Portada / Democracia / ¿Por qué la derecha ataca a la derecha?

¿Por qué la derecha ataca a la derecha?

 

Francisco Garrido.

 

El Mundo y El País atacan a Rajoy. Los medios de la extrema derecha  y Esperanza Aguirre también. Aznar calla. El escándalo de los sobres deja al gobierno noqueado y en estado catatónico.  Undangarín  está acorralado.  Las pruebas inculpatorias son por momentos más firmes y van acercándose,  cada  vez más, a la Casa Real y a la misma  figura del Rey.  Y lo peor es que los disparos más certeros contra el gobierno o el rey, no vienen de la izquierda sino de la derecha profunda. ¿Qué derecha es esa que ataca a la derecha? ¿Por qué?¿Para qué? Aventuro tres conjeturas a modo de respuestas.

¿Qué derecha es esa que ataca a la derecha?

La derecha, la misma que ha gobernado España  desde hace muchos años. Unas veces con mayor incomodidad (PSOE) y otras con mayor alegría ( PP). La derecha que  gano la guerra y ganó la transición, la derecha  de los consejos de administración de los bancos, de los cuartos de bandera y de las sacristías, la del patio de monipodio y de Santiago matamoros. El régimen de la transición parece que quiere morir matando .Son los que ha metido el dinero en lo sobres y a cambio se lo han llevado calentito. Son la derecha, ya está. Son tan malos que hasta sus representantes son mejores.

¿Por qué?

Por qué  Rajoy ya no le vale. Saben que ningún partido puede ganar las elecciones después de hacer lo que ellos quieren que haga y lo  que el gobierno en parte está haciendo. Tradicionalmente estos trasvases de renta en medio de una guerra social no declarada, se han hecho con los tanques en la calle por medio de golpes de estado. El desplome electoral del PP es tan brutal que para esa derecha es más útil en empujarlo en la caída que sostenerlos en el aire. Los papeles de Bárcenas son  el tiro de gracia a un gobierno agonizante. Pero no nos confundamos el problema de la derecha no es Rajoy  sino la democracia, aunque sea en sus estado mínimo, como ahora.

 ¿Para qué?

 Para legitimar una salida no democrática a la crisis.  El gobierno que tiene mayoría absoluta no puede gobernar acosado por la ilegitimidad  de la corrupción. Los sobres se han convertido en tumbas   ¿Que reportes `podrán hacer aquellos que  cobran sobresueldos de las constructoras y de Mercadona? ¿Cómo podrá la ministra de sanidad cerrar hospitales si le pagan los mafiosos hasta la primera comunión?  Las elecciones anticipadas es una salida que ningún partido con mayoría absoluta puede contemplar. ¿Qué alternativa queda? Un simulacro de “gobierno de concentración  o salvación nacional” presido por un no político, un tecnócrata. Algo así. Alguien que no tenga miedo a las urnas por qué no se va a  su veredicto nunca.  Alguien que no tenga ninguna atadura con ningún electorado. Alguien que sólo responda ante  la troika y los mercados. El PP y Rajoy lo venderían como un sacrifico por España. El PSOE lo aceptaría por el mismo motivo y los demás que pataleen. Parece mentira que haya  algo peor que Rajoy pero lo hay.

 Ante esta `perspectiva la izquierda, los demócratas, las demócratas, la ciudadanía pueden elegir dos caminos.  Uno, como en la transición conformarse con el “mal menor”  y seguir sostenido la constitución de 1978 y a la monarquía. Sería, como en la transición también, el camino más seguro hacia la derrota.  O dos, elegir  el cambio: unidad, renovación, III república, federalismo,sostenibilidad; enterrar definitivamente la transición y  abrir un nuevo proceso constituyente.  Pero si  en estas, esperando  a Godot, llega el tecnócrata, estaríamos ante un “golpe de Estado” y entonces…Entonces  se abran roto las reglas del juego y sólo quedará la fuerza y la calle; el poder constituyente en estado casi puro, que ilusión, que miedo.

5 Comentarios

  1. Creo que aciertas más o menos en los tiros, pero erras mucho.
    Primero, deberías explicar porqué dices que un gobierno con mayoría absoluta no adelanta elecciones. Lo digo, más que nada, porque se ha hecho.
    Segundo, creo que te posicionas en la izquierda y por eso dices que toda esa gente es “derecha”. Creo que te han comido demasiado la cabeza con esas dos palabras vacías de contenido. Usemos otras etiquetas: colectivistas, liberales, comunistas, conservadores, estatistas, etc.
    Tercero, hacer un gobierno de concentración es completamente legítimo, sólo un demente vería ahí un golpe de estado.

  2. La incapacidad del Partido Popular para gobernar es casi total. Todos mis temores sobre el gobierno del PP y sobre el asalto al poder de lo más rancio de la derecha española se va cumpliendo. Esta derecha tradicional española comete el error de tener en su ADN y en su historia la enemistad con la democracia. No hablo de una enemistad formal con la democracia, como pueda ser la de la mayoría de los partidos políticos, los grandes sindicatos, la patronal empresarial o los poderes financieros. Cuando hablo de la enemistad de la derecha tradicional con la democracia hablo de una enemistad estética, que forma parte importante de su ideología y de su discurso.

  3. “Porqué” es un sustantivo (el porqué, es decir, la causa, el motivo); siempre va precedido del artículo (el) o de otro determinante (su, este, otro…). Admite plural : los porqués.
    Ejemplo: No explica nunca el porqué de sus decisiones.

    “Porque” es una conjunción causal: introduce una oración subordinada que explica la causa de otra principal.
    Ejemplo: Lo he entendido porque me lo has explicado muy bien.

    “Por qué” sólo se usa en oraciones interrogativas, directas e indirectas. Por es preposición y qué es un pronombre interrogativo.
    Ejemplos: ¿Por qué no has venido a la fiesta? (Interrogativa directa)
    No sé por qué se ha portado tan mal.(Interrogativa indirecta)

    Por que se compone de la preposición por y del pronombre relativo que; se puede sustituir por “el cual, la cual”, etc.
    Ejemplo: Fueron varios los delitos por que fue juzgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *