Portada / Andalucismo / Los transgénicos dividen el campo andaluz
La provicia de Sevilla es la que tien mas cultivos experimentates de organismos manipuldos genéticamente de España. Ahora la Junta autoriza algunos más. Una auténtica "puñalada trapera" contra la agricultura andaluza.La informaicón de El Pais confirma los peores augurios: con la risis todo vale

Los transgénicos dividen el campo andaluz

Protesta_ecologista_cultivos_transgenicos

 

Gines Donaire .El País.  06/03/2011

El debate sobre la utilización o no de cultivos transgénicos ha irrumpido en la agricultura andaluza. Y lo hace con dos corrientes claramente alineadas: quienes defienden su uso para mejorar la competitividad del campo, Asaja y la UPA entre ellos, y quienes, como la COAG y los productores ecológicos, alertan sobre las consecuencias nocivas para la salud y el medio ambiente o de su choque con la agricultura ecológica, de la que Andalucía es líder en España. Entre medias se encuentra la Administración andaluza que, en sintonía con el ministerio, parece dejar atrás su ambigüedad inicial para hacer guiños a los transgénicos.

La Consejería de Agricultura ha recibido seis peticiones de las empresas Monsanto, Bayer Bioscience y Limagrain para llevar a cabo en el territorio andaluz ensayos con fines científicos con cultivos transgénicos, en concreto con el maíz y el algodón. Las competencias generales en esta materia se rigen por la normativa comunitaria, limitándose las comunidades a autorizar ensayos científicos, en la fase previa al lanzamiento comercial de una variedad. “Se trata de una normativa muy restringida y nos parece bien que sea dura”, señala la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, que da por hecho que su departamento autorizará estos ensayos. Ya el año pasado, la consejería autorizó cuatro ensayos científicos, tres en el algodón y uno en el maíz.

Pero son muchas las organizaciones y colectivos que han pedido a la Junta que declare a Andalucía como zona libre de transgénicos. “Al margen de las consecuencias que estos productos pueden tener en la salud o en el medio ambiente, lo cierto es que resultan más costosos para los productores, debido al incremento del precio de la semilla respecto a las variedades convencionales, a que sigue siendo necesario aplicar productos fitosanitarios y a que los rendimientos de estas variedades no muestran diferencias con respecto a las convencionales”, se indica desde la COAG.

En la misma línea, Francisco Casero, presidente del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE) ha remitido una carta a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, en la que asegura que la prohibición de los transgénicos “es imprescindible” para defender los sistemas de producción ecológica, en la que Andalucía es líder con más de 875.000 hectáreas. Curiosamente, la Junta destinó el año pasado 4,7 millones para el fomento de la producción ecológica. Casero llama la atención sobre los “innumerables casos de contaminación genética, y daños sociales y económicos” que provocan estos productos..

Mientras, la patronal agraria Asaja lleva tiempo reclamando a la UE que autorice nuevas variedades de algodón transgénico (que sí se cultivan en países como China, India o Estados Unidos) para combatir las plagas y recuperar la rentabilidad del algodón andaluz. A su juicio, el endurecimiento de la legislación europea sobre productos fitosanitarios ha obligado a retirar del mercado numerosos plaguicidas, pese a que muchos de ellos siguen siendo necesarios. Eso provocó, según Asaja, pérdidas del 50% en la cosecha de algodón en Andalucía.

En los mismos términos se ha pronunciado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), para quien la autorización de los transgénicos podría acabar con la “situación crítica” en la que se encuentran sectores como el algodón o la remolacha azucarera. “A la sociedad hay que demostrarle que los transgénicos no tienen mayor impacto en el medio ambiente que sus homólogos no modificados”, sostiene Javier Fernández, que pide, eso sí, que dichos ensayos cumplan con todos los estrictos requisitos que en la actualidad están aprobados. La UPA recuerda que, según un estudio de la Fundación Antama, el 99% de los agricultores que en 2010 sembraron plantas modificadas genéticamente afirmaron que les supuso un beneficio económico en sus explotaciones, y el 93% volverá a sembrarlos en 2011

16 Comentarios

  1. Yo de usted no hablo por que no lo cononozco, tampoco de la UPM por que tampoco lo conozco. Pero de la indencente intervención de las multinacionales en la universidad de eso he visto mucho.Hay mucha gente comprada de una manera de una u otra forma que dice e investiga siempre lo que le ordena quien le paga.

  2. Fascinado me quedo con su argumentación. ¿Romper reglas? Cuando alguien dice ‘no tengo base empírica para pensar….que usted tenga nada que ver con estos ‘asuntos turbios’ de Monsanto o algún interés privado en el asunto’ no es precisamente mantener las normas de cortesía. Querido amigo, si no tiene ninguna base empírica no lo diga, porque atreverse a negar en positivo es llegar a la afirmación (o al menos a la duda y la desconfianza). Si su argumentación es decir que la Universidad Politécnica de Madrid está pagada y controlada por la industria me atrevo a decir que está yendo muy lejos y que sabe muy poco de lo que habla.
    Y para criticar los OMGs he de encontrar argumentos, cosa que no tengo. Pero ten por seguro que si no confiara en esta tecnología no estaría trabajando en ella (nadie tendría que despedirme, Garrido, me iría yo mismo, no trabajo en lo que no). Pero bueno, veo que da igual lo que exponga en estas líneas porque usted seguirá con sus ideas desfiguradas. Disfrute de su libertad de cátedra (esa que, según dice, el resto la tenemos).

  3. Como investigador social no analizo las instituciones sobre la base de libelos conspirativos como el usted cita sino sobre datos empíricos que están disponibles a los ojos de todos y que cualquier pueden comprobar. La estructura organizativa de Greenpeace determina el conjunto de oportunidades de comportamiento de sus miembros y de la organización como tal. Pues bien esa estructura organizativa establece que la competencia en la definición de las decisiones estratégicas , en Greenpeace, recae en individuos y órganos compuesto por personas que carecen de cualquier relación contractual o económica con la organización; es decir, que son voluntarios. Por ello difícilmente Greenpeace puede ser comparada con una multinacional mercantil como es Monsanto. Así pues el problema no es si Greenpeace toma o no decisiones estratégicas, como usted parece haber descubierto sino cómo y quién las toma. Una organización social consiste, en gran medida en la capacidad de producir decisiones intencionales (estratégicas), eso no está en discusión.
    A lo largo de este intercambio de argumento no he usado ningún juicio de intenciones sobre las personas que intervenían en el. En su último comentario usted ha roto esa regla de cortesía intelectual y moral y sugiere que hay alguien que me manda o me paga decir o pensar lo que digo o pienso. Parce que cuando se le terminan los argumentos comienzan con las insidias. Se equivoca doblemente: por pensar mal y por hablar sin conocimiento. Lo siento pero a mí en materia de OMG ni me mandan, ni me pagan. ¿Podría usted decir lo mismo si trabaja (investiga) para esa industria?. ¿Cuánto tiempo duraría usted en su trabajo si expresara públicamente una opiniones críticas con los OMG?. No lo sé. Usted sabrá quién le manda y quien le paga. A mí me paga y me manda la Universidad de Jaén y no me manda otra cosa que cumplir con mi trabajo docente e investigador y por ello me paga. Pero la Universidad de Jaén no me manda pensar o defender esta o aquella posición o tesis. Afortunadamente, todavía quedan amplias zonas de libertad de cátedra en la universidad española, ignoro si continuamos con el proceso de mercantilización cuanto tiempo durara la libertad de pensamiento e investigación. El día, ojala no llegue nunca, en que la universidad sea una combinación entre la escuela taller y le laboratorio de empresas como MONSANTO de esa libreta tan creativa de la que ha nació la ciencia y el pensamiento crítico contemporáneo no quedara nada.

  4. Estimado F. Garrido (no sé si llamarle Estimado Profesor), la ‘maximización de la seguridad’ es el objetivo primero en materias de transgénicos. Si no, ¿por qué iba a gastarse la UE tanto dinero en evaluar científicamente semillas que ya han recibido el visto bueno en el resto de países? Por seguridad, nada más. Los campos experimentales (que te recuerdo se hacen con semillas que ya han recibido el visto bueno científico) es una etapa más, sin ella no cumpliríamos la ‘maximización de la seguridad’ que tanto postulas. Y si supieras los costos que suponen esos ensayos para las compañías sabrías que no hay nada turbio tras ello. WikilEAks no habla de estos ensayos, habla de estrategias de apoyo, nada más, y no voy a volver a recordarte la credibilidad de algo que no tiene ni firmante (creo que eso lo sabes bien).
    ¿Beneficio económico inmediato? ¿Mercado capitalista? Es curioso que esos dos conceptos los relaciones con los transgénicos, o con la ciencia, porque (y siento ser yo el que te lo diga) esa es la realidad de todo lo que te rodea. Sí, sí, por muy raro que parezca Apple, Ferrari, Microsoft, Coca-Cola, o Warner Bross buscan el beneficio económico inmediato y juegan con las herramientas de un mercado capitalista. Y, obviamente, los transgénicos, como cualquier otra compañía, también lo hace (y repito, siento ser yo el que te diga esta verdad).
    Sobre Monsanto y Greenpeace obviamente su definición es distinta (nadie ha cuestionado eso) pero la realidad no es lo mismo que se pone en los programas. Te recomiendo que leas el libro de Patrick Moore (co-fundador de Greenpace) titulado ‘Confessions of a Greenpeace Dropout: The Making of a sensible enviromentalist’. Y permíteme que cuestione muy mucho que en Greenpace ‘nadie toma decisiones estratégicas’. Por favor, lee la obra que te recomiendo y luego hablamos de lo que cobran los de Greenpeace.
    ‘Militantes de una organización…’ deja las frases sensacionalistas para otro ámbito que aquí no son efectivas. Soy científico, independiente, creo en Greenpeace en muchas materias (en transgénicos nada), trabajo con organismos modificados genéticamente cada día, y sé de primera mano la realidad de esta tecnología. Si quieres seguir difundiendo que no se sabe lo que se esconde tras ella, que es peligrosa, que bla bla bla es labor tuya. Sólo espero que en el fondo de tu mente seas consciente de que defiendes unas ideas porque es lo que toca (o lo que te mandan), pero que la realidad es muy distinta.

  5. Vamos a ver, vayamos por parte (momento analítico reduccionista). Usted da por hecho algo que empíricamente no cierto: que existe “consenso científico” sobre la inocuidad ambiental y sanitaria y sobre la mayor productividad física de los cultivos OMG. No hay tal consenso. Consenso científico significa amplísimo acuerdo factico (entre los miembros de la comunidad científica tanto individual, los científicos, como institucional, academias, universidades etc).Tal consenso no existe y basta un repaso somero sobre las publicaciones de mayor impacto para detectarlo. Tampoco existe un consenso axiomático (metodologías, modelos, teorías, leyes, supuestos ontológicos) . Cuando decimos que hay consenso científico sobre una asunto que la inmensa mayoría de la comunidad científica comparte una posición ( indicador cuantitativo) y también que este consenso es consistente ( indicador cualitativo) es decir que está amparado por modelos teóricos y pruebas experimentales sólidas..Pues bien el asunto de los cultivos OMG no hay consenso científico ni cuantitativo, ni cualitativo
    En el campo de la teoría de la elección racional ( que hoy por hoy es el modelo teórico y operativo (matematízable) más potente en el análisis de la racionalidad en la toma de decisiones (individuales y colectivas , paramétrica y estratégicas) cuando se produce un escenario de este tipo se habla de un contexto de elección de alta incertidumbre. En esto casos prima la maximización de la seguridad sobre la maximización de la eficacia económica (monetaria). O lo que es igual debe prevalecer racionalmente el denominado criterio maximin sobre denominado criterio maximax de elección. Y en esto consiste las políticas de moratorias de experimentación a cielo abierto y de comercialización de OMG. Lo que ocurre es que estas toma de decisiones racional y científicamente fundamentada choca con los intereses inmediatistas e irresponsables de las grades multinacionales de la biotecnología, que manipulan a los gobiernos comprando voluntades ( como demuestran los papeles de Wikilikns que esta tan confirmados en su veracidad como que el Departamento de Estado de USA ha presentado cargos penales contra los propietarios de Wikilinks por filtración de documentación secreta y no por difamación o injurias) que sólo pretenden el beneficio económico inmediato.
    No se si conoce la ley de la tendencia decreciente marginal de los beneficios del capital pero esta ley, una ley científica, explica porque en el marco de una economía de mercado capitalistas (leamos bién he dicho “economía de mercado capitalista”, no “economía de mercado” que es algo muy distinto) el capital tiende siempre hacia la “fuga hacia delante” sin mira consecuencias en el futuro. El “mercado capitalistas“ es ciego e insensible a las consecuencias diferidas de sus elecciones, de ahí la “ actual “crisis ecológica”. Pues bien este es el contexto de la expansión por el mundo de los cultivos de OMG , no el de departamentos de investigación. Desgraciadamente no son ustedes los investigadores los que mandan en este asunto sino las grandes compañías que son, como le dije en otras respuesta, al mismo tiempo, y sin reparo alguno, pirómanos y bomberos .
    Sobre el asunto de Greepeace y MONSANTO no le vendría mal un pco análisis de economía institucional para entender las enormes diferencias entre estos dos tipos de organizaciones. MONSANTO es una sociedad anónima mercantil compuesta por accionistas que además contrata empelados todos los cuales tiene un vinculo exclusivamente económico con la sociedad (esperan legalmente ganar dinero con su pertenencia a la sociedad). El objetivo central es el “ánimo de lucro” y para satisfacer ese objetivo se constituye y organiza. Greenpeace es una ONG sin ánimo de lucro, no reparte dividendos y su fuente fundamental de financiación es la aportación voluntaria ( sin nada a cambio) de sus socios. Greenpeace está compuesta por centenares de miles de socios voluntarios que pagan ( esa es la diferencia entre “ cuota voluntaria” y precio , salario, dividendo, plusvalía o renta) y nada cobran. Del total de los miembros de Greenpeace no llega al 2% ( ¡el 2% ,anote bien¡) los que tienen una relación contractual , laboral o mercantil con la organización ( o sea que cobran de esta) Mas del 98 % no cobra sino que paga. En MONSNTO la totalidad cobra y nadie paga: los que pagan están fuera y son los que compran los productos de la multinacional. ¿Entiende la diferencia?. EN una organización el 98 % paga y no cobra , en la otra el 100 % cobra y nadie paga. Las decisiones estratégicas en MONSANTo las toman los mismos que se benefician económicamente de ellas (los accionistas mayoritarios) y siguiendo esa orientación. En Greenpeace nadie que toma decisiones estratégicas (campañas. objetivos, planes ) tiene una relación contractual con la organización es decir son voluntarios (no cobran, pagan). El sueldo medio de una empelado de Greenpeace ( que suelen ser graduaos superiores) es similar a una funcionario medio e inferior a un empleado, de igual nivel, privado. La diferencia salarial en Greepeace entre los empleados no es mayor del 25% entre quienes más y quienes menos cobran .La diferencia salarial en MONSANTO es del 1200% entre los mejor y los peor pagados.. Ningún directivo de Greenpeace ha sido condenado por corrupción, tráfico de influencias, extorción, amenazas, agresiones o asesinatos. ¿Enumeramos la la lista de MON>SANTO en América latina o Asía? La cuestión no es que Greenpeace sea buena (sin intereses) y Monsanto mala ( con intereses). La cuestión es el diseño y el contexto funcional e institucional donde se inscriben y que las hace tan distintas.
    Por último decirle que yo no dudo lo más mínimo de la honestidad e independencia de muchos investigadores en biotecnología que nada tienen que ver con los intereses (no cobran de ellos) ni con las estrategias (no siguen sus dictados) de las multinacionales de la biotecnología. Pero este hecho que molarmente es reconfortante es aun mas negativo políticamente, por que representa el culmen de la manipulación política: trabajar a favor de alguien si saber, que se hace (y sin cobrar de por ello). Son ustedes militantes de una organización que les ha dado de alta si su consentimiento y pagan una cuota sin saber que la pagan. Discutible es que hay que dar dinero a los pobres pero que haya que dar donaciones a los ricos, es el acabose Mal asunto este el de la ingenuidad para un científico…

  6. JUCA (Julián Cáceres)

    Estimado Garrido, todo lo que se desprende de los cables de Wikiliks (que estamos dando por ciertos cuando es información salida de la nada) es política. Monsanto hace estrategia empresarial, como cualquier otra empresa, al igual que hace Greenpace buscando socios para que colaboren con una ‘donación económica’ (curiosa palabra).
    Los transgénicos se regulan y las decisiones últimas son políticas, pero siempre basadas en una fase previa que es exclusivamente científica. Si un transgénico no es seguro nunca va a llegar a los estamentos políticos, nunca. Entonces te lanzo la pregunta, ¿por qué si la ciencia ha dicho que esa semilla es igual de segura que una convencional no llega a aprobarse? ¿Por qué la UE prohíbe el cultivo pero permite la importación de transgénicos? Porque es todo política, y en este caso quien gana son los ecologistas que con sus campañas de desinformación siembran el miedo en la sociedad y los políticos no se atreven a abrir las puertas a dicha tecnología.
    Por favor, los transgénicos no son Monsanto, somos muchos los científicos que no dependemos de ninguna multinacional y que trabajamos diariamente en esta tecnología. Me da pena que por intereses de unos y de otros se desvirtúe una tecnología que ni el 90% de los que hablan de ella saben de lo que están hablando.
    Por cierto, ¿decir ‘multinacional ecologista’ delata mala fe por mi parte pero decir que ‘Monsanto tiene un copioso expediente criminal’ delata una muy fe por la tuya? Greenpace ha hecho (y hace) cosas muy buenas, eso no lo he cuestionado en ningún momento, sólo te he expuesto los intereses que se esconden detrás de esta organización (de ahí a que la catalogue de ‘multinacional’). Yo no he negado en ningún momento que la ciencia tenga intereses, por favor, no denotes ignorancia negando los intereses de los ecologistas (todo es un negocio en esta vida).

  7. Como dice muy bien Aldo el argumento ad hominen es repugnante para la ciencia o para cualquier tipo de debate racional. El hecho de que no tenga el gusto de conocer personalmente a mis dos interlocutores me facilita evitar caer en la tentación, siempre fácil en el caso de los cultivos transgénicos `pues Monsanto tiene un copioso expediente criminal tras de si, , de utilizar este recurso retorico ilegitimo. Aunque ustedes fueran miembros de la dirección ejecutiva o accionista, de la benemérita Monsanto, esto no restaría ni un gramo de veracidad (o de falsedad) a sus argumentos y datos.
    Ahora bien este margen de autonomía de la investigación con respecto al investigador que es nítido y amplio en lo tocante a la argumentación, no es de igual en lo referente a la confiabilidad de los datos experimentalmente obtenidos. Los problemas de credibilidad y confianza de los autores de la investigación son muy relevantes a efecto de los datos pues estos pueden estar falseados (inventados, distorsionados o erróneamente tratados) o gravemente sesgados en el modelo o el diseño experimental utilizado. Por ello en los protocolos deontológico de las publicaciones científicas es obligatoria la declaración de conflicto de intereses por parte de los investigadores.
    La forma de resolver el `problema de credibilidad de los datos, sin tener que replicar cada uno de los ensayos, es por medio de las normas de evaluación y control que los “pares de iguales” expertos independientes en la materia o disciplina (por medio del arbitraje) efectúan en las revistas científicas antes de su publicación. De ahí que mis citas sean todas de revistas con un alto factor de impacto y un sistema muy riguroso de evaluación.
    Este procedimiento descrito sirve para evaluara la calidad, consistencia y credibilidad de las investigaciones publicadas en revistas científicas. Pero para tener una visión más global de un determinado campo de investigación o de alguna cuestión científicamente disputada (por ejemplo; ¿es el maíz BT nocivo para la biodiversidad?) hay un instrumento muy útil como son los meta estudios o meta análisis. En esto trabajos se evalúa el conjunto de estudios publicados sobre la materia investigada y se establece el status quaestionis de la materia.

    Pero situemos no en como comenzó este debate los planos del debate. Yo sostengo, en respuesta y a diferencia de JUCA, que no hay consenso científico ni sobre los efectos positivos ni sobre los riegos y que la información científica pública mantiene altos niveles de divergencia sobre ambas cuestiones . Los artículos citados lo muestran claramente . Por el contrario los art´ciculos que bustde cita no se inscriben eninguna rebvsiats científica indpeidte comprable en le Ranking de factor de impacto con Science o IJBS. El primero ( The Journal Agrobiothenology Mangament)Se trata de una revista que pertenece al sector de las escomías biotecnológicas y no de las ciencias de vida, la agronomía o de las ciencias de la salud. .La segunda publicación que cita si es una revista de gran impacto sin lugar a dudas (Nature BiothecnologY ) aunque muy sesgada en origen hacia los postulados de las empresas de biotecnología ( cosa que no se puede decir de Science , ni de IJBS). Las series temporales desposee a este estudio de valor científico en cuanto a confirmar las hipótesis de inocuidad y de productividad (en termino de rendimientos de la tierra).Mas adelante les envío un análisis detallado de este última publicación. Pero en ambos artículos la investigación está mas centrada en los efectos económicos (entiendo como tales los efectos monetarizados, no tal como los contabilizaría la economía ecológica)) que nada nos dicen sobre los impactos ambientales o sanitarios.
    Los cables de wikilinks , demuestran la existencia de una maquinación ilegal entre MONSANTO, la embajada USA y altos cargos del ministerio de agricultura. ¿Eso es política? pues claro. ¿Y qué es lo que ha hecho toda su vida MONSANTO si no política?. Y política son las decisiones de autorización de variedades MG, la normativa jurídica que legaliza las biopatentes, la legislación que las regula, las subvenciones a la investigación, y tantas otras. Este asunto es muy grave y no se puede dejar en manos ni de técnicos, ni de empresarios ni de políticos. Necesitamos una democratización de las decisiones y del debate sobre el uso de la tecnología, basado en la ciencia pero abierto a la luz pública, no en el oscurantismo en que se mueven las multinacionales del sector y gran parte de los científicos que trabaja a sueldo de estas. El régimen de “terror intelectual” en que se mueve muchos departamentos de biología y de agronomía en este asunto es contrario a la naturaleza libre, abierta y crítica de la ciencia. Nadie puede académicamente prosperar en ellos si cuestiona mínimamente los OMG Tenemos que evitar los “golpes de Estado de laboratorio” (como lo llamó Enizenberge) al que estamos sometidos desde hace años
    Una última cuestión. No soy miembro de Greenpeace pero si de otras organizaciones ecologistas y verdes. Si fuera miembro de Greenpeace lo diría y estaría muy orgulloso de ser miembro de una de las organizaciones que más ha hecho por el planeta y por la humanidad en el siglo anterior y el actual. Denominar a Greenpeace “multinacional ecologista” delata una mala fe , o una ignorancia, que no dice nada sobre la calidad y veracidad de los argumentos y daos que aporta pero si mucho, y muy mal, de la condición moral y la intencionalidad política de quien sostiene una opinión, a todas luces falsa. Las ciencias sociales nos han enseñado que todo, incluida la ciencia, está atravesada de intereses y de relaciones de poder que cuanto más se niegan más fuertes y peligrosos son.

  8. En primer lugar agradecer este debate, que al margen de algunas “suspicacias” se mantiene en un tono por parte de JUCA y GARRIDO muy respetuoso y profesional. Y digo esto porque no es habitual, ya que cuando alguien defiende en foros a los transgénicos, generalmente con datos y de forma respetuosa, recibe todo tipo de acusaciones, si no de insultos. Por eso no tiendo yo a meterme en estas batallas. En segundo lugar resaltar que me parece un debate esteril intentar averiguar si uno tiene que ver con multinacionales o con grupos ecologistas, lo que importa son los datos y la argumentación que se aporta. Por ejemplo ¿no es el Presidente del BBVA una referencia a la hora de hablar de crisis económica, aunque sea parte interesada?, ¿no lo sería el Presidente de Repsol o de BP si hablamos de temas energéticos? Intentar descalificar un argumento pro transgénicos porque provenga de alguien vinculado a la industria me parece un síntoma de poco rigor o de debilidad de los propios argumentos. Dicho esto, sobre la rentabilidad de los cultivos transgénicos y su utilidad para los agricultores, os dejo la referencia de dos estudios que así lo demuestran, uno a nivel mundial y otro sobre el maíz Bt en España. Brookes,G. & Barfoot, P. (2010) GM crops: global socio-economic and environmental impacts 1996-2008, PG Economics Ltd, Dorchester, UK., forthcoming. // Manuel Gómez-Barbero1, Julio Berbel2 & Emilio Rodríguez-Cerezo1 (2008), Bt corn in Spain: The performance of the EU’s first GM crop. Nature Biotechnology 26, 384 – 386. En España en 2008 incremento en 122€/ha el beneficio de las explotaciones que sembraron maiz Bt, con un índice de readopción del 98% y un 99% de los agricultores que lo utilizaron que afirmaron obtener significativas ventajas económicas

  9. F. Garrido, en cualquier tema siempre encontrarás informes contradictorios, siempre. Pero por algo será que en 15 años de cultivo y consumo (y muchos más de investigación) nadie haya podido demostrar ningún efecto negativo sobre el ser humano de estos alimentos. Habrá científicos con intereses en defender los transgénicos, habrá científicos que quieran borrarlos del mapa, pero la realidad es que la ciencia no tiene argumentos para cuestionar esta tecnología.
    Los cultivos transgénicos son esenciales para el suministro alimenticio. A día de hoy las tierras cultivables sólo podrían incrementar un 5% y la producción de alimentos ha de crecer de aquí a 2050 un 70% para alimentar a los 9.300 millones que habitarán el planeta (FAO). La agricultura ecológica no da respuesta a estos retos, es otro concepto de agricultura, que debe existir, claro, pero que no es efectiva para el suministro alimenticio global.
    En cuanto al principio de prudencia, ya lo comenté en el otro post. Los controles científicos más rigurosos analizan unas semillas que en 15 años no han dado ningún tipo de problema y que en los controles previos han demostrado no tener más riesgos que sus homólogas convencionales, ¿se justifica el que se aplique el principio de prudencia? La respuesta es clara.
    Y en cuanto a los criterios de racionalidad en la evaluación sólo decirte que por mucho que figuras como Puxeu defiendan una postura u otra, sus argumentos no sirven para aprobar o no una variedad transgénica. Para eso existe la EFSA (en el caso europeo), la USDA (en USA) y demás órganos científicos que se ocupan de ello. (wikileaks es política, los transgénicos son ciencia, no mezclemos cosas).
    Y aplicando el ‘principio de presunción de inocencia’ no le relacionaré con Greenpeace ni con los grandes intereses económicos de esta multinacional ecologista. Gracias por este debate.

  10. Las publicaciones citadas (Science e International Journal Biological Sciences son dos publicaciones científicas del máximo nivel de impacto. En concreto Science tiene un factor de impacto en el 2009 de 29.747 (ISI ). IJBS tiene un factor de impacto en el 2010 de 2.865. No estamos hablando de “hojas parroquiales”. Podría citar otros muchos trabajos de investigación publicados en revistas todas ellas de alto impacto y que reúnen todas las condiciones de rigurosidad en la revisión por pares. Yo no he dicho que estas investigaciones impliquen un cierre del debate o que supongan la evidencia un consenso científico crítico con los OMG ,que no existe. Yo solo digo, y esta muestra de artículos lo evidencia, demuestro, que se está muy lejos de que exista un consenso científico sobre la irrelevancia e inocuidad ambiental y sanitaria de las OMG, que es lo que usted afirmaba. Según el tenor de su segunda respuesta; ahora parece que el asunto ya no está tan claro; no es que haya consenso, sino que no hay pruebas concluyentes en contra, bueno vamos aproximándonos a la realidad.
    La toma de decisiones colectivas en entorno de información muy escasa o poco concluyente debe invertir la carga de la prueba siempre y cuando la tecnología o producto sometido a evaluación no cumpla una función insustituible y vital o cuya carencia ocasione daños superiores a los posibles riesgos asociados. No es el caso de los cultivos OMG. Ya que la agricultura ecológica permite superar los problemas de contaminaicón y daños a la slaud que plabntea la agrcucltura qu´mica y petrlifera de la llmada “ revolicon vered” (Altieri MA. (1999), Alternatives to conventional modern agriculture for meeting worldfood needs in the next century. Reportof a Bellagio Conference. Ithaca, NY: Cornell International Institute for Food,Agriculture and Development. Altieri MA, Rosset P, Thrupp LA. (1998),The potential of agroecology to combat hungerin the developing world. (2020 Brief N°55). Washington DC: International FoodPolicy Research Institute.). Por cierto que los mismos que ahora quieren vendernos la soluciones a los problemas ocasionados por la mal llamada “revolución verde” ( Monsanto, por ejemplo) son los que produjeron esos mismos problemas ( pirómanos y bomberos a la par).
    Aplicando criterios de la teoría de la elección racional en decisiones paramétricas bajo alta incertidumbre el caso de los cultivos OMG es un caso de manual de correcta (racional) aplicación del principio de prudencia (maximin)( Garrido Peña, Francisco (2002), Teoría de la elección racional y biotecnologíade transgénicos. En Benítez Ortúzar,Ignacio F. (coord.). Genética humana en el tercer milenio. Aspectos éticos y jurídicos. Madrid: Ediciones AKAL,2002. Universidad Internacional de Andalucía).
    Quien no parce muy dispuesto a aplicar criterios de racionalidad publica a la evaluación de los productos OMG es la industria que los promociona (véase Monsato) y sus “agentes en la administración pública” ( véase Puxeu , Secretario General del Ministerio de Agricultura español) .Mire sino los cables de la embajada USA en Madrid sobre esta asunto publicados por wikileaks.
    (https://www.paralelo36andalucia.com/wikileaks-puxeu-y-los-transgenicos/).
    No tengo el gusto de conocerle y por tanto, no tengo ningúna base empírica para pensar o afirmar que usted tenga nada que ver con estos “asuntos turbios” de Monsanto o algún interés privado en el asunto. Y no lo hago por qué aplico el equivalente jurídico del “principio de prudencia”, cual es el “principio de presunción de inocencia”

  11. Amigo F. Garrido, como bien sabrás los informes científicos necesitan de la confirmación del resto de la comunidad científica y de su publicación en los medios impresos de prestigio para que sean aceptados. No por publicar un informe quiere decir que éste sea cierto. Por ponerte un ejemplo del Dr Séralini (al que mencionas), incluso el propio Comité Científico del Alto Consejo de Biotecnología de Francia (HCB) ha rechazado los estudios de este científico por presentar conclusiones no concluyentes y que no aportaban ninguna evidencia científica que cuestionara la seguridad de los transgénicos.
    Y el debate puede estar abierto en cuanto a temas de coexistencia, pero por favor, encuéntrame un caso de problema sanitario por consumo (un caso real, no rumorología), porque no lo vas a poder encontrar. Y en cuanto a lo ecológico comentarte una cosa. El maíz transgénico se caracteriza porque le han introducido a la planta la toxina natural ‘bacilus turingensis’ la misma que usa la agricultura ecológica para el control de plagas (si desde tu punto de vista es malo en los transgénicos por qué no en lo ecológico?).
    El principio de precaución que defiendes sabes que no se sustenta por ningún lado. Si defendemos el principio de precaución tendríamos que borrar de la faz de la tierra los móviles, los coches, los microondas, las depilaciones láser… Por favor, un poco de rigurosidad científica y criterio para tratar estos temas.

  12. Andalusí libertario, creo que mi comentario ha sido muy respetuoso como para que te aventures a catalogarme de ‘tonto’. Sólo he expuesto lo que dice la comunidad científica, nada más, veo que tus argumentos sí que son de peso (científicos pagados). Entiendo entonces que menos un 10% de la comunidad científica mundial el resto está pagada por las multinacionales, no? y los 15,4 millones de agricultores que cultivan transgénicos también están pagados, no? Por cierto, si lo que hace a las empresas que comercializan semillas transgénicas ser ‘criminales’ es buscar beneficio económico… ¿qué empresa no es ‘criminal’ en este mundo? Está bien el debate, pero con argumentos, porque aquí el que parece que está ‘pagado’ no soy yo

  13. A JUCA quién quiera que sea.
    La comunidad científica afirma que el riesgo que tiene para el medioambiente o para la salud un transgénico es exactamente el mismo que su homólogo convenciona Tiene los mismos efectos sobre la biodiversidad un maíz MG que uno convencional. Respecto a los riesgos para la salud, no escucharas a un solo científico que existe el riesgo cero, pero ni para un alimento transgénico ni para uno ecológico, siempre hay riesgo. En el caso de alimentos transgénicos no se ha detectado en más de 15 años ni un caso de efecto negativo para la salud, ni grave ni leve…l
    Falso. No existe en la actualidad ningún consenso pacífico sobre este tema. Decir lo contrario también sería faltar ala verdad. En la actualidad existe una fortísima controversia. Mirar por eejemplo este estudio, publicado en Science, sobre China y los efectos ecológicos a largo plazo de los transgénicos Bacillus thuringiensis (Bt) (Mirid Bug Outbreaks in Multiple Crops Correlated with Wide-Scale Adoption of Bt Cotton in China.Yanhui Lu1, Kongming Wu1,*, Yuying Jiang2,2, Ping Li2, Hongqiang Feng1, Kris A. G. Wyckhuys1,† and Yuyuan Guo,Science.13 de mayo del 2010). O este otro estudio sobre el impacto de OMG en la slaud de mamíferos (A Comparison of the Effects of Three GM Corn Varieties on Mammalian Health Joël Spiroux de Vendômois, François Roullier, Dominique Cellier, Gilles-Eric Séralini. Int J Biol Sci 2009; 5:706-726) publicado en la International Journal Biological Sciences.¿Expertos? Muchos lea esta entrevista (entrevista Gilles-Eric Séralini).
    y recuerdo que, aunque son muy escasos, en este mismo periodo se pueden contar por decenas los casos de problemas sanitarios por consumo de alimentos ecológicos, sujetos a muchísimos menos controles
    No existe ningún caso sanitario derivado del hecho de que un producto sea ecológico sino de l estado de conservación del alimento (putrefacción) o hábitos poco higiénicos de consumo (por ejemplo no someter a lavado previo, insalubridad del ambiente, etc).Toda esta casuistica es exógena y extraña ala condición ecológica del alimento.Los controle de la certificaicón ecológicia son muchos mas rigurosos y extensos que el delos OMG. Entre otros controles a los alimentos ecológicos se les somete a pruebas de trazabilidad y de detección de OMG. Un medicamento nuevo ( cuyo principio activo no es susceptible de ser evaluado por el procedimiento abreviado del principio de equivalencia sustancial) tarde entre doce y quince años en ser introducido en el mercado farmacéutico. Con mucho menos tiempo, usted habla de un total de quince años, los productos OMG están siendo introducidos en las cadenas tróficas. Los daños de un medicamento se agota en el individuo que los consume, el daño de la contaminación genética no. El ritmo que marca la comercialización de los OMG no es el del rigor científico sino el de la voracidad económica de las multinacionales que lo venden.
    Hasta ahora hemos hablado sólo de los daños pero y los beneficios; ¿está demostrados los supuestos beneficios? Aquí tiene una breve referencia de dos investigadores M. Altieri (Universidad de Berkeley) y Peter Rosset (Universidad de Oxaca .México)(http://www.simas.org.ni/_simasnoticia/diez%20razones%20que%20explican%20rechazo%20transgenico.pdf)
    Principio de precaución amigo, ante las tomas de decisiones con lato nivel de incertidumbre adoptar el criterio maximin que es lo más parecido al óptimo de Pareto en niveles de seguridad colectiva

  14. ANDALUSÍ LIBERTARIO

    Sí, claro, JUCA, siempre encontrarás “científicos” subvencionados por las empresas más criminales y enemigas del medio ambiente (no sólo en el tercermundismo andaluz. también en el extranjero) que estarán dispuestas a “orientar” los resultados de sus análisis hacia los intereses del señorito de la multinacional de turno.

    ¿Has dejao de fumar JUCA…? Pues no seas tonto, aprovecha ahora, que seguro que vas a encontrar “científicos” de saldo aseverando que un paquete de tabaco al día ayuda a preparar la maratón.

    Lo malo es cuando todos esos jueguecitos prostibularios conducen a las generaciones futuras a plagas y virus que podrían erradicar la especie humana de la faz de la tierra. Lo cual no sé si ayudará, la verdad, a que la Madre Tierra se quede como un perro al que le quitan pulgas…

  15. La comunidad científica afirma que el riesgo que tiene para el medioambiente o para la salud un transgénico es exactamente el mismo que su homólogo convencional. Tiene los mismos efectos sobre la biodiversidad un maíz MG que uno convencional. Respecto a los riesgos para la salud, no escucharas a un solo científico que existe el riesgo cero, pero ni para un alimento transgénico ni para uno ecológico, siempre hay riesgo. En el caso de alimentos transgénicos no se ha detectado en más de 15 años ni un caso de efecto negativo para la salud, ni grave ni leve…y recuerdo que, aunque son muy escasos, en este mismo periodo se pueden contar por decenas los casos de problemas sanitarios por consumo de alimentos ecológicos, sujetos a muchísimos menos controles. Otra cosa, si tuvieran que pasar, pongamos por caso, 75 años para asgurarnos que cualquier avance se incorpopre a nuestro consumo con “seguridad”, todavía no podríamos consumir antibióticos.

  16. ANDALUSÍ LIBERTARIO

    Beneficios a costa de nuestra salud, introduciendo variaciones en la cadena trófica de alcances impredecibles.

    ¿Qué herencia le estamos dejando a nuestros nietos y a las futuras generaciones por un puñado de dólares…? Los políticos que tal cosa consienten son unos miserables -casi tanto como quienes les votan y consienten-, complices de un genocidio cultural y físico del Legado milenario agro-pecuario transmitido por nuestros antepasados, de nuestra primaria economía; es decir de LA VIDA.

    ¿Reaccionaremos cuando ya sea demasiado tarde?

    http://www.callejadelasflores.org/?p=7783

    http://www.callejadelasflores.org/?p=12308

    http://www.callejadelasflores.org/?p=10832

    http://www.callejadelasflores.org/?p=10226

    (¡¡¡PÁSALO YA!!!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *