Portada / Acción y Cooperación política / Cuando el soberano cae: ¿Es este el final del juego de los mercados mundiales?

Cuando el soberano cae: ¿Es este el final del juego de los mercados mundiales?

254744_198935236834200_100001531764469_600925_5469103_s

 Kurt Cobb .Ya en mayo, en respuesta a una pregunta durante una entrevista sugerí que cuando la deuda soberana de una nación importante es cuestionada, esto marcará el final del juego para el mercado alcista en todo el mundo  y en casi todo. Ese momento ha llegado, y mi tesis ahora será probada.

Y no estoy hablando de los Estados Unidos. Estoy hablando de Francia. La rebaja de la deuda de gobierno de los EE.UU. por una agencia de calificación un teatro más político que  el producto de un cuidadoso cálculo. Pero lo de  Francia es un asunto diferente. Los bancos franceses son conocidos por estar muy  expuestos a la deuda soberana de lo que ahora se llama el infame PIIGS, es decir, Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España. ¿Qué ha cambiado esta semana?  Pues que los mercados han  comenzaron a pensar que esta exposición a la deuda  es importante. Ellos piensan que el problema es tan grande que podría poner en peligro el crédito del gobierno francés, que en última instancia, tiene que cargar con la limpieza de la suciedad. ¿Y por que ocurre esto?

Nicole Foss, que escribe para el popular portal  financieroThe Automatic Earth, una vez me explicó que la liquidez y la confianza son la misma cosa. Liquidez significa que estoy dispuesto a desprenderse de mi dinero en efectivo para prestarle a usted o para comprar algo de usted. Cuando mi confianza se rompe, no le presto a usted. Cuando mi confianza en mis perspectivas de futuro propio se hace añicos, no voy a comprarle  a usted porque creo que puedo necesitar el dinero más tarde. Esta última situación es la que, al parecer,  se encuentra  gran parte del mundo hoy.

Pero el problema para los bancos franceses no es necesariamente que están en peores condiciones que muchos otros bancos en el mundo. Es que la gente cree que esto sea así. Y, como que se extienda la creencia, se convertirá en una profecía autocumplida. Al principio, uno, luego dos, luego 10, luego 20 y así los bancos se negaran a prestar a los bancos franceses. Y, con cada retiro de una fuente de fondos los bancos franceses se convertirá en menos solventes.

Pero si esta pérdida de confianza no se detiene pronto, se extenderá a los bancos no franceses que tienen grandes vínculos financieros con los bancos franceses. Una cascada de ruina financiera se desatará. Hemos construido un mundo de grandes instituciones financieras con  relaciones incestuosas en gran medida. Ellos son como balsas unidas  y atadas entre si , lo cual  no ayuda mucho  si las balsas se están hundiendo.

Ciertamente, hay otros factores. Los precios del petróleo persistentemente altos han estado saqueando los bolsillos de los consumidores. Yo estaba escuchando a CNBC un día para cuando el  presentador Jim Cramer me explicó que la caída de los precios del petróleo iba a ser bueno para la economía. Eso sería cierto si los precios estuvieran realmente cayendo, porque hay un exceso de petróleo. De hecho, los precios del petróleo han estado cayendo al frente de la caída de la producción, esto  significa que la demanda debe caer aún más rápido. Eso sólo puede ocurrir cuando la economía se dirige hacia el abismo .

Conozco mucha  gente que  me decía que económicamente esto no era tan malo. Tal vez no ahora de manera inmediata,  yo respondo. Sin embargo, estamos frente a un circuito de retroalimentación potencialmente vicioso en el que nuestra enorme, difícil de manejar, dependencia   del sector  financiero destruye la confianza en la economía real, lo cual  debilita a su vez la sector financiero que es quién otorga los créditos con los que la economía real avanza. Todo esto genera  aún  más inestable.

Uno de los problemas es la poca transparencia. Un banco es como una caja de color negro. Es difícil evaluar lo que está en el balance. Y, es especialmente difícil ya que los bancos han sido liberados de la obligación de marca sus activos a precios de mercado. Ahora pueden hacer lo que muchos escépticos llaman “la marca de fantasía.” En este  entorno lo único que uno banco que hace negocios con otro tiene que hacer  es mantener  la reputación. Y aquí es donde las cosas se ponen difíciles. Supuestamente, un rumor que se inició con un  banco francés Société Générale, ha estado  a punto de hundirlo. El banco de inmediato lo negó. Sin embargo, la corrupción y el miedo siguen ahí. ¿Quién realmente querrá  hacer negocios con Société Générale en caso de que el rumor sea cierto? En otras circunstancias el rumor podría haber sido descartado fácilmente. Pero los bancos creen que es la gran cantidad de  deuda soberana de países en situación de riesgo pueden no ser capaz de pagar. De todos modos, es un cuadro negro. Quién realmente quiere confiar en un cuadro tan  negro, sobre todo cuando los demás están cuestionando la reputación de la caja de negra?

Los problemas de la deuda soberana es la última parada en el camino hacia el final del juego para el mercado alcista global que se ha mantenido durante casi dos años, o quizás más correctamente, en los últimos 30 años. Los gobiernos que podrían tener una deuda adicional por el gasto en diversas inversiones públicas, tales como las nuevas infraestructuras están muy ocupados en  reducir sus gastos para apuntalar la caída a largo plazo  de las perspectivas financieras. Varios bancos centrales han bajado las tasas de interés a casi cero para estimular los préstamos en la economía real. Pero todo lo que han conseguido es la especulación en los mercados financieros, lo cual solo ha  hecho empeorado las cosas.

En realidad no hay buenas opciones de aquí en adelante. Y, hay muchas posibilidades de sea mucho más doloroso (…)

Traducción: P36.

Publicado en: http://www.energybulletin.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *