Portada / Andalucismo / ‘La nación inventada’

‘La nación inventada’

Chauen_(1-mar-08)_1032008385

“La nación inventada, una historia diferente de Castilla” un reportaje hecho sobre la construcción de una nación, desde otro punto de vista, que no es el de los cronistas, de los vencedores o ni siquiera de los historiadores. Los dos periodistas, Arsenio Escolar (A) y su hijo Ignacio Escolar (I) divulgan los mitos y falsos héroes que salpican el mapa de Castilla llegando a afirmar que en la tumba de Santiago puede haber un caballo o un asno enterrado. Reproducimos la entrevista a los autores, publicada en la Vanguardia.

 

Pregunta. ¿Qué desvelan sobre la historia de Castilla?

Arsenio (A): Cuando empezamos a investigar nos dimos cuenta de que hay muchos historiadores recientes que han demostrado la falsedad de los mitos fundacionales de Castilla. La figura del Cid, de Fernán González, de los jueces de Castilla… no eran tan importantes en el momento de la independencia de Castilla respeto a León. Nos interesó ver cómo Castilla en el XI, XII, innova políticamente siendo “un islote de hombres libres rodeada de un mar feudal..”, es decir la primera sociedad posfeudal en Europa. A medida que va conquistando territorios a los musulmanes, bajando hacia el sur, repuebla las ciudades y les da un régimen que algunos historiadores llaman Republicas populares y democráticas, porque realmente es la propia población, el tercer estado, no los nobles, no el alto clero, sino la población normal y corriente, la que acaba teniendo poder en las ciudades.

Ignacio (I): En esa época Castilla es una zona de fronteras, y son los mismos campesinos los que se vuelven caballeros villanos y, como tales, tienen derecho a una serie de privilegios. Con Fernando III se empieza a desmontar la identidad real de Castilla para crear otra distinta. Nosotros lo que contamos es que todas las naciones son inventadas, todas nacen de manera artificial, no hay ninguna nación elegida por motivo divino. Lo que contamos es cómo la verdadera identidad castellana es desmontada y se inventa una nación distinta, que es una nación del Cid, de la reconquista, que no corresponde con la real.
Pregunta. ¿En qué circunstancias se decide crear esa nación?

I. Castilla nace principalmente de su poderío militar. Lo que cabe destacar también es que las fronteras culturales actuales, entre aragoneses, catalanes, madrileños son consecuencia de decisiones arbitrarias tomadas en los siglo X, XI, XII por los reyes, que se casan, que heredan… y esas decisiones aleatorias acaban configurando un mapa real. Pero su origen es casual.

A. El origen de Portugal, por ejemplo, es casual. Nace cuando el rey Alfonso VI deja el condado portugalense a una hija bastarda. El heredero iba a ser Sancho, un hijo del rey, pero se muere. Entonces al quedarse sin heredero, la hija aprovecha para tomar una deriva secesionista y lo consigue.
I. La consecuencia de ello, es que hoy Portugal es independiente y Catalunya parte de España, es algo arbitrario. Hubiera podido ser al revés: Catalunya independiente y Portugal parte de España. Y de hecho la idea de España como unidad política de la península fracasa, por la independencia misma de Portugal. Existe una voluntad en esos años de unificación política con el mito de la España Romana y la España visigoda, pero no es una realidad cultural.
Pregunta. ¿Cómo definirían el termino nación?

A. Uy, no me atrevo… toda nación es una mezcla de realidad y ficción.

I. Es una ilusión compartida. Es como el fútbol (risas), no tiene porque ser completamente real una nación. Tienes el derecho a inventarte mitos.
Pregunta. ¿Qué es lo que aprendieron al escribir La nación inventada?

A. Hay cosas útiles para entender fenómenos actuales. Cuando Alfonso VI conquista Toledo a finales del siglo XI, intenta hacer un estado pluricultural y plurireligioso, respetando a los judíos, a los musulmanes, a los cristianos. Se proclama emperador de las tres religiones, cosa muy novedosa en la época. Recordamos entre bromas que la primera alianza de civilizaciones no la hace Zapatero, la hace Alfonso VI, 800 años antes. El intento de hacer una España multicultural y multireligiosa acaba siendo un fracaso por una serie de carambolas, que salen mal. Por ejemplo, el heredero de Alfonso VI, el infante Sancho, era mestizo, hijo de una princesa musulmana. Hubiera sido el rey, pero muere en una batalla. ¿Cuál hubiera sido la historia de España, con un rey mitad cristiano y mitad musulmán?
I. Vas viendo muy bien como determinados personajes acaban modelando el presente en el que vivimos.

A. Te lleva a pensar que verdades que tenemos como inmutables parten de decisiones aleatorias, arbitrarias, casuales.

I. Y acabas con la idea del destino. Eso de que las cosas son así y van todas prefijadas, es mentira. Muchas decisiones que parecen irrelevantes modifican totalmente el destino.
Pregunta. En el libro se usa mucho la palabra “marketing”, haciendo hincapié en nuestra época…

I. Pues sí, y de hecho también la propia palabra nación es un anacronismo, nació en el siglo XVIII.

A. Hay cosas que, vistas con ojos de hoy, son muy curiosas. Hay una historia muy bonita, puro marketing, que cuenta como el abad de un monasterio es expulsado y fichado por otro monasterio pequeñito, y ese monasterio pequeñito se convierte en el primero. El abad de San Millán de la Cogolla, fichado por Castilla para el monasterio de Silos, y Silos se convierte en algo más importante. Parece sacado de la historia moderna, es divertido.

Pregunta. Cuentan que el camino de Santiago se convirtió en el recorrido tan famoso que conocemos, a base de una mentira…

A. El caso del camino de Santiago es paradigmático. Una mentira evidente. Es imposible que esté allí la tumba de Santiago y sin embargo de esa mentira nace una realidad inmensa. Gracias a esta mentira llega a la península el Románico, llega la burguesía, el desarrollo de Burgos, el desarrollo económico, y más tarde el turismo.

I. Es muy llamativo ver cómo se llega a esa falsedad… empieza por un escrito que aparece en la actual zona de Turquía, llega a Inglaterra y luego a Francia y España. El escrito menciona que Santiago había estado por España. Y en España se enteran siete siglos después. Y luego casualmente, a los 15 años de llegar la noticia, encuentran la tumba. En la tumba puede haber un caballo o un asno enterrado.
Pregunta.¿Cuál sería el personaje clave de la historia de Castilla?
I y A. Jiménez de Rada. Es el manipulador de toda esta historia. Es el que inventa los mitos castellanos, el que los recompila, el que decide lo que se consolida como historia y lo que se queda como mito.

I. Está el Cid también. Es más interesante como personaje real que como personaje mitológico. Era un mercenario que jugueteaba con el dinero del Islam y que se convirtió en un hombre libre. No es el personaje lineal que nos han contado, para nada.
Pregunta. El mito del Cid llega hasta hoy … Cuentan que en 2007, la junta de Castilla y León pagó 1,6 millones de euros a un coleccionista por la espada del Cid, la Tizona. Se probó que era falsa…

I. La famosa Tizona es una espada antigua que no tiene ni filo… vale para bailes (risa)… nunca fue la espada del Cid. Toda esta historia popular que nos enseñaron en las escuelas sobre la historia del Cid, tiene muy poquito que ver con él. Y no solo eso. Se creó una serie de mitos muy interesados sobre la reconquista, hasta recientemente en el franquismo, con el capitán Trueno y su famoso “vamos a por los moros…”. Antes del siglo XII era muy común ver alianzas entre nobles musulmanes y nobles cristianos. Almanzor asalta Santiago de Compostela con la nobleza cristiana leonesa. Los Castro, que son tres generaciones de nobles castellanos, familia de los que desciende la duquesa de Alba, llegan a ser generales jefes de las tropas castellanas y acaban juntándose con los musulmanes. Pasan de un bando al otro.

Pregunta. ¿Cuáles son los mitos que se construyen hoy?

I. Estamos viviendo una reinvención de la historia reciente de la Guerra Civil. Es tremendo. Se dice que no existieron las matanzas de Franco, que no se produjo un golpe de estado. La fábula es permanente.

A. Los vencedores escriben la historia. Lo que tenemos que hacer nosotros es ser vigilantes.
Pregunta. ¿Este libro se leerá en los colegios?

A. Nos gustaría. Es un buen material. Este libro va dirigido al gran público.

I. No somos historiadores sino periodistas y lo que hacemos es un trabajo de divulgación. No es un libro académico. Aprovechamos para contar cosas que tampoco están en los libros de Historia. Por ejemplo, ¿cómo era la guerra en aquella época?, ¿cómo nace el idioma castellano?, ¿cómo se forman los nombres castellanos y por qué la mayoría de los apellidos de la península son de origen castellano?
Pregunta. ¿Habrá otro libro?

I. Sí, creo que sí. De hecho tiene ya titulo, La nación expoliada. Contaremos cómo se crea una nación y después cómo esta nación se sacrifica para crear la idea de España y se le roba cualquier tipo de identidad. De cómo España existe como una combustión sobre lo que era Castilla.

 

( La nación inventada. Una historia diferente de Castilla, el libro escrito por Arsenio Escolar –y su hijo Ignacio Escolar –también periodista–, que acaba de publicar la editorial Península.)

2 Comentarios

  1. Excelente entrevista y probablemente excelente libro, que buscare de inmediato para leer.
    Esto nos muestra sin duda lo peligroso de los nacionalismos llevados a sus extremos, y la importancia de reconocer que todos somos de una misma especie y un mismo lugar, independientemente de donde hayamos nacidos.
    Como dijo Jean Monnet, uno de los pades de la Union Europea: “Los peligros que siempre desembocan en amenazar la paz y el bienestar de las personas, siempre son los nacionalismos y los sueños de dominación”. Una buena lección de la historia a tener en cuenta.

  2. Interesante libro. Por cierto, pensaba que en la tumba de Santiago podía estar enterrado Prisciliano, pero es atractiva la idea de que haya un asno: los monarcas españoles adoran y abrazan a un asno, como su héroe…Frente a esta valiente visión desmitificadora tenemos la fábula de la existencia de “España”, los falsos mitos en los que se sustenta (Reconquista, el Cid, etc.), que no son algo baladí. En ellos se sustenta el esencialismo tradicional de la historiografía española, que tantos muertos ha provocado, que es primo hermano de la “unidad de destino en lo universal” falangista, o actualmente la “unidad indisoluble de la nación española” que consagra su Constitución. Frente a toda esta basura los nacionalistas andaluzas y los demócratas tenemos que decir bien alto que España no existe, es un fraude histórico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *