Portada / Ecología / Promociones Playa: dunas unifamiliares en Doñana.

Promociones Playa: dunas unifamiliares en Doñana.

doñana 2 fractal

Francisco Garrido.

El deslinde del dominio público marítimo-terrestre de Doñana, de la que se han derivado una serie de expropiaciones,  nos ha  traído una serie de informaciones  muy  interesantes  en lo tocante a políticas de protección ambiental de la biodiversidad. Por ejemplo sabemos que dos de los propietarios de dunas  expropiados son dos constructoras, con  nombres cada cual más inquietante:  “Nubia Veinte Construcciones”, y agárrense que esta si que es peligrosa: “Promociones Playa”.  No hace falta ser director de Greenpeace o capitán del SEPRONA para que la pregunta te asalte de inmediato:  ¿Qué hacen dos constructores con propiedades sobre unas Dunas en medio de un Parque Nacional?¿Se trata acaso de una inversión de futuro en espera de que cambien los vientos políticos? 

Bueno,   pues por si acaso: se aplica la ley (y se aplica técnicamente muy bien) y se acabaron las inversiones de futuro. Y no es que esos suelos pasen a manos de la propiedad estatal, no, pasan a ser algo mucho más interesante desde el punto de vista de la salvaguarda de los intereses público y  ambiental:   la zona deslindada se convierte en “dominio público”. Representa  el concepto de domino público una forma difusa de  protección (res extra  comercium): Inalienables, inembargables e imprescriptibles.

Pero además los límites establecidos entre la zona deslindada  como dominio público marítimo-terrestre y el entorno no se ha hecho de forma rígida y estrictamente administrativa (discrecional) sino con que se ha realizado con criterios ecológicos y por ello se han extedio hasta el interior de la costa , incluyendo las zonas dunares. En este caos la administración ha entendido muy bien que no se puede  proteger  ecológicamente un espacio asilándolo de forma brusca y grosera de su entorno. Cuando  se protege un espacio o un habita se ha de proteger gradualmente también  el entorno, de lo contrario el espacio protegido se  convierte en un botánico  o en un zoológico.

Si estos criterios  difusos  de delimitación de las zonas protegidas se hubieran usado  en  la demarcación de  los  parques;  las lomas de Martin Miguel de Sanlucar de Barrameda, por ejemplo, no se hubiesen declarado zona urbanizable nunca. Proteger  un espacio  es  también proteger  el  flujo de intercambios  con el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *