Portada / Ecología / Éste ha sido el peor gobierno para las energías renovables

Éste ha sido el peor gobierno para las energías renovables

hojaEl presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), José María González, afirmó este miércoles que “éste ha sido el peor Gobierno para las renovables desde el año 80”.

González también culpó al Partido Popular de la situación actual porque, en sus años en el Ejecutivo, puso el “instrumento” -aludiendo a la normativa- y, cuando el PSOE lo ha eliminado “no han dicho ni mú”. En esta línea, el presidente de APPA dijo que no ha oído nada en ninguno de los dos bandos para mejorar la situación de las renovables ni para reducir el déficit tarifario.

González Vélez también auguró pérdidas de empleo en el sector cuando se concluya la construcción de termosolares y se apruebe la nueva normativa eólica. En la actualidad, el sector emplea a 111.455 trabajadores.

Las energías renovables no han provocado déficit de tarifa en los últimos cinco años, sino que, al contrario, han procurado un ahorro neto al sistema de 9.173 millones de euros que ha evitado que la deuda del sector eléctrico sea de 33.750 millones, o un 37% más que los 24.582 millones de euros actuales, según el informe del impacto en 2010 de estas tecnologías sobre la economía, elaborado por Deloitte.

En 2010 las primas recibidas fueron de 5.342 millones, pero las renovables abarataron el precio de la luz en 4.847 millones, así que su coste fue de 494 millones, lo que apenas equivale a 17 euros al año para cada uno de los 29 millones de clientes de luz. Deloitte asegura que este año fue el primero en que el coste superó al ahorro.

Además, el informe muestra que, al margen del sistema eléctrico, las renovables ahorraron en 2010 más de 2.300 millones en importaciones de combustible fósil y 467 millones en emisiones de gases de efecto invernadero. Más aun, solo el año pasado evitaron tantas emisiones de azufre y nitratos nocivos para la salud que mejoraron la calidad de vida en un millón de horas, o en 3.000 años. La Sanidad se ahorró por ello 160 millones.

Ante el futuro que se presenta tras las elecciones generales del 20-N, González recordó el azote del actual Ejecutivo a las renovables si bien también apuntó que el PP no tiene propuestas y sólo habla de “ambigüedades”. “No estamos exigiendo dinero, sino estabilidad e imaginación” como unas “políticas fiscales que favorezcan a los consumidores que consuman productos con huella de carbono menor”, agregó.

En esta línea, señaló que el sector está viéndose afectado por la financiación, derivada de la coyuntura económica actual, y por la “mala regulación” que, a su juicio, está azotando a este tipo de energías. Preguntado sobre el real decreto que pretende sacar adelante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para establecer un nuevo marco regulatorio del sector eólico, González dijo que lo único que persigue es “frenar la promoción” de esta energía y “expulsar del sector a todas las pymes”. Su aplicación sólo es rentable para que las grandes empresas, como Iberdrola, se hagan con este sector, apuntó.

A su juicio, si sale esta normativa “se va a paralizar el sector por lo menos hasta 2015” lo que, si se suma al término de la colocación de placas termo solares, provocará que se vayan “a perder más empleos” en las próximas fechas. En 2009 y 2010 se han destruido 20.000 empleos. Hizo estas manifestaciones durante la presentación del Estudio Macroeconómico del Impacto de las Energías Renovables en la Economía Española 2010.

El estudio, elaborado por Deloitte y que se presentó hoy en Madrid, asegura que las energías renovables han supuesto un ahorro en el mercado eléctrico superior a los 4.847 millones de euros. Así como que entre 2005-2010, las renovables ahorraron al sistema 9.173 millones de euros mientras que en el mismo período el déficit tarifario ascendió a 24.582 millones.

Según dicho informe, durante 2010 se evitó la emisión de 32,3 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera por el empleo de las energías renovables. Entre 2005-2010, se evitó la emisión, según el documento de APPA, de 145 millones de toneladas de CO2.

Los vehículos eléctricos con baterías de litio no emiten CO2 ni dañan el medio ambiente, siempre que la electricidad provenga de energías renovables, como la eólica, la energía solar fotovoltaica y la termosolar. Los aerogeneradores podrán suministrar la electricidad al vehículo eléctrico, que en un futuro servirán también para almacenar y regular la electricidad intermitente del sector eólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *