin pensar no quiere gente mejor formada sino autómatas.

Pero  el  verdadero “tapado” de esta operación es la religión. En los planes del ministerio se incrementa la presencia de la formación religiosa  doctrinal, no el estudio científico de las religiones. Wert declara que es una “opción ideológica”, por una vez dice la verdad. Sustituir el pensar por el creer, la reflexión por la oración, la crítica por la obediencia, es la opción ideológica de la derecha  extrema  que nos gobierna. Si la escuela nacional católica perseguía el ideal del niño mitad monje y mitad soldado (de las niñas no digo lo que perseguía);  la escuela católica neoliberal  de Wert  quiere alumnos  y alumnas mitad autómatas productivos, mitad ángeles sumisos asexuados. Pero  no somos ni máquinas, ni ángeles. La filosofía no tiene ningún lugar ni entre los robot, ni entre los coros celestiales; es “humana, demasiado humana”, algo que repugna a estos nihilistas  enemigos de la humanidad y la naturaleza.

Sin filosofía la escuela será menos escuela y más catequesis o más  granja  humana.  El pensamiento que se piensa, nunca sobra y siempre falta. ¿Qué  ocurriría si enseñáramos a pensar  a nuestros jóvenes  sobre esa “maravilla ontológica” que es el dinero?¿ O sobre Dios?  Vivimos en una sociedad tan metafísica que no sabe distinguir entre un concepto extremadamente simplista de las  relaciones sociales (el dinero)  y la sociedad misma. Que esta confusión no sea desvelada es el objetivo de este progrom contra el pensamiento en la educación. En la Andalucia la baja el dicho popular llama “reinar” a pensar y se suele decir de aquel o aquella   que esta meditativo que “esta reinando”. Pues  aqui tienen la respuesta, por eso nos quieren quitar la filosofía, para que no “reinemos”.

2 Comentarios

  1. El 2º borrador de la LOMCE elimina las asignaturas filosóficas como materias obligatorias de 4º de ESO y de 2º de Bachillerato. Como consecuencia de esto, varios autores han publicado sus puntos de vista en sus blogs. Aquí recopilaremos esos y otros artículos con el propósito de mostrar el gravísimo error que supondría la degradación de las asignaturas filosóficas en secundaria.

    http://filosofiaensecundaria.wordpress.com/

  2. Roberto Juarez Rey

    Les aseguro que yo me he “reinado” siempre en mis 80 años, recien cumplidos, por una razon muy simple, nunca me deje llevar por la pasion. Mi cultura es poca, mi formacion escasa, pero mi curiosidad infinita y el PORQUE de los niños, aun lo tengo vigente. AL BUEN ENTENDEDOR.,……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *