Portada / Democracia / Garzón condenado, José Castro investigado

Garzón condenado, José Castro investigado

garzon  2

 

Los procesados por la trama de corrupción del PP en Madrid, Baleares o Valencia no han sido todavía condenados. Garzón sí.  Undangarin todavía ni ha declarado, la infanta Cristina ni siquiera está imputada. El juez  que instruye el caso, José Castro,  esta ya siendo investigado por el CGP. Esto es lo que hay. A Garzón lo condenan por prevaricación. Al juez de Undangraian lo investigan por  las  filtraciones del sumario. Ninguno de los otros jueces o fiscales que aprobaron las escuchas  han sido  ni siquiera imputados. El sumario de Undangarin está en manos de más de 130 personas por imperativos procesales.  Ningún juez ha sido hasta ahora investigado por  filtraciones a la prensa, este sí. Los juzgados de Sevilla han autorizado escucha a los abogados de los procesados en el caso Marta del Castillo, ninguno ha sido procesado tampoco.

 Garzón autorizó unas escuchas a las comunicaciones   entre acusados de corrupción  y abogados aplicando el artículo 51.2 de la Ley Orgánica General Penitenciaria (LOPG), que es la única previsión legal que habilita la restricción del derecho de defensa de los internos en un centro penitenciario. El TC en 1994 anuló la orden del director de la cárcel madrileña de Alcalá-Meco que acordó intervenir las comunicaciones de los GRAPO Jesús con sus abogados. En 1997 y 1998 el TC reiteró esa doctrina en los casos denunciados por los presos de ETA José Manuel Arzallus Eguiguren y José Ignacio Urdiain Ziriza. Ni en 1994, ni 1997, ni en 1998 los jueces y fiscales que solicitaron o autorizaron las escuchas fueron imputados ni condenados. Simplemente ocurrió, como en otras muchas ocasiones, que las pruebas, y laa sentencias derivadas, fueron declaradas nulas. Si cada vez que se anula  la validez  de una prueba, automáticamente hay que procesar al juez que la autorizó por prevaricación,  no quedarían jueces en  el mundo. España.  ¿Por qué a Garzón si se le condena? ¿Por  qué se investiga  a José Castro? Aviso para navegantes de  quien manda en España, que instituciones son intocables, que memoria ha de estar siempre clausurada con los sietes candados del sepulcro del Cid.

España es el segundo  país del mundo, después de Camboya, con más desaparecidos  políticos  a lo largo del siglo XX. Miles de fosas anónimas se esconden a lo largo de cunetas,  montes y cementerios. Por comenzar un instrucción inicial sobre esto hechos Garzón se sienta en el banquillo. Con la doctrina  que el  Tribunal Supremo  a plica a  Garzón los jueces de Núremberg deberían haber sido condenados por no haber considerado que el genocidio nazi estaba amparado por la legalidad vigente en Alemania. Afortunadamente ni Goebbels, ni Goering , Ni Hess pudieron disfrutar de esa cruel y macabra alegría. Los fascistas españoles si.

2 Comentarios

  1. Esta es la “justicia” de expaña, no sólo desde el franquismo, toda clase de aberraciones y arbitrariades se prolongan ya desde hace más de quinientos años. Por supuesto siempre habrá más de uno que se sienta como aquel gallo que creía que el sol salía para oírle cantar. Fingirá creer que ya vivimos en una “democracia consolidada” que nadie sabe porque suerte de “separación de poderes”; pero tal fraudulenta separación por el mero hecho de enunciarla ya se hace milagrosamente realidad.

    No entraré en las presiones que tienen que soportar, con temple heroico, jueces como las señorías Castro o Ayala en el caso de los ERE. Sí me gustaría referirme a ese icono del expañolismo progre militante, a ese colega o enemigo dependiendo del albur de las prebendas de aquel Sr. X, el cínico impresentable millonario defensor del lince de Doñana, a esa estrella mediática que creyó alguna vez sentirse por encima del bien y del mal, marcando el surco de la historia. Naturalmente me estoy refiriendo al rey mago que decepcionaría, con sus bandazos, a las Madres de la Plaza de Mayo o a los que soñaron en procesar al sanguinario Pinochet. Estamos aludiendo a la vocacional divo Baltasar.

    Por supuesto que en grandes momentos estelares, como corresponde a su función, obró con justicia. Mas no deben olvidar jamás los recalcitrantes partidarios del divino jiennense que jamás dijo sentirse o ser andaluz, que en estas orquestadas campañas de la rancia orquesta mediática españolista, todos aquellos que presentan como “santos” SON LOS QUE JUSTIFICAN COMO MASCARON DE PROA INMACULADO EL ENTRAMADO TOTALITARIO-MAFIOSO DEL CLERICAL-FASCISMO Y AL FINAL LO REFUERZAN.

    Decía Maquiavelo que “pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos” y muchos “jueces” -no me estoy refiriendo a Garzón- sicarios del nacionalismo expañol militante, a fuerza de fingir su afección secreta, delictiva según su propia Ley, a ese insaciable estado extranjero de san Pedro, han terminado por hacer más el ridículo que aquellos dos jueces genialmente interpretados por los Monty Python:

    http://www.youtube.com/watch?v=Lp7yR2HMrzE

    Aunque no hay por qué preocuparse de nada, las tragaderas del redil paulino vuelven insignificantes a todos los agujeros negros de la galaxia juntos…

  2. A Garzón lo ha condenado el sector más reaccionario de la judicatura española y extrañamente por unanimidad. Creo, como muchos, que el Juez B. Garzón ya estaba condenado antes de que se celebrara el juicio. Han ido a por el y punto.
    La Justicia, como hecho humano, es administrada también desde la propia ideológia e inquina que los componenetes tengan sobre el enacausado. Nada nuevo. Juzga quien puede y debe por imperativo legal delegado por los ciuadadanos y no siempre lo hacen desde la imparcialidad y la objetividad. Los prejuicios personales e ideológicos estan siempre prente para condenar, como en el caso de Baltasar Garzón o para absolver, como en el caso de F. Camps culpable para muchos con la aplicación rigurosa de la ley, pero inocente para el Jurado que lo absolvio, posiblemente desde una optica de comprensión y simpatia por el personaje.

    La Ley es lo que es, artefacto humano que se aplica como y según el que esta siendo juzgado, interpretando las leyes y la ética desde el prejuicio propio de cada cual. Para mi, Baltasar Garzón es inocente en la medida que intentava evitar que los corruptos pudiera maquinar estrategias de defensa y ocultación de pruebas.
    En todo caso que regulen mejor los límites las escuchas a los presuntos culpables por delitos de corrupción, pero que no condenen al Juez que ha pretendido evitar que desde la carcel se siguiera maquinando en beneficio propio.
    Por cierto, que alegria Esperanza! ¿De qué se rie Sra. Presidenta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *