Portada / Andalucismo / ¡Ay el ejemplo escocés¡

¡Ay el ejemplo escocés¡

Si todo ocurre tal como han manifestado el primer ministro ingles (Cameron)  y  el primer ministro escocés (Salmond); el referéndum de autodeterminación  de Escocia será un magnífico ejemplo de resolución democrática y pacífica de conflictos interterritoriales y de soberanía. El acuerdo sobre los términos y alcance  del referéndum, es exactamente lo contrario a lo que  PP, PSOE e UPYD  han votado   recientemente en el parlamento español, al negar al parlamento catalán la posibilidad de convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Sólo  la democracia y el dialogo pueden resolver pacíficamente conflictos  que de otra manera desembocarían en la violencia y la limpieza étnica. En la antigua Europa del este tuvimos dos modelos  de resolución  de este tipo de conflictos diametralmente  opuestos. La  separación  pacífica de Chequia y Eslovaquia y la terrible guerra de los Balcanes  que desmembró Yugoslavia.  En Checoslovaquia imperó la democracia y una concepción no esencialista de las naciones. En Yugoslavia  el nacionalismo etnicista panserbio produjo un baño de sangre que todavía perdura.

La tradición española es, desgraciadamente, mucho más serbia que Checoslovaca o británica. La cerrazón y la tozudez del españolismo ya ha costado muchas vidas humanas y ha justificado demasiado liberticido. Para ellos la nación es una entidad metafísica y ahistóricia que vivie dse la nocjhe de los tiempos.  Para un demócrta hay pueblo o nación allí donde hay individuos que libre y voluntariamente deciden que lo hay sin más necesidad de certificados históricos, ni acreditaciones de identidades milenarias. La historia y la identidad colectiva  pueden explicar pero nunca justificar o legitimar la constitución de un pueblo o una nación. La forma política en que ese pueblo o nación se constituyen es una decisión contingente que democráticamente tienen que adoptar, no un dictum inapelable de los siglos.

Después del referéndum escoses le va a resultar muy difícil al nacionalismo español, que va desde Rajoy hasta Rubalcaba  pasando por la campeona del españolismo, la falsaria Rosa Diez; justificar en Europa  su negativa al referéndum catalán o a otros que pudieran aprobarse en los parlamentos autonómicos. ¿Por qué negar que catalanes  y catalanas decidan? ¿Cómo piensa resolver la situación con tanques o metiendo en la cárcel a la Generalitat, como parece proponer Gallardon?

La democracia no sólo es el  único sistema político  legítimo es también el menos costoso y el más realista en  la resolución  pacífica y cooperativa de los conflictos. Sea cual sea la posición que cada cual adopte ante un eventual referéndum catalán de independencia, la posición de los demócratas no puede ser otra que apoyar la celebración de dicho referéndum. No es un problema  de derechos colectivos sino  de ejercicio colectivo de derechos individuales  libremente agregados. No se trata  de España o  de  Cataluña, sino   de democracia. ¡Ay el ejemplo escocés¡

 

 

3 Comentarios

  1. ANDALUSI LIBERTARIO

    Te comprendemos “Eladio J.”, pero con tu españolismo esencialista “unidad de destino en lo universal” joseantoniano o utilizando “la clase” para difuminar y arremeter contra la identidad o el derecho a la autodeterminación de los pueblos, únicamente consigues convencer a los “convencidos” de siempre, en gran parte casi analfabetos funcionales, cuando no estómagos agradecidos. También con los últimos andaluces soberanos se firmaron las Capitulaciones de Granada, o rendición condicionada al cumplimiento de unos pactos, total y fehacientemente incumplidos por la parte no andaluza. Del mismo modo en los Países andalusíes se conculcó el derecho con los mudéjares, que arrastraría a aragoneses y valencianos al vasallaje. Con la diferencia de que, al contrario que tanto alma-cántaro en Andalucía, en valencia hasta Rita Barberá, nada sospechosa de “extremista” o “secesionista”, se pregunta porque el modelo administrativo actual beneficia a los que se quieren ir, discriminando a los que quieren seguir dentro de esta “carcel de pueblos” en que se ha convertido el E. español. Si no fuera un caballero le respondería a doña Rita que al perro lo contentan con pienso y al corcel rebelde le ponen hasta cuadra climatizada y masajista. Mas ambos, perros o caballos, más gordos o escuálidos, TODOS no dejamos de ser animales en la granja del mismo amo naZionalcatolici$ta. Porque solo a los animales no se les respeta su derecho a decidir libremente. Claro que tiene relación en una democracia, como la británica o la canadiense, que se respete el derecho a decidir en Escocia o Quebec. Aquí por el contrario se condenan hasta las consultas no vinculantes.

    Ante las ansias de soberanía por parte del pueblo en 1977 se concedió un estatuto que era lo más de más, por el artículo 151 de la Constitución, ahora casi 40 años después (¡acercádonos al tiempo de dictadura de Franco!) y viendo que el pueblo andaluz -reconocido NACIONALIDAD HISTORICA estatutaria y constitucionalmente- sigue por el mismo camino, incluso a peor, también se oyen voces dentro de la “izquierda” e incluso la socialdemocracia constitucionalista, hablando de federalismo. Hablan de federalismo sin concretar exactamente como será. ¿Para federarse con alguien no hay que primero ser libre y luego elegir? ¿Por qué no preguntamos directamente al pueblo y le damos a el la oportunidad de elegir? En Andalucía ni siquiera se saca este tema y si alguna vez lo hiciesen, parecería tras tanto servilismo de generaciones, que lo hacen más para contener las ansias de cambio del pueblo que como una verdadera oferta de una solución digna a la salida de esta España imperialista.

    Andalucia no podrá decidir, hasta que pueda ejercer su derecho a la soberanía. El derecho a decidir se llama SOBERANIA. Solo en una Andalucia soberana, Andalucia podrá pronunciarse sobre todo lo relacionado con los intereses de los andaluces, sea la pesca, ganadería, agricultura, turismo, ecología, industria, comunicaciones, política exterior o relaciones internacionales, defensa del territorio andaluz y sobre todo decidir sobre qué modelo económico queremos, porque esta visto que el actual es ruina para muchos, y riqueza para unos pocos

    Por lo tanto, el derecho a decidir de los andaluces, no se soluciona con un estado federal, o mas o menos centralizado, si no con un ESTADO ANDALUZ PROPIO, que represente los intereses del pueblo andaluz.

    http://www.youtube.com/watch?v=S5OMqRBOdy4

  2. Un partido que se dice de izquierdas, como el PSOE, no puede seguir aceptando el esencialismo consagrado en la Constitución neofranquista de 1978, ese principio de la “Unidad indisoluble de la nación (sic) española, patria común e indivisible”, otra manera de decir lo de la “Unidad de destino en lo universal” del fascismo falangista. ¿Cuando el PSOE va a dejar solo al PP en su apoyo del imperialismo español?

  3. Nos empeñamos en utilizar caminos distintos y queremos encajarlos en un solo dios verdadero. Escocia era un reino independiente y a comienzos del XVIII un lío dinástico les hizo aceptar al mismo rey, poco después, se firma una Ley de Unión que deja de ser respetada por Inglaterra. Ahora se va a preguntar si quieren seguir así o volver a lo anterior. ¿Tiene esto alguna relación con España? Qué vergüenza de izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *