Portada / Democracia / Cuando el fascismo llama a la puerta

Cuando el fascismo llama a la puerta

policia_represion_huelga_general_EDIIMA20121115_0419_4

 

 

Miles de activistas sociales multados, detenciones de madrugada de estudiantes y antifascistas (ayer en un jueves negro detuvieron a 30 en Madrid,  el otro día a seis en Sevilla) , violencia policial al menor gesto de protesta y un proyecto de ley  de  seguridad  ciudadana que legaliza un “estado de excepción encubierto” claramente anticonstitucional y liberticida. ¿Qué está pasando? ¿Hay millones de personas en la calle? ¿Ha crecido exponencialmente la violencia política o la delincuencia? Nada de esto parEce que  ocurre. Paradójicamente, y una vez desaparecida ETA, vivimos el momento de menor violencias política de España en los últimos doscientos años. ¿Por qué el poder político reacciona entonces  de forma tan brutal contra las libertades y Derechos políticos de una  ciudadanía tan paciente y pacífica?

Algo se  está perdiendo la izquierda que no ha visto lo que sí que da la sensación que  ve  la derecha. Ellos saben hasta donde piensan  llegar y se preparan. No atacan por lo que hacemos sino por lo que deberíamos hacer. Es la política del ataque preventivo, dar primero para dar dos veces. Ellos saben que la destrucción de derechos sociales que están realizando es inviable sin la correlativa destrucción de libertades y derechos políticos. Es la vieja enseñanza de los fascismo, Para la derecha solo puede haber democracia con crecimiento, sin crecimiento solo cabe la dictadura. Y dando sus pasitos andan.

Las detenciones, las multas, las palizas, la vulta del matonismo de extrema derecha,  no son sino el complemento  idóneo a los despidos, los recortes, sociales, las transferencias de renta, los salarios mínimos, el paro masivo, el precariado eterno. El proyecto de  ley de seguridad ciudadana no es sino la segunda a vuelta de la reforma laboral y de los decretos de austeridad. Las cosas son así, van en paquete; los conceptos no son neutrales. Para ellos “seguridad ciudadana“ es igual a “desigualdad social”, “estado de derecho” a represión,  ley a antidisturbio chulo.  El proyecto de ley de seguridad ciudadana es el mejor indicador de que el final de la crisis ni ha llegado, ni se le espera, y el gobierno y la derecha lo saben, la izquierda creo que no.

Esperemos que la izquierda, toda la izquierda  no s´lo la supuestamente radical, se entere de  aquello que ya se ha enterado la derecha: la desigualdad extrema es incompatible con las libertades democráticas. No es una dictadura  todavía pero  se están dando los pasos, las instituciones  económicas están ya fuera del control democrático ahora  van a por los derechos y las libertades políticas, Las derecha esta redefiniendo la democracia y su redefinición coincide mucho con lo que entendíamos por dictadura. El “todo contra el pueblo”  actual no puede ser hecho “con el pueblo”; la democracia  estorba. Cuando el fascismo llama a la puerta nadie, nadie está a salvo, como en el conocido  poema de Brecht, mañana podrás ser tu. No vale quedarse quieto o mirar para otro lado, como en demasiado ocasiones  hacemos. Ser yunque o ser martillo.

2 Comentarios

  1. El Horror,EL HORROR

    Nuevo lúcido análisis de Rafa Cid, complemento del anterior, el cual pone a la altura que merece a esa “ley de seguridad ciudadana”: la de un reglamento mezquino de los tiempos de los tribunales de orden público franquistas. Pero adivinad quienes son el objeto de las preocupaciones del facherío peperosociata:

    http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/75260-el-plan-b-que-oculta-la-ley-de-seguridad-ciudadana.html

  2. El Horror,EL HORROR

    No es necesario que el fascismo educadamente “llame a la puerta”, la pseudoizquierda de las JONS ya se ha encargado de quitar los goznes, la cerradura y el pestillo y las bestias pardas pueden campar a sus anchas:

    http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/75025-prohibido-criticar-a-la-izquierda.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *