Portada / Acción y Cooperación política / Los determinantes reales de la salud

Los determinantes reales de la salud

314547_208209719244254_100001656821032_497524_802518015_n

 

Josep Martí-Valls · Joan Benach · Carme Borrell .SinPermiso.06/11/2011.

Frente a las declaraciones recientes del consejero de salud de la Generalitat de Cataluña, aparecidas en varios medios de comunicación diciendo que: “la salud es un bien privado que depende de uno mismo y no del Estado”, y que la salud depende sólo de la genética, los antecedentes familiares y los hábitos personales, queremos recordar, precisamente para hacer pedagogía, cuáles son los factores reales que determinan la salud individual y colectiva. Los profesionales de la salud y la ciudadanía en general deben conocer cuáles son estos factores, llamados “determinantes sociales de la salud”, y que han sido recogidos en las definiciones e informes de diversas instituciones, organizaciones y constituciones estatales, entre ellas la Constitución española.

Contrariamente a lo que sostiene el consejero Boi Ruiz, hoy sabemos que las enfermedades de origen exclusivamente genético representan sólo una proporción muy pequeña de los problemas de salud pública.

En el Informe de la Comisión de Determinantes Sociales de la Organización Mundial de la Salud se indica que: “la acumulación tóxica de factores sociales injustos y evitables, como la desigualdad económica, la precariedad laboral, la contaminación ambiental, la inseguridad alimentaria, el no tener una vivienda digna, o la falta de participación y de democracia dañan la salud y crea inequidades.” La Comisión llama a estos y otros determinantes como son las pensiones, el nivel educativo, las desigualdades entre hombres y mujeres (el trabajo reproductivo y en especial la violencia contra las mujeres) y la participación social y política, las “causas de las causas” de la salud y la inequidad en salud.

Es por estas razones que la Organización Mundial de la Salud señala: “El derecho a la salud obliga a los estados, (y, en el caso de Cataluña, a las autonomías ya que tenemos transferidas todas las competencias) a generar las condiciones en las que toda la ciudadanía pueda vivir de la manera más saludable posible.” Por su parte, la Constitución española en su artículo 43 dice: “1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud. 2. Corresponde a los poderes públicos, organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios…”. “Igualmente, también el Estatuto de Autonomía de Cataluña tiene varios artículos sobre el mismo derecho y las funciones del Gobierno, así como también la Ley General de Sanidad y la recientemente aprobada (en septiembre de 2011) Ley de Salud Pública regulan las obligaciones del Estado y de las Autonomías en la vigilancia, control y prevención de los factores no personales sino sociales que pueden afectar la salud, haciendo énfasis en la necesidad de tener en cuenta la salud en todas las políticas.”

 Por todo ello, denunciamos la gravedad de las declaraciones del Consejero al afirmar que la salud es un bien privado que no depende del estado y que “no hay un derecho a la salud”. Estas afirmaciones o bien reflejan un estado de ignorancia o bien son simplemente una manifestación de la política privatizadora de la sanidad que actualmente lleva a cabo la Generalitat de Cataluña, amenazando con copagos, la desgravación fiscal de los seguros privados y realizando recortes indiscriminados de la sanidad pública, las razones de las cuales no han sido explicadas en ningún documento.

 El próximo paso del consejero quizá sea, si la salud es un asunto privado, decirnos: “Sea cuidadoso con sus hábitos personales y si enferma utilice los servicios privados, porque el estado (en este caso el gobierno de la Generalitat) no tiene ninguna responsabilidad sobre su salud”. Si así fuera, esto tendría consecuencias muy graves para la salud de los catalanes y muy especialmente de las personas más desfavorecidas.

Josep Martí-Valls pertenece al Grup de Polítiques de Salut del Centre d’Anàlisi i Programes Sanitaris (CAPS), Joan Benach es miembro del Grup de Recerca de les Desigualtats en Salut, Employment Conditions Network (GREDS-EMCONET), y Carme Borrell es del Grup de Polítiques de Salut del CAPS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *