Portada / Ecología / Confirmada la fuga radiactiva en el reactor de Fukushima

Confirmada la fuga radiactiva en el reactor de Fukushima

nucleares japon

 

Greenpeace denuncia que han fallado las medidas de protección física que supuestamente deberían haber aislado la radiactividad del medio ambiente

Greenpeace 12/03/2011 .

Ante las informaciones de ayer que confirman el aumento de los niveles de radiactividad en la central nuclear japonesa de Fukushima y que la compañía eléctrica propietaria de la misma, Tokyo Electric Power Co(TEPCO), ha autorizado a liberar al medio ambiente la radiación nuclear acumulada a causa del accidente sufrido hoy por esta central nuclear, el Director de la Campaña de Energía Nuclear de Greenpeace Internacional, Jan Beranek, ha manifestado: 
  19 de julio 2007 Kashiwazaki Kariwa Planta Nuclear (julio de 2007) El Kashiwazaki Kariwa, Planta Nuclear que también sufrió daños en un terremoto de 2007, dando lugar a fugas de materiales nucleares. © Greenpeace / Jeremy Sutton-Hibbert

“Cualquier cantidad de radiación que se libere a la atmósfera pone en riesgo la salud de las personas de la zona, la salud pública y el medio ambiente. Tanto en el caso de que se haya producido una fuga en la central nuclear de Fukushima, como si se ha forzado deliberadamente el escape, el hecho de que se hayan vertido a la atmósfera gases contaminados radiactivamente procedentes del reactor implica que han fallado claramente las medidas de protección física diseñadas para aislar la radiactividad del medio ambiente”.

“¿Cuántos avisos más necesita sufrir la gente antes de que entendamos que los reactores nucleares son intrínsecamente peligrosos?”, se cuestiona Beranek. “La industria nuclear nos dice que accidentes como este no pueden pasar con reactores modernos, pero hoy Japón está en medio de una crisis de consecuencias potencialmente devastadoras por culpa de la energía nuclear”.

“Aunque la atención inmediata debe estar en minimizar la liberación de radiación y en mantener a salvo a la población local, esto es una nueva llamada de atención de los riesgos inherentes de la energía nuclear, que siempre será vulnerable a una combinación potencialmente mortal de error humano, fallo de diseño y desastre natural.”

“Greenpeace hace un llamamiento para que se cierren de forma organizada
pero urgente las centrales nucleares existentes, y a no construir nuevos
reactores. Los Gobiernos deberían invertir en energías renovables que,
además de ser medioambientalmente sostenibles, son las más baratas y las
más seguras.”

Japón tiene un total de 54 centrales nucleares ubicadas en 18
emplazamientos distintos, que suman 47.000 Megavatios (MW) de potencia
eléctrica instalada. En 2010, la producción eléctrica de origen nuclear en
Japón fue del 29%.

En el noreste de Japón, en la zona cercana al epicentro del seísmo, se han
visto afectados por este terremoto los complejos nucleares de Onagawa (con
3 centrales nucleares), Fukushima-Daiichi (6 reactores), Fukushima-Daini
(4 reactores) y Tokai (1 reactor).  Las más cercanas a éstas son las 7
centrales del complejo nuclear Kashiwazaki-Kariwa, ubicadas en la costa
oeste, en el lado opuesto de la isla.

Para más información:

El informe Japan Energy [R]evolution scenario demuestra que Japón puede
abandonar la energía nuclear y trasformar su sistema energético gracias a
las energías renovables y la eficiencia energética.

Informe disponible en http://www.energyblueprint.info/japan.0.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *