Portada / Andalucismo / Pactos municipales: vergüenzas de la gran familia

Pactos municipales: vergüenzas de la gran familia

201101301501360-patch-309332

 

Francisco Garrido. 11/06/2011.De todos los niveles del actual sistema político, el municipal  es el más deplorable, y donde  la corrupción, la destrucción de los recursos naturales, el nepotismo,  la arbitrariedad caciquil  y la falta de sentido político y ético son más escandalosamente  evidentes. Las familias, los amigotes, los contratistas, los comisionistas, los del ladrillo, gobiernan mucho de nuestros   ayuntamientos. El interés  particular más mezquino, incluido  el odio y la venganza  personal, se superponen a cualquier programa político o ideológico,  a cualquier límite ético. Baste recordar que más del  70%  de los casos de corrupción  procesados en España son a  cargos municipales.

Se suele decir que el ayuntamiento es la administración mas cercana al ciudadano. Sin lugar a dudas  y por eso es  también la que más  y mejor le roba. No hay una   institución más alejada en la defensa de los intereses generales, de eso  que antes se llamaba el “bien común”, que los ayuntamientos.

Y esto no ocurre porque haya una maldad intrínseca en el poder local, ni porque  los ayuntamientos  ejerzan una atracción fatal  para los corruptos. La responsabilidad  hay que buscarla en un diseño institucional, en un modelo  de  producción y consumo que desempodera  a la democracia  frente a a los poderes  privados de la economía y las  redes clientelares. Nadie más vulnerable que aquellos que están en la primera línea, como los ayuntamientos. Hannah  Arendt decía  que la familia era  el modelo opuesto a la democracia. La  mafia lo entendió siempre, las dinastías  de los  dictadores  y reyezuelos también. Pues bien  nuestros ayuntamientos  son hoy una gran familia  mafiosa. En ellos se pueden encontrar  todos los déficits y debilidades  de una democracia raquítica y tutelada como la nuestra.

El espectáculo de los pactos municipales del sábado pasado es solo la fotografía de familia de esa gran familia municipal. La izquierda  rabiosamente  antiliberal le abre las puertas de los  gobiernos municipales a la derecha más rabiosamente neoliberal. Los nacionalistas llevan bajo palio al Santiago Matamoros del PP, cubierto con la rojigualdad. El entorno de Doñana se le entrega  a los que si pudieran urbanizarían  hasta las marismas. Los socialistas pactan con el PP el desalojo de alcaldías situadas  a su izquierda. Candidaturas  locales que  hasta muy poco se desgañitaban  vociferando por la unidad de la izquierda para frenar  a la derecha,  dejan libre el paso para  que gobierne esa “nueva izquierda” que representan el señor Rajoy y el señor  Arenas.

Las combinaciones  y los pactos son múltiples y de geometría variable pero el resultado es siempre el mismo: gane la derecha. ¿Y qué le importa eso a concejales que han conseguido ya su despachito , o vengarse de odiado rival, o sacar de las listas del paro a medida  familia?.¿Alguien se extraña que la gente se separe de espectáculos tan bochornosos como los que vimos el sábado en los salones de plenos?¿Porqué los ciudadanos se han de implicar en asuntos tan obscenamente privados como los que se traen entre manos estos concejales bajo las mascaras ideológicas progresistas?. La italianización de  Andalucia  es cada vez más  realidad que amenaza.Menos mal que nos queda el 15-M.

2 Comentarios

  1. Me hace gracia que, por muy mezquino, tirano, dictador y manipulador que sea el PSOE, los todólogos siempre considerais que el PSOE es “la izquierda”, y el PP es “la derecha”. Tantos años de manipulación mediática con el mensaje “PSOE bueno, PP malo” ¿os han sorbido el seso o qué? El PSOE se ha convertido en un partido prácticamente “nazi”. Tildar ahora a IU de traidores, por abrirle las puertas al PP para quitar a este PSOE, me parece un ejercicio de hipocresía y cinismo insuperables. En vez de eso, criticad al PSOE, que ha perdido el norte hace ya muchos años, y solo tiene de socialista y obrero el nombre.

    Y si tanto miedo os da el avance del PP, arrimad el hombro para hacer un partido de izquierdas que le plante cara, pero no le pidais a IU que sea lacayo del PSOE para siempre, porque le haceis un flaco favor. En vez de eso, intentad entender las razones al menos que han obligado a tomar decisiones tan extremas.

  2. josé santana valls

    No siepre fue asi. En los primeros gobiernos democraticos municipales la izquierda se empleo a fondo en la mejora de las ciudades, barrios y pueblos donde goberno. En Sevilla También. En muchas ciudades se freno la especulación y se tremino con el desenfreno urbanistico. Se doto a los pueblos y ciudades de infraestructuras y dotaciones de servicios como no se habian tenido antes: Colegios, Centros Civicos, polideportivos, asfaltado y renovación de viarios y en los últomos gobiernos municipales en la ciudad de sevilla se sigui con una politica de mejora de la circulación viaria, predominio de la peatonalización, creación de carriles bicis, y también manifiestos errores como, quizas, la autorización de la torre Pelli, o las cuestionables “setas” de la Encarnación más la gestión del “Merca” con sus “eres” y venta de terrenos.
    ¿Qué a pasado en otros lugares? más corrupción, menos democracia participativa y más endeudamiento. ¿El origen? falta de control democratico y de participación ciudadana- Los propios partidos de izquierda se han dejado ganar por la practica del relumbrón, hacer o proyectar obras que “dejen recuerdo” de la getión municipal sin parar en gastos y posterior deuda. Corrupción urbanistica y en la adjudicación de los servicios municipales ha sido una practica demasiado común, sobre todo por parte de los ayuntamientos del PP. Y la izquierda no ha sabido o no ha querido llevar a cabo una gestión municipal mas diferencida y alternativa. Apenas han apuntado algunos gestos de los llamados presupuestos partcipatvos, como en la ciudad de Sevilla, agostados luego por la burocratización y la baja partcipación ciuaddana en que derivo, entre otras cosas por la reprodución a escala del clientelismo político partidista.
    Aún así hay también responsabilidades colectivas: hemspos dejado en manos de la ideologia derechista la iniciativa del modelo politico a seguir: dejar en manos de los gestores decisiones claves sobre el bienestar de la ciudadania y una exigir colectivamente romper con la dinamica impuesta por la cultura de la globalización capitalista y financiera.
    Efectivamente, los gobiernos municipales han derivado en los últimos años en gestores de intereses particulares, familiares y cuasi mafiosos en algunos casos y no solo en pequeños pueblos, si no tambén en grandes ciudades, sin embargo precisamente cuando más corruptos más han sido premiados por la ciudadania. ¿Paradoja, complicidad del ciudadano?- No ha habido pedagogía por parte de la izquierdaa para diferenciar claramente su gestión respecto a la derecha, pero también ha habido dejación de los sectores con mayor conciencia de sus responsabilidades para con los ciudadanos permitiendo que la hegemonia de la derecha y sus valores economicos se consolidaran.
    Otra historia son los pactos. Para decir algo más detenidamente. De todas maneras, como bien dices, nos queda, de momernto, el 15 M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *