Portada / Acción y Cooperación política / Sierra Nevada registró 12 días menos de nieve en la última década

Sierra Nevada registró 12 días menos de nieve en la última década

sierra nevada

 

Europapress.El espacio natural de Sierra Nevada ha registrado en la última década 12 días menos de nieve, por lo que, si no se toman medidas para paliar los efectos del cambio climático, esta carencia podría ser de un mes en 2035 y acabar con la desaparición de la estación de esquí. Así se ha puesto de manifiesto durante un encuentro organizado por el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada que durante este jueves y viernes reunirá a un total de 150 investigadores y gestores en la Estación Experimental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en Granada.

   Las jornadas, cuyo objetivo principal es el de establecer nuevos vínculos de colaboración entre científicos y gestores para el intercambio de información y de experiencias de investigación, han sido inauguradas por el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, quien ha indicado que Sierra Nevada se ha convertido en una suerte de “alerta temprana” sobre las consecuencias de ese cambio global que debe llevar a las administraciones públicas y a la comunidad científica a estar preparados para “corregir y mitigar” sus posibles efectos de cara al futuro.

   Para el consejero, la existencia del cambio climático es “evidente”, en tanto que en los últimos años se ha producido un aumento en la temperatura, que precisamente ha provocado la paulatina desaparición de nieve, y un cambio en el régimen de pluviometría, con años en los que llueve mucho en poco tiempo y con otros, como el actual, en que apenas se registran precipitaciones. “Ya no se discute el cambio climático: se combate o no se combate”, ha indicado a los periodistas antes de la inauguración el titular de Medio Ambiente.

   Según ha recordado, Andalucía lleva desde 2002 trabajando en mitigar los gases de efecto invernadero, y puso en marcha en 2005 el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada, una iniciativa de la Consejería de Medio Ambiente con la coordinación científica del Centro Andaluz de Medio Ambiente  y la Universidad de Granada, con el fin de conocer con precisión los efectos que este fenómeno está ocasionando en los ecosistemas de la montaña mediterránea y en los servicios que aporta ésta a la sociedad, para establecer las actuaciones de gestión activa y adaptativa que contribuyan a su mejor conservación.

   Asimismo, y al hilo del debate abierto por el PP y por un grupo de empresarios sobre la ampliación de la estación de esquí, Díaz Trillo ha reiterado, como ya ha hecho en otras ocasiones, que cualquier propuesta al respecto debe formularse “desde criterios de protección” y conservación de un espacio que genera, ha apuntado, “beneficio económico y turístico” y que es fuente de empleo y de turismo. Además, también ha cuestionado el proyecto teniendo en cuenta que los científicos ya han constatado la disminución de los días de nieve en los últimos años, aunque reiterando que se están tomando medidas para frenar esa tendencia.

   Durante estos días se recopilarán en Granada los proyectos de investigación realizados en Sierra Nevada, se analizarán las conexiones del Observatorio con otros centros de investigación nacionales e internacionales y se profundizará en las fórmulas de acceso y uso de los datos obtenidos.

   Se presentará el Dossier de Metodologías de Seguimiento del Observatorio de Cambio Global, un documento en el que por primera vez se establecen metodologías homologadas internacionalmente para el seguimiento de variables ambientales y socioeconómicas vinculadas al cambio climático en las zonas de alta montaña.

   A escala europea y mundial, Sierra Nevada es un enclave de gran valor para el estudio del cambio global, por lo que fue el único espacio de montaña español seleccionado junto a otras 27 Reservas de la Biosfera mundiales para participar en esta red internacional promovida por la Unesco.

   Uno de los vértices principales de este proyecto es promover una gestión adaptativa de los recursos naturales, mejorando su conservación y aprovechamiento ante los nuevos escenarios climáticos. El observatorio ha incorporado estos principios a sus planteamientos técnicos y las actuaciones prácticas de gestión. Entre los múltiples ejemplos de esta gestión en Sierra Nevada destacan los trabajos de restauración de sistemas naturales tras incendios forestales, la conservación y mejora de formaciones vegetales vulnerables como robledales, enebrales y sabinares, así como la conservación de la red de acequias tradicionales.

Un comentario

  1. Pueblos en pie!!! Venceremos!!!

    Ya nos hemos hecho a la idea, entre tanto colono imperialista expañol sin escrúpulo, cual va a ser el futuro de Sierra Nevada… Puede parecer hermoso, hasta un sueño, siempre que la falta de agua entre piscinas vacias y yermos campos de golf no nos haga beber, antes de que acabe el siglo, nuestra propia orina para no morir de sed. ¿Exageración tal vez? Pues contemplad lo que antaño fue una sabana con vacas:

    http://www.youtube.com/watch?v=oL4w3Q9jkw4&feature=related

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *