Portada / Democracia / La resolución 1973 de Naciones Unidas y Libia

La resolución 1973 de Naciones Unidas y Libia

ONU 5

 

22/03/2011.

La resolución 1973 de Naciones Unidas autoriza el uso de la fuerza para detener la mascare de civiles en Libia. ¿Qué piensan de esta resolución los millones de mujeres y de hombres que en estos momentos están luchando  por la libertad y la democracia en  Siria, en Libia, en Yemen o en Marruecos? ¿Cómo la ven los revolucionarios triunfantes de Egipto y de Túnez?.Estas preguntas cartografían  el mapa de la libertad y la democracia en el mundo árabe e islámico.

Y si los demócratas árabes ha recibido con entusiasmo la resolución 1970 ; ¿qué debemos hacer aquellos y aquellas que ansiamos la victoria de la democracia?. Los revolucionarios  árabes  están de acuerdo en que Gadafi no podía, no puede, ganar. El coronel no podía ser la piedra cruel en la que encallara la ola de revoluciones  democráticas árabes. Por el contrario, la resistencia sanguinaria  al cambio que  Gadafi  ha desplegado pretendía ser  ejemplar para el resto de tiranos y dictadores. El triunfo de Gadafi, por aplastamiento genocida de su pueblo, hubiese sido  una noticia muy mala para la revolución democrática árabe.

Cuando Naciones Unidas decide adoptar la resolución 1970, Gadafi estaba muy cerca  de perpetrar una masacre sobre la que afianzar su victoria. Gadafi con los dólares y los medios militares que en gran parte occidente le  había proporcionado, estaba ganando la desigual batalla contra su pueblo. La resolución y la intervención militar posterior han conseguido parar la masacre y hacer retroceder a las fuerzas militares leales  y mercenarias del dictador.   

La resolución de Naciones Unidas consagra la primacía de los derechos humanos sobra el funesto y anacrónico principio de soberanía nacional. Nada hay por encima de los derechos. Esta naturaleza garantista de la resolución configura una autorización  al uso de la fuerza  más cercana a la acción policial que a la intervención militar. No se trata de defender  ningún territorio de soberanía, ni de  ocuparlo (la ocupación terrestre esta explícitamente descartada) sino de tomar la medias  de fuerza necesaria para evitar la masacre de una probación civil en rebeldía contra el dictador.

Naciones Unidas y la política multilateral internacional recobran, con esta resolución un protagonismo  y legitimidad que la administración Busch había destrozado. El Secretario General de Naciones Unidas no ha sido en esta crisis “el caballero de la triste figura” que fue Koffi Annan en crisis anteriores sino el representante de una legalidad internacional tan potente éticamente como débil políticamente: los derechos humanos.

Los que afirman que Gadafi era un personaje indeseable e incómodo para  los intereses  imperialistas es que o miente o están muy mal informado. Gran parte de los famosos   ”vuelos secretos de la CIA” con prisioneros hacia Guantánamo, provenían de cárceles secretas en Libia cedidas, para torturas a prisioneros islámicos, por el coronel Gadafi a la administración Bush. El petróleo libio estaba con Gadafi más en manos de las multinacionales que nunca  Nada más seguro para los intereses bastardos  de occidente que la continuidad  del  régimen Libio. Al fin y al cabo, siempre será más barato, para las multinacional petroleras, pagar “las suculentas mordidas” de la  familia  y la clase dirigente de una dictadura  que atender los gastos sociales  en una democracia.

No sabemos qué pasará en adelante y si se cumplirá y respetara la resolución 1970 en los  estrictos  términos aprobados por Naciones Unidas; o si,  por  el contrario, las potencias militares occidentales volverán a hacer de las suyas y con el pretexto de los derechos humanos perpetrarán masacres aun peores que aquellas que decían querer evitar. Pero  en este mundo en crisis todo está cambiando  y los vientos de la democracia  soplan fuerte y los gobiernos no pueden ignorarlos. Por tanto, ¿uso  de la fuerza?, la mínima imprescindible. ¿Diplomacia y política?, toda.

No podemos mirar con los ojos del siglo XX, estos nuevos escenarios de conflicto y de cambio. Hay una oportunidad de  oro para que Europa, Estados Unidos y las  democracias   sellen  una  alianza de hierro con los demócratas y revolucionarios árabes; o que vuelva la tentación neocolonial y esta hermosa resolución de Naciones Unidas quede reducida amera  literatura retórica y a excusa infame. Pero nada de eso ha ocurrido todavía. Mientras, ahora, nosotros y nosotras nos alegramos profundamente de que Gadafi no gane, de  que se detenga  la masacre, y de que las revoluciones árabes democráticas sigan avanzando. Nos alegramos  de que el derecho internacional humanitario se  superponga a la soberanía de los Estados. Y  contemplamos con mucha esperanza  el hecho de que la ONU vuelva a recuperar protagonismo. Y  exigimos  el cumplimiento de la letra y del espíritu de la resolución 1970, para todos y para siempre.

11 Comentarios

  1. ANDALUSI LIBERTARIO

    Carta abierta a Gadafi: Oh Gadafi, te apoyamos, somos tus humildes súbditos. Somos conscientes de que llevas casi 44 años en el poder y que esto es poco para ti. Derramaremos nuestra sangre para que, como Franco, con el que te comparaste hace poco (cuando hablaste que tomar Bengasi sería parecido a como Franco entró en Madrid), mueras de anciano en la cama como dictador absoluto de Libia. Lucharemos también, oh Gadafi, para que tus hijos, tan humildes, tan sencillos, tan pobres ellos, en fin, tan revolucionarios, te sucedan en el poder, como hacen los reyes; ah, no, que tú derrocaste a uno y no quieres parecerte a las monarquías. Claro, es que tienes sus mismos vicios pero tú eres de izquierdas y la etiqueta te salva de todas las críticas. Oh Gadafi, sabemos que vas a ganar porque no tienes escrúpulos a la hora de matar, porque son muchos los que están dispuestos a morir por ti, porque eres un dios por el que todo lo que se haga es poco. No te merecemos. Tu historial sanguinario, tus amistades peligrosas, tu poder omnímodo te consagran como un líder de la historia y, ya ves, la izquierda española te adora, porque los métodos de Stalin añora. Los malos son siempre “los otros”, los “imperialistas”, ese cajón de sastre donde introducimos todas nuestras miserias, para no vernos jamás a nosotros mismos. No eres, Gadafi, ni mejor ni peor que ellos. Sois la misma canalla, gentuza ávida de poder y de dinero, negociantes y mercaderes, sin ideales, sin alma, sin amor. Las arenas del desierto borrarán vuestro recuerdo…

    P.D.: E igual que en la guerra de posiciones de Irán-Iraq se vendió más armamento que en toda la 2ª guerra mundial junta, ahora lo que interesa es que la guerra les dure, las carreritas, avances y retrocesos de Bengasi a Trípoli y vuelta a empezar, para que los especuladores del petróleo se puedan poner las botas con los inflados precios al alza e ir negociando con cualquiera de los dos bandos o con ambos al mismo tiempo. Y si queda alguien a quien no embaucan con sus falsimedia, “deus ex machina” reaparece el comodín marcado de Al-Qaeda asegurando estar con las masas de ciudadanos reprimidos que exigen Democracia y Derechos Humanos, justo con la coherencia corresponde a unos supuestos “fundamentalistas” por los c… Pero tranquilos, todavía Bin Laden no ha salido bailando con Rita la Cantaora…

  2. Antonio Luís Girón

    Lo dijo Cohn Bendit: “Gadafhi no puede ganar…”
    Una de las virtudes de la editorial es que no es eurocentrista. No se trata de qué quieren los verdes, los pacifistas o los comunistas europeos. Estos hablan y hablan(hablamos). Se trata de qué quieren los libios y libias que se han levantado contra un régimen porque vieron la posibilidad de cambiar las cosas después de los acontecimientos de Túnez y Egipto y que vieron frenadas sus expectativas tras la violenta reacción de Gadafhi. Y no les preguntemos ahora a los rebeldes libios si son verdes, pacifistas o comunistas. Preguntémosles si son demócratas y si por serlo están o estaban a punto de perecer. En 1936, las potencias occidentales deberían haber preguntado lo mismo: dónde están los demócratas, en qué bando. Preguntad a los socialistas, comunistas, anarquistas o pacifistas españoles de entonces(que sigan vivios) sobre cual le hubiera gustado que fuera la actitud de las potencias occidentales acerca de la guerra civil española…

  3. josé santana valls

    La guerra siempre es guerra. Yo no estoy seguro más que de una cosa: Gadafi es un tirano, lo era antes cuando se vestia con el ropaje del panarabismo socializante y lo ha sido ahora despues de conseguir el “perdon” de occidente una vez hecha la contricción pertinenete por su pasado de apyo al terrorismo internacional.
    Lo peor de todo la incosecuencia de los paise europeos que han aceptado a Gadafi como un “hijo puta” propio so pretexto de contener el islamismo radical y mantener la inmigración a raya. Un personaje extravagante y corrupto que nos venia bien mantener en el poder hasta, que mira por donde, ha estallado también alli, en Libia, la revuelta popular que antes hbía triunfado en Tunez y Egipto. Un mundo nuevo se esta abriendo en los paise musulmanes, Libia no va a ser el último eslabon. Esta Marruecos, Yemen, Siria y la propia arabia Saudi. ¿Qué va pasar en el inmdiato futuro o quizas present? ¿A cuanrtos sitiios más tendran que acudir la Otan -¿dividida como ahora?- a “proteger” las revueltas?.
    No estoy seguro del camino escogido, me da miedo y le tengo prevenció. Detras de la Onu y sus resoluciones hay paises, EE.UU. a la cabeza siempre dispuesto a impulsar la solución militar, pero no hay consenso y no hay verdadera voluntad de un nuevo orden mundial. Yo al menos, honestamente, lo veo asi.

    La violencia puede estar justificada , claro que si, cuando se lucha por la libertad y la justicia social. Pero el protagonista ha de ser siempre el Pueblo.

  4. No hay ningún anarquista español o andaluz que pueda adherirse a la iniciativa bélica de una coalición de estados que antes de sembrar con bombas la democracia en Libia deberían hacer examen de conciencia.
    No hay ningún verde español o andaluz que pueda suscribir la matanza mediante fuego amigo a que se ven sometidos los habitantes de Libia porque todos los verdes son por fuerza ecopacifistas.
    No hay más que cinismo en las razones tácticas para apoyar esta iniciativa bélica, especialmente lamentable es la coartada que se esboza en el siguiente párrafo :
    “No sabemos qué pasará en adelante y si se cumplirá y respetara la resolución 1970 en los estrictos términos aprobados por Naciones Unidas; o si, por el contrario, las potencias militares occidentales volverán a hacer de las suyas y con el pretexto de los derechos humanos perpetrarán masacres aun peores que aquellas que decían querer evitar.”
    Pues sí, así será, eso ya lo sabemos por eso los que dan crédito a esta guerra son complices del horror, de la sangre derramada y comparsas del gobierno socialista de Zapatero, esa no es la base para construir la izquierda, ni el andalucismo, ni el ecologismo político, ni nada…
    En el fondo lo único que hay es una nueva manifestación del aforismo de Marx : “estos son mis principios … pero si no le gustan… tengo “otros”.

  5. ANDALUSI LIBERTARIO

    ¿Y Izqda Undida -ahora con careta “pacifista”- va marcando la agenda de sus pardillos o sólo le hacen de palmero?

    ¿Y qué tal el “pacifismo” a la carta pa captar votitos? ¿Gana adeptos? Para Afganistán “mani por la paz” no, pa Libia sí…. La “primavera de los derechos humanos” sólo a ratos: en Túnez por supuesto; en Chechenia se la suda un genocidio… En Egipto ¡cómo no!; los exterminios en Bosnia o Kosovo pelillos a la mar…

    Tiranos al paredón! Dictadores totalitarios a la Haya, pero ya!

    ¡VIVA AL-ANDALUSIA INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIA! LIBERTAD PA TOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA! VENCEREMOS!

    P.D.: Ah, “no a la guerra”, si tratas de esbozar algún tic sensiblero, pierdes el tiempo. Hasta el andaluz más analfabeto sabe que todos nuestros bosques están plantados sobre sangre derramada impunemente por el colonialismo centralista opresor. Almendros, encinas u olivos: a todas las especies vegetales de la sierra o el valle, desde lo alto del mulhacén hasta la orilla del mar; siglo tras siglo les han impuesto como abono criminal la sangre de genocidios múltiples.
    Quisiéramos que todos esos hermanos árboles nuestros alguna primavera se refrescasen con algo de agua. Hasta eso nos impiden, porque mentalidades mezquinas (satélites del jacobinismo PCE$pañoli$ta) de la cínica facha de Lola Yllescas, de “ecologistas en acción” -estatalista cañí- nos niegan incluso que… ¡¡¡el Guadalquivir es un río andaluz!!!

  6. Magnifico editorial con el que coincido.
    La izquierda no puede apoyar a tiranos.
    Ruanda, Srebenica, Somalia, Sudan, y otros, son muchos los genocidios en los que la Comunidad Democrática tiene la obligación de intervenir. No vale la excusa de los intereses de las multinacionales extranjeras. Repsol y otras ya gestionaban el petroleo.
    En Libia se discute, si un gobernante autoritario tiene el derecho a masacrar a su población.

  7. Chapó.

  8. Equo ha dicho SI A LA GUERRA, quizás ahora puedan plantar un bosque donde hay sangre derramada.

  9. ANDALUSÍ LIBERTARIO

    Extraordinario editorial que no compartirán, claro, los daltónicos políticos que vivían mejor en tiempos de la “guerra fría”, por eso les resultará muy difícil digerir algunas preguntas para responder:

    1. Si la guerra es por el petróleo, por qué antes de la misma, el petróleo Libio se encontraba ya en manos de las grandes multinacionales petroleras de los países que ahora bombardean Libia, como BP, Repsol,…?

    2. Si la guerra es por intereses geoestratégicos del Imperio, por qué potencias como China o Rusia no se opusieron a la resolución del Consejo de Seguridad con su veto?

    3. Si la guerra es para deponer a Gadafi e imponer un gobierno títere, por qué parecía irle tan bien a las potencias con Gadafi hasta anteayer? (concesiones petroleras, contención de la inmigración, bases para los vuelos de la CIA,…)

    4. Si no hubo ataques aéreos contra los opositores antes de la intervención, qué hacían aviones libios desertando en Malta? Por qué ni el propio régimen libio niega haber echo uso de fuerzas aéreas, aunque no contra manifestantes sino contra “terroristas”

    5. Si los rebeldes están a sueldo de la CIA en el marco de una operación orquestada, por qué carecen de recursos militares como para no haber podido contener al ejército regular hasta anteayer?

    6. Si los rebeldes son islamistas de derecha (por no decir miembros de “al qaeda” como apunta el régimen), yihadistas,…por qué parece apoyarlos entonces EEUU?

    7. Si la guerra es la nueva expresión del colonialismo, por qué se descarta desde un inicio la ocupación del territorio (no así en Irak)? por qué los rebeldes rechazan la ocupación por tropas pero sí solicitan la intervención aérea?

    8. Si los rebeldes solicitan la intervención aérea, ante la imposibilidad de contener al ejército regular Libio, descalifica eso su revuelta? no tienen derecho a tratar de procurarse todos los medios para no ser aniquilados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *