Portada / Está Pasando / EPA de octubre de 2013: un puñado de datos y una inquietud.

EPA de octubre de 2013: un puñado de datos y una inquietud.

 

Brotes-verdes_EDICRT20121030_0001_3La euforia programada del gobierno del PP sigue su curso… El dato de la EPA de creación de empleo y reducción de paro (39.500 y 52.000 personas, respectivamente) hay que cogerlo con pinzas. Eliminando el efecto estacional, se sigue destruyendo empleo en España: este trimestre, 70.000 empleos menos que en primavera (-0,42%).

Continúa por otra parte la imparable senda de la precarización con la “purga” de trabajadores fijos. 146.300 trabajadores indefinidos han perdido su contrato en julio, agosto y septiembre de 2013, siendo sustituidos por 169.500 temporales. Este proceso de ingeniería social hacia la precariedad y sus consecuencias regresivas (más precariedad implica menos reivindicación laboral, sindicatos más débiles, salarios a la baja) habría sido más difícil sin la reforma laboral del PP.

El deterioro de los servicios públicos también sigue su paso. En dos años el número de trabajadores públicos se ha reducido en 390.000 personas (el 12,1% menos), con algo más de intensidad entre las trabajadoras (-12,6%, 217.700 mujeres menos que en verano de 2011).

En este contexto la sociedad se va adaptando. Es cierto que se reduce el número de hogares con todos sus miembros en paro (13.400 menos, estando actualmente en esa situación 1.807.700 hogares). Pero también es cierto que el número total de hogares se reduce en 48.800 (emigración, hijos que vuelven con padres ¡o con los abuelos!, etc).

La prueba a la que se está sometiendo a la población es brutal: la durísima crisis de empleo de los noventa se saldó en 12 trimestres de reducción continuada del empleo (atendiendo a las series desestacionalizadas de la EPA). Ahora llevamos 22 trimestres consecutivos de reducción del empleo. Dolor social que se incrementa con unos recortes en derechos y servicios públicos que no se produjeron en los 90.

En Andalucía hay actualmente 2.532.300 personas trabajando, 64.700 menos que hace un año. Los parados son 1.447.300, 23.100 más que en verano de 2012 (esta diferencia entre caída de la ocupación y menor aumento del paro se explica por la caída de la población activa: resultado de la emigración y el cese en la búsqueda activa de empleo debida, por ejemplo, a volver a estudiar o al desánimo). El 36,4% de la población andaluza está en paro, diez puntos por encima de la media española (26,0%), y el problema se está haciendo crónico: más de medio millón de andaluces y andaluzas llevan buscando empleo más de dos años (574.100 personas, cifra que ha aumentado en el último año en 111.800). La demanda de recursos adicionales para un Plan de Empleo para Andalucía que ha realizado el gobierno de PSOE e IU está más que justificada.

Y para acabar, una inquietud. En el brote verde de Zapatero los datos fueron mejores. La destrucción de empleo desestacionalizada fue menor: -0,36%, -0,19% y -0,14% en el segundo, tercer y cuarto trimestre de 2010 respectivamente, frente al -0,42% actual. La crisis del euro, causada por la política austericida de Merkel y sus desastrosos “rescates”, acabó con esos “brotes verdes” provocando en 2011 una segunda recesión en toda Europa, con especial virulencia en España. ¿Se estabilizará en esta ocasión la economía, permitiéndonos abordar sus problemas sistémicos? ¿O provocará la banca privada europea, en vísperas de una nueva prueba de estrés, una tercera recesión? Un apunte: el último dato publicado de créditos al sector privado (empresas y familias) muestra la fragilidad del sistema financiero español: el 12,1% del total de créditos son de dudoso cobro, el dato más alto de la crisis (a finales de 2007 no llegaba al 1%). Me temo que, más que estar en el principio del fin, estemos en el fin del principio.

Andrés Sánchez | @andresash
El autor de la ilustración es Bernardo Vergara y fue publicada en eldiario.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *