Portada / Democracia / Los peligros del futuro: la prioridad de los riesgos políticos y económicos en la toma de decisiones

Los peligros del futuro: la prioridad de los riesgos políticos y económicos en la toma de decisiones

secretos

 

Brian Davey.Feasta
Ahora que los poderes financieros y políticos del sistema actual se han desacreditado, existe una situación incierta y que podría permitir que las opciones alternativas más viables pudieran salir adelante. Las iniciativas locales verdes, en particular, y el movimiento ciudades en transición , están ganando en fuerza y ​​número, pero no tienen el potencial para desarrollar la capacidad necesaria a nivel nacional para transformar globalmente  las infraestructuras de energía y el transporte?

En un comentario sobre la Gran Depresión de la década de 1930, el alemán Werner Abelshauser historiador económico señaló que la magnitud de la crisis en sus primeras etapas a menudo fue subestimada. Mientras que todavía en el cargo, el presidente Hoover  no vio lo peor , y cuando llegó al poder en 1933, Roosevelt pensaba lo mismo. De acuerdo con Abelshauser, los principales actores padecierón el  drama de lo que él llamó “la falta  de conciencia de la catástrofe.” Simplemente no podía comprender la magnitud de lo que estaba sucediendo.

En este trabajo, se argumenta que esto mismo   es válido  ahora para el pensamiento de elite y las cuestiones que anunciaron  en la década de1970 por el equipo de redactores de los “límites del crecimiento”, del Club de Roma.i. A la vez, este informe  due recibido con  mucha atención, pero se desmintió ampliamente por los economistas, esto ayudó a crear la creencia convencional de que los “límites del crecimiento” tse habían demostrado equivocado.

Crecimiento insostenible, “exceso” y el colapso

El período siguiente se caracterizó por el surgimiento de Thatcher, Reagan y el fundamentalismo de mercado y por el colapso del bloque comunista. Un largo período de expansión se produjo a partir de que la mayoría de la gente del mundo o bien no ganó o salió peor que estaba. La energía barata de transporte y las comunicaciones modernas han permitido la globalización del capital que podía moverse con facilidad a donde quería – para aprovechar los salarios mas bajos, las oportunidades de impuestos más favorables y los más bajos requisitos ambientales. Por lo tanto, no es sorprendente que mientras que el índice del mercado de transacciones basadas en el  PIB) se disparó, y el otro, menos publicitado, de indicqadores de bienestar – como el Indicador de Progreso Genuino o el Índice de Bienestar Económico Sostenible –  se ha estancado o han disminuido. Mientras que los medios de comunicación estaba lleno de anuncios sobre  el consumo de energía-los juguetes y las historias que muestran el estilo de vida lujoso de los famosos, la mayoría de la gente sólo podían acercarse a este estilo de vida consumiendo  sus ahorros o se endeudándose por medio  de hipotecas sobre la vivienda, en la esperanza de que su precio seguiría en aumento. Los juguetes de los consumidores se compraron  a bajo precio , porque ls impactos ambientales  generados en la producción se desplazaron sobre las personas que viven en o cerca de las nuevas zonas industriales en la India, China y otros países.

En pocas palabras, este tipo de desarrollo fue muy desequilibrado, se caracterizó por el funcionamiento depreciado del ahorro financiero y del capital natural, seguido por el por el endeudamiento financiero – y  las deuda ecológica también. A medida que el sistema se convirtió grotescamente desigual  también se  convertía en más desequilibrado. El dinero, y por lo tanto el poder adquisitivo, se fue  acumulando en beneficio de unos pocos. A continuación, se  aumentó de nuevo  el crédito en circulación, lo cual  mantuvo la demanda agregada. Este aumento  del crédito llegó a un punto, sin embargo, que se dio  dinero  prestado eran  demasiado pobres para pagar sus deudas. Y cuando los precios de la energía aumentarón, esto acabó con ellos. La crisis de la deuda financiera ha sido muy dolorosoa para millones de personas, pero  se obrevivirá, lo que no está claro es si la humanidad va a sobrevivir a la crisis de la deuda ecológica.

Los “límites del crecimiento” teóricos tuvo una frase para describir todo esto: “exceso”. Ellos no niegan que el crecimiento puede ocurrir por un tiempo a tasas elevadas, pero argumentaron que no podía durar porque la humanidad no puede funcionar de forma permanente consumiendo   capital natural y generando residuos  que degradan – el aire, los mares y las tierras que absorben los residuos de la actividad económica .
El  agotamiento  del petróleo y del gas es una carrera cuesta  abajo en el capital natural, ya que el gas natural y petróleo no son renovables. Su uso sólo puede ser descrito como sostenible si una parte se destina a construir una infraestructura basada en energías renovables que ofrecerá no sólo una cantidad igual o mayor de energía de reemplazo durante su vida útil, sino también la energía necesaria para reemplazar la infraestructura de las energías renovables . Hasta la fecha, nada de eso ha sucedido.

Donde quiera que miremos en el mundo, los suministros de agua fósil no se han utilizado de manera sostenible. Los suelos se están erosionando y restauración  es a una velocidad  muy inferior a la requerida. Tal vez lo más grave de todo, el uso de la atmósfera como un vertedero de gases de efecto invernadero supera con creces los niveles de seguridad. En un conocido artículo, el científico James Hansen y sus colegas calculan que un nivel seguro de CO2 en la atmósfera está probablemente muy por debajo de 350, posiblemente netre 300-325ppm. Sin embargo, la concentración atmosférica es ya  387 ppm y está aumentando.

La humanidad está, pues, tomando  recursos naturales de las generaciones futuras para alimentar su consumo actual o, más bien, para aliementar el consumo  de  una pequeña minoría l. Y esta pequeña minoría – la élite política y económica – esta  dirigiendo al  planeta hacia una catástrofe mucho mayor que la contracción del crédito. Nos están dirigiendo hacia una crisis eco-sistema.

Al observar la evolución en conjunto: la naturaleza no  actúa  ceteris paribus

La verdadera magnitud de esta crisis sólo puede determinarse mediante la visualización de todos los problemas de distinto tipo que comprende. Por lo general, las diversas amenazas y los problemas son examinados por los medios de comunicación especializados corresponsales y editores de forma separada. Estos expertos están trabajadentro de ciertas convenciones conceptuales y administrativas que la realidad  ha hecho saltar en pedazos. La especialización parece ayudarles a obtener una mejor comprensión de los temas pero no es así..

En una crisis generalizada del sistema,  como es el caso actual: el compartimiento del conocimiento que la especialización trae consigo se opone a una visión clara, que nos diga que las cosas son mucho más peligrosas y los riesgos probables más inminente de lo que pensábamos. Así, los especialistas nos pueden decir que un aumento de 1 grado centígrado en las temperaturas globales probablemente conducirá a una caída en los rendimientos globales del 10%. Sin embargo, para calcular las cifras como éstas, los especialistas tienen que hacer suposiciones sobre el contexto en el que 1 grado C de aumento va a suceder. Lo normal es ceteris paribus: todo lo demás permanece igual o se mantiene igual. Sin embargo, en una crisis general del sistema, más relevantes “otras cosas” no se mantienen estables. Están cambiando, y muy a menudo de manera desfavorable, debido a que  un problema exacerba a los otros en una reacción en cadena que se convierte en una cascada de efectos en cadena. Así, por ejemplo, plantas que crecen en temperaturas más cálidas no tendrán agua suficiente para adaptarse a las nuevas condiciones, y si hay un nivel de agotamiento de agua fósil , entonces las cosechas podría caer mucho más.

La crisis alimentaria

Si el cambio climático predicho por los teóricos del pico del petróleo, no son tsuficiente para que usted  se preocupe ; considere algunas de las tendencias bien establecidas en la producción mundial de alimentos:

1. El cambio climático, lleva a un aumento de las temperaturas de superficie y a una disminución de los rendimientos de los cultivos.

2.La disminución de las disponibilidades de agua regionales. Descenso de las capas de agua a la mitad los pueblos del mundo. Según cifras citadas por Lester R. Brown, 175 millones de indios consumen los granos producidos con el agua de los pozos de riego que pronto se agotarán.
3.La degradación del suelo y la erosión, aumento de la desertificación.
4.La Capa superior del suelo se está erosionando  más rápidamente que la formación de nuevo suelo en quizás un tercio de las tierras cultivadas del mundo.
5.El aumento de las actividades de la urbanización y no agrícolas fuerza la competencia con la producción de alimentos para el uso de la tierra y el agua.
6.El agotamiento de combustibles fósiles que repercuten en la disponibilidad de fertilizantes / pesticidas y costos, reduciendo el acceso a los insumos que han aumentado los rendimientos en las últimas décadas.
7.Disminución de la biodiversidad de los cultivos alimentarios, con lo que  aumenta la vulnerabilidad a la enfermedades así como los costos de pesticidas .
8.Cultivos que se utilizan para alimentar a los animales en lugar de los seres humanos como las dietas a base de carne se vuelven más comunes.
9.Los biocombustibles, los granos y cultivos utilizados para alimentar a los automóviles en lugar de los seres humanos.
10.El agotamiento de las entradas de fósforo global. No hay ninguna investigación sobre el fósforo pico, pero de acuerdo con la Asociación Europea de fertilizantes, el fósforo puede empezar a escasear  en la segunda mitad del siglo. Y sin fósforo, las cosechas se reducirán en un 20-50%.
11.Enfermedades mundiales de los  agentes polinizadores (abejas). La poblaciones  británica de abejas se desplomó  en un 30% en el invierno de 2007 / 8, el resultado  es el i9ncremento del uso de plaguicidas, ácaros y  enfermedades
12.El aumento de la población mundial, el aumento en el 1,14% por año, o un extra 75 millones al año. La superficie cultivada por persona se redujo de 0,6 hectáreas por persona en 1950 a 0,25  hectáreas en 2000. (Los límites del crecimiento anual de actualización 30, p. 62).

13.Exceso de pesca, marinas y  disminución de las poblaciones de peces del mundo. Un estudio realizado en 2003 por un equipo de investigación canadiense-alemán publicado en la revista Nature concluyó que el 90% de los grandes peces en los océanos ha desaparecido en los últimos 50 años.
14.La mayor parte del mercado mundial de granos está  en las manos de tres empresas. El  desarrollo de “las semillas terminator” concentrar todas las ventas de semillas en manos de una élite corporativa.
Estados fallidos

En mayo 2009 el artículo “¿Podría la escasez de alimentos derribar la civilización?” En Scientific American, Lester R. Brown sostiene que algunas de estas tendencias están creando el contexto de los conflictos, la degradación de las administraciones políticas y la aparición de “Estados fallidos”. Por supuesto, la desintegración causada por guerras por los recursos es otra razón para los Estados fallidos. Como los recursos de petróleo, gas natural, agua, tierras agrícolas y minerales se hacen más escasos, por lo que la apropiación de tierras o de maniobras desestabilizadoras se hacen para asegurar un acceso privilegiado a ellos, lo que los conflictos a menudo sostiene que, al menos en la superficie, se trata de ideología o religión.

El creciente número de conflictos entonces tiene su propia dinámica de alimentación. Cada vez más “el mercado” reacciona cada vez una seguridad, cárceles y el sector de armamento con un interés personal en más ventas, mientras que la psicología de masas se vuelve más paranoico y psicópata. Grupos de miedo, hostilidad les resulta más difícil de cooperar para encontrar respuestas positivas a las situaciones que se encuentran in Mientras tanto, más allá de la miseria de vivir en ellas, no las fuentes de los estados se vuelven de los refugiados, la enfermedad, la piratería y las drogas y, posiblemente como consecuencia, un caldo de cultivo para los psicópatas.

Enfermedad, mala salud y una crisis de salud pública mundial

Los riesgos de la enfermedad y la mala salud son cruciales. Una vez más, si ponemos juntos las tendencias  generales es mucho más peligroso que si nos fijamos en cada tema de forma aislada:

El cambio climático, la temperatura extrema y las catástrofes naturales, modifican  los límites para  insectos y plagas como los mosquitos.
Un sistema inmunológico debilitado debido a la contaminación la desnutrición, el estrés, y el agua, aire y suelo.
La escasez de agua, creando problemas de higiene básica y la salud
Una combinación de guerras por los recursos, la corrupción y el colapso de las administraciones políticas, lo que lleva a la debilidad o inexistencia de la salud pública, infraestructuras y grandes poblaciones forzadas a la migración.
La extrema concentración de la ganadería industrial, creando condiciones ideales para las mutaciones de los agentes patógenos
La urbanización y la globalización. Los viajes rápidos entre los centros poblados densamente crea las condiciones óptimas para la transmisión rápida de enfermedades.
Naturalmente, hay tendencias que trabajan en la otra dirección. La mayoría de los sistemas tienen efectos de retroalimentación, incluidos los efectos negativos que actúan como estabilizadores. Por lo tanto, cuando las enfermedades de origen animal, como la gripe porcina, algunas personas dejarón  de comer carne ya sea  forma temporal o definitiva. Del hecho de que  el mundo está en una recesión económica ha llevado a un dramático descenso en los viajes aéreos, lo que probablemente ha frenado la extensión de la gripe porcina.

Alarmismo frente a las razones para estar alegres

Las amenazas, entonces, parecen reales y en algunos casos inminente. Sin embargo, para presentar el cuadro completo desde el lado negativo es que se acusó de “alarmismo” por los tecno-optimistas y políticos que están seguros de que mientras los problemas existen, son todavía manejables. Estas personas argumentan que es los alarmista hacer hincapié en las tendencias negativas y en  los peores escenarios sin destacar también las opciones para responder a esas amenazas. En lo que respecta a alimentos, agua y suelos de hecho hay muchas opciones para la producción orgánica y agricultura ecológica. Las posibilidades que existen para mejorar los suelos, administrar mejor los recursos hídricos, mejorar y ampliar la biodiversidad, la integración de formas alternativas de la acuicultura y la producción de peces, y dispersar las concentraciones de animales que se han convertido en “fábricas de la enfermedad” y, porque gran parte de su comida se hace de ella, actuar como una presión sobre el precio del grano. También hay formas de mejorar la eficiencia energética y promover las energías renovables y las políticas como Cap and Share que podría atrapar en las ganancias de carbono.

El verdadero problema no es la falta de respuestas posibles a las amenazas colosal que nos enfrentamos. Lo que  es realmente alarmante es que el establecimiento político-económico tiene una inercia incorporada que detiene la respuesta rápida, eficaz y adecuada a estas amenazas Y si bien es cierto que ha respondido de forma relativamente rápida y, ciertamente, a gran escala, a la crisis bancaria, esto es sólo porque ganar dinero es el principal objetivo del sistema económico. Fundamentalmente, a pesar de las amenazas que plantea son mucho más graves, como se indicó anteriormente, la respuesta a la crisis ecológica ha sido totalmente diferente. Los enormes intereses creados y la influencia financiera de la élite empresarial se basa en los combustibles fósiles -Todo lo cual significa que los hombres del dinero arrastran los pies cuando se trata de abordar la crisis ecológica.

Tome esta cita 05 2009 [1] de The Guardian, por ejemplo,

La industria petrolera de Estados Unidos, del gas y del carbón han aumentado su presupuesto de gastos en lobby  en un 50%,  en los tres primeros meses de este año, en un esfuerzo intenso para cortar el apoyo para el plan de Barack Obama de construir una economía de energía limpia.

La campaña alerón asciende a cientos de millones de dólares e involucra a grupos de la industria frente, las firmas de renombre, publicidad en televisión, prensa y radio, y las donaciones a los congresistas claves del Congreso. Su intención es la de diluir o matar a los planes de los líderes demócratas para aprobar “cap and trade” la legislación de este año, lo que pondría límites a las emisiones de gases de efecto invernadero.

La esencia del problema se puede expresar en términos económicos: los que tienen acceso a las tecnologías basadas en combustibles fósiles son actualmente mucho más productivo y por lo tanto tienen una ventaja competitiva que les permite debilitar a sus competidores y hacer más dinero. La riqueza así obtenida también les permite debilitar a sus rivales políticos en los que realmente cuenta . Se permite el acceso directo a aquellos que toman las decisiones políticas. Los recursos también están disponibles para las campañas y programas en los medios de comunicación, y de esta forma  influir y moldear a la opinión pública en su favor.

Poder de la arrogancia y la soberbia

No hay nada nuevo en el fenómeno de la arrogancia y  de la arrogancia de poder. Desde las primeras civilizaciones, los gobernantes han tomado decisiones y excedió su poder en la creencia  y la  confianza de que  a Dios lo  tenían de su lado. En tiempos más modernos nuestros gobernantes han creído que la naturaleza premia a  los más aptos, en otras palabras, a  ell
Independientemente de qué punto de la historia van surgiendo, el punto de partida de la mayoría de las élites es la cómoda suposición de que, como las cosas han ido bien normalmente para ellos en el pasado, van a seguir  así en el futuro. Esta creencia se ve agravada por el hecho de que durante mucho tiempo ha sido la “gente  de abajo” los que soportan los costos, mientras que los superiores en la cadena alimentaria cosechan los beneficios. La rebelión contra esta situación sólo se da, normalmente,  en las fases finales  en que millones de personas han perdido  casi todo y un inmenso daño ha sido hecho.

Es la arrogancia cruel que surge de una falta de información  y de respuesta de los sistemas basados en las enormes distancias sociales y geográficas existentes entre los poderosos y los impotentes. El castigo de Némesis, la diosa griega que se supone que volverá a imponer límites a los que  se excedieron en su poder, por lo general, sobreviene  antes a la sociedad entera que a los gobernantes. Hoy en día la gran distancia que separa a la elite mundial de la gente común se magnifica aún más por las tecnologías de alto poder de las comunicaciones, el transporte, la producción y el armamento. Nemesis, cuando llegue, será global.

Relaciones de poder en la transición

¿Qué hacer? Conocidos marxistas dsugieren la revolución armada, pero sería inútil. Sólo sería mejorar y exacerbar las tendencias actuales hacia una mayor vigilancia, la paranoia, los poderes policiales y la militarización. Un guerra que los poderes ganarían antes de que todos seamos arrastrados a la vorágine de la crisis ecológica.

La situación exige que volver a pensar lo que el poder político y económico implica. Debido a que hay un montón de cosas que se pueden y  se deben hacer para re-organizar la sociedad en el ámbito de la comunidad familiar y local, no hay necesidad para las personas de buena voluntad para esperar a los políticos para dar un ejemplo. El movimiento de ciudades en transición  ha demostrado que existe un inmenso potencial para que las personas se organicen para hacer lque sus hogares, jardines, transporte local y  comunidades  hagan frente a la crisis que se avecina. Cada vez más, los políticos locales están tomando su punto de partida de las Iniciativas de Transición. Esto demuestra que el poder viene no solamente, ni principalmente, de los puestos de autoridad política formal, se trata de tener el tipo de iniciativa a la que responden los demás y que actúa a través del poder de la influencia personal y el ejemplo.

El ejercicio del poder en la sociedad humana se produce por medio de diversas iniciativas. Y estas iniciativas no siempre tienen que ser grandes. Muchas de las instituciones más grandes y poderosas originalmente comenzaron siendo muy pequeña.

Como individuos y grupos que tienen necesidades y problemas. Para satisfacer las necesidades y resolver los problemas, nosotros estructuramos nuestras actividades de manera intencionada. Y un objetivo perseguido a través del tiempo, a través de una secuencia de actividades organizado, es una iniciativa. Cuando perseguimos este objetivo con otras personas, hemos creado organizaciones e instituciones que nos ayudan. Estamos de acuerdo  y compartidos,  eldesarrollar las habilidades para alcanzarlos, montar y aplicar la energía, los recursos materiales y financieros necesarios.

Es un trabajo difícil de conseguir  el crear nuevas organizaciones alrededor de los nuevos propósitos, que reúnan a personas que no se conocen unos a otros, y  desarrollar y aplicar nuevas habilidades, la acumulación de recursos para el trabajo . Este proceso es comúnmente llamado “la creación de capacidades” y requiere una posición  de  liderazgo.

La “creación de capacidad” es un proceso de empoderamiento en el sentido de que el grupo tiene una mayor capacidad para lograr sus objetivos. Cuando los grupos crecen, desarrollan una capacidad para planificar y diseñar sus actividades en el tiempo, la aplicación de sus decisiones y el seguimiento y la revisión de sus resultados. Cuanto más un grupo puede lograr, más recursos que tienden a atraer y más llama la atención en el proceso político, con independencia de que  cualquier miembro del grupo ocupa una posición formal del poder político.

Ahora que hemos superado los límites del crecimiento, las nuevas condiciones de escasez de recursos requieren muchas iniciativas para satisfacer las necesidades individuales y de la comunidad de diferentes maneras, más cerca de casa, con menos energía y materiales. Iniciativas de Transición abren un área importante para el cambio, en el que los más comunes pueden y deben participar en: la adquisición de nuevas habilidades, la creación de redes, organización de iniciativas y proyectos de desarrollo. Cunado  este proceso se desarrolla, es inevitable que los participantes reconozcan  que el Estado y la política también deben cambiar para complementar, en lugar de debilitar, lo que estamos tratando de lograr.

Es obvio para muchos que para abordar eficazmente el cambio climático o el caos del medio ambiente, es mejor gastar los esfuerzos  tratando de influir o sustituir a  aquellos en el poder, es decir, personas en puestos de responsabilidad en la política y los negocios. Los políticos suelen pasar la pelota, sin embargo, alegando que los ciudadanos deben cambiar, que no puede hacer mucho hasta que estemos listos. Sin embargo, esto no es más que una excusa para no trabajar  en los temas en cuestión. La verdad es que  hay algunas cosas que podemos hacer por nuestra cuenta, algunas de ellas con el apoyo del Estado y algunos sobre todo (o únicamente) a nivel estatal. Si el Estado no está dispuesto a actuar, podemos seguir adelante con las cosas a nivel local y unirse con otros a nivel nacional e internacional. Y cuando lo hacemos, estaremos construyendo el poder de la organización y la autoridad moral para transformar al tiempo al Estado.

Poder próximal y distal

La circunstancias personales determinan los fines que persiguen las personas. La  mayoría de la gente común tiene, en el mejor de los casos, el poder proximal – la capacidad de influir en lo que es inmediato en sus vidas, por ejemplo, lo que compran,  el  que ocupan su tiempo y así sucesivamente. Pero este tipo de influencia proximal pueden ser considerablemente ampliada por la creación de redes en iniciativas de transición y la construcción de modelos alternativos. Al final,  estos cambios proximal  influyen  en los objetivos más ambiciosos para la transformación en las estructuras de poder distal.

Poder distal  y proximal trasciende al poder [2]. El mundo de la alta política, las altas finanzas y las empresas operan, a menudo detrás de las escenas, de manera informal en los clubes, en las redes sociales en las oficinas oficiales del Estado. El Poder distal tiene  la capacidad de determinar los contextos en que operan los demás. En términos de poder político, esto significa que la capacidad de influir en cosas como las tasas de interés, las prioridades del gasto público, las prioridades del programa de subvenciones de ayuda, los marcos jurídicos, reglamentos, normas mínimas de seguridad y salud, edificios, etc

El peligro de la cooptación: apegarse a los propósitos de transición

No quiero negar la utilidad de intervenir en la arena política, ni de tratar de influir en la política. Por el contrario, los movimientos como las Iniciativas de Transición se espera que sean más capaces de manejar el sistema, es decir, de encontrar su camino y el uso de las estructuras de poder distal para desarrollar comunidades más resistentes. Al mismo tiempo, es de esperar que el compromiso con el sistema de no llevar a un compromiso. Donde los movimientos o los individuos se comprometen antes de tiempo con las redes más poderosas, que tienden a cooptar, pierden su propia agenda y aprueban la agenda de los actores más poderosos. El peligro en nuestro caso es que esa “participación” sera manipulada para legitimar de  “lavado verde” el crecimiento. Es importante que nos aferremos a nuestros propios fines.

Con la advertencia vital acerca de los peligros de la cooptación, podemos imaginar un proceso en el que grupos como el de Iniciativas de Transición logran cambios en las estructuras de poder distal de modo que sean más sensibles a sus diferentes propósitos. En concreto, se trataría de dar prioridad en las estructuras del Estado a  las estrategias de  resiliencia como el objetivo  número uno en la agenda pública. La resistencia sería visto por todos como no sólo difieren de una agenda de crecimiento, sino incompatible con él. Las prioridades como la salud pública, la cohesión social (una de las prioridades de las personas vulnerables que de otra manera se convertirá en una fuente de riesgo para la salud pública), la conservación y el mantenimiento de los suministros de energía sostenible, se desplazaría a una posición  central en  la provisión de bienes de consumo no esenciales(…) 

Peligro por delante: dar prioridad a la cobertura de riesgos políticos y económicos en la toma de decisiones
por Brian Davey
Ahora que los poderes financieros y políticos del sistema actual se han desacreditado, existe una situación incierta y que podría permitir que las opciones alternativas más viables pudieran salir adelante. Las iniciativas locales verdes, en particular, y el movimiento ciudades en transición , están ganando en fuerza y ​​número, pero no tienen el potencial para desarrollar la capacidad necesaria a nivel nacional para transformar globalmente  las infraestructuras de energía y el transporte? En un comentario sobre la Gran Depresión de la década de 1930, el alemán Werner Abelshauser historiador económico señaló que la magnitud de la crisis en sus primeras etapas a menudo fue subestimada. Mientras que todavía en el cargo, el presidente Hoover  no vio lo peor , y cuando llegó al poder en 1933, Roosevelt pensaba lo mismo. De acuerdo con Abelshauser, los principales actores padecierón el  drama de lo que él llamó “la falta  de conciencia de la catástrofe.” Simplemente no podía comprender la magnitud de lo que estaba sucediendo. Crecimiento insostenible, “exceso” y el colapso

 

En este trabajo, se argumenta que esto mismo   es válido  ahora para el pensamiento de elite y las cuestiones que anunciaron  en la década de1970 por el equipo de redactores de los “límites del crecimiento”, del Club de Roma.i. A la vez, este informe  due recibido con  mucha atención, pero se desmintió ampliamente por los economistas, esto ayudó a crear la creencia convencional de que los “límites del crecimiento” tse habían demostrado equivocado.

 

El período siguiente se caracterizó por el surgimiento de Thatcher, Reagan y el fundamentalismo de mercado y por el colapso del bloque comunista. Un largo período de expansión se produjo a partir de que la mayoría de la gente del mundo o bien no ganó o salió peor que estaba. La energía barata de transporte y las comunicaciones modernas han permitido la globalización del capital que podía moverse con facilidad a donde quería – para aprovechar los salarios mas bajos, las oportunidades de impuestos más favorables y los más bajos requisitos ambientales. Por lo tanto, no es sorprendente que mientras que el índice del mercado de transacciones basadas en el  PIB) se disparó, y el otro, menos publicitado, de indicqadores de bienestar – como el Indicador de Progreso Genuino o el Índice de Bienestar Económico Sostenible –  se ha estancado o han disminuido. Mientras que los medios de comunicación estaba lleno de anuncios sobre  el consumo de energía-los juguetes y las historias que muestran el estilo de vida lujoso de los famosos, la mayoría de la gente sólo podían acercarse a este estilo de vida consumiendo  sus ahorros o se endeudándose por medio  de hipotecas sobre la vivienda, en la esperanza de que su precio seguiría en aumento. Los juguetes de los consumidores se compraron  a bajo precio , porque ls impactos ambientales  generados en la producción se desplazaron sobre las personas que viven en o cerca de las nuevas zonas industriales en la India, China y otros países.

En pocas palabras, este tipo de desarrollo fue muy desequilibrado, se caracterizó por el funcionamiento depreciado del ahorro financiero y del capital natural, seguido por el por el endeudamiento financiero – y  las deuda ecológica también. A medida que el sistema se convirtió grotescamente desigual  también se  convertía en más desequilibrado. El dinero, y por lo tanto el poder adquisitivo, se fue  acumulando en beneficio de unos pocos. A continuación, se  aumentó de nuevo  el crédito en circulación, lo cual  mantuvo la demanda agregada. Este aumento  del crédito llegó a un punto, sin embargo, que se dio  dinero  prestado eran  demasiado pobres para pagar sus deudas. Y cuando los precios de la energía aumentarón, esto acabó con ellos. La crisis de la deuda financiera ha sido muy dolorosoa para millones de personas, pero  se obrevivirá, lo que no está claro es si la humanidad va a sobrevivir a la crisis de la deuda ecológica.

Los “límites del crecimiento” teóricos tuvo una frase para describir todo esto: “exceso”. Ellos no niegan que el crecimiento puede ocurrir por un tiempo a tasas elevadas, pero argumentaron que no podía durar porque la humanidad no puede funcionar de forma permanente consumiendo   capital natural y generando residuos  que degradan – el aire, los mares y las tierras que absorben los residuos de la actividad económica .
El  agotamiento  del petróleo y del gas es una carrera cuesta  abajo en el capital natural, ya que el gas natural y petróleo no son renovables. Su uso sólo puede ser descrito como sostenible si una parte se destina a construir una infraestructura basada en energías renovables que ofrecerá no sólo una cantidad igual o mayor de energía de reemplazo durante su vida útil, sino también la energía necesaria para reemplazar la infraestructura de las energías renovables . Hasta la fecha, nada de eso ha sucedido.

Donde quiera que miremos en el mundo, los suministros de agua fósil no se han utilizado de manera sostenible. Los suelos se están erosionando y restauración  es a una velocidad  muy inferior a la requerida. Tal vez lo más grave de todo, el uso de la atmósfera como un vertedero de gases de efecto invernadero supera con creces los niveles de seguridad. En un conocido artículo, el científico James Hansen y sus colegas calculan que un nivel seguro de CO2 en la atmósfera está probablemente muy por debajo de 350, posiblemente netre 300-325ppm. Sin embargo, la concentración atmosférica es ya  387 ppm y está aumentando.

La humanidad está, pues, tomando  recursos naturales de las generaciones futuras para alimentar su consumo actual o, más bien, para aliementar el consumo  de  una pequeña minoría l. Y esta pequeña minoría – la élite política y económica – esta  dirigiendo al  planeta hacia una catástrofe mucho mayor que la contracción del crédito. Nos están dirigiendo hacia una crisis eco-sistema.

Al observar la evolución en conjunto: la naturaleza no  actúa  ceteris paribus

La verdadera magnitud de esta crisis sólo puede determinarse mediante la visualización de todos los problemas de distinto tipo que comprende. Por lo general, las diversas amenazas y los problemas son examinados por los medios de comunicación especializados corresponsales y editores de forma separada. Estos expertos están trabajadentro de ciertas convenciones conceptuales y administrativas que la realidad  ha hecho saltar en pedazos. La especialización parece ayudarles a obtener una mejor comprensión de los temas pero no es así..

En una crisis generalizada del sistema,  como es el caso actual: el compartimiento del conocimiento que la especialización trae consigo se opone a una visión clara, que nos diga que las cosas son mucho más peligrosas y los riesgos probables más inminente de lo que pensábamos. Así, los especialistas nos pueden decir que un aumento de 1 grado centígrado en las temperaturas globales probablemente conducirá a una caída en los rendimientos globales del 10%. Sin embargo, para calcular las cifras como éstas, los especialistas tienen que hacer suposiciones sobre el contexto en el que 1 grado C de aumento va a suceder. Lo normal es ceteris paribus: todo lo demás permanece igual o se mantiene igual. Sin embargo, en una crisis general del sistema, más relevantes “otras cosas” no se mantienen estables. Están cambiando, y muy a menudo de manera desfavorable, debido a que  un problema exacerba a los otros en una reacción en cadena que se convierte en una cascada de efectos en cadena. Así, por ejemplo, plantas que crecen en temperaturas más cálidas no tendrán agua suficiente para adaptarse a las nuevas condiciones, y si hay un nivel de agotamiento de agua fósil , entonces las cosechas podría caer mucho más.

La crisis alimentaria

Si el cambio climático predicho por los teóricos del pico del petróleo, no son tsuficiente para que usted  se preocupe ; considere algunas de las tendencias bien establecidas en la producción mundial de alimentos:

El cambio climático, lleva a un aumento de las temperaturas de superficie y a una disminución de los rendimientos de los cultivos.
La disminución de las disponibilidades de agua regionales. Descenso de las capas de agua a la mitad los pueblos del mundo. Según cifras citadas por Lester R. Brown, 175 millones de indios consumen los granos producidos con el agua de los pozos de riego que pronto se agotarán.
La degradación del suelo y la erosión, aumento de la desertificación.
La Capa superior del suelo se está erosionando  más rápidamente que la formación de nuevo suelo en quizás un tercio de las tierras cultivadas del mundo.
El aumento de las actividades de la urbanización y no agrícolas fuerza la competencia con la producción de alimentos para el uso de la tierra y el agua.
El agotamiento de combustibles fósiles que repercuten en la disponibilidad de fertilizantes / pesticidas y costos, reduciendo el acceso a los insumos que han aumentado los rendimientos en las últimas décadas.
Disminución de la biodiversidad de los cultivos alimentarios, con lo que  aumenta la vulnerabilidad a la enfermedades así como los costos de pesticidas .
Cultivos que se utilizan para alimentar a los animales en lugar de los seres humanos como las dietas a base de carne se vuelven más comunes.
Los biocombustibles, los granos y cultivos utilizados para alimentar a los automóviles en lugar de los seres humanos.
El agotamiento de las entradas de fósforo global. No hay ninguna investigación sobre el fósforo pico, pero de acuerdo con la Asociación Europea de fertilizantes, el fósforo puede empezar a escasear  en la segunda mitad del siglo. Y sin fósforo, las cosechas se reducirán en un 20-50%.
Enfermedades mundiales de los  agentes polinizadores (abejas). La poblaciones  británica de abejas se desplomó  en un 30% en el invierno de 2007 / 8, el resultado  es el i9ncremento del uso de plaguicidas, ácaros y  enfermedades
El aumento de la población mundial, el aumento en el 1,14% por año, o un extra 75 millones al año. La superficie cultivada por persona se redujo de 0,6 hectáreas por persona en 1950 a 0,25  hectáreas en 2000. (Los límites del crecimiento anual de actualización 30, p. 62)

Exceso de pesca, marinas y  disminución de las poblaciones de peces del mundo. Un estudio realizado en 2003 por un equipo de investigación canadiense-alemán publicado en la revista Nature concluyó que el 90% de los grandes peces en los océanos ha desaparecido en los últimos 50 años.
La mayor parte del mercado mundial de granos está  en las manos de tres empresas. El  desarrollo de “las semillas terminator” concentrar todas las ventas de semillas en manos de una élite corporativa.
Estados fallidos

En mayo 2009 el artículo “¿Podría la escasez de alimentos derribar la civilización?” En Scientific American, Lester R. Brown sostiene que algunas de estas tendencias están creando el contexto de los conflictos, la degradación de las administraciones políticas y la aparición de “Estados fallidos”. Por supuesto, la desintegración causada por guerras por los recursos es otra razón para los Estados fallidos. Como los recursos de petróleo, gas natural, agua, tierras agrícolas y minerales se hacen más escasos, por lo que la apropiación de tierras o de maniobras desestabilizadoras se hacen para asegurar un acceso privilegiado a ellos, lo que los conflictos a menudo sostiene que, al menos en la superficie, se trata de ideología o religión.

El creciente número de conflictos entonces tiene su propia dinámica de alimentación. Cada vez más “el mercado” reacciona cada vez una seguridad, cárceles y el sector de armamento con un interés personal en más ventas, mientras que la psicología de masas se vuelve más paranoico y psicópata. Grupos de miedo, hostilidad les resulta más difícil de cooperar para encontrar respuestas positivas a las situaciones que se encuentran in Mientras tanto, más allá de la miseria de vivir en ellas, no las fuentes de los estados se vuelven de los refugiados, la enfermedad, la piratería y las drogas y, posiblemente como consecuencia, un caldo de cultivo para los psicópatas.

Enfermedad, mala salud y una crisis de salud pública mundial

Los riesgos de la enfermedad y la mala salud son cruciales. Una vez más, si ponemos juntos las tendencias  generales es mucho más peligroso que si nos fijamos en cada tema de forma aislada:

El cambio climático, la temperatura extrema y las catástrofes naturales, modifican  los límites para  insectos y plagas como los mosquitos.
Un sistema inmunológico debilitado debido a la contaminación la desnutrición, el estrés, y el agua, aire y suelo.
La escasez de agua, creando problemas de higiene básica y la salud
Una combinación de guerras por los recursos, la corrupción y el colapso de las administraciones políticas, lo que lleva a la debilidad o inexistencia de la salud pública, infraestructuras y grandes poblaciones forzadas a la migración.
La extrema concentración de la ganadería industrial, creando condiciones ideales para las mutaciones de los agentes patógenos
La urbanización y la globalización. Los viajes rápidos entre los centros poblados densamente crea las condiciones óptimas para la transmisión rápida de enfermedades.
Naturalmente, hay tendencias que trabajan en la otra dirección. La mayoría de los sistemas tienen efectos de retroalimentación, incluidos los efectos negativos que actúan como estabilizadores. Por lo tanto, cuando las enfermedades de origen animal, como la gripe porcina, algunas personas dejarón  de comer carne ya sea  forma temporal o definitiva. Del hecho de que  el mundo está en una recesión económica ha llevado a un dramático descenso en los viajes aéreos, lo que probablemente ha frenado la extensión de la gripe porcina.

Alarmismo frente a las razones para estar alegres

Las amenazas, entonces, parecen reales y en algunos casos inminente. Sin embargo, para presentar el cuadro completo desde el lado negativo es que se acusó de “alarmismo” por los tecno-optimistas y políticos que están seguros de que mientras los problemas existen, son todavía manejables. Estas personas argumentan que es los alarmista hacer hincapié en las tendencias negativas y en  los peores escenarios sin destacar también las opciones para responder a esas amenazas. En lo que respecta a alimentos, agua y suelos de hecho hay muchas opciones para la producción orgánica y agricultura ecológica. Las posibilidades que existen para mejorar los suelos, administrar mejor los recursos hídricos, mejorar y ampliar la biodiversidad, la integración de formas alternativas de la acuicultura y la producción de peces, y dispersar las concentraciones de animales que se han convertido en “fábricas de la enfermedad” y, porque gran parte de su comida se hace de ella, actuar como una presión sobre el precio del grano. También hay formas de mejorar la eficiencia energética y promover las energías renovables y las políticas como Cap and Share que podría atrapar en las ganancias de carbono.

El verdadero problema no es la falta de respuestas posibles a las amenazas colosal que nos enfrentamos. Lo que  es realmente alarmante es que el establecimiento político-económico tiene una inercia incorporada que detiene la respuesta rápida, eficaz y adecuada a estas amenazas Y si bien es cierto que ha respondido de forma relativamente rápida y, ciertamente, a gran escala, a la crisis bancaria, esto es sólo porque ganar dinero es el principal objetivo del sistema económico. Fundamentalmente, a pesar de las amenazas que plantea son mucho más graves, como se indicó anteriormente, la respuesta a la crisis ecológica ha sido totalmente diferente. Los enormes intereses creados y la influencia financiera de la élite empresarial se basa en los combustibles fósiles -Todo lo cual significa que los hombres del dinero arrastran los pies cuando se trata de abordar la crisis ecológica.

Tome esta cita 05 2009 [1] de The Guardian, por ejemplo,

La industria petrolera de Estados Unidos, del gas y del carbón han aumentado su presupuesto de gastos en lobby  en un 50%,  en los tres primeros meses de este año, en un esfuerzo intenso para cortar el apoyo para el plan de Barack Obama de construir una economía de energía limpia.

La campaña alerón asciende a cientos de millones de dólares e involucra a grupos de la industria frente, las firmas de renombre, publicidad en televisión, prensa y radio, y las donaciones a los congresistas claves del Congreso. Su intención es la de diluir o matar a los planes de los líderes demócratas para aprobar “cap and trade” la legislación de este año, lo que pondría límites a las emisiones de gases de efecto invernadero.

La esencia del problema se puede expresar en términos económicos: los que tienen acceso a las tecnologías basadas en combustibles fósiles son actualmente mucho más productivo y por lo tanto tienen una ventaja competitiva que les permite debilitar a sus competidores y hacer más dinero. La riqueza así obtenida también les permite debilitar a sus rivales políticos en los que realmente cuenta . Se permite el acceso directo a aquellos que toman las decisiones políticas. Los recursos también están disponibles para las campañas y programas en los medios de comunicación, y de esta forma  influir y moldear a la opinión pública en su favor.

Poder de la arrogancia y la soberbia

No hay nada nuevo en el fenómeno de la arrogancia y  de la arrogancia de poder. Desde las primeras civilizaciones, los gobernantes han tomado decisiones y excedió su poder en la creencia  y la  confianza de que  a Dios lo  tenían de su lado. En tiempos más modernos nuestros gobernantes han creído que la naturaleza premia a  los más aptos, en otras palabras, a  ell
Independientemente de qué punto de la historia van surgiendo, el punto de partida de la mayoría de las élites es la cómoda suposición de que, como las cosas han ido bien normalmente para ellos en el pasado, van a seguir  así en el futuro. Esta creencia se ve agravada por el hecho de que durante mucho tiempo ha sido la “gente  de abajo” los que soportan los costos, mientras que los superiores en la cadena alimentaria cosechan los beneficios. La rebelión contra esta situación sólo se da, normalmente,  en las fases finales  en que millones de personas han perdido  casi todo y un inmenso daño ha sido hecho.

Es la arrogancia cruel que surge de una falta de información  y de respuesta de los sistemas basados en las enormes distancias sociales y geográficas existentes entre los poderosos y los impotentes. El castigo de Némesis, la diosa griega que se supone que volverá a imponer límites a los que  se excedieron en su poder, por lo general, sobreviene  antes a la sociedad entera que a los gobernantes. Hoy en día la gran distancia que separa a la elite mundial de la gente común se magnifica aún más por las tecnologías de alto poder de las comunicaciones, el transporte, la producción y el armamento. Nemesis, cuando llegue, será global.

Relaciones de poder en la transición

¿Qué hacer? Conocidos marxistas dsugieren la revolución armada, pero sería inútil. Sólo sería mejorar y exacerbar las tendencias actuales hacia una mayor vigilancia, la paranoia, los poderes policiales y la militarización. Un guerra que los poderes ganarían antes de que todos seamos arrastrados a la vorágine de la crisis ecológica.

La situación exige que volver a pensar lo que el poder político y económico implica. Debido a que hay un montón de cosas que se pueden y  se deben hacer para re-organizar la sociedad en el ámbito de la comunidad familiar y local, no hay necesidad para las personas de buena voluntad para esperar a los políticos para dar un ejemplo. El movimiento de ciudades en transición  ha demostrado que existe un inmenso potencial para que las personas se organicen para hacer lque sus hogares, jardines, transporte local y  comunidades  hagan frente a la crisis que se avecina. Cada vez más, los políticos locales están tomando su punto de partida de las Iniciativas de Transición. Esto demuestra que el poder viene no solamente, ni principalmente, de los puestos de autoridad política formal, se trata de tener el tipo de iniciativa a la que responden los demás y que actúa a través del poder de la influencia personal y el ejemplo.

El ejercicio del poder en la sociedad humana se produce por medio de diversas iniciativas. Y estas iniciativas no siempre tienen que ser grandes. Muchas de las instituciones más grandes y poderosas originalmente comenzaron siendo muy pequeña.

Como individuos y grupos que tienen necesidades y problemas. Para satisfacer las necesidades y resolver los problemas, nosotros estructuramos nuestras actividades de manera intencionada. Y un objetivo perseguido a través del tiempo, a través de una secuencia de actividades organizado, es una iniciativa. Cuando perseguimos este objetivo con otras personas, hemos creado organizaciones e instituciones que nos ayudan. Estamos de acuerdo  y compartidos,  eldesarrollar las habilidades para alcanzarlos, montar y aplicar la energía, los recursos materiales y financieros necesarios.

Es un trabajo difícil de conseguir  el crear nuevas organizaciones alrededor de los nuevos propósitos, que reúnan a personas que no se conocen unos a otros, y  desarrollar y aplicar nuevas habilidades, la acumulación de recursos para el trabajo . Este proceso es comúnmente llamado “la creación de capacidades” y requiere una posición  de  liderazgo.

La “creación de capacidad” es un proceso de empoderamiento en el sentido de que el grupo tiene una mayor capacidad para lograr sus objetivos. Cuando los grupos crecen, desarrollan una capacidad para planificar y diseñar sus actividades en el tiempo, la aplicación de sus decisiones y el seguimiento y la revisión de sus resultados. Cuanto más un grupo puede lograr, más recursos que tienden a atraer y más llama la atención en el proceso político, con independencia de que  cualquier miembro del grupo ocupa una posición formal del poder político.

Ahora que hemos superado los límites del crecimiento, las nuevas condiciones de escasez de recursos requieren muchas iniciativas para satisfacer las necesidades individuales y de la comunidad de diferentes maneras, más cerca de casa, con menos energía y materiales. Iniciativas de Transición abren un área importante para el cambio, en el que los más comunes pueden y deben participar en: la adquisición de nuevas habilidades, la creación de redes, organización de iniciativas y proyectos de desarrollo. Cunado  este proceso se desarrolla, es inevitable que los participantes reconozcan  que el Estado y la política también deben cambiar para complementar, en lugar de debilitar, lo que estamos tratando de lograr.

Es obvio para muchos que para abordar eficazmente el cambio climático o el caos del medio ambiente, es mejor gastar los esfuerzos  tratando de influir o sustituir a  aquellos en el poder, es decir, personas en puestos de responsabilidad en la política y los negocios. Los políticos suelen pasar la pelota, sin embargo, alegando que los ciudadanos deben cambiar, que no puede hacer mucho hasta que estemos listos. Sin embargo, esto no es más que una excusa para no trabajar  en los temas en cuestión. La verdad es que  hay algunas cosas que podemos hacer por nuestra cuenta, algunas de ellas con el apoyo del Estado y algunos sobre todo (o únicamente) a nivel estatal. Si el Estado no está dispuesto a actuar, podemos seguir adelante con las cosas a nivel local y unirse con otros a nivel nacional e internacional. Y cuando lo hacemos, estaremos construyendo el poder de la organización y la autoridad moral para transformar al tiempo al Estado.

Poder próximal y distal

La circunstancias personales determinan los fines que persiguen las personas. La  mayoría de la gente común tiene, en el mejor de los casos, el poder proximal – la capacidad de influir en lo que es inmediato en sus vidas, por ejemplo, lo que compran,  el  que ocupan su tiempo y así sucesivamente. Pero este tipo de influencia proximal pueden ser considerablemente ampliada por la creación de redes en iniciativas de transición y la construcción de modelos alternativos. Al final,  estos cambios proximal  influyen  en los objetivos más ambiciosos para la transformación en las estructuras de poder distal.

Poder distal  y proximal trasciende al poder [2]. El mundo de la alta política, las altas finanzas y las empresas operan, a menudo detrás de las escenas, de manera informal en los clubes, en las redes sociales en las oficinas oficiales del Estado. El Poder distal tiene  la capacidad de determinar los contextos en que operan los demás. En términos de poder político, esto significa que la capacidad de influir en cosas como las tasas de interés, las prioridades del gasto público, las prioridades del programa de subvenciones de ayuda, los marcos jurídicos, reglamentos, normas mínimas de seguridad y salud, edificios, etc

El peligro de la cooptación: apegarse a los propósitos de transición

No quiero negar la utilidad de intervenir en la arena política, ni de tratar de influir en la política. Por el contrario, los movimientos como las Iniciativas de Transición se espera que sean más capaces de manejar el sistema, es decir, de encontrar su camino y el uso de las estructuras de poder distal para desarrollar comunidades más resistentes. Al mismo tiempo, es de esperar que el compromiso con el sistema de no llevar a un compromiso. Donde los movimientos o los individuos se comprometen antes de tiempo con las redes más poderosas, que tienden a cooptar, pierden su propia agenda y aprueban la agenda de los actores más poderosos. El peligro en nuestro caso es que esa “participación” sera manipulada para legitimar de  “lavado verde” el crecimiento. Es importante que nos aferremos a nuestros propios fines.

Con la advertencia vital acerca de los peligros de la cooptación, podemos imaginar un proceso en el que grupos como el de Iniciativas de Transición logran cambios en las estructuras de poder distal de modo que sean más sensibles a sus diferentes propósitos. En concreto, se trataría de dar prioridad en las estructuras del Estado a  las estrategias de  resiliencia como el objetivo  número uno en la agenda pública. La resistencia sería visto por todos como no sólo difieren de una agenda de crecimiento, sino incompatible con él. Las prioridades como la salud pública, la cohesión social (una de las prioridades de las personas vulnerables que de otra manera se convertirá en una fuente de riesgo para la salud pública), la conservación y el mantenimiento de los suministros de energía sostenible, se desplazaría a una posición  central en  la provisión de bienes de consumo no esenciales(…)

Traducción P36.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *