Portada / Democracia / Nueve gotas de abril

Nueve gotas de abril

Jesús García | En las crónicas de mis idus de marzo quedé anclado a las brumas de Cloney a la salida de Bar del Soviet de Abierto al Amanecer. Me taconeaba en la cabeza “The end” de los Doors, pero es que no hay salida: “No way out”.

I

Verde y blanca y verde

En ese momento y al dejar palacio me di cuenta de que los nobles no habían venido en bici. Los cocheros habían bajado del pescante y se apoyaban sobre los carruajes bajo la sombra del Cubo de la Caja.

Retumbaban los tímpanos de citas a Pemán, que no Lorca o Machado: Manuel Gerena o Carlos Cano. La oradora decía representarnos, como los próceres que interpretan a diario la opinión del pueblo, como antes los augures lo hacían con la de los dioses.

La ocasión esperpéntica brindaba premios a sí mismos, ante la mirada atónita y estupefacta de asociaciones, empresas y ciudadanos.

¡Qué noche la de aquel día con sol bajo el brazo!

Estreché las manos de aquel trovero de Alhama y recordé las de Saramago. Dos momentos separados una docena de años.

Y respiré el aire de fresco de Granada: “This the end, my only friend, the end”.

II

Bank

El funcionario pedía sin sonrojarse el número de cuenta de un banco.

  • Es el requisito

Pudiera no ser extraño pero se trata de una institución pública.

La dotación es en concepto de mecenazgo lo cual excluye expresamente de esa obligación a las personas beneficiarias. La normativa, a su vez, permite al Centro universitario adscrito acogerse a sus normas de prácticas para estudiantes. Pero no se hizo.

Los logos de la entidad andan pegados por el edificio.

  • ¡Se van a quedar con toda la universidad!

Comenta un profe.

Un puñado de euros y becas y obtienen el caché que no tienen. Los suculentos datos de miles de estudiantes y clientes regalo obtenidos en sede administrativa.

  • ¡Qué me dices!
  • ¡Sí, Papá! Hay que tener cuenta en Alonso Bank.
  • ¡Con el piñazo que se ha dado!

Desde La City londinense con un click se hacen contigo. Ni siquiera hay que buscarte, ni gastar zapatos, ni llamar a las puertas.

¡Entra, entra!

Salta el crédito reclamo previamente concedido.

III

Capitalismo intrusivo

¡Ay del día que no se les cortó el paso al templo de las ciencias! En la Gracia antigua estaba claro.

¡Ay del día en que metiste la tarjeta en el cajero de la universidad!

¡Ay del día del primer estudiante que vendió su alma en letras para acabar su carrera!

¡Ay del día en que terminen de imponer las disciplinas que se impartan!

¡Ay del día en que se extienda la cotización en bolsa de los institutos de investigación!

La dominación va más allá de la del aparato del estado. La población, su forma de vida, su capacidad de trabajo, sus valores culturales y políticos, su concepción de mundo, la ciudad y los procesos urbanos …

IV

Réquiem por el litoral

204.000 metros cuadrados al lado del peñón. Un regalo para grupos inversiones con la bendición legal y dinástica. La peor versión del desarrollo del vecino. Chirimoyos al socaire de grupos inversores.

– ¡Se tu quien se cargue la costa tropical!

– La alcaldesa sopla globos para los turistas.

– ¿Y la agricultura?

Cuatro grupos hoteleros de la tierra balear. De donde amenazan Stern, enfrente de la Isla de Cabrera, al entorno del Castillo de Salobreña.

Dirección equivocada. Dicen mis amigos de Calahonda que somos el granero de Europa.

  • ¡Rebelión contra el país de camareros mal pagados en que nos quieren convertir!
  • O ya somos.

I+D para Motril, agricultura ecológica y turismo rural.

¡Árnica para el granero de Europa!

V

Una invitación a la Granada Sostenible

La movilización por el Plan Andaluz de la bicicleta puso el sur a pedales de Sevilla a Almería. Las inversiones todavía son escasas pero están animando a mucha gente a inundar los espacios públicos. A los granadinos solo hay que darles la oportunidad. Recién construido en Ogíjares, niños, padres y madres, mayores pasean de la localidad metropolitana al Parque Tecnológico de la Salud. Le han dado rostro humano a un camino en el que solo resoplaban coches y motos. Desde antaño nuestros abuelos nos enseñaban los recovecos de La Vega. En la Zubía el carril no se atreve a entrar a la ciudad, igual que en Jun o Churriana. En los cuatro puntos cardinales siempre hay una rotonda con pasos imposibles. No son permeables y nos recrean de nuevo las barreras. Pero falta poco, con una pizca de esfuerzo e ingenio se puede resolver el conflicto, desde la micro ordenación territorial palmo a almo.

La antigua carretera de Armilla necesita pasarela. Todos no podemos sobrevivir al mismo nivel de CO2 que los vehículos a motor, igual el Nevada que surge como problema, mientras el metropolitano llega sus vías son para viandantes y ciclistas: ¿Y después?

El puzle hay que montarlo sin los obstáculos del juego de la oca y llegar final, sin perder las piernas. El ejemplo lo tenemos en el Camino de Ronda y fracasa al mantener tal cual siempre ha estado el cruce de Recogidas. Una distribución a la europea de ese cruce sería una verdadera invitación a la Granada Sostenible.

VI

Empleo

Un encargo del Rector Vida Soria despertó a la UGR de su autismo en relación con su entorno más inmediato. “La adecuación de la Universidad a su medio” pretendía conocer la realidad de empleadores, administraciones y agentes sociales de las provincias de Almería, Granada, Jaén y las ciudades de Ceuta y Melilla.

A principios de los 80 las prácticas para estudiantes eran una utopía y la formación para el empleo una rareza. El COIE supeditado al INEM, ponía sellos y todos los servicios para universitarios se agolpaban en pequeños despachos, que sonaban a teclado de máquina de escribir.

El estudio no se publicó. Se trataba de algo muy incómodo y las autoridades universitarias salían muy mal paradas. Aquellos insignes próceres digitales del franquismo, solo pensaron en sí mismos. Engordaron la institución a base de un mecanismo de cooptación continuada.

Muchos de ellos, son los mismos que ahora han rendido el castillo a la plaga de los poderes financieros.

Aquel Rector- Senador, que se encerró con sus compas en el Congreso de los diputados el 23 F, había puesto el dedo en la llaga. Durante tiempo, los trabajadores de los servicios de empleo universitarios siguieron siendo una rara avis. Contratos en precario, inestabilidad, bajos salarios, ajenos al organigrama y la RPT. Aquello seguía siendo considerado por algunos centros como ajeno a la función universitaria.

El Centro de Promoción de Empleo y Prácticas es hijo legítimo de aquel primer afán y un superviviente de las políticas de bienestar social que deben primar en las universidades públicas.

Continuará…

VII

Tiro al “Larguero”

Hay pontífices en las ondas que en su controversia está su eterna permanencia. Parto de reconocer que pongo la oreja en ello. Ayer defendió con ahínco a un árbitro que saco del vestuario su homosexualidad. Anteayer me trató a la Presidenta del Leganés con los cánones más insoportables del machismo. Jamás se hubiera atrevido con Florentino, Jémez o Cristiano.

  • Victoria, victorita

Que si tu marido paca, que si tu marido para allá, que si a qué hora te levantas, que si estas de buen ver y los presis del mundo,por tu “género condition”, te cederían los mejores jugadores.

Todo ello, debajo del manto blanco de la “cadena to Be”, altavoz del que debe ser héroe galo de Asterix, un tal Zizu, que por su etnia pudo ser reclutado allende la Atlántida.

VIII

Spotlight, sacar a la luz

Si mi amigo José Luis, mago de la interpretación de los comportamientos no verbales, hubiera sido llamado; los papeles de Panamá, los hubiera visto en los ojos de cada cara. Un experto nos explica la vida política a través del cine. Ese es Pablo Iglesias del que dice que sus gestos expresan sinceridad.

Más que transparencia me gusta hablar de sacar a la luz, tiene algo así como contundencia. El Congreso de Historiadores de la Guerra Civil o las jornadas sobre la Memoria Histórica, en Los Condes de Gabia sirven para ello. El problema no es lo que recuerdes, el problema es el olvido.

Rocío peli de 1980 censurada en la “modélica transition”: la banda negra asesina de pantalones de pana, camisa falangista y escapulario de la virgen al cuello… La retomaré entera…

Lo que pasó es interpretable, lo malo es no tener nada para reinventar. La sociedad necesita su papelera de reciclaje y que en ella hurguen guionistas, actores e investigadores del tiempo de una nueva generación.

O C… porque la ciencia que no se casa con nadie, está de nuestra parte.

IX

FRENTE ESTUDIANTIL

Observo con interés los nuevos movimientos estudiantiles pegados al terreno y con ansía de juntar esfuerzos con los trabajadores. Me da pena, la displicencia con que a son tratados por el mundo sindical. Con el paternalismo, heredero que evoca como trataron a las mujeres en sus orígenes.

Me preocupa que los exoesqueletos de la seguridad, no estén pendientes de los violentos de la neo ultraderecha, que se enmascara detrás de campañas de alimentos para españoles.

He seguido como están trabajando los que sí defienden a sus compas cómo otros y otras lo hicimos a final del siglo pasado. El rigor en las propuestas en las asambleas. La moderación del uso de las huelgas. Tener en cuenta a los papis, pero no dejarse dirigir por ellos. Algunos oradores de instituto como los que amábamos antaño. Estoy esperanzado.

Un chaval, jugador de fútbol del Granada espetó y sorprendió al locutor de radio, con sus críticas a la Ley de Educación:

  • No tengo edad para la huelga, ni mis padres me dejan, pero apoyo a mis compañeros y a las asociaciones estudiantiles.
  • ¿Cómo?
  • ¡Si! Quieren … a los estudiantes de secundaria, ponernos un examen de Estado…

Los demás que hasta ahora habían discutido de balompié, uno del Alavés, otro de Madrid apoyaron sin fisuras al “granaino”. Hasta me emocioné ¡Vaya por ti paisano!

nueve gotas de abril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *