Portada / Está Pasando / ¿Y que ocurre con los plaguicidas en Andalucía?

¿Y que ocurre con los plaguicidas en Andalucía?

INDIANA UNIVERSITY SCHOOL OF MEDICINE
Estudio revela la relación entre pesticidas y nacimiento de niños y niñas con taras congénitas en Estados Unidos.
30 de marzo de 2009

INDIANAPOLIS – Un estudio publicado en abril 2009 en la revista médica Acta Pædiatrica afirma que las tasas de nacimiento de niños con taras en los Estados Unidos fueron más altos para las mujeres que comenzaron su embarazo durante la primavera y el verano. Los investigadores también encontraron que el aumento del riesgo en estos periodos está en correlación con el aumento de los niveles de plaguicidas en las aguas superficiales en los Estados Unidos.
Tras estudiar 30,1 millones de nacimientos que se produjeron en los EE.UU. entre 1996 y 2002, los investigadores encontraron una fuerte asociación entre el aumento del número de defectos de nacimiento en hijos de las mujeres cuyo último período menstrual se produjo en abril, mayo, junio o julio y niveles elevados de nitratos , atrazina y otros plaguicidas en aguas superficiales durante los mismos meses. Si bien muchos de estos productos químicos, incluidos el herbicida atrazina, que está prohibido en países europeos, pero permitida en los EE.UU., se sospecha que pueda ser nocivo para el embrión en desarrollo, este es el primer estudio de vincular el aumento de su concentración estacional en las aguas superficiales con el pico en defectos de nacimiento en los bebés concebidos en los mismos meses.
La correlación entre el mes de la última menstruación y las tasas más altas de nacimientos de niños con taras , fue estadísticamente significativa para la mitad de las 22 categorías de defectos de nacimiento en la base de datos del Centro de Control de Enfermedades ,desde 1996 a 2002,. Entre estas taras se encuentran patologías tan graves e incapacitantes como la espina bífida o el labio leporino
“Concentraciones elevadas de pesticidas y otros productos agroquímicos en las aguas superficiales durante los meses de abril a julio coinciden con un mayor riesgo de defectos congénitos en nacidos vivos, concebido por mujeres cuyo último período menstrual comenzó en los mismos meses. Si bien nuestro estudio no ha demostrado un vínculo de causa y efecto, el hecho de que los defectos de nacimiento y los plaguicidas en las aguas superficiales coincidan en el mismo pico de cuatro meses nos hace sospechar que los dos están relacionados “, dijo Paul Winchester, MD, Indiana University School of Medicine profesor clínico de pediatría, el primer autor del estudio.
“Los defectos congénitos, que afectan a cerca de 3 de cada 100 recién nacidos en los EE.UU., son una de las principales causas de muerte infantil. Lo que nos anima es que, si nuestras sospechas son correctas y los pesticidas contribuyen al aumento del riesgo de nacimientos con taras , se puede revertir o modificar” dijo el Dr. Winchester, del Hospital de Riley
Los defectos de nacimiento son conocidos por estar asociados con factores de riesgo como el alcohol, el tabaquismo, la diabetes o la edad avanzada. Sin embargo, los investigadores encontraron que incluso las madres que estuvieron expuestas a estos factores de riesgo, presentaron menor tasa de de nacimiento con defectos que los bebés concebidos a partir de abril a julio.
El estudio se basa en los resultados de estudios de U.S. Geological Survey, the Environmental Protection Agency y otros organismos sobre las variaciones estaciónales en la presencia de nitratos, latrazina y otros plaguicidas en las aguas superficiales.

Publicado en la página web de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *