Portada / Democracia / Las empresas y los terratenientes de los campos de concentracción franquistas

Las empresas y los terratenientes de los campos de concentracción franquistas

MUJER Y CALAVERA

Francisco Garrido.

Entre las pruebas requeridas por la querella  interpuesta en Buenos Aires contra los crímenes del franquismo,  en el punto octavo aparece esta requisitoria documental:  

 “8. Idem sobre la lista de empresas privadas beneficiadas del trabajo forzado y esclavo de los presos republicanos, que aún siguen activas. Dicha lista que obra en el Archivo General de Cuentas del Estado Español.”

Existe empresas importantes españolas y familias de terratenientes andaluces  que se beneficiaron  directamente de los campos de concentración y del trabajo esclavo de miles de presos políticos  republicanos.

Muchas  de estas empresas y de  estos terratenientes siguen activos y han heredado  las rentas derivadas de aquella infame explotación  que costó la vida, la libertad y la salud a miles de personas y sus familias.

Las empresas y las propiedades son personas jurídicas que siguen vivas y activas ¿Por qué no se les exige responsabilidad  aunque sea meramente civil como se le ha exigido  a las empresas alemanas que utilizaron mano de obra esclava   en el III Reich?

Aquí no vale decir que los responsables han fallecido  pues quedan los herederos. ¿Quiénes son los terratenientes sevillanos que se han beneficiado  económicamente de la construcción  del canal del bajo Guadalquivir por presos políticos? . Queremos que paguen por los ilícitos e inhumanos beneficios que obtuvieron. Pero queremos que sus nombres sean conocidos por todos para que   todos y todas sepan  de la materia que está hecha esta gentuza. Tanto maestrante inútil, tanto duquesa  calavera  y siniestra.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo Paco.
    Tu no te acuerdas de mí pero yo te conocí cuando vivias en la calle Amargura,en esa época eras amigo de Rafa Fdez.
    Un saludo.

  2. Ya lo denuncio Fernando Ruiz Vergara en su documental “Rocío” y le costó el exilio político, y necesario para huir de la justicia española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *