Portada / Andalucismo / Andalucía indefensa: Flex cierra su planta en Alcalá de Guadaíra después de 57 años

Andalucía indefensa: Flex cierra su planta en Alcalá de Guadaíra después de 57 años

FLEX

Andalucía asiste indefensa a la oleada de deslocalizaciones empresariales que están minando nuestro tejido industrial en unos momentos en los que tenemos el triste record de ser el territorio con paro de Europa (29,68%). El paro de los menores de 25 años es especialmente espeluznante con una tasa del 52,98%.

La empresa de colchones Flex ha anunciado a la plantilla de la fábrica de Alcalá de Guadaíra su intención de cerrar dicha planta y de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter extintivo, ante la bajada de la demanda, “superiores al 35%”, algo a lo que se oponen sus 68 trabajadores, quienes preparan movilizaciones con carácter “inmediato”, de forma que prevén iniciar una huelga a partir del jueves de la próxima semana.
Los trabajadores han decidido en asamblea convocar una huelga a partir del jueves 14 de julio porque quieren deslocalizar la producción y se ha llevado carga de trabajo a Portugal. De hecho ya se está desmontando parte de la maquinaria para llevarla hasta Oporto, según explican los representantes de los trabajadores.

En los últimos dos años, la producción de la planta sevillana se ha ido trasladando paulatinamente a las instalaciones de Flex en Portugal, donde ya fabrica los colchones de las marcas Mash, Dormilón y Dorwin. En Sevilla ya sólo se venía produciendo la serie Multielastic de Flex, colchones de alta gama de difícil salida en un mercado en crisis como el andaluz.
CCOO se ha mostrado “en absoluto desacuerdo” con la justificación económica y productiva dada por la dirección de la empresa y ha recordado que “además en la actualidad la empresa tenía aprobado un ERE temporal que tenía una vigencia durante todo el año 2011 y que finalizaba el 31 de diciembre del que no ha hecho uso ningún día”.
“Es una deslocalizacion en toda regla, pues ya sabíamos de la baja carga de trabajo, y ahora la empresa nos viene con que existen problemas económicos y productivos”, han lamentado las fuentes, quienes aseguran que “con los beneficios que se están generando en España se están instalando otras fábricas en Portugal o Brasil”.
Asimismo, CCOO ha indicado en una nota que la dirección de Flex “alega que sus ventas han caído en torno al 50 por ciento, lo que ha hecho reducir la plantilla en otro 50% el último año” y ha rechazado las razones que alega la firma al considerar que la empresa “tiene viabilidad si se aceptan las propuestas que los trabajadores habían planteando a la dirección para mejorar la competitividad”.
En ese sentido, los empleados recuerdan que llevan meses “proponiendo a los responsables de Flex medidas para ganar competitividad e intentar mejorar la situación de la empresa, incluso, estaban dispuestos a trabajar más horas”.

Un comentario

  1. Andalucia al final sera la región de las panderatas o el campo, que poco nos valoran.
    Para eso quieren que estudiemos para tenernos que ir a Alemania, Francia, etc…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *