La desigualdad mata

asistencia

 

Diario de Sevilla.24/02/2011.
Los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte entre los jóvenes sevillanos. Gran parte de los fallecimientos que se producen entre los 15 y los 34 años se debe a este tipo de incidentes que provocan en los hombres el 50% de las muertes y en las mujeres el 38,7%. Así se desprende de un estudio realizado sobre la mortalidad en la ciudad hispalense -que analiza los años comprendidos entre 2003 y 2006- que presentó ayer la delegada de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla, Teresa Florido. En el análisis se refleja también que la esperanza de vida de los sevillanos ha crecido cerca de tres años, mientras que la de las sevillanas ha aumentado en dos.

A pesar de permanecer bastante estable durante los últimos años, la tendencia de la mortalidad en Sevilla en el decenio estudiado ha sufrido un leve descenso. Para ambos sexos, se ha pasado de 8,23 defunciones por cada 1.000 habitantes en 1996, a 8,16 en 2006. Según explicó Florido, durante los últimos años “han disminuido las principales causas que provocan la muerte como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares”. Sin embargo, la delegada de Salud quiso advertir que hay algunas afecciones, como la tuberculosis, que han aumentado principalmente entre los hombres, y otras que se han mantenido como el cáncer de colon y el de recto.

Por otro lado, la edil socialista declaró que la esperanza de vida al nacer ha crecido en los últimos diez años tanto en los hombres como en las mujeres. Ellos han ganado cerca de tres años más, ya que han pasado de tener 73,6 años en 1996 a 76,4 en 2006. Por su parte, ellas han aumentado su esperanza de vida en dos años, ya que de 81,5 años que llegaban a cumplir en 1996, han alcanzado los 83,8 diez años más tarde.

La delegada también informó acerca de las principales causas de muerte para ambos sexos. Las enfermedades circulatorias (43,5%) y los tumores (26,4%) ocupan los primeros puestos. Sin embargo, existen algunas diferencias notables según los diferentes grupos de edad.

Entre los niños de 1 a 14 años, la mayor parte de los fallecimientos se producen debido a anomalías congénitas y a tumores, siendo éstos últimos más comunes en ellas (32%), que en ellos (25%). Entre la juventud, después de los accidentes de tráfico, son los tumores los que provocan un mayor número de defunciones: el 18,3% en ellos y el 26,1% en ellas. En los adultos crece el porcentaje de muertes producidas por culpa del cáncer, ya que el 39,8% de los sevillanos y el 56,5% de las sevillanas mueren debido a esta causa. Por último, entre los mayores de 64 años, las enfermedades circulatorias son las responsables de que el 42,3% de los hombres y el 54,3% de los mujeres fallezcan.

“Hay una relación directa entre la mortalidad y el nivel socioeconómico de los vecinos de Sevilla”. Así lo aseguró la jefa del Observatorio de la Salud del Consistorio hispalense, Gloria Garrucho. Esta afirmación se refleja en el estudio que se presentó ayer, ya que es en los distritos con el nivel socioeconómico más bajo donde la tasa de mortalidad es mayor. Concretamente, en los barrios de Cerro-Amate, Norte y Sur se producen 6,60; 6,30; y 6,25 defunciones por cada 1.000 personas al año, respectivamente.

En el extremo opuesto se encuentran Los Remedios y Nervión, dos de los distritos con la renta por habitante más alta de la capital, con 4,87 y 5,13 fallecimientos por cada 1.000 personas cada año. La esperanza de vida también parece estar relacionada con este factor. Para los hombres, la más alta está en Los Remedios, con 78,2 años. Por el contrario, la más baja es la de Cerro-Amate, con 74,4 años. En las mujeres, la esperanza de vida más alta se da en el distrito de Los Remedios, con 85,2 años y la más baja en el Casco Antiguo, con 82 años.

Las causas de mortalidad en los sevillanos también varían según el distrito donde residan. De esta forma, las muertes por enfermedades cardiovasculares se dan sobre todo en Sevilla Este, Cerro-Amate y Macarena. En el extremo opuesto se encuentran Nervión, Los Remedios y Triana.

En el distrito Norte, Cerro-Amate y Casco Antiguo es donde se detectan más casos de cáncer que acaban en fallecimiento, mientras que donde menos aparecen es en Los Remedios, Nervión, Sevilla Este y Triana. Las defunciones provocadas por enfermedades en el aparato respiratorio tienen lugar en mayor medida en los distritos Sur, Cerro-Amate y Sevilla Este. En Los Remedios, Bellavista-Palmera y Macarena es donde menos se producen. Las muertes por causas externas -accidentes de tráfico, muertes accidentales, homicidios o suicidios- se dan sobre todo en los distritos Sur, Casco Antiguo y Nervión. Por contra, es en Los Remedios y el distrito Norte donde menos se producen.

“Estos datos nos hacen ver dónde están los factores de riesgo y dónde tenemos que actuar”, indicó Teresa Florido, quien aseveró que su principal objetivo es el de evitar que haya desigualdades en el ámbito de la salud, ya que según dijo, “se han encontrado grandes diferencias entre las distintas Zonas Básicas de Salud de la ciudad”. La delegada reconoció que es en las zonas de Polígono Sur, Los Pajaritos y Las Letanías donde se registran los peores resultados, y en Los Remedios y El Porvenir donde se producen los mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *