Portada / Democracia / El aire y la veleta

El aire y la veleta

veletaNo existe un proceso más diabólico que la acusación falsa por injurias o calumnias. La mera imputación te convierte jurídica y popularmente en culpable. De manera que el acusado, presuntamente inocente, es quien debe probar la verdad de lo que dijo. Quizá pase por justa esta lógica invertida cuando la mentira sea la excepción en el comportamiento humano. Pero cuando su empleo es abusivo y se convierte en regla, la verdad languidece por minoritaria. Como ocurre ahora. Los gobernantes mienten. Y miente la oposición. Y mienten los sindicatos oficialistas. Y mienten los empresarios alineados con el sistema. Y a fuerza de mentir, el pueblo creyó que la mentira era cierta. Nadie dimite. Ni el gobernante. Ni la oposición. Ni la patronal de los trabajadores. Ni el sindicato de empresarios. Y a fuerza de no dimitir, ha dimitido el pueblo.

No creemos en nadie. ¿Por qué habríamos de creer en un presidente que no sólo negó las llamas de esta crisis estructural sino que avivó sus ascuas alentando el endeudamiento público y privado hasta límites insoportables? Gastó en balde donde no debía para paliar la hemorragia inmobiliaria. Pasado el trance electoral, crecieron exponencialmente los parados del sector tanto como quebraron las empresas. Gastó en los premios tributarios del cheque-bebé y los 400 euros, no importando que su beneficiario fuese un mendigo o un banquero. Gastó para salvar al sistema financiero español a la vez que proclamaba su fortaleza. Gastó y gastó hasta que las secuelas de sus mentiras nos han convertido en un Estado insolvente. ¿Por qué habríamos de creer en el jefe de una oposición corrupta y que apoyó en el Congreso todas las medidas neoliberales que propuso el gobierno? ¿Por qué habríamos de creer en este sindicalismo borreguil que se paseó con los culpables de la crisis en el primero de mayo más patético de la historia de la democracia? ¿Por qué habríamos de creer en la organización empresarial presidida por un inepto gestor de sus empresas? ¿Y por qué habríamos de creer en nosotros mismos si somos igualmente culpables de la situación por haber delegado en ellos nuestra condición ciudadana?

No creímos en quienes decían la verdad porque eran pocos y flacos mientras las vacas eran muchas y gordas. Y nuestra abdicación de lo público, tan vergonzante como connatural al ser humano, ha provocado un curioso fenómeno político: ya no somos el aire que mueve la veleta, sino la veleta que mueve el aire. Bastó una llamada del Premio Nobel de la Paz para que a Bambi se le cayera la careta y apareciera el lobo que muerde a las ovejas para proteger al resto de su manada. El paradigma del talante democrático se ha limpiado el culo con las opiniones de los suyos, a quienes ni siquiera consultó porque sabe de su condición sumisa. Decía Bertolt Brech que “cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque”. Y ahora nos pedirán que salgamos en masa a protestar como rabos de lagartija alentados por los mismos que nos cortaron la cabeza. No nos injurien más, por favor. Esa no es mi verdad. Yo no soy veleta: soy aire.

Artículo publicado en el Día de Córdoba

18 Comentarios

  1. Jose Diego Moreno

    Bueno ami no me gustó el texto del articulo, aunque si comparto su linea troncal, somos aire y no veleta, es cierto, pero son injustas las acusaciones de atodos por igual. Vivimos en uno de los mejores paraisos del mundo y ya “es injusto e inmoral aspirar a vivir mejor aun”, lo dijo evo moralews en su visita a España hace poco, Hemos de aspirar a vivir solamente, merecidamente o justamente bien, aspirar a vivir cada dia mejor implica dejar a muchos ciudadanos en la cuneta de la pobreza. Por eso no estoy contigo en ver la botella vacia cuando la tenemos medio llena. Otra cosa es que hemos de perseguir a los corruptos,criticar los derroches y castigar la mala gestión de los inexpertos que acceden a las listas por enchufimo, -Listas abiertas ya¡¡.

    Hemos de ser proactivos en reivindicar el mantenimiento de nuestros derechos, pero como hacerlo en un mercado globalizado con unas jornadas laborales en china y otros paises asiaticos de mas de 17 horas que nos invaden de productos baratos y destruyen nuestras empresas y los puestos de trabajo de nuestras empresas. Me consta que los sindicatos españolesestan apoyando a los movimientos sindicales de muchos paises donde la multinacionales van a explotarlos. Pero en china estan prohibidos, China se ha convertido en un Estado Capitalista de Estado. SERA IMPOSIBLE VIVIR BIEN Y COMPETIR CON ELLOS, de momento deje de consumir nada que huela a Economia China, es muy poco pero algo hay que hacer

  2. mientrastantoignacio

    No sé que ocurre, quizas sea solo mala suerte. Escribí dos comentarios, uno dirijido a A. Sánchez y el otro a Antonio Manuel y no han salido publicados. No importa. Trataba de justificar mí ignorancia en el uso del ordenador y al mismo tiempo pedía de alguna manera que se respetara el anonimato que intenté mantener. Bueno, hay que pagar alguna culpa por lo visto.
    De todas maneras a Antonio Manuel le agradecía en el comentario que le dirijí, y que no ha salido publicado, el tono de su respuesta. Le pido nuevamente que me disculpe si en mis palabras hubo un tono hiriente.

    P.D. Terminaba mis dos comentarios con una posdata en la que decía que con esas dos intervenciones moria mi sosia. Aquí no lo hago aún, disculpad.

  3. Aclaro. Digo que es demagogo y banal porque mete en el mismo plano a los sindicatos, que llama oficialistas ¿? y a la patronal, porque utilza frases gruesas en lugar del analisis critico constructivo. El “mal” esta en los mercados, en la especulación bursatil que, desgraciadamente gobiernan la economía y por ende la política. Demosle la vuelta a la situación trabajando, forjando la unidad con el movimiento sindical y estimulemos la lucha y las alternativas con un lenguaje directo y a la vez complejo, que ofrezca salidas creible pero teniendo en cuenta la realidad dificil y llena de matices. El enemigo sigue siendo el Capital y el Mercado desregulado y sin control democratico. El adversario la derecha que lo hara “mejor” cuando gane las elecciones, se esta frotando las manos. Hay todo un proceso electoral en ciernes que se abre con las Municipales ¿le vamos a allanar el camino a la derecha? ¿queremos llevarnos por delante a la izquierda socialdemocrata? Detras iremos todos: La izquierda transformadora Ecosocialista, los nacionalistas excluyentes e incluyentes, el Feminismo . . . No banalicemos el debate dando rienda suelta al comprensible mal humor.

  4. Estimado Antonio Manuel:

    Me da la impresion que este pequeño guirigay debería terminar pidiendote por mí parte disculpas por ser tan impaciente y pesado. También por haber utilizado unos terminos nada adecuados cuando califique tu articulo. No estoy muy ducho en dos cosas: en el uso del ordenador y en acertar en lo que quiero decir. Mi bagaje personal es de un curriculum muy justito: no soy licenciado univeritario ni muchisimo menos. Puede que se note mucho, lo siento. Pero no he querido ofender a nadie, solo intentar ser más justo con el mundo sindical llamado oficialista y, que a pesar de todo, sigue siendo muy necesarios para la lucha. Creo que son, entre otras cosas, aunque no sé si sera importante, las organizaciones sociales con mayor número de afiliados Debatamos sobre su papel pero no los despachemo sunicamente con calificativos peyorativos .
    Un abrazo.

    P.D. Para los inseguros el uso de un seudonimo ayuda a soltarnos en la escritura. No hay ninguna intención oculta (¿o quizas una cierta mayor libertad de opinar?).
    En todo caso se jubila el “sosia”. Salud y República.

  5. Estimado amigo Antonio Sánchez:
    Espero que estas letras que siguen, más las anteriores que no te gustaron mucho, sirvan para situar un posible debate sobre el SINDICALISMO en nuestro país sin necesidad de utizar palabras o juicios de valor que no ayuden. Pero eso sí, hablemos de sindicalismo: oficialista, borregil y del radical y alternativo.
    Para mí hay Sindicatos de clase (UGT,CC.OO., CGT, SAT, USTEA y CNT) y sindicatos que no lo son (CSIF,. . .. Ahora bien, entre los sindicatos de clase hay diferencias, incluso grandes. Los hay, UGT y CC.OO. que aunan el sindicalismo clásico con prestaciones de servicios a sus afiliados. Los otros supongo que también, pero quizas se les reconozca más una radicalidad o mayor capacidad de confrontación. Lo cierto és que los sindicatos estan en una etapa histórica de redefinición de su espacio y de su presencia social, política y representativa entre los trabajadores en general. Pero sé de su gran responsabilidad ante una afiliación y una opinión pública que en ocasiones se les vuelve en contra y que pueden (digo pueden) ser injustos en sus apreciaciones negativas. La Huelga General es una respuesta que para darla hay que tener muy claro dos cosas: la capacidad de respuesta de los ciudadanos para que no resulte un fracaso, y contra quien se dirige y que alternativas se proponen como respuesta a la Crisis. Es decir, con quien y contra quien. Ese puede ser un debate importante: qué respuesta deberían dar el sindicalismo de clase ante la crisis en la que estamos inmersos y qué papel o en que podemos ayudar para que ésta sea mas eficaz y amplia.
    Si nos parece bien hagamoslo.

  6. Siento y comprendo el error de enviar varias veces un articulo lo comprendo perfectamente porque yo tampoco soy muy ducho en las nuevas tecnologias. Ahora bien, ni en el tono ni en la forma quito ni una sola palabra de lo dicho cuando contesto a una persona que en ell uso legitimo de su libertad colabora al debate con afirmaciones tan positivas como demagogo, parcial, banal…….vaya hombre lamento que por tu forma de ser te moleste mi tono y consideres logicas y positivas tus observaciones. Vuelves a lo mismo con respecto a los sindicatos pues……ea, pa ti la perra gorda.
    Aunque creo que los partidos y sindicatos de clase alguna culpita tendran de la sociedad que tenemos. Ah por cierto mi nombre es antonio, ciertamemente, como debo llamarte Ignacio, jose……en fin como prefieras,
    salu con liberta
    Posdata. no me funcionan los acentos y por otra parte me operaron el otro dia de desprendimiento de retina y veo doble cuando escribo, pero quien se resiste al debate tranquilo y sereno

  7. No me gusta el artículo, creo que es demagogo y parcial. Situar en el mismo plano a Sindicatos (oficialistas?) y patronal jugando con las definiciones y alterando el sentido político de los terminos es gratuito y demagogo. Esta crisis es del capital, del capital financiero, creado por los especuladores del sacrosanto mercado para arruinar a los estados y a las clases populares. Ellos, los de siempre, siguen llenandose los bolsillos de forma indecente -leer el articulo del País donde se publican los sueldos de los directivos de las empresa que cotizan en el Ibex 35-, no son los sindicalistas (oficialistas?) ni los diputados -la mayoría- de cualquier grupo político (excepto los del “gurtel” ¿no?) parlamentario. El enemigo, hoy y antes, es el capital especulador, depredador, esquilamsdor y que ademas tiene la inteligencia de dividirnos. Apuntemos nuestras armas dialecticas sin complejos a quien es nuestro enemigo: el capital, y nuestro adversario, la derecha. Dificil ponemos la cosa si nos acusamos entre nosotros mismos.Yo no creo en los Obama ni en niguna esperanza negra o blanca, solo creo en la unidad de los hombres y mujeres de izquierda, incluso aunque haya que contar con los mas “debiles”. Nada es facil y menos derribar al Capital aprovechando la coyuntura actual si nos ponemos nosotros mismos piedras en el camino.

  8. Antonio. Dos cosas, la primera: si aparecen varias opiniones mias publicadas seguidas, se debea un error involuntario mío o impaciencia. Mande el primer comentario y no salio, así sucesivamente, de golpe aparaecieron todos juntos. Para mí fue un horror, no soy tan pretencioso. Si observas cronolgicamente lo comprobaras que van seguidos uno detras de otro. Segundo, lamento tu tono excesivamente dolido y descalificador hacia lo que he escrito con toda modestia y desde el deseo de contribuir al debate que, creo yo, no sé si ingenuamente, propicia esta revista.
    Todos, no te quepa ninguna duda, venimos de muy atras en esta lucha, modesta pero insistente, por contribuir a un estado de cosas más justas. Algunos venimos desde la Dictadura Franquista arrostrando la represión política en su momento. No es merito, hubo quien pago con su vida y con la carcel su lucha.
    Pero soy así, creo que no es justo meter sin matices en el calificativo de “oficialistas” a los dos sindicatos más representativos. Hay mucho que decir al respecto, entre otras cosas que no son bloques homogéneos, hay en su seno sus familias y matices, en ocasiones radicalmente enfrentados. Y no siempre ganan en sus congresos los que propugnan las direcciones. CC.OO. por ejemplo.
    Es cierto que no siempre estan a la altura de las demandas sociales y quizas en este momento han estado dando una tregua al gobierno del PSOE que a muchos se les antoja excesiva. Es posible que tengan razón quien así piensa. Pero también es verdad que la derecha sociologica -no hay más que oir las intervenciones de los ciudadnos que presublimente votan al PP, como intervienen critacando ferozmente a los sindicatos por no sacar la gente a la calle convocando una Huelga General- y el PP y toda la caterva mediatica estan posicionandose en la misma exigencia de una respuesta más dura por parte de los Sindicatos mayoritarios, exigiendoles practicamente la convocatoria de una Huelga General. Tampoco es casualidad que pida el PP la reducción de ayudas a los Sindicatos, patronal y partidos. ¿Somos ingenuos? ¿creemos seriamente que la propuesta del PP no lleva trampa?. Ellos, mientras tengan acceso al gobierno local, regional, etc. tendran siempre posibilidades de ingresar en sus arcas importantes sumas, unas legitimas, por la Ley Electoral, y otras ilegitimas, procedentes de la corrupción (Gurtel).
    Los Sindicatos son, como los Partidos y otras organizaciones sociales, reflejo de la sociedad y sí la ciudadanía es como es, en ocasiones poco exigente, acomodaticia y menos dispuesta por asumir otras exigencias y respuestas más comprometidas, los Sindicatos se acomodan quizas -digo quizas, no digo seguro- a respuestas más debiles.
    Tampoco se muy bién porqué se les llama oficialistas. UGT podría ser, pero no estoy seguro: cuando la huelga General convocada contra F. Gonzalez no lo fueron. ¿Ahora sí? no lo sé, honradamente, creo que merece la pena al menos darles una oportunidad más para que demuestren que no lo son, a fin de cuentas por su representatividad son necesarios para cualquier planteamiento de lucha y respuesta a las medidas del gobierno. Respecto a CC.OO ¿son oficialistas respecto al gobierno también? ¿o respecto a alguna fuerza política determinada? La teoría dice que en la medida que estan subvencionados lo son por fuerza. No estoy tan seguro. Conozco desde hace muchos años a sindicalistas actuales y de los llamados históricos y sé positivamente que la gran mayoría son gente honrada y crítica con la situación actual.
    Es, quizas,-¿puede que legítima?- mi mayor preocupación intentar defender la honradez de los Sindicatos Mayoritarios, UGT y CC.OO.
    Si estoy equivocado en mi proposito lo lamentare, no por mí como persona individual, si no como militante de la izquierda y ciudadano trabajador y sufriente de esta y de todas las crisi anteriores. A fín de cuentas yo siempre he vivido en permanente crisis y no me asusta, pero deseo para las generaciones futuras un mundo mejor y un reparto más equitativo del trabajo y la riqueza que se genera en el país. Al menos.
    Por cierto: no soy ni he sido nunca sindicalista. Tengo carné sindical de CC.OO. desde prácticamente su fundación por afinidad ideológica y de clase.

    P.D. Por mi forma de ser comprendo mal los comentarios graciosos. No me van. Sí me equivoco lo reconozco y punto, pero no me gusta que se pretenda ridiculizar una aportación que desde la libertad he realizado con los mejores argumentos de los que soy capaz.

  9. Pues a mi me ha gustado el artículo,dentro de mi ignorancia en cuanto a la politica se refiere,me he dado cuenta de quienes nos han llevado a la ruina y no hay que ser muy listo para verlo,eso sí,ZP se volvió loco dando “ayudas” a diestro y siniestro,que a mi parecer se podría haber ahorrado,yo he tenido dos hijos y lo único que me dieron fué la maletita del hospital,así que no ví bien,en su momento,lo del cheque bebé que como dice el artículo lo ha cobrado todo el mundo,pobre y rica,españoles e inmigrantes,que no tengo nada en su contra ,pero,muchos están aqui quitándoles el puesto de trabajo a un español,pues sin papeles trabajan por menos dinero,claro ,que la culpa es del español que los contrata para ahorrarse un dinero,no ví bien el dinero que se dió para comprar coches,ni ví bien los famosos 400 euros…se volvió loco repartiendo cuando vió las arcas llenas para asegurarse votos y ahora qué..¿que pasa ahora?los 400 euros hay que devolverlos,del cheque bebé el 25% hay que devolverlo,al igual que del 25% de las ayudas por comprar coches,para qué gastas a manos llenas si ahora nos vemos como nos vemos?.
    Los sindicatos que supuestamente nos defienden no han salido a la calle para defender a los millones de parados,ahora tocan a los funcionarios(que tampoco tienen culpa) y sí se piensa en una huelga(que dudo mucho que se haga)tendríamos que haberla hecho antes de ayer,y a lo mejor no se hubiera dado lugar al tijeretazo del 5%,en vez de congelar las pagas de los pensionistas y bajar el sueldo de estos trabajadores que pueden contar con un futuro casi resuelto(al menos los fijos),recorte las subvenciones a los sindicatos(seguro hay huelga),recorte los gastos increíbles que tienen los diputados,recorte los tantos sueldos que tienen los politicos,recorte las subvenciones a los partidos politicos,sólo recortando esa línea se ahorra un gran capital,a los bancos que dan préstamos para comprar futbolistas,recorte tb….quiten vicepresidentes,quiten carteras….lo que no tenemos que dar lugar es que el pueblo se divide porque esto es asi,esto es asá,no,no,tenemos que unirnos,ellos están ahí por los votos del pueblo,pues el pueblo unido es el que se tiene que quejar,no ir como unos corderitos cuando se nos llama,así nos tienen amansados bajo su yugo,hacen de nosotros lo que quieren pues no nos quejamos,y esos que nos defienden,sólo defienden su sueldo de 2500 euros lo demás no importa

  10. confieso que mucha veces me lo he dicho a mi mismo, “tio eres tonto”, pero debo confesar tambien que aunque lo sea no me gusta que me tomen por el capirote en lugar de darme la mano, abrirme a la luz de una idea o regalarme una sonrisa por mi candidez.
    De verdad no me gusta que me tomen por tonto pero hay algo que aún me molesta más y es darme cuenta, comprobar,que toman por tontos a persona que quiero, admiro o simplemente tengo el placer de compartir algunos sueños propios y bastantes pesadillas ajenas.
    Y de verdad que, si en lugar de llamarse Ignacio se llamara ignatius, como el de la conjura, hubiera pensado que era una disparata y hasta simpatica broma.
    Pero no, la criaturita escribiente se llama Ignacio y debe pensar que todos somos necios para repetirnos una y otra vez el mismo discursito, eso si despues de los insultos.
    Pues mire usted señor mio tambien tengo que confesarle que yo, como el que escribe este articulo hemos luchado lo suficiente para saber quienes son ellos pero para saber también que ellos tienen lo que tienen, amasan lo que amasan, disponen de lo que disponen porque hay muchos ” sindicalistas nuestros” que se conforman con las migajas y se amasan en años, décadas alejados de sueños y despertares mañaneros.
    Salú Antonio y que dios,alá o quien sea te conserve los corajes.

  11. Antonio Manuel

    Estimado José:

    No banalizo el debate sino justo lo contrario. Acepto todas las razones de fondo que argumentas y que he manifestado en muchísimos artículos en los dos últimos años. En este último, sólo intento desvelar la responsabilidad de la propia ciudadanía al abdicar de su intervención directa en lo público. No somos una veleta que se mueve cuando los “agentes” políticos, sociales y económicas quieran, sino el aire que es capaz de moverlos a ellos. Y “oficialistas” es un apelativo que matiza a algunos sindicatos, no a todos. Llamo “oficialistas” a aquellos sindicatos que han decidido ir de la mano del sistema, manifestándose el primero de mayo con una parte de los cómplices de lo ocurrido. Que utilizan la marca de la izquierda, pero hace mucho tiempo que desde P36 hemos desvelado que forman parte del sistema en un bloque bipartidista que comparte las mismas estructuras ideológicas sobre el modelo económico.
    Un abrazo
    Antonio Manuel

  12. Aclaro. Digo que es demagogo y banal porque mete en el mismo plano a los sindicatos, que llama oficialistas ¿? y a la patronal, porque utilza frases gruesas en lugar del analisis critico constructivo. El “mal” esta en los mercados, en la especulación bursatil que, desgraciadamente gobiernan la economía y por ende la política. Demosle la vuelta a la situación trabajando, forjando la unidad con el movimiento sindical y estimulemos la lucha y las alternativas con un lenguaje directo y a la vez complejo, que ofrezca salidas creible pero teniendo en cuenta la realidad dificil y llena de matices. El enemigo sigue siendo el Capital y el Mercado desregulado y sin control democratico. El adversario la derecha que lo hara “mejor” cuando gane las elecciones, se esta frotando las manos. Hay todo un proceso electoral en ciernes que se abre con las Municipales ¿le vamos a allanar el camino a la derecha? ¿queremos llevarnos por delante a la izquierda socialdemocrata? Detras iremos todos: La izquierda transformadora Ecosocialista, los nacionalistas excluyentes e incluyentes, el Feminismo . . . No banalicemos el debate dando rienda suelta al comprensible mal humor.

  13. Amplío: no me gusta el articulo porque entre otras cosas situa en el mismo nivel a los Sindicatos, mal llamados oficialistas en el artículo, al mismo nivel que los empresarios, que estos si aplauden las medidas propuestas por el gobierno. La banalización no es buena y hacer un totum revolutum de una realidad anterior que se crea con los gobiernos del Psoe y del Pp -la burbuja inmoviliaria- con la crisis sobrevenida que es producto de la especulacion bursatil y de un mercado que intenta ganar dinero a toda costa con la deuda pública, que estan sufriendo todos los gobiernos europeos, es, como minimo, simplificar las cosas a un juego de mentiras y verdades a medias. La única verdad es que nos gobierna el mercado y que el sistema ha tocado techo: o nos dominan los mercados a golpe de especulación o los gobiernos democraticos los controlan con ferrea mano. El paso siguiente sería profundizar en el cambio y logra un sistema Ecologicamente sostenible y politicamente Socializante, de una radicalidad democratica integral y socialista. Ahi, en ese proyecto hacemos falta todos, incluso los “debilmente” socialistas, los socialdemocratas de Zapatero.

  14. No me gusta nada el articulo. Es demagogo y banal.

  15. No me gusta nada el articulo. Es demagogo y un punto banal. La situación actual requiere unidad de todos aquellos que nos reclamamos de izquierda, incluyendo, evidentemente a los Sindicatos (Oficialistas?. Solo la derecha, el PP y los “Gurtel” apoyan sin fisuras el mantenimiento del orden actual. Los demas, incluyendo a los del pensamiento “debil” son necesarios para el cambio de sistema. No hay esperanzas blancas o negras, no hay Obama salvador, solo debe haber unidad y arrojo para plantear otro sistema basado en la socialización y la adquisicion responsable por parte de todos de otro orden internacional racional, justo y ecologico. El mercado y los financieros que lo manipulan en su propio beneficio son el enemigo y la derecha que los sostiene el adversario. Son los ejecutivos de las empresas que cotizan en el IBEX 35 -leed el articulo del País del domingo donde se publican sus ingresos, más altos ahora en plena crisis- los que han de ser barridos y anatemizados. Otro orden económico es posible y necesario y hay que modificar el estadoa ctual de las cosas, pero con unidad y no equivocando el tiro. Todos somos necesarios para la busqueda de un sistema distinto, aunque tardemos mil años. Todos menos la derecha y el capital, asi de sencillo.

  16. No me gusta el artículo, creo que es demagogo y parcial. Situar en el mismo plano a Sindicatos (oficialistas?) y patronal jugando con las definiciones y alterando el sentido político de los terminos es gratuito y demagogo. Esta crisis es del capital, del capital financiero, creado por los especuladores del sacrosanto mercado para arruinar a los estados y a las clases populares. Ellos, los de siempre, siguen llenandose los bolsillos de forma indecente -leer el articulo del País donde se publican los sueldos de los directivos de las empresa que cotizan en el Ibex 35-, no son los sindicalistas (oficialistas?) ni los diputados -la mayoría- de cualquier grupo político (excepto los del “gurtel” ¿no?) parlamentario. El enemigo, hoy y antes, es el capital especulador, depredador, esquilamsdor y que ademas tiene la inteligencia de dividirnos. Apuntemos nuestras armas dialecticas sin complejos a quien es nuestro enemigo: el capital, y nuestro adversario, la derecha. Dificil ponemos la cosa si nos acusamos entre nosotros mismos.Yo no creo en los Obama ni en niguna esperanza negra o blanca, solo creo en la unidad de los hombres y mujeres de izquierda, incluso aunque haya que contar con los mas “debiles”. Nada es facil y menos derribar al Capital aprovechando la coyuntura actual si nos ponemos nosotros mismos piedras en el camino.

  17. antonio rebollo palacios

    Sublime.Certero como la copa de un pino.!!Ay!!,el comunismo,el socialismo libertario tan de la piel y las entrañas andaluza.Que cada uno piense lo que quiera,pero era un referente,un freno a los depredadores,había donde agarrarse.¿Donde están los nuevos referentes?,¿existen?.Andamos huerfanos,desamparados ante la bota de un capitalismo salvaje,incompasivo,brutal y toda su maquinaria de camelo de ideas, que ante el festín,la barra libre con la clase trabajadora de aperitivos,festeja el akelarre de la codicia.

  18. Me ha gustado mucho el artículo. Genial.Enhorabuena a Paralelo 36 por publicar artículos como el Aire y la veleta.¿quién es el autor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *