Portada / Ecología / Cajasol defiende su rascacielos en la Cartuja y desacredita el informe de la Unesco
La promotora trata de desacreditar el informe asegurando que contiene errores graves, que se trata de un documento "provisional", que no está redactado por la Unesco y que ningún miembro de este organismo ha visitado la ciudad para elaborarlo.

Cajasol defiende su rascacielos en la Cartuja y desacredita el informe de la Unesco

torrepelli21

Francisco Javier Recio | Sevilla

Cajasol, entidad promotora del rascacielos que se construye en la isla de la Cartuja, defendió ayer la viabilidad del proyecto y restó valor al informe de expertos de la Unesco en el que se pide la paralización de las obras y el recorte de su altura. A través de un comunicado, la entidad de ahorro anunció que va a pedir a las administraciones su respaldo “explícito” para defender el rascacielos ante la Unesco.

La promotora trata de desacreditar el informe asegurando que contiene errores graves, que se trata de un documento “provisional”, que no está redactado por la Unesco y que ningún miembro de este organismo ha visitado la ciudad para elaborarlo.

Sus firmantes son, efectivamente, dos miembros de Icomos (órgano asesor en materia de patrimonio), enviados expresamente por la Unesco a Sevilla. El contenido de su informe, además, ha sido asumido y difundido por la Unesco, que lo utilizará como base para una toma de decisiones en la asamblea del próximo junio en San Petersburgo.

Cajasol, pese a defender el proyecto, deja abierta una posibilidad a la negociación. En su comunicado, señala que está dispuesta a “colaborar con las administraciones en todo lo que sea necesario y poner todas las herramientas que demuestren que la integración de un proyecto de esta envergadura con la ciudad es una realidad”.

Los constructores opinan

Por su parte, la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco) ha solicitado la apertura de una línea de “consenso” y “diálogo” con la Unesco para intentar cambiar el sentido del informe para mantener el proyecto “en su integridad”.

El gerente de Gaesco, Manuel Sillero, ha explicado a Europa Press que, con independencia del hecho de que cuando se concedieron las licencias “quizás, a la vista del informe, no se hiciera con todas las cautelas”, la realidad es que, a día de hoy, el rascacielos de la Cartuja es “un proyecto con licencia concedida y con todos los requisitos legales establecidos para que el proyecto pudiese llegar hasta su conclusión final”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *