Portada / Democracia / “La extrema derecha ha sometido al Tribunal Supremo”

“La extrema derecha ha sometido al Tribunal Supremo”

20091020elpepuage_1

  Entrevista a Carlos Jiménez Villarejo, fiscal Anticorrupción de 1995 a 2003, cuando el PP forzó su relevo, participa activamente en el movimiento ciudadano de apoyo a Baltasar Garzón. El sábado viajó a Jaén para tomar parte en un acto de respaldo al juez.

Pregunta. ¿Cree que existe una cacería contra el juez Garzón, como se ha dicho en algunos sectores?

Respuesta. Las intenciones me son indiferentes. Yo me atengo a los hechos objetivos de las resoluciones judiciales y de los escritos de las partes. Y de ellos se desprende que hay un acoso organizado y sistemático contra el juez, sobre todo si se estudia cómo se han producido las querellas, perfectamente calculadas y estudiadas. Me preocupa porque supone la persecución de un juez que es un ejemplo.

P. ¿Qué le parece que el Tribunal Supremo permita ejercer la acusación a Francisco Correa, el jefe de la trama Gürtel?

R. Me parece un atropello desde el punto de vista del derecho procesal. No es posible que una persona que está siendo perseguida por la justicia penal por delitos graves, como el blanqueo de capitales, se pueda constituir como parte para perseguir al juez que acordó las intervenciones telefónicas que son uno de los fundamentos probatorios contra él. ¿Por qué ha sido ofendido este señor para que se le permita acusar? Es él quien está siendo investigado.

P. Pese a ello, ha logrado que se admita una querella contra Garzón.

R. La admisión de esa querella constituye la forma más grave producida hasta ahora en España de alianza objetiva de los tribunales y los corruptos, porque transmite un mensaje evidente de amparo de sus conductas y de posible impunidad. Si la respuesta a la actuación judicial es la persecución del juez, consentida y tolerada por el Tribunal Supremo, incluso por magistrados progresistas, aún se pone más de relieve que la persecución de la corrupción sigue siendo una asignatura pendiente.

P. ¿Cree que la ciudadanía entiende que se admitan las querellas contra el juez por actuaciones tan diversas como el caso de las fosas, la trama Gürtel y los cursos subvencionados por el Banco Santander?

R. Lo que ha acordado el Supremo no se puede sostener ni jurídica, ni social, ni moralmente. No es admisible y socava los cimientos del Estado democrático, porque es poner al poder judicial bajo los pies de los caballos de los corruptos. Y eso significa que los corruptos han conseguido ya una victoria al someter a un proceso penal por prevaricación al juez que se ha atrevido a investigarlos. Eso significa para el Estado de derecho una inmensa derrota jurídica y moral.

P. Lo ha acordado el Tribunal Supremo, la cúspide del sistema judicial español.

R. El Tribunal Supremo no está libre del error, que nadie crea que son más inmunes. Son tres querellas admitidas y tres errores que demuestran el poder que tiene la extrema derecha en España, capaz de someter objetivamente al Tribunal Supremo a sus dictados. En los tres casos ha sido menospreciada la postura de la fiscalía, y las decisiones del Supremo se sostienen únicamente sobre los argumentos de la extrema derecha y del Partido Popular. Y esto es dramático para un país, porque están aflorando las sombras del pasado.

P. ¿Es delictivo participar en unos cursos subvencionados por un banco y que luego se archive una causa contra directivos de ese banco?

R. Llevamos 25 años en que las asociaciones de jueces y fiscales, conservadoras y progresistas, han celebrado congresos comiendo en la mano de los bancos y cajas de ahorros, que han aportado cantidades importantes, han pagado gastos de alojamiento y seguramente algo más. ¿Por qué no se preguntan los jueces y fiscales cómo encaja esto en el ejercicio libre e independiente de su función si cualquiera de ellos ha tenido algún asunto con las entidades que les han subvencionado tan generosamente?

 

Publicado en El País. 9-03-2010

4 Comentarios

  1. ¿alguien puede justificar bajo ningún concepto que sean intervenidas las conversaciones telefónicas entre abogado y acusado, y más en prisión?

    Si alguien lo justifica, está mandando al estercolero el derecho de defensa, y con él, un principio básico de cualquier estado que se considere de derecho y democrático.

    Pues eso lo ha hecho Garzón. Y me da exactamente igual quien sea el imputado y de que se le acuse.

  2. Lo estoy. No puede ser que todavía haya quien pida respeto a las instituciones de gobierno de los jueces o al tribunal supremo. Primero, son instituciones regidas por personas y en Democracia todos los organos y todas las personas estan sometidas a la ley y a la critica.
    Segundo y fundamental: A Garzon lo persiguen los fascistas de Falange española y de las jons (nos suena algo?, Manos limpias, (otros que tal), el PP, con el bendito Trillo, de punta de lanza (uf!, que poca verguenza) con el caso Gurtel como espina clavada y los que a vueltas con los dineros aportados por el banco de Botín para charlas en USA quieren sacar punta (pues nada,¡fuera con la Banca, que es jodida! pero todos y para todo. A qué no! No es tan facil, por desgracia, pero no es tan facil).
    Ah!, Garzon tambien es humano y puede y debe ser criticado cuando lo merezca, como a todos, insisto.
    Pero, al menos para mi, no cuando lo orquesten fascistas, derechistas y enemistados oportunistaS, cuando esta queriendo que se ponga ante la História los CRIMENES DEL FRANQUISMO Y LA CORRUPCION EN EL P.P.

  3. Yo soy de los que piensan que el juez Garzon es de los profesionales mas comprometido con el sistema democratico y las libertades.Como todos sabemos a desmontado en gran medida la organizacion de ETA.Ha metido en prision a organizaciones de contrabando de estupefacientes,etc.Estos hechos forman parte del buen hacer de Garzon.Pero como ciudadano quiero saber si garzon ha cometido irregularidades en su labor como juez,y en ese momento es en el que nos encontramos.Es muy significativo que quienes denuncian esas presuntas irregularidades son organizaciones de extrema derecha y conservadoras,pero confio en que CGPJ sepa poner a cada uno en su sitio,y no nos dejemos influir por los que ponen a garzon como el rey de la verdad absoluta,ni por supuesto por los conservadores y la extrema derecha que tiene sus ojos puestos en el desprestigio del juez

  4. De vueltas con el señor Garzón.

    Quién es Villarejos para poner en cuestión al Tribunal Supremo, aquí ya no se respeta a nadie.

    Además que no vale todo en la forma de dar las noticias. El Grupo Prisa sabe mucho de eso. No es que Correa pueda acusar a Garzón, es que cualquier preso condenado por cualquier delito puede y debe hacerlo. No se investiga el delito en función de quién lo denuncia, sino cuando existen indicios de su comisión.

    Por otro lado, todos aquellos que defienden a Garzón lo pretenden identificar con el poder judicial, olvidando que el Tribunal Supremo también lo es y está formado por varios Magistrados.

    Respecto a los cursos, sorprende que la subvención de Garzón es por una cuantía nada despreciable. No para la Asociación de Jueces por la Democracia, sino para Garzón, y una ayuda millonaria. Y sin embargo el señor Garzón no se inhibe de conocer causas contra sus benefactores, aunque sólo fuera por limpieza, por no sembrar la duda sobre el sistema.

    Espero que dejen en paz al Tribunal Supremo para decidir si ha de ser o no encausado Garzón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *