Portada / Andalucismo / El ladrillo que no cesa:”Barbate tramita cuatro proyectos turísticos”

El ladrillo que no cesa:”Barbate tramita cuatro proyectos turísticos”

image_mini

Jorge Garret .Diario de Cádiz 11.12.2010 .
El Ayuntamiento de Barbate, dirigido por el socialista Rafael Quirós, afronta el final de mandato con cuatro relevantes proyectos turísticos y urbanísticos en fases avanzadas de tramitación. Son iniciativas ambiciosas, con inversiones millonarias, y respaldadas por empresas con una trayectoria contrastada. Según los planes municipales, deben convertirse en el revulsivo económico del pueblo que ha quedado a la zaga del desarrollo turístico de la Costa de la Luz durante los dos últimos decenios. Un cambio de rumbo.

En contraposición, también son proyectos polémicos, de difícil implantación en un municipio rodeado de Parque Natural y de espacios muy sensibles desde el punto de vista paisajístico y medioambiental, aún más en un momento en el que se recrudece la oposición al ladrillo y en el que amplios sectores rechazan su validez como motor económico.

En la ensenada de Trafalgar, el Ayuntamiento presiona a la cadena Robinson Club y a la familia propietaria del suelo clasificado como urbanizable para que desbloqueen el histórico plan hotelero. Al mismo tiempo, la firma portuguesa Zmar busca terrenos para su peculiar camping de alta categoría, y otros dos proyectos de mayor envergadura que incluyen golf, hoteles y viviendas aguardan la aprobación definitiva de la Junta de Andalucía: uno en el río Barbate y otro en la parte trasera de La Breña.

 

Complejo turístico Zmar: La empresa portuguesa debe decidir su emplazamiento

  

Inicio del proyecto: 2009– Estado actual: Búsqueda de parcela– Promotor: Zmar– Características: Camping con equipamientos de alto nivel –Inversión prevista: 30 millones de euros

Zmar Cádiz es el proyecto para construir un enorme camping de alta categoría con cabañas de madera, zonas de acampada, espacios deportivos y de spa, y múltiples edificios y servicios comunes, integrado en el entorno, y destinado a un turismo familiar. El empresario portugués Francisco de Meyo–Breyner, que gestiona un negocio similar en Zambujeira do Mar, en El Alentejo portugués, presentó la iniciativa gaditana hace apenas tres semanas, después de un año de trabajo con las administraciones. El promotor describió de esta forma la condición “sostenible” de sus proyectos: “Podríamos desmontar Zmar de Portugal y traerlo entero aquí tal cual, y aquellos terrenos quedarían exactamente igual que antes de que llegáramos”.

El Ayuntamiento de Barbate, la Diputación de Cádiz y la Junta de Andalucía han expresado públicamente su respaldo a esta iniciativa. En noviembre, el promotor portugués, el alcalde barbateño, Rafael Quirós (PSOE), y la diputada de Turismo Irene Canca (PSOE) recorrieron el municipio a la búsqueda de una parcela de 80 hectáreas en la que ubicar el complejo turístico. Visitaron terrenos en Zahora, cerca del Parque Natural de La Breña y en las proximidades de Montenmedio, a ambos lados de la N-340 y hasta la linde con el Retín, según explicó el alcalde de Barbate.

Quirós informó de que los suelos que se barajan son rústicos. Por eso, tras la compra de la parcela, será necesaria una modificación del planeamiento local. Aquí es donde Ayuntamiento y empresa cuentan con la predisposición de la Junta para agilizar trámites que, en condiciones normales, pueden prolongarse varios años.

Robinson Club/TUI, Trafalgar: A la espera de señales del promotor y los dueños del suelo

Inicio: 2001– Estado: Parcela urbanizable. Pendiente de acuerdo de promotor y propietarios del suelo– Promotor: Robinson Club– Características: 600 habitaciones hoteleras– Inversión: 40 millones

A principios del mes pasado, el Ayuntamiento de Barbate finalizó el proceso de reclasificación urbanística de la parcela de 300.000 metros cuadrados situada junto a la ensenada de Trafalgar para dar cabida a un complejo de varios hoteles. El proyecto, presentado a principios de la última década, ha sufrido enormes retrasos debido a una dificultosa tramitación administrativa y a otros muchos obstáculos.

El último, y el que mantiene paralizado este plan, es el conflicto abierto desde 2006 entre los propietarios del suelo –la familia Castro– y la cadena Robinson Club (TUI) sobre las condiciones de compraventa de la parcela pactadas a principios de la década, que se vieron afectadas por la reducción del terreno edificable y del tamaño de los hoteles impuesta por la Junta.

Después de años de paralización total del proyecto, la declaración de la parcela como urbanizable a principios del mes pasado ha servido al Ayuntamiento para presionar a las partes, que han retomado contactos y buscan una salida al conflicto, según ha informado el alcalde de la localidad jandeña. El Consistorio incluso tiene potestad para reclamar una cantidad de alrededor de 300.000 euros a los titulares del terreno tras la reclasificación del suelo, según una cláusula incluida en el convenio urbanístico original.

En Trafalgar, según se recoge en la modificación de su Plan General, se pueden construir 600 habitaciones en edificios de dos alturas como máximo (bajo más primera planta) en una superficie de 45.000 metros cuadrados de suelo edificable; 250.000 se reservan para espacios libres.

Bogaris, inmediaciones de La Breña: El plan de golf, hoteles y viviendas ya cuenta con el primera aval de la Junta

Inicio de tramitación: 2008– Estado: Proyecto incluido en el POT de La Janda, a expensas de aprobación definitiva. También se tramita como Proyecto de Interés Turístico–Características: Golf, hoteles y viviendas

El grupo andaluz Bogaris aguarda la aprobación definitiva por parte de la Junta de su macrocomplejo turístico y residencial con campo de golf en Barbate, un proyecto respaldado por el Ayuntamiento que suma ya más de dos años de tramitación urbanística. El plan se sitúa en en la finca El Següesal, en la parte trasera del Parque Natural de La Breña, fuera de los límites del territorio protegido. Es el terreno que se expande desde la margen izquierda de la carretera que une Barbate y Vejer (A-314) en este mismo sentido. Los equipamientos previstos son un campo de golf, hoteles y varios cientos de viviendas turísticas en una superficie de alrededor de 430 hectáreas.

La iniciativa de Bogaris tiene en estos momentos un doble recorrido en la Administración. Por una parte, está recogida en el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de La Janda, el documento que debe definir el desarrollo urbanístico y territorial de la comarca. El Plan define este espacio de El Següesal como Área de Oportunidad Turística, una figura que subraya el interés autonómico de las actuaciones previstas. En la práctica, la inclusión en el POT es el aval de la Administración al proyecto y una “garantía” de que se facilitará su tramitación.

El Plan Subregional de La Janda, sin embargo, acumula años de retraso y ahora sigue acumulando demoras. Fue aprobado de forma provisional en junio por el máximo órgano urbanístico de la comunidad, la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (COTUA). Entonces, quedó a expensas del sello del Consejo de Gobierno, un mero trámite, pero han transcurrido seis meses y el visto bueno no llega. El último compromiso adquirido por el PSOE es que el documento verá la luz a mediados de enero.

Además de lograr su inclusión en el POT, Bogaris tramita ante la Junta la catalogación del proyecto del Següesal como Proyecto de Interés Turístico (PIT) de la Comunidad Autónoma. La figura de Interés Turístico está incluida en el decreto de golf y su objetivo es privilegiar a los proyectos de golf que tengan mayor calidad de juego y medioambiental con la posibilidad de construir zonas residenciales para que los promotores rentabilicen su inversión.

El decreto de golf fue aprobado en 2008 pero hasta el momento no ha permitido la aprobación de ni un solo Proyecto de Interés Turístico en la región. En junio de este año, la Junta modificó la normativa flexibilizando límites al crecimiento urbanístico de los pequeños municipios y facilitando trámites.

Aunque seis meses después de la revisión sigue sin declararse ningún PIT en Andalucía, fuentes de la Junta han subrayado la posibilidad de que el plan de Bogaris logre esta consideración.

Novaterra, río Barbate: La “recuperación” del río con un puerto deportivo y un complejo turístico

Inicio: 2008– Estado: Proyecto incluido en el POT de La Janda y en trámites para su declaración como PIT Características: Puerto deportivo, campo de golf, hotel y viviendas– Inversión: 120 millones

La empresa Novaterra, dirigida por la familia Mora Figueroa y propietaria del campo de golf Arcos Gardens, también espera la aprobación por parte de la Junta de Andalucía de un proyecto turístico vinculado al río Barbate en el que trabaja desde hace dos años de la mano del Ayuntamiento jandeño. El plan está dividido en dos partes: un puerto deportivo en la desembocadura del río con más de un millar de atraques, y un complejo de lujo con golf, un hotel y viviendas turísticas en el paraje conocido como El Bujar, en la parte alta del río, entre el municipio y la Sierra del Retín.

El recorrido administrativo de este proyecto es muy parecido al de Bogaris. Como en el caso del Següesal, El Bujar ha sido declarado como Área de Oportunidad Turística en el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de La Janda, una figura con la que la Junta de Andalucía avala el interés supramunicipal de la iniciativa. La declaración llegó en el periodo de alegaciones, pues en principio la Administración limitó al campo de golf de El Bujar su respaldo.

El POT de La Janda ya está aprobado de forma provisional pero aguarda el sello definitivo del Consejo de Gobierno. El compromiso trasladado por la Consejería de Obras Públicas al secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabaña, es que el documento entre en vigor a mediados del próximo enero.

En paralelo, Novaterra presentó su proyecto en Barbate a la Junta para que sea declarado Proyecto de Interés Turístico (PIT), la figura vinculada al decreto de golf de 2008 que debe servir de “pasaporte” para superar las complejas tramitaciones administrativas de la región. En estos momentos, la promotora espera a las decisiones que se tomen en el seno del Gobierno andaluz en torno a los PIT, después de varios años marcados por la interinidad de las competencias urbanísticas en Andalucía (en dos años se han sucedido tres consejeros), dificultades técnicas y discrepancias internas.

Los terrenos de El Bujar no son urbanizables y parte de ellos son Hazas de la Suerte, terrenos comunales que requerirían su desafectación o alguna otra fórmula de reversión, tal y como explicó el alcalde Rafael Quirós en 2008, cuando dio a conocer este proyecto. El regidor ha defendido que el desarrollo turístico del río y de su degradado entorno sería un revulsivo para el municipio.

Fuentes de Novaterra han subrayado el interés de la empresa en el proyecto a pesar del retraso acumulado en la aprobación del POT jandeño y en la declaración de Proyectos de Interés Turístico. “Hace falta un clima de confianza y seguridad jurídica para sacar el plan adelante”, apuntaron las mismas fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *