Portada / Acción y Cooperación política / Ecologistas afirma que el plan de regadío de Doñana pretende legalizar irregularidades

Ecologistas afirma que el plan de regadío de Doñana pretende legalizar irregularidades

NewNormal

 

 

Los conservacionistas aseguran que la población está acostumbrada a incumplir los planes

EL PAÍS – Sevilla – 05/05/2011.

Las alegaciones de Ecologistas en Acción contra el plan de regadío de Doñana, que afecta a Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado (Huelva), afirman que la ordenación propuesta por la Junta “pretende legalizar todas las irregularidades relacionadas con la actividad agraria de la corona norte de la comarca”

Los ecologistas afirman en un comunicado que el plan carece de “credibilidad para compatibilizar la riqueza natural con el desarrollo sostenible” y que, en las últimas décadas, las sucesivas normativas que ha promulgado la Junta de Andalucía intentando regular el uso particular e ilegal de multitud de parcelas ocupadas de monte público en la comarca de Doñana, no han servido de mucho.

“Desde el Plan Director Territorial de Coordinación (PDTC) del año 1988, la ley Forestal de 1992 y el Plan de Ordenación de Territorio de Andalucía (POTAD) del 2004, los sucesivos plazos no han servido más que para implantar un perverso aprendizaje entre una parte de la población que ha comprobado como ocupando monte público, con o sin la autorización del ayuntamiento o de la propia Junta de Andalucía, no le ocurría nada, se han archivado los expedientes y han caducado la mayoría de las sanciones, Algunos agricultores han obtenido títulos sobre las parcelas de monte público ilegalmente ocupadas”, lamentan los conservacionistas. “La población de la comarca tiene la experiencia de los anteriores planes que han carecido de voluntad política de hacerlos cumplir, cediendo a la demagogia y al éxito electoral”, añaden.

Ecologistas consideran imposible “legalizar las irregularidades cometidas antes de la formulación del POTAD, dado que este plan determina con claridad los usos admitidos y los incompatibles con la conservación de Doñana”. Además, solicita la corrección de los daños infringidos al monte público y al paisaje, así como rechaza “más desarrollos de cultivos intensivos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *