Portada / Acción y Cooperación política / “Espacio plural”, cooperación política y P36.

“Espacio plural”, cooperación política y P36.

la niñaLa publicación tanto en periódicos de ámbito estatal como en este blog de la celebración en Valencia de un encuentro entre diversas organizaciones políticas y P36, ha provocado bastantes expectativas y mucha polémica por lo que parece oportuno aportar algunas ideas al respecto.

 

Desde el comienzo de nuestra andadura hemos insistido en la excepcionalidad de esta crisis afirmando no sólo su carácter estructural sino que constituye un serio aviso acerca de la inviabilidad del capitalismo globalizado. Lo que era impensable hace unos meses ocurre sin que sea ni siquiera noticia. Asombra contemplar lo publicado en el Boletín Oficial de las Comunidades Europeas (DOCE), el 11 de este mes: la Decisión del Consejo de 8 de junio de 2010 dirigida a Grecia “con objeto de reforzar y profundizar la supervisión presupuestaria y de formular una advertencia a Grecia a fin de que adopte las medidas para la reducción del déficit, considerado necesario para poner remedio a la situación de déficit excesivo”. Aconsejo su lectura urgente porque parece política ficción.

 

También hemos insistido en que tanto España como especialmente Andalucía se encontraban en una situación de especial vulnerabilidad por su situación de endeudamiento externo y por la “artificialidad” de su sistema económico basado en la construcción residencial, los servicios, el consumo interno y la precariedad laboral.

 

En estos días, la conciencia sobre la gravedad de la crisis se está extendiendo ante los decretazos del gobierno para bajar los salarios reales de los trabajadores tanto del sector público como privado; la amenaza de caos en el sector bancario por la situación de sus activos; el anuncio de eliminar las prestaciones para el desempleo del PRODI; el proyecto de recorte de las pensiones y la paralización de cientos de proyectos de inversión ya comenzados. En Andalucía esta paralización afecta a obras como el segundo puente de Cádiz, el tramo este de la SE-40, el tramo Albacete – Santa Fe de la A44, el tramo Pinos Puente – Atarfe de la GR – 43 o el tramo Almuñecar – Salobreña de la A7.

 

Frente a esta situación excepcional, también venimos apelando a la necesidad de incrementar la “cooperación política” como alternativa al enfrentamiento teatrealizado que realiza el bipartidismo (insolidario en las formas, coincidente en el fondo), como respuesta a la situación de emergencia en la que nos encontramos. Esta idea, aunque de forma intuitiva, está en los propios orígenes de la experiencia P36.

 

Con el concepto “cooperación política frente a la situación de emergencia”, convocamos el I taller de Cooperación Política en el Rincón el pasado 5 de junio, cuyas conclusiones colgamos en la revista (ver: I taller de Cooperación Política. P36). La conclusión número 2 fue “Hacer un llamamiento para la coordinación y la cooperación con otras plataformas sociales y de debate que se está conformando en Andalucía (y en otras comunidades del Estado Español) desde una perspectiva ecologista, de izquierda y andalucista”.

 

Los compañeros y compañeras que han acudido a la convocatoria efectuada por ICV en Valencia (que, por cierto, se han costeado el viaje ellos mismos) estaban pues materializando los acuerdos del I taller de Cooperación Política P36. En este encuentro se ha decido la creación de un foro de debate entre organizaciones plurales (se llama “Espacio plural”) en torno a las ideas de democracia, pluralidad nacional de España, ecologismo político, izquierda, federalismo frente a la soberanía de los mercados e igualdad de género, y desde P36 hemos propuesto que se invite especialmente a las organizaciones sociales, revistas digitales y movimientos ciudadanos que compartan esta perspectiva.

 

Llama la atención el interés suscitado entre los asistentes y por los medios de comunicación presentes por la experiencia P36 como espacio de ideas cooperativas y como marco de convivencia “amable” de personas provenientes de sensibilidades electoralmente enfrentadas pero que, bajo el protagonismo de las ideas, hemos sido capaces de encontrar una dinámica de simbiosis y sobre todo de confianza. Este protagonismo de P36 durante el encuentro (que se puede  comprobar en la noticia del diario Público de 20/06/2010) contrasta con el muro de silencio que se ha intentado construir en Andalucía en torno a la existencia de P36. Poderes fácticos y políticos han coincidido en la voluntad de querer impedir el renacimiento del andalucismo; en evitar la renovación de la izquierda o en que el ecologismo tenga la presencia electoral que le corresponde. Menos aún que se establezcan, sin pérdida de sus identidades políticas respectivas, una cooperación política a través de la construcción colectiva de una perspectiva común: la superación del capitalismo y la propuesta de un programa de transición democrática. Sin embargo, la censura efectiva y antidemocrática sobre la existencia de P36 (solo explicable en una sociedad tan desarticulada como la andaluza) ha tenido un efecto imprevisto: ha evitado experimentos prematuros y ha ayudado a que echemos raíces, algo más que una metáfora.

 

Ni que decir tiene que nuestra presencia en “Espacio Plural” ha sido a título de observadores, en nuestra condición de revista de pensamiento político, y no como ninguna opción política ya que no somos tal cosa, y que asistiremos igualmente a cualquier convocatoria dentro y fuera de Andalucía “desde una perspectiva ecologista, de izquierda y andalucista”. Es más, la apoyaremos activamente dada la necesidad imperiosa de fomentar la cooperación política frente a la crisis.

 

Entre los múltiples comentarios suscitado por la constitución del foro “Espacio Plural” y dentro del segmento de los que critican la reunión o nuestra presencia en la misma, creo que se pueden distinguir tres modalidades: la mayoría la acusan de “dividir el voto de izquierda” (esta crítica parece basarse en una concepción monopolística de la izquierda identificada con la izquierda más dogmática y caduca); otras críticas, aducen la imposibilidad de que una organización andalucista se relacione con organizaciones fuera de Andalucía (parecen confundir el andalucismo con el aislamiento) y por último, otras acusan de estar vendidas al PSOE (esto además de paranoico es simplemente difamación).

 

Precisamente, esta efervescencia de iniciativas y opiniones creo que viene motivada por la crisis que está sufriendo la socialdemocracia como proyecto hegemónico de la izquierda. La crisis está demostrando que carecen de perspectiva. Su lógica se basa en una racionalidad analógica que no sirve para enfrentarse a los problemas del siglo XXI. Es necesario otra perspectiva, otro paradigma y mucha tolerancia, imaginación y cooperación para estar a la altura de este cambio de época. El juego de la política sectaria de partido está muriendo con la crisis al mismo tiempo que es necesario que nazca otra forma de hacer política.  En el II Taller de Cooperación Política que celebraremos en Granada durante la segunda quincena de septiembre discutiremos esto (y mucho más).

 

Pintura: Morello (La niña del Nilo)

7 Comentarios

  1. Joshe , ¿Qué pueden hacer los observadores? Pues hacer observaciones como las que tu citas. Otra cosa es que el modelo de P36 sea tan novedoso que sólo se publiquen las observaciones de los observadores de P36 , Otra observación mas ¿no?..que le vamos a hacer si hay qente que más que mirar sospecha, que más que pensar conspira, que mas que ver alucina.

  2. Me parece estupendo la existencia de la reunión de Valencia y la asistencia de P36. Lo que no es de recibo es que algunas de las personas que aparecen en “quienes somos” no estuviesen enteradas de la misma. Creo que no sería bueno que en P36 haya personas de primera y de segunda, listos y tontos, dirigentes y subordinados. Si se quiere crear algo nuevo y distinto hay que hacer las cosas de otra manera.

  3. ¿por qué no ha de participarse en nuevos proyectos políticos?, ¿quién lo prohíbe?. La izquierda deber ser siempre plural, nunca dogmáticos, debemos y tenemos que iniciar nuevas vías en la política, nuevas vías que enriquezcan a la sociedad caduca en la que vivimos, nuevas vías para conectar con los ciudadanos, nuevas vías para poder llegar a conseguir los objetivos propuestos,que no deben ser otros, que los de desarrollo sostenible, igualdad, paz y en definitiva, buena convivencia entre todos los que formamos este país, llamado Tierra.

  4. En primer lugar os doy las gracias por estas aclaraciones. En estos escritos se sacan conclusiones distintas a lo que se podía leer en los artículos de la prensa.

    Cuando leemos esos artículos se puede entender que Espacio Plural es, ahora, un lugar de encuentro y cooperación, pero que en breve será una alternativa de izquierdas estatal. Sí que se ha escrito mucho sobre cooperación y encuentro con otras organizaciones, pero nunca -al menos yo no lo había leído- se había materializado en acciones concretas. Y parece que los que aquí escribimos no somos los únicos que no conocíamos este proyecto -ya hay un artículo de un vicesecretario nacional del PA que habla de este asunto-. Tampoco parece que las organizaciones políticas que han participado hayan preguntado a sus bases. Yo creo que no hay que tener miedo a la claridad y a la transparencia, precisamente eso es lo que hay que superar del sistema de partidos desde mi punto de vista.

    Leo que P36 participa como observador y no como opción política, pero contrasta con lo que se lee en los medios de la “necesidad de que participe Concha Caballero, una mujer reconocida en Andalucía”, y otras cosas por el estilo. Yo me pregunto qué dice el PA de todo esto y qué papel juega. Quizás me esté anticipando y quiero saber cosas que no es momento de saberlas.

    Si hago preguntas y me intereso por esta revista es por que soy un humilde ciudadano sin ningún tipo de experiencia política que cree en P36 como el inicio de algo nuevo y de un hilo de esperanza para Andalucía.

    Un saludo.

  5. Esto se escribió hace mucho tiempo y aclara aún más lo suficientemente aclarado por rafa

    http://www.paralelo36.com/estrategia-paralelo-36/

  6. Totalmente de acuerdo, Rafa.

  7. “Se trata de montar una cooperativa política, como lo define Cohn-Bendit”, añadió Francisco Garrido, de Paralelo 36 y ex diputado verde del PSOE.

    En resumen, para Mario Ortega (Paralelo 36), prima “ser más incluyentes que excluyentes”.

    Después, desgranó Blanca Parrilla (Paralelo 36), “actuar en red, explotando al máximo Internet y las nuevas tecnologías”.

    Más gráfica fue Caballero, que ayer no pudo acudir a Valencia pero apoya con firmeza el proceso: “Hace falta que esto hierva un poco, pero la mirada está puesta en las legislativas”.

    OBSERVADORES? QUIEN SE LO CREE?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *