Portada / Democracia / Reinventado la democracia (Reinventing Democracy)

Reinventado la democracia (Reinventing Democracy)

UtopiaFuente: http://www.opendemocracy.net/ash-amin/reinventing-democracy

Traducción y adaptación: Primavera Andaluza

Si la democracia significó el gobierno del pueblo para el pueblo, ya no es así. Todo lo que tenemos hoy en día es el gobierno de las élites para las élites nacionales y transnacionales, marcado por periódicas “erupciones sociales” que apenas logran sumar nada a una verdadera transformación democrática. Las élites se recuperan de estas erupciones, mientras que los manifestantes se silencian o apaciguan, y las victorias electorales que prometen un cambio radical terminan capturadas por los intereses creados. La “primavera árabe” aún tiene que llevar la primavera a las masas y los levantamientos en todo el mundo contra el capitalismo financiero y los recortes sólo han servido para fortalecer los lazos entre los bancos, instituciones financieras internacionales y los Estados más poderosos. Las autoridades justifican el aplastamiento de millones de personas por la actual crisis económica argumentando que su sacrificio es necesario para un retorno a tiempos mejores. Y mientras llegan las reformas que tratan de proteger a los menos pudientes, se consolidan las posiciones de los prestamistas, las agencias de calificación, los medios de comunicación y de las estructuras estatales. Estas fallas de la democracia ocurren en todo el mundo, hasta el extremo de normalizarlas como características de las llamadas “democracias maduras”. Sin embargo, la consecuencia es que está aumentando la miseria y la injusticia social.

Es el momento de la izquierda. De seguir así las cosas se desembocará en más autoritarismo o en una ruptura revolucionaria. Una opción más segura sería la de renovar el contrato democrático, claramente un objetivo de poco interés para las élites egoístas, pero si supuestamente de interés para las fuerzas políticas comprometidas con una sociedad justa e igualitaria. Decimos “supuestamente” porque no está claro que las fuerzas establecidas en este espectro, por ejemplo, los sindicatos socialistas y los partidos social-demócratas y laboristas hayan mostrado mucho interés en los últimos tiempos en hacer causa común a partir de las injusticias sociales o participar en el trabajo de los resistentes contra el tren de las intromisiones que a diario lleva a cabo la élite del poder. En Europa, por ejemplo, ¿qué alternativas ofrece la izquierda oficial sobre la democracia, la igualdad, la justicia, o de la buena sociedad? Nada. Es como si se acepta la fractura del contrato democrático, la reducción de la política de apaciguamiento de la postura electoral y populista, para sentir y sentarse a la mesa donde las élites y sus ideólogos se reúnen, con la esperanza de pequeñas migajas de poder con escasa capacidad de reforma. Cuando alcanzan los sillones, el proceso de reforma se amortigua evidencia que en el fondo se carece de una visión de la sociedad más allá del status quo que no sean la lucha política y los rituales de la gestión corporativa.

Debido a este déficit, los grupos insurgentes en todo el mundo por una sociedad más justa (del movimiento okupa a protestas contra la guerra y las rebeliones populares) no tienen acceso a los medios de difusión de masas, ni las estructuras que encaucen sus esfuerzos para forjar una sociedad mejor. A pesar de ello, existe una gran cantidad de experimentos en todas las partes del mundo, como se indica la figura 1, en un intento de mitigar las fuentes contemporáneas de la desigualdad. Es cierto que el panorama normativo está lejos de ser homogéneo, y que los experimentos siguen siendo aislados, frágiles, auto-referenciados y no como parte de una política más amplia de la transformación social. La paradoja actual es que hay un exceso de actividad de las bases, decepcionada por la ausencia de una fuerza organizada capaz de reunir los fragmentos, capaz de construir una narrativa convincente de cambio alrededor de sus movimientos, y despojar a la elite del poder de manera efectiva. Hoy en día, la izquierda organizada no contempla esta reforma de la política y la sociedad como parte de su misión.

grafica reiventando1

No siempre ha sido así, porque en momentos cruciales en el pasado, alterar las reglas de la política ha sido un rasgo definitorio de la izquierda organizada. El período en Europa entre 1880 y la Primera Guerra Mundial ofrece uno de esos momentos. En un contexto de miseria generalizada, opresión política y blindaje de acceso efectivo al poder (como hoy), la izquierda reformada y revolucionaria llegó a ser hegemónica en la sociedad, gestionando el cambio de los corazones y las mentes para modificar lo que se creía seguro y duradero en beneficio de las instituciones. La lucha por una sociedad justa para la mayoría y no para unos pocos consiguió hacer tangible sus reivindicaciones, que se concretaban en campañas específicas, desde la reivindicación por la democracia popular o los derechos de los trabajadores y las mujeres, al movimiento de la “franchise” (traducción desconocida), los estilos de vida alternativos, como el vegetarianismo, al aire libre y la liberación sexual y la libertad de la dominación imperial. Esta materialización surge de la capacidad de la izquierda naciente para proyectar un nuevo orden social fuera de las preocupaciones latentes, así como desarrollar los medios para alterar la gramática de la política. Pondremos dos breves ejemplos.

El primer ejemplo se refiere a la del Partido Socialista Alemán (SPD), formado en 1875 en medio de grandes dudas sobre las perspectivas de una propuesta obrerista en una sociedad casi industrializada y altamente segmentada. Este fue un período caracterizado por la desorganización dentro de una incipiente burguesía industrial, la decadencia del poder aristocrático, se tambaleaba la autocracia de Bismarck, y una masa obrera dispersa por todo el campo y la industria (en pequeña escala). Liderados por dos figuras imponentes, August Bebel y Karl Kautsky, el SPD se levantó rápidamente a dominar el movimiento socialista europeo, en la parte posterior de su rápido crecimiento dentro de Alemania con 1 millón de miembros y el 35% de los votos en el Reichstag ya en 1912. Este éxito puede atribuirse a la capacidad de un liderazgo carismático y una alianza “partido-sindicatos” altamente organizados para hacer causa eficaz, tanto dentro de una clase de trabajo dispersa y heterogénea, en la arena pública y política.

Pero había más. El SPD logró proyectar los intereses de un pequeño y emergente proletariado urbano industrial como un futuro creíble para todos. Estos socialistas “inventaron”, como argumentó Donald Sassoon, un nuevo sujeto político y un actor de vanguardia – la “clase trabajadora” y el “trabajador nuevo modelo” – de una masa pobre, desesperada, fragmentada y oprimida por el trabajo. Se trataba de una invención política extraordinaria en un momento de la subjetividad histórica inimaginable de este tipo, que se concreta en el éxito de la SPD (y “uniones libres”) para asegurar importantes reformas prácticas en el curso de la lucha (por ejemplo, mejores salarios y condiciones de trabajo para trabajadores de la industria, la protección del bienestar de los miembros en huelga). La capacidad de proyectar un futuro proletario como una democracia para todos también se deriva del éxito del SPD en la ropa el movimiento con la “belleza de mil estrellas” como la contemporánea austriaca líder socialista Julio Braumthal dijo, con la ayuda de los públicos de diferentes clases sociales formadas alrededor de los libros populares como las mujeres de Bebel y el socialismo, folletos informativos y periódicos en movimiento, y las sociedades culturales y recreativas a jugar la buena sociedad.

Mientras que el ejemplo alemán demuestra el poder de una política de la utopía pragmática, el ejemplo del movimiento de mujeres británico durante la década de 1910 ilustra el poder de alterar el paisaje de la política. Su éxito en la campaña por los derechos de las mujeres y su papel en la vida pública y privada fue el resultado de esa reinvención, lo que obligó a la creación y el legado patriarcal en un bien común nueva – intelectual, afectivo y político – en el que la hegemonía de los intereses creados ya no está protegida. La lucha por el reconocimiento que rompía las reglas de visibilidad política y la conducta, en el proceso que permite una nueva comprensión de la feminidad que se articula en público, con un fervor considerable y organizado. Tres novedades destacan. Una de ellas es la campaña feminista a partir de 1890 para la «nueva mujer», articulado en una gran cantidad de libros y revistas populares, que popularizó la lucha por el voto de las mujeres así como otros derechos (por ejemplo, la igualdad dentro de la familia, la derecho al divorcio y la libertad sexual, la participación en la vida económica, pública y política). La campaña convirtió las desigualdades cotidianas en la vida de las mujeres en asuntos de interés público, además traer a nuevos grupos de mujeres a la causa.

Otro hecho relacionado es la representación por parte de activistas feministas de la mujer como sujeto colectivo. La fuerza feminista adquirida en el lugar de trabajo, ayudó a conectar las luchas de las mujeres trabajadoras y no trabajadoras. El feminismo también se unió a una lucha más amplia por la igualdad y la justicia social. La tercera novedad es la invención nuevas eficaces políticas que desarmaban al adversario, sobre todo por la Unión Social y Política de las Mujeres (WSPU), dirigido por los Pankhursts: su organización militar, el periodismo clamoroso, el abrazo de el coche y barco a vapor como símbolos de la emancipación, el uso prolífico de libros, pancartas, canciones y obras de teatro, los enfrentamientos públicos y las penas de prisión, y las protestas y los disturbios de gran visibilidad. Nuevas formas de representación y de la agitación por la fuerza en la vida política, desafiando el status quo de manera enormemente eficaz.

Implicaciones contemporáneas

Es evidente, por ejemplo, una lectura selectiva de las políticas iniciales de la emancipación de masas está lleno de todas las trampas de la comparación ex-post y descontextualizada. Pero una conclusión se puede hacer. Estos movimientos de formación resultó ser influyente – por diseño o por defecto – a causa de sus decisiones en todo el mundo. Ellos transformaron profundamente el significado de la política y sus súbditos mediante el diseño de utopías creíbles e imaginarios de la emancipación de las lesiones existentes y los intereses ocultos, mediante la construcción de deseo afectivo y de carga con la ayuda de nuevas tecnologías políticas, y mediante la conversión de las reivindicaciones a las ganancias a través de prácticas eficaces organización. Ellos desarrollaron una capacidad mundial de decisión, basado en el dominio de las tres artes políticas: fomentar la invención, aprovechando la organización y la movilización afectiva.

Es este tipo de práctica y la imaginación que se necesita hoy de “la izquierda oficial”. Estas artes, en todo caso, se intuyen en los movimientos insurgentes que tratan de arrebatar el nuevo espacio político para una sociedad más justa, pero se pierden a los portavoces oficiales de la sociedad de iguales. Hoy en día los partidos socialdemócratas, los sindicatos, y similares, no tienen ningún interés en hacer el futuro por una remodelación del campo en el que las preocupaciones latentes pueden hacerse públicos y desafian a la corriente principal. Y debido a esto, los experimentos imaginativos de la política insurgentes están fallando en encontrar la atracción. La izquierda organizada tiene que recuperar su capacidad de hacer el mundo mediante el desarrollo de nuevas tácticas políticas. Esto no es una cuestión de nombrar las cantidades y calidades de la sociedad justa y equitativa – una utopía imposible, claro en su lista, pero siempre comprometida por el cambio histórico y la especificidad de cada contexto, y por esta fuente de una de decepción. Se trata de hacer grandes misiones de las lesiones existentes y las injusticias, con la ayuda de las artes de la campaña que desarmar a la élite del poder y gestionar la construcción de contra-peso.

Esto podría implicar, por ejemplo, volviendo a los principales impulsores de la desigualdad contemporánea aparece en la Figura 1, y la construcción de impulso en torno a formas alternativas de organización y vale la pena atendiendo a la política de la exposición, el contagio afectivo, y la fijación de contra-invenciones, que por lo que una tipo de sociedad está a la vista. La izquierda oficial puede trabajar para hacer visibles los tipos de formas equitativas de mercado o el dinero y recíproca de intercambio, la búsqueda de fórmulas imaginativas de construcción de interés público y la resonancia ética alrededor de ellos, junto con la articulación de las reformas institucionales claras para consolidar los logros del mercado y la democracia financiera. Las mismas artes se podría aplicar a buscar nuevos canales de ser humano ético y descentralizado, o para construir y mantener el deseo del público para los entornos de vida sostenibles y ecológicos, que se resumen en la Figura 2. Poco a poco, como otra sociedad comienza a tomar forma en la vida pública y política, las tácticas de la violencia y la retórica de gobierno de la elite (y de los movimientos autoritarios insurgentes) podría llegar a ser expuestas y aumentar la legitimidad de la democracia y la sociedad justa e igualitaria. Con el apoyo sostenido e imaginativo de una izquierda organizada, siempre en comunicación con los movimientos democráticos a raíz de suelo, las posibilidades de una sociedad de y para el pueblo (y de la naturaleza) pueden ser mejoradas.

grafico reiventando la democracia2

Un comentario

  1. morisko indignao

    Visión crítica certera y magistral de los desacreditados partidos estatales neofalangistas PP$OE&IU&CIU y denuncia del fascismo españolista rojipardo, por parte de uno de los mayores expertos del mundo en la definición de lo que es realmente (lejos de charlatanes o estafadores) LA DEMOCRACIA FORMAL:

    http://www.youtube.com/watch?v=5u6ol0B6omw&feature=relmfu

    http://www.youtube.com/watch?v=YXgEnC7oDlU&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=viyf-0-zNWw&feature=related

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *