Portada / Acción y Cooperación política / Refundar la Autonomía
Las instituciones autonómicas son la herramienta para defendernos a nosotros mismos e impulsarnos hacia el futuro desde nuestras potencialidades y singularidades.

Refundar la Autonomía

4D 1977

Hace 32 años nos dimos una oportunidad como pueblo, votándonos a nosotros mismos. Los andalucistas tuvimos un papel fundamental en la conquista de la autonomía andaluza. Tres décadas después del 28-F, la autonomía se encuentra presa de los intereses de las multinacionales de la política a las que sólo les interesa Andalucía como escenario y no como meta. Ahora, como entonces, los andalucistas volvemos a ser imprescindibles para Andalucía.

Con la explosión de la burbuja inmobiliaria, nos ha estallado el cristal del falso espejo en el que nos mirábamos. La crisis económica ha azotado a Andalucía más que a otros territorios. Padecemos la mayor tasa de paro de toda la Unión Europea, nuestro tejido industrial es casi inexistente y los autónomos y pequeños y medianos empresarios se encuentran atrapados.

Los pescadores y agricultores ven que desde Bruselas o Madrid se toman decisiones que condenan a la agricultura y pesca andaluzas al cierre ,75.000 ciudadanos han sido desahuciados del espejismo desarrollista y el 55% de nuestros jóvenes están sin empleo y sin posibilidad de comenzar su proyecto de autonomía personal. La emigración vuelve a ser la única oportunidad de futuro para la juventud, repitiendo la biografía de sus abuelos.

Las cajas de ahorros, controladas por PP y PSOE, financiaron proyectos especulativos en lugar de potenciar una economía pensada para producir inteligencia, talento y oportunidades. El derrumbamiento del modelo económico de PP y PSOE, salpicado por la corrupción, no nos ha dejado nada más que desolación.

PP y PSOE son partidos centralistas, estructuras de poder con sucursales en Andalucía. Sus líderes andaluces son delegados de sus formaciones políticas en Andalucía y portavoces de un modelo ruinoso. Son los responsables de haber vaciado la autonomía de contenido. Nos han robado la utopía que conquistamos el 28 de febrero de 1980, gracias a que el 4 de diciembre de 1977 salieron a la calle millones de andaluces a pedir “libertad, amnistía y Estatuto de Autonomía”.

A Andalucía le sobra talento, personas trabajadoras y valientes. Podemos llegar tan lejos como nos soñemos si decidimos usar nuestra autonomía política para diseñar nuestro mañana.

Tenemos que confiar en nosotros, volver a votarnos a nosotros mismos, para cambiar el curso de nuestra historia. Nos tenemos que rebelar contra el paro y reivindicar un Plan de Empleo Prioritario para Andalucía. Si en 1812 conquistamos la libertad, doscientos años después tenemos que alcanzar la igualdad.

Ser autónomos es una necesidad para edificar las bases de otro sistema productivo, que nos sirva para  deshacernos de la inasumible tasa de paro. Con reformas laborales en contra de los trabajadores, sólo tendremos más parados, más pobres y sin derechos.

La autonomía nos debe servir para cimentar una economía sustentada en nuestras especificidades, para defender la educación y sanidad públicas y los derechos de los trabajadores. La defensa del Estado del Bienestar es una prioridad para los andalucistas y abogamos, para su mantenimiento, por una fiscalidad justa.: que paguen más quienes más tengan, más ganen o más contaminen.

La autonomía tiene hoy tanto sentido como hace 30 años. Las comunidades autónomas con más poder político tienen hasta tres veces menos paro que Andalucía. Las instituciones autonómicas son la herramienta para defendernos a nosotros mismos e impulsarnos hacia el futuro desde nuestras potencialidades y singularidades.

Refundar Andalucía es apostar por las energías renovables, agricultura, pesca, industria, innovación, investigación, desarrollo y cultura andaluza como ejes estratégicos de nuestra economía. Cambiar el ladrillo y el hormigón por la inteligencia, el talento y el respeto a nuestro patrimonio medioambiental. O lo que es lo mismo: volver a votarnos a nosotros mismos para refundar la Autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *