Portada / Andalucismo / La huelga general, las elecciones en Cataluña y el 4D: Andalucía Decide

La huelga general, las elecciones en Cataluña y el 4D: Andalucía Decide

 

Editorial 17/11/12.

El éxito de las manifestaciones del 14N convocadas por las plataformas sociales impulsadas por CCOO. y UGT muestran la fuerza de una de izquierda  que sin embargo carece en estos momentos de alternativa política porque ha dejado de tener al PSOE cono referente hegemónico después de su actuación ante la crisis.

El PSOE ha dejado de ser el referente hegemónico de la izquierda por su incomprensión, antes de mayo del 2010, de la naturaleza de la crisis, lo que le llevó a negarla y a actuar elevando el déficit público sin control como si fuese una crisis de corta duración. Pero sobre todo después de mayo de 2010 por aplicar el programa de la derecha reformando para ello incluso la constitución.

 La reforma del artículo 135 de la Constitución española ha sigo clave en el proceso de la crisis diferencial española (crisis global + crisis del modelo desarrollista español) porque ha deslegitimado tanto al PSOE (el verdadero sostén del sistema político) como a la propia constitución (el sostén del sistema institucional). Ha mostrado que la Constitución puede cambiarse pero que los agentes políticos actuales solo la cambian en sentido opuesto a lo que demanda la opinión publica, a favor de los mercados y en contra de la gente, que tiene muy claro lo que necesita y lo que quiere:

a) Protección frente a una crisis de la que no son culpables a pesar de que los poderes económicos quieran sociabilizar su culpa. Los culpables son exclusivamente los que impulsaron el modelo desarrollista altamente especulativo porque les sirvió para hacerse multimillonarios (elite económica y financiera) o para monopolizar el poder político (las elites del PSOE y el PP que han gobernado exclusiva y excluyentemente en el Estado desde 1982).

b) Reparto equitativo de las cargas de la crisis. No puede ser que se financie a los bancos culpables de la crisis diferencial, no solo por su actividad especulativa sino también por su mala gestión incluso por practicas corruptas, mientras se desahucia a miles y miles de familias que no son culpables de endeudarse sino que han sufrido una catástrofe económica imprevisible. Al igual que una parte del salario es inembargable, la vivienda habitual también tiene que serla mientras que esa familia no tenga otro techo donde vivir si no quieren llevarnos a un suicidio social. La reforma del articulo 135 antes aludida tiene cono objeto precisamente llevar al mas alto nivel jurídico la protección de los mercados frente a la protección de la gente.

c) Una propuesta viable, conocida y justa para salir de la crisis. Tanto el PSOE primero como el PP después están dando palos de ciego, dicen una cosa y hacen la contraria, presentan unos programas electorales y cuando llegan al poder toman medidas no solo distintas sino opuestas, aprueban presupuestos que anulan en la practica a los pocos días, presentan previsiones que luego la realidad se encarga de ridiculizar y sobre todo los resultados de su gestión son nefastos ya que en vez de ir solucionando los problemas lo están agravando hasta limites insoportables.

d) Más democracia para poder construir una alternativa institucional mas justa y mas libre. Necesitamos ejercitar nuestro derecho a decidir en todos los ámbitos de la vida social, sin trampas ni excusas. La Constitución se puede y se debe cambiar pero no  para darle mas poder a los mercados acreedores sino a la gente.

Los resultados de las elecciones catalanas el próximo 25N seguramente agudizaran esta dinámica: clamor en favor del derecho a decidir en este caso del pueblo catalán, necesidad de una reforma democrática de la constitución para sentar las bases de una institucionalidad plenamente democrática sin los lastres de la transición y hundimiento de un PSOE que ha perdido el espacio político. La confrontación en esta campaña es básicamente entre CIU (que ha logrado representar el cambio) y el PP (que representa la defensa del actual status quo). Con la oposición frontal de Cataluña el actual sistema autonómico es inviable

Con un PSOE irrelevante en Cataluña se rompe la conexión entre el sistema político estatal y el sistema político catalán. Es posible que a partir del 25N surja una opinión mayoritaria en el PSC que culpe al PSOE de su previsible derrota (declaraciones de Ibarra, Bono, Marcelino Iglesias, Trujillo, etc.) y una opinión importante en el PSOE que culpe a Rubalcaba de la misma. En todo caso el PSOE seguirá siendo la fuerza mayoritaria de la izquierda pero en estas circunstancias no podrá cumplir con su función de sostén del sistema bipartidista que le proporcionaba el monopolizar la alternativa de gobierno de la izquierda.

Andalucía tiene de nuevo una misión histórica que cumplir en defensa de la democracia, del estado social y del cambio como ocurrió el 4 de diciembre de 1977 y, para ello, como entonces, tiene que redescubrirse como sujeto político. Como nos enseñó Blas Infante primero Andalucía tiene que ser “por si” (es curioso el paralelismo con Lukacs que suscribió algo muy parecido en relación con la clase obrera, es decir, el sujeto colectivo económico con potencia para lograr el cambio social de la igualdad) para que España y Europa puedan existir como un marco cómodo y eficiente de convivencia en cooperación con el conjunto de la humanidad.

Si Andalucía logra movilizarse este 4D escribirá el tercer hito inmediatamente después del 14N y del 25N. Necesitamos una propuesta de reforma constitucional para defender el estado social, reconocer el derecho a decidir y democratizar el funcionamiento real de las instituciones para poner las bases de una nueva esperanza. Sin Andalucía como actor político de primer orden en esta situación ni puede haber ni reciclaje de la izquierda ni un nuevo modelo de convivencia de los pueblos del Estado.

Desde Paralelo36 queremos contribuir renovar la izquierda andaluza y sabemos que esto es posible si Andalucía esta movilizada y si la izquierda está unida para parar a la derecha sobre la base de la confluencia social, en torno a UGT y CC.OO como núcleo básico, tal como han mostrado las manifestaciones del 14N en todo el Estado, y ofrecer una alternativa urgente de gobierno que impida que el PP nos lleve a la destrucción de todo lo conquistado con lo que esto significa de sufrimiento social infinito.

La salida real de la crisis global en Andalucía solo será posible con un proyecto ecológico de transición en un marco nacional pero como condición previa es necesario que la izquierda articule una nueva hegemonía desde la pluralidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *