Portada / Está Pasando / La Rebelión contra el títere.

La Rebelión contra el títere.

13494232_21nVaya por delante mi admiración y respeto al pueblo egipcio, por la impresionante demostración de rebeldía frente al régimen de Mubarak.
Una revuelta popular que, pese a parecer, desde la distancia, carecer de lideres políticos a la altura de la reacción que el pueblo ha tomado, va a terminar tarde o temprano con un cambio en la clase dirigente de las pirámides.
Pero, sin embargo, no sé muy bien porqué, la coincidencia en el tiempo y lugar de reacciones de este tipo, en regímenes hasta hace pocos días elogiados por medio mundo occidental no terminan de parecerme fortuitas. Será que llevo años leyendo la llamada “prensa alternativa”, además de revistas foros y blogs no “alineados” con las grandes agencias de noticias, pero, que quieren que les diga, esto me sugiere otra lectura.
Y es que no es difícil encontrar artículos o vídeos donde se elogiaba desde occidente a los, ahora denostados, tiranos de oriente medio.
Al propio Mubarak lo ponían como ejemplo los mismísimos directores del FMI, y la casa blanca ( la foto de H. Clinton con el que adjunto es del pasado septiembre), como antes habia pasado con Ben Ali, ya ex-dictador de Tunez. Ambos hijos predilectos del capitalismo, y sus economías ejemplo de privatizaciones y desregularizacion de los precios propias del FMI.
Ambos colaboradores necesarios en la estrategia economica y bélica de EEUU en la zona y mas que probablemente marionetas dirigidas y mantenidas como lo fueron en sudamerica Pinochet o Videla.
Y buscando mas concienzudamente, tal vez podria encontarse alguna relación mas o menos lógica entre las famosas filtraciones del “wikiliks” y el comienzo aparentemente expontaneo de las movilizaciones, alentadas quien sabe, desde la sombra por algun grupo de 007, o agentes Bourne, infiltrados en la zona.
Quizás, suene demasiado peliculero, lo reconozco, pero ¿acaso las peliculas de espias no estan basadas en hechos reales.? ¿Y como distinguirlos cuando ocurren en directo?.
El caso es que, llamenme conspiranoico, yo soy de los que cree que en cualquiera de los casos, las potencias occidentales están detrás de todo lo que ocurre en el mundo o al menos, de alguna forma intentan dirigir y sacar partido de los acontecimientos.
Si yo estuviera en lo cierto, en los próximos días veríamos como EEUU intenta colocar a algun gobierno transitorio en el poder, apoyando a la oposición que pueda controlar o colocando a alguna otra marioneta que sea mas o menos bien aceptada por el pueblo egipcio, y que cumpla sin rechistar con los intereses de quien lo “recomienda”. ( ¿El Baradei?)
Si yo estuviera en lo cierto, EEUU potenciaria aun mas su control e influencia en paises estrategicos de oriente medio gracias a unas “elecciones democráticas”, supervisadas, por supuesto por la “comunidad internacional”, posteriores a estas revueltas. Y aunque lo parezca no es una contradiccion, lo de apoyar a los que pueden oponerse a sus propios titeres ya instalados, ya que con esos apoyos, tal vez se aseguran nuevos títeres mas abiertos si cabe a procesos de apertura y colaboración que los anteriores, y que ademas, van a contar con el apoyo popular de uan ciudadania hambrienta de nuevos aires.
Si yo estuviera en lo cierto, deberíamos observar lo que va a ocurrir en Tunez, Egipto y quien sabe cuantos países mas de la zona, con el prisma que la historia reciente nos ofrece, que no es otro que un constante juego de ingerencias y manipulaciones perfectamente orquestadas desde Washington, el FMI o donde quieran que esten los que controlan la estrategia del neoliberalismo.
Si yo estuviera en lo cierto, el noble y valiente pueblo egipcio estaría dirigiendo sus protestas hacia la marioneta, a la espera de que el tirititero vuelva a colocar otra mas actualizada y duradera en el tiempo.
Es esta, una de esas veces en que me gustaría equivocarme.

Juan Manuel Mancebo Fuertes
jmanceb@gmail.com
Bobastro2.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *