Portada / Acción y Cooperación política / 10.000 latidos para el corazón de Andalucía

10.000 latidos para el corazón de Andalucía

corazon verde2No quiero que piensen: quiero que sientan. En un lugar de Nueva Zelanda, desconozco exactamente cuál, las luciérnagas parpadean caóticamente durante unos minutos al atardecer. Pero a medida que el paisaje se emboza de sombras, sus luces se acompasan hasta terminar iluminándolo todo intermitentemente. A la vez. Como los rótulos de un teatro de variedades. No hay un líder que las coordine. Ni un referente. Hasta hace bien poco se desconocían por completo las razones que empujaban a seres desprovistos de cerebro a esta tendencia natural a la uniformidad organizativa y a la belleza. Ahora se intuye una: actúan como el corazón.

La neurología moderna ha descubierto que el tejido nervioso del corazón interactúa de manera autónoma del cerebro. No recibe órdenes de él. Tampoco de ningún otro órgano. Ni de ninguna célula privilegiada. Las células musculares del corazón se comunican entre sí por impulsos nerviosos uniformes, como las luciérnagas de Nueva Zelanda, hasta que provocan un movimiento único, potente, vital, que inunda de oxígeno la sangre y la libera de mierda. Por eso las muertes accidentales y periódicas de algunas células cardíacas en la trinchera, no paralizan la máquina. Todas son una, aunque algunas falten. La clave se encuentra en la generación de este impulso eléctrico que las mueve a latir para siempre. Justo lo que falta en los millonésimos intentos de movilización social y política en Andalucía. En unos casos, porque se siguió descaradamente los movimientos de un líder. Y faltando éste, sólo queda parálisis. En otros, porque la acción se dispersa de una manera estúpida, ingrata. No hay peor enfermedad humana que el ego. Ni siquiera el egoísmo. Basta con anteponer a una causa común el yo y de los intereses excluyentes del colectivo al que pertenezca. Así es imposible construir un espacio único porque los impulsos se cortocircuitan por el bolsillo o por la animadversión personal o por el prejuicio o por la gilipollez mesiánica de creer que cada uno es el salvador de la patria. Al final habrá mil microespacios. Mil casas. Y aunque las puertas de cada una estén abiertas de par en par, unos no entrarán a la del vecino. Y otros lo harán para hacerla suya. Y otros saldrán porque éstos entraron. Y mientras, la casa común se morirá de pena. Vacía. Sin alma.

Andalucía es una combinación natural de orden y caos. Un fractal geométricamente imperfecto. Una identidad colectiva, líquida y caleidoscópica, que sólo brilla como las luciérnagas y late como el corazón. Mientras un impulso emocional no vincule el alma de los andaluces, nuestras luces apenas nos iluminarán los zapatos y seguiremos sobreviviendo en permanente infarto. No creo en el líder. Pero tampoco en la pasividad crítica de la muchedumbre. Hace falta acción. Sin duda. Amparada en una ideología acertada y contemporánea como la defensa de la diversidad cultural, ecológica, social y política en una sociedad globalizada, cada vez más compleja, rizomática, que ha mandado a los anticuarios políticos conceptos decimonónicos como el mismísimo nacionalismo o la izquierda. O el partido. Andalucía es cuántica. Diversa y uniforme. Visceral y sumisa. Y nada será capaz de activarla con vigor político sino se tiene en cuenta su manera auténtica de pensar y actuar. La pre-ideología. Esa que dice que para cambiar a los demás tienes que empezar por cambiarte a ti mismo. Esa que dice que el resultado no está en función de los medios sino a la inversa: actúa como si el resultado existiera y no sólo tú creerás que existe, sino que amanecerán de repente los medios para que todos así lo crean.

La crisis está machacando sin piedad a la marca socialista. La corrupción hace lo propio con la marca de la derecha. Y en medio, un espacio político sin traducción electoral. Una casa abierta. Vacía. Sin alma. No me cabe la menor duda, de que una crisis económica personal y familiar no te empuja a entrar a una casa identitaria sino a la del vecino de tu derecha o de tu izquierda. Quedémonos con el último. La izquierda es el espacio político en auge. Y ése es el espacio que electoralmente ocupa en Andalucía un dinosaurio partidista, de soberanía decisoria anclada en Madrid, con una militancia cada vez más reducida, dividida, pasiva, muerta. En las últimas manifestaciones no estuvo la facción oficialista de esa marca que okupa el espacio político de la izquierda inamovible en esta Andalucía parada. Pero la ley electoral la seguirá perpetuando. Y con ella, desgraciadamente, el régimen político “socialista” andaluz. La única alternativa electoral eficiente pasa porque la acción, acompañada de una ideología nueva y coherente, ocupe de manera natural esos espacios por identificación emocional con quien los reivindica. Y eso, aceptémoslo, no está ocurriendo. Y mucho me temo que no va a pasar.

De manera que exijo a cada uno de los que me estén leyendo que se metan el puño en el pecho y sientan. Y que me digan con sinceridad si creen que nuestros partidos políticos, empezando por los que dirigen miembros de Paralelo 36 Andalucía, están actuando conforme a lo que deseamos y vaticinamos. Me consta que hacen lo que pueden. Pero siempre se puede más. Les pondré un ejemplo. Toda Andalucía está plagada de banderas españolas en los balcones. Yo he colgado la andaluza. Pero no lo harán otros tantos de cientos de miles de andaluces porque les falta el impulso eléctrico que los mueva a sentir unánimemente. Falta un impulso de identificación política con trascendencia real. Falta el atrevimiento de una fuerza que asuma la responsabilidad de llevar esa misma bandera que han puesto en el balcón al mismísimo Parlamento de Andalucía. Los gestos sin traducción política son puro maquillaje que se pasa con el tiempo. Y hoy esas mismas banderas son las que ondean en los mítines del Partido Popular. Las mismas banderas que no llevó el sector mayoritario de los cada vez más escasos militantes de Izquierda Unida. Esa es la verdad.

Igual que ha hecho con la candidatura del flamenco como patrimonio inmaterial de la humanidad, es probable que el PSOE convoque elecciones propias para Andalucía. Es consciente del desgaste de credibilidad que le supondría vincularlas de nuevo a las generales. Especialmente, porque su enemigo político, a unas décimas en las encuestas, ha sido el que mejor ha rentabilizado el movimiento ciudadano que sacó de la invisibilidad el atropello político de las elecciones conjuntas en Andalucía. Quiero decir con ello, que aunque un millón de andaluces coincidan en sus impulsos emocionales, aunque provoquen el latido más inmenso conocido en los últimos años, nada se moverá sino corre sangre por las venas de Andalucía. Esa sangre somos nosotros. Cada uno de nosotros. Y la democracia digital es genial para provocar una revolución en las cabezas pero no en la calle. Me basta con 10.000 andaluces que se atrevan a levantar una misma causa. Que se atrevan a recoger firmas para pedir elecciones propias en el Parlamento. O para presentar mociones en sus Ayuntamientos que eleven el 4 de diciembre a la categoría institucional del día del pueblo andaluz. Ese pueblo que luce pero no brilla. Que late pero muere.

Pero ese espacio no es Paralelo 36 Andalucía. Que nadie se confunda. Nosotros intentamos humildemente crear un magma ideológico común que convierta en natural lo que hasta hace poco era impensable. Convivir gente de izquierda, andalucistas, ecologistas, feministas… Lo hacemos desde la confianza en nosotros mismos. Somos amigos y amigas. El paso que muchos reivindican debe hacerse desde la cooperación política individual y colectiva. Por eso hemos creado el Taller de Cooperación Política VIA LIBRE. Un espacio para el encuentro incluyente de quien se sienta Verde, de Izquierda, Andalucista y Libre. Un espacio de encuentro que se sabe humildemente no ser el único ni aspira a serlo. Pero que quiere normalizar el respeto por la diferencia como la única arma para hilvanar corazones.

23 Comentarios

  1. El andalucismo es de izquierdas. No se puede decir que se es andalucista, y que no se es de izquierdas ni de derechas. Eso ya lo hizo un partido se ha demostrao donde ha terminao. Ese si que ha demostrao ser un instrumento inútil para la mejora de las condiciones del pueblo andaluz.

    ¿con quien se juntaba Blas Infante?

    http://www.erllano.org/2010/07/14/blas-infante-y-el-anarquismo-andaluz/

    Los que dicen que no son de derechas ni de izquierdas, son fachas mal disfrazados.

    No dejéis que utilicen la bandera andaluza para medrar y vivir del “sillón”. Esos si que pretenden vivir de puta madre y no doblar la espalda. Denunciadlos públicamente. Son los mismos que se oponen a que se construyan mezquitas en sus barrios.

    Si Blas Infante levantara la cabeza, a más de uno que intenta patrimonializar sus ideas lo mandaba al ……

  2. Estimado Antonio:

    No sabes lo feliz que me hace leerte. Yo milito igual que tú en los que prefieren pensar bien aunque se equivoquen. Y me alegra leer que piensas en el PA como una formación de izquierda, feminista, ecologista… y sobre todo andalucista. No podría ser de otra forma. Pero, desgraciadamente, hay muchas personas que no lo ven así. Y personas que lo ven así y que prefieren no militar en partidos políticos. Y personas que lo ven así y prefieren militar en otros. Y todas esas posturas son legítimas y respetables. P36 es un espacio que ha propiciado que mucha gente identifique al PA como una propuesta de izquierda y ecologista. Y también ha servido para enriquecernos y enriquecer ideológicamente a otras propuestas políticas. Creo que ese es el camino para encontrar en el futuro una propuesta común. Si la representa el PA y la gente es capaz de visualizarlo así, será maravilloso. Y si la representa una nueva formación o se consigue una cooperación política entre partidos y no partidos, pues también. La verdad es que personas como tú no tienen dudas acerca de la ideología que hoy abandera el partido andalucista. Ojalá sean muchos y muchas.
    Un abrazo

  3. Estimado Antonio Manuel:

    Como he dicho se que del PA estas personas no sobran y me consta que todos los andaluces con ganas de construir una Andalucía mejor, con mejores servicios, mejor calidad de vida, etc etc etc…. tienen las puertas abiertas. El problemas es, y voy a utilizar unas de las frases de su articulo, “no sincronizamos los latidos”, ese es el verdadero problemas. Personas nada generosos y que crean P36, con un objetivo muy honorable, pero que dentro del PA, como militantes del PA, creo sería mas productivo, mqas eficaces.

    Que yo sepa, el PA es progresista, ecologista, feminista, y sobre todo andalucista, es decir, todo lo que se se vende en esta plataforma. LA cuestión es ….¿Porque no son estas personas militantes del PA?, ¿Porque no remamos todos en la misma dirección? cuestiones como esta son las que me hacen pensar mal.

    Ya lo dice el refranero “Piensas mal y hacertaras”

    Son reflesiones, sin ánimo de ofender, ya que no es mi objetivo, valgan mis disculpas si en algún comentario he ofendido a alguien.

  4. estimado antonio
    creo que no sobran en ninguno de los dos lados
    p36 es un espacio de encuentro de ideologías, personas, partidos… diseñado para construir.. y ahí cabe el andalucismo, pilar, rafa… y el partido andalucista…y tú
    un abrazo

  5. Ah… y que yo sepa Rafael Rodriguez de León, es miembro de la Dirección Nacional del PA, al igual que Pilar Gonzalez Modino, que es Secretaria General del PA. Ellos tambien son unos ocupa sillones, folfloricos de medalla colgadas….Si esto es así, sobran de algún lado, o bien del PA o bien de Paralelo 36. Particularmente creo que del PA no sobran.

  6. Con José María tenemos el ejemplo que yo explicaba, prefieren ser el líder de 5 amigos, a que haya un partido mas fuerte, y contundente. Con José María se pone de manifiesto, que tiene una memoria fuera de lo normal, ya que recuerda cosas que la que yo solo he leido, soy tan joven que en los años 80, era un bebe. Y con esta persona se pone de relieve que son unos marginales, politicamente hablando, y con la cobardía de estar ocultos y escondidos detrás de cualquier lugar, a dar la cara y ponerse a trabajar para tener ese partido andalucista que todos deseamos.

    Es muy propio de los cobardes, hablar y no trabajar, es muy de los comunistas vagos, el hablar y no trabajar, es muy de propio de estos individuos.

    Yo seguiré militando en el PA, dando la cara, recibiendo guantazos todos los días, pero dando la cara, no oculto en no se que reunión de lideres, que solo representan a 5.

    Os invito que deis la cara, a ser valientes y que militeis activamente en el PA, que es muy muy dicifil, porque hay que trabajar muy duro. Pero eso creo que no van con los vagos, comunistas, falsos-ecologistas, anarquista, es decir, lo que viene siendo la marginalidad.

  7. Gracias Antonio por reafirmar en que el PA sigue en la nada, física y metafísicamente.
    Sigue en el folclorismo nacido del andalucismo de los ochenta, donde el figuroneo, el ocupar sillones y estar con la medalla colgá era lo que importaba, por Andalucía eso sí (la Andalucía de ellos claro). Pero de trabajar en la construcción de Andalucía poquito, con mucho prágmatismo (como propone Antonio),hoy blanco y mañana negro con tal de estar en el sillón.
    El PA es pasado y debe ser recordado como lo que no se debe repetir por los andaluces.
    Debe haber algo nuevo, como bien comentan Mario, Antonio Manuel, Rafa… no que rompa radicalmente con el pasado, pues hay ideas y experiencias que deben ser aprovechadas y tomadas en cuenta (ya sean marxistas, libertarias, socialdemócratas, sindicales, ecologistas, blasinfantistas, etc), pero que aglutinen todo ese pensamiento y experiencia, que es en definitiva el “producto” (permítaseme la palabra) que somos en la actualidad.

  8. He leído su artículo con gran curiosidad. Los impulsos; decía uno, “la energía ni se crea ni se transforma”, y es verdad. El problema de la energía es quien la transforma y que dirección toma. La energía como tal es poderosa, es útil, necesaria y beneficiosa pero también puede ser utilizaba en otra dirección o de forma distinta a la que he comentado.

    La transformación y orientación de esta energía, la de los latidos de estos corazones en una única dirección puede llevar a esta tierra al lugar que muchos de nosotros anhelamos, creemos e incluso soñamos en muchas ocasiones……pero como he dicho es un sueño…porque con cuestiones banales…..con filosofía barata….con palabras y humo, no se logra nada.

    Soy un andalucista convencido, es más, me siento una persona práctica y pragmática, no creo ni en la izquierda ni en la derecha, han demostrado que no son una herramienta útil para Andalucía. Creo firmemente en el Partido Andalucista y en sus posibilidades, creo en los andaluces y en sus posibilidades y creo en Andalucía sobre todo.

    Pero después, está la realidad, la cruda realidad, un PA débil, que se acerca a círculos políticos marginales, extraparlamentarios, y en algunos casos …….(prefiero poner puntos) Todos estos libres pensarodes, que dicen que hace falta un partido exclusivamente andaluz, de corte andalucista, verde, progresista, …solo lo dicen, solo lo comentan, o solo lo escriben. Me decía un amigo, “¿es incompatible ser andalucista, ecologista o progresista?”; a lo que contesté: “No hombre, el andalucismo es eso y mucho más”. Además está reflejado en la ideología del “PARTIDO ANDALUCISTA”, heredero del pensamiento de Blas Infante, que más se necesita? Ser del PA es ser andalucista, ser ecologista, ser progresista, en definitiva ser un andaluz comprometido, un andaluz que ilumina la oscuridad de Andalucía.

    En lo práctico, en el trabajo, en la valentía de las acciones, y en la eliminación de los complejos que algunos tienen, está la formula, está la meta y el objetivo a alcanzar. Me catalogo un desastre con las matemáticas, estoy más cómodo con las letras, pero me enseñaron que hay algunas sumas que restan o otras restas que suman, cosas de las matemáticas.

    Algunas de esta restas o suman son por ejemplo, personas que refieren ser Secretario o Coordinador de no se que plataforma, partidillo, o no se que reunión de 5 amigos, a ser valientes y generosos; y apostar por un PA fuerte, contundente. Cuando es mas importante mi pequeño cortijillo y ser el jefe de no se que historia, a sumar y a remar en una única dirección, a orientar la energía, a sincronizar esos latidos, a iluminar como las luciérnagas las noches de Andalucía, …créanme es muy, pero que muy difícil alcanzar la meta.

    Yo apuesto y apostaré a que todos demo la cara, que seamos pragmáticos, que dejemos las palabras y los texto y demos un paso hacía adelante, que trabajemos codo con codo para devolver la VOZ del Partido Andalucista, la VOZ del andalucismo, a la casa de todos los andaluces, al Parlamento de Andalucía. Que se oigan las voces de los parlamentarios andalucistas encabezada por su Secretaria General, Pilar González, en los pasillos de un hemiciclo, hoy, vacío de contenido. Es lo que falta, porque es ahora o nunca, este es el único tren que le queda al andalucismo político, y si uno no da el paso, no compra el billete y lo deja pasar, no valdrán después las lamentaciones.

    Yo compré ese billete hace mucho, y haré todo lo que esté en “mi mano” para que el PA alcance la meta.

    Por lo que animo a que deis ese paso.

  9. Enhorabuena por esfuerzo que espero dé frutos políticos.
    Vuestras miras son altas por que no queréis ser partido político sino motor ideológico de otros partidos.
    Por unas andaluzas y andaluces libres.

  10. No somos luciernagas,pero las luces propias de nuestra tierra necesitan de manera urgente que se proyecten.
    Sobre todo a los territorios,desde el interior de nuestras comarcas y despues hacia la periferia,comenzemos desde el silencio de los campos,no hay tiempo que perder.-

  11. antonio rebollo palacios

    En Andalucia tenemos las bases,el sustento y los medios,para dar un golpe en la mesa de la desesperanza,la desidia y al papel de piritiflauticos,indolentes aplatanaos al que le dá lo mismo “ocho que ochenta”que nos asignan(vamos que no nos hechan ni en cuenta),para eso tienen guardianes en sus sucursales politicas,mediaticas.El 4 de Octubre pudimos ver kilometros (como dice el SAT,en su web)de dignidad obrera-y de otros sectores-y lo más pedagógico de todo;la Unidad de acción dentro de la maravillosa diversidad.Ese es el camino.La generosidad y la disponibilidad,la estratégia.Los militantes,la ciudadanía, los actores.
    Lo político,la educación,lo identitario más la suma de lo nuevo que arraiga,lo cultural y lo lúdico,tienen que ejercer una simbiosis donde nada es lo más importante y todo es imprescindible.

  12. Granada no es Andalucía, así que dejádmela en paz.

    ¿Qué clase de ecologista es ese que no le importa los desmanes de Cabo Cope por no estar ocurriendo en su comunidad autónoma? ¿Por qué me va a importar más lo que ocurra en los Picos de Aroche que lo de Cabo Cope, que me pilla mucho más cerca?

    Defended un ecologismo sin fronteras, porque contaminar al ecologismo con nazionalismo andaluz es lo que me faltaba por escuchar.

    Ecologista hasta la muerte. De parte de un granaíno y Español que NO es andaluz, sino de la región de GRANADA.

  13. Hay quien piensa que la retórica es inútil, yo la entiendo en un sentido clásico, el arte de la retórica. Las palabras tienen fuerza para mover corazones. No al barroquismo, ¡viva la retórica! capaz de alterar conciencias. Me ha gustado tu retórica afilada Antonio M. las palabras que salen del corazón llegan a los corazones.

  14. Creo que tenéis razón todos a la vez. Los que dicen que sobra y los que dicen que falta. Pero lo importante es la actitud. Yo estoy aquí trabajando por ello. Y lo único que pido es no sentirme solo. No sentirnos solos. Unos echarán en falta la pasividad del responsable político. Otros la desidia del ciudadano de a pie. Qué más da. La desactivación social es evidente con relación a Andalucía. Pero quizá un impulso común haga que levantemos la misma causa. La misma bandera.

  15. El artículo sin duda es muy bonito y romántico, pero yo tengo preguntas concretas nada románticas y muy directas que no consigo responderme.

    ¿Serán capaces de desprenderse los militantes de IU que participan en P36 de esas siglas a las que parece que le tienen un apego inquebrantable?
    ¿Los paralelos del PA no están esperando a las municipales a ver que pasa?
    ¿Por qué los paralelos que tienen cierta influencia para aparecer en los medios se limitan a bonitos artículos un tanto divagatorios en internet y no apuestan decidida y públicamente por P36?

    Si os interesa la humildísima opinión de un simple estudiante, creo que para que P36 sea una realidad hay que, primero, apostar y confiar al 100% en el proyecto, segundo, intercalar los artículos y opiniones adornadas y casi filosóficas con otros sencillos, claros y asequibles para todo el mundo, y tercero, salir de internet.

    Un saludo y VAL siempre.

  16. Lamentablemente hueco en la introducción. Bonico, pero más hueco que una nuez podrida. Pero más: “La crisis está machacando sin piedad a la marca socialista. La corrupción hace lo propio con la marca de la derecha.”
    ¿la crisis hunde a los socialistas y la corupción a la derecha? ¿Estamos locos? ¿Queremos seguir ignorando la realidad?
    ¿No fue suficiente el GAL o FILESA? Aunque nos jorobe, la corrupción no es patrimonio de la Derecha, ese demonio con el que al parecer no debemos ni siquiera saludar en las esquinas… Distinto del “comprensible” angelito socialista, al parecer bañado por la prez vaticana… (Si no es así, no se entiende)
    Y por cierto, el “malo” de mi infancia granadina era el BUTE: y a nadie se le ocurría preguntar si era de derechas o izquierdas: la maldad es maldad, sin adjetivos. Acabo de liarla: Stalin y Fidel, tal para cual ¿Sí?

  17. Estamos a tiempo de cambiar Andalucia para bien.Solo hace falta trabajar unidos y siguiendo el mismo camino.Y no dormirnos.

  18. Los caminos, los hacen las manos encallezidas y sucias de los seres humanos olvidados por todos y utilizados por muchos.
    Andalucía no se construye con la idea, con el pensamiento, con la palabra, con la propuesta, con los partidos políticos, con la iglesia, con los ejércitos, etc.
    Ella, Andalucia, la que me encoge y expande el pecho de sentimiento no necesita más mercadeo, más compras y ventas, más trasiego de votos, más parlamento inútil, más funcionarios ineptos, mas fechas confusas, más o menos banderas en los balcones.
    Ella, Andalucía nesesita seres humanos libres de ataduras y pensamientos,sin hambre, sin pobreza, trabajadores honestos, voluntarios y solidarios, sin miedo y sin espesuras en el corazón y en las manos.
    Estamos tan hartos, tan violentos, tan cansados de nadar en la espuma que un paso más y nos ahogamos, porque no tenemos silencio para pensar y las ideas son estrechas miras personales que buscan el uso y el abuso, la ambición personal, la agonía y eso que escondemos, porque interesa, detrás de “Pueblo Andaluz”, haciendo un revoltillo de ideas, palabras, gestos, personas, partidos, clases sociales, etc que de ello se han lucrado todos, derecha, izquierda, andalucistas, etc.
    Ahora es el momento de que resurga el andaluz, cuando ha tocado fondo y ponga su bandera en el pecho inundada de verde por la esperanza y blanco por la pureza, haciendo caminos para acabar con el uso y el abuso de nuestro sentimiento.
    ¿Como?
    Actuando como el corazón, golpe a golpe, sin parar, buscando unidad entre los andaluces con proyectos solidarios,asumiendo la responsabilidad del siglo XXI, como la agricultura ecológica, el consumo responsable, la vida sostenible, la justica social, el reciclado, la integración, la conciliación laboral, el cambio climático, el agua, la tierra , los arbóles, los ríos, los mares, la violencia, la lucha de género, las comarcas, las andaluzas, los andaluces, el ” tercer mundo”etc
    Proyecto a proyecto sin dependencia, prodremos hacer que Andalucía sea Libre por ella y por la Humanidad.
    No quiero ser un pueblo, quiero ser una nación de seres solidarios, justos, honestos y con futuro. Me duele el alma cada vez que oigo pueblo y me meten en el mismo saco con los que han producido la agonía de Andalucía.
    Una Nación Libre es mi destino.

  19. No está mal, pero me parece bastante recargado y cursi, la verdad. Para hablar de Andalucía no hace falta tanto adjetivo rebuscado, en mi modesta opinión. Para hablar de política, hace falta quizás más claridad… En fin, con todos los respetos, desde luego.

  20. Toñi Segura López

    Sin palabras, sencillamente precioso

  21. Un post muy bueno, muy sentido y sincero. Solo decir que has nombrado la despiadada estrategia política del PSOE, la descorazonadora de IU y la absurda del PP, y solo te ha faltado nombrar el andalucismo vacío y falso del PA.
    Viva Andalucía libre, de transgénicos, de OTAN, de especuladores, de políticos extranjeros, de terratenientes/as, de capillitas, de paro, de canal sur, del grupo joly, de acomplejados, de avergonzados…

  22. Más claro que el agua…

  23. “Ha llegado el momento de recuperar la estrella perdida, el protagonismo de nuestras vidas. Nuestro propio destino, los sentidos del arte, la emoción y la valentía. Porque un ser humano es como una nación y un corazón es como un universo y todos juntos debemos ser un pueblo, tenemos que ser un pueblo”.
    Las palabras son de Carlos Cano, yo comparto el mensaje y no me conformo con esta realidad, estoy convencida de que hay belleza por la que luchar y lo hago cada día.
    Sigamos haciéndolo juntos, de uno en uno pero a la vez. Es el único camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *