Portada / Democracia / Arellano dedica su primer discurso como rector a defender la universidad pública

Arellano dedica su primer discurso como rector a defender la universidad pública

rector

 

Luis Sanchez Molini.Diario de Sevilla.14/03/2012.A buen entendedor… El nuevo rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, dedicó la primera parte de su primer discurso en el cargo a defender la universidad pública “por más que desde algunos ámbitos se intente resaltar y amplificar las deficiencias para generalizar el desprestigio y justificar un cambio de paradigma, que en el fondo es sólo una vuelta atrás”.

En la solemne ceremonia celebrada ayer por la tarde en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla, el nuevo rector recordó que, “en una decisión valiente”, la sociedad española “apostó por un modelo de universidad” en el que “la igualdad de oportunidades y la equidad son principios superiores, al mismo nivel que el principio del mérito, característico del mundo académico”. Estas palabras apenas pueden disimular la posición de en guardia que se mantiene en amplios círculos universitarios ante algunas opiniones del nuevo Gobierno popular. “Reto a cualquier otro modelo a obtener los resultados de los que podemos hacer gala”, dijo Ramírez de Arellano en referencia a las universidades andaluzas. “La universidad pública es justicia social, riqueza y empleo sostenible hoy y también garantiza la justicia social, la riqueza y el empleo sostenible del futuro”, afirmó.

En su discurso ante un Paraninfo abarrotado (lo cual no es difícil teniendo en cuenta sus reducidas dimensiones), Arellano, tras dedicar un emocionado recuerdo a su madre fallecida recientemente, “una alegre segoviana hija de campesinos”, reclamó de Estado y Junta una “actuación decidida” que apueste “nítida e inequívocamente” por las universidades públicas, “huyendo de expresiones frívolas o generalizaciones descalificatorias”. Así, según el flamante rector de la Universidad de Sevilla, “es imprescindible mantener un escenario de suficiencia financiera” para continuar con la adaptación al Espacio Europeo de Educación (plan Bolonia), impulsar la investigación científica y continuar la “modernización de nuestro campus”. Asimismo, reivindicó que se “ha de mantener una política de precios públicos y de becas que realmente propicie la igualdad de oportunidades y la equidad”. Para ello, reivindicó “amplios consensos políticos, académicos y sociales” y “una estabilidad normativa que permita reflexionar, planificar y siempre mejorar”.

Ramírez de Arellano fue desgranando el que será el programa de su mandato, que tiene como objetivo cumplir con un compromiso adquirido por escrito con el mayor de sus hijos, que ingresará en la Hispalense en cuatro años (“o así lo espero”, ironizó): avanzar en una Universidad de Sevilla mejor que la actual. Entre las líneas de trabajo estarán mejoras en la calidad de la docencia y la investigación; avanzar en el proceso de internacionalización de la Hispalense, desplegando el Campus de excelencia Internacional Andalucía Tech; continuar el proceso de modernización de las infraestructuras, etcétera. También hubo una mención especial a “nuestra excelente biblioteca universitaria”.

Por supuesto, defendió la “dotación de plazas prevista en el convenio Colectivo del PDI laboral y la dotación de cátedras de los profesores titulares acreditados”, algo que puede chocar con el decreto de austeridad del gobierno. Finalmente, tuvo palabras de especial agradecimiento a su antecesor, Joaquín Luque, “un rector valiente y humano, con una incansable fe en el diálogo y en las personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *